25 de febrero de 2011

Mi suerte en sorteos, tómbolas y demás concursos menores

Cuando una es peque y gana un premio por ese algo que haces especialmente bien y el mundo decide reforzar, para que lo hagas más, es la pera. Cuando eres mayor, esa etapa en la que el mundo premia mucho menos así oficialmente, es la repera; de repente bajas todos los escalones hacia la infancia y esperas que tus padres se sientan orgullosos exactamente igual que en aquel concurso de dibujo del cole. Ver a nuestros padres felices por nuestros pequeños logros sigue siendo de lo mejor de la vida, aunque ahora estemos tan centrados en los logros de nuestros propios hijos.



Pero no estaba por De profundis hoy, sino más bien para divagar sobre los premios inmerecidos que me han tocado en mi vida, y que viene por un subdivague con No, a la que le gustaba dispara en las ferias para llevarse a casa botellines de ginebra. Cómo está el percal: botellines de ginebra. Y ayer le contaba a No que mi carrera ganadora de tonterías comenzó precisamente en unas de esas ferias que hablabamos ayer, cuando compramos unos boletos con mis amigas. El premio base era el perrito piloto, pero a mí me tocó algo mejor: una bici infantil. Como ya lo de infantil, no, las alternativas eran un teléfono supletorio o una cafetera así como de peli yanki. Un analista sacaría sus propias conclusiones de porqué no me gusta el café, pero el caso es que la cafetera ha dado horas y horas de diversión y cafeína a los miembros de mi familia a los que sí les gusta el café. Ni que decir tiene que aparecí en casa con el supletorio telefónico y mis padres cosideraron que no era buena idea llevar la línea hasta la habitación de su hija adolescente. Una infancia dura la mía, ahora se pueden empezar a sacar conclusiones de este (di?)vlog.





Total que ese evento no sirvió para mucho aparte de para cimentar el mito urbano en la mente de mis amigas (y por extensión en la mía) que yo era una persona "con suerte". Este convencimiento no me movió a iniciar una carrera como tahúr, de hecho, siempre me han aburrido inmensamente los juegos de cartas (hobbie sin el que estás perdido en un lugar como Vetustilla de la Torre, pueblaco inmundo donde leí mucho mientras el mundo tiraba cartas a un tapete verde). Tampoco me movió a participar en primitivas, lotería de Navidad, quinielas y esas cosas. Muy pocas veces he hecho este tipo de historias y siempre ha sido en grupo: la lotería es un impuesto de los que no saben matemáticas. No que yo sepa mucho de mates, pero para eso me da.






En lo que sí he participado es en concursetes menores, por ejemplo en esos que organiza un periódico en el que hacen una pregunta y ganas un libro, un DVD, ese tipo de cosas. Así es como algún libro de cocina (que ironía) ha acabado en mi estantería. Pero e
n primavera del 2004, algo más divagable ocurrió. Algo que puede seguir cimentando mi fama de sortuda, o más bien destrozarla para siempre jamás. Estrenaban "Lost in translation", la peli de Sophia Coppola (me encanta) y el suplemento de cine hacía un concurso, con una pregunta de la peli. Puse un email rápido desde una cuenta de correo que no solía mirar frecuentemente (la destinada a publi) y... gané el premio. Que esta vez no era un libro sobre "Cocine fácil el Okonomiyaki".



La vida, frenética como es, quien se acuerda que ha mandado un email al periódico, en fin, suena a justificación, es al historia que me estuve repitiendo unos días, pero básicamente el buen día que abro el correo aquel, me encuentro tres mensajes:


1. "Enhorabuena Di! De entre 8000 participantes, has ganado un vuelo a Tokio!".


Eh? A ver, tiene que haber un error.


2. Y el segundo: "Di, si no contestas mañana, le tendremos que dar el vuelo a Tokio a la segunda persona".


Arghhh, cuándo es la fecha de este FUCKING EMAIL?????


3. Y el tercero: "Lo sentimos (peazo idiota), el premio ha ido a la (odiosa) segunda persona"


Recuerdo salir de mi oficina y decirle al primero que pasó por el pasillo: "Sabes? HE GANADO UN VIAJE A TOKIO.... y lo he perdido...!


Y él: Cómo??? Pues sí, cómo.





Inasequible al desaliento, cuando pasaba por la página de cine y había concurso seguía participando. Me daba igual la peli, en plan mercenario. Cuando estrenaron "Karl Lagerdfeld Confidential", peli que nunca habría visto de motu proprio, contesté a un par de obviedades y entonces sí, puse el correo que miro frecuentemente (cómo aprendo). Y a los días: "Enhorabuena Di. Te han tocado dos noches en el hotelazo boutique de los mil pares de que decoró Karl Lagerfeld en Berlín para celebrar su peli". Increíble, yupiiiiii, yo saltando embarazadíma, y ellos supercomprensivos: sí, no problemo, podíamos esperar hasta Agosto, cuando Mini tuviera 3 meses, y sí, los vuelos estaban incluídos, y sí, también me mandaban la peli, un CD y unos libros enormes del tal Lagerdfeld que tiene una pedrada de las de tratar. Y lo mejor: Berlín, que nos encanta y como ya habíamos estado una semana, ya no teníamos realmente el "deber" de turistear sino de chapotear en el hotel, disfrutar del spa, sus desayunos y usar este sitio como piloto para lo que iba a ser viajar con Mini a partir de entonces...
Ah,pero esto es otra serie, la de "Viajando con baby". Y de qué divagaba yo hoy?




Estas son algunas de mis suertes inmerecidas, pero ninguna como la de lo que encontré en la Plaza de María de la O.

17 comentarios:

  1. Tienes razón con lo de la loterías. PEro pasa con todo. Leí un libro llamado "El hombre anumérico" que fustigaba nuestra incapacidad general para los porcentajes y el significado de las posibilidades.

    Contaba por ejemplo, que en el peor año del terrorismo antiestadounidense, el del secuestro de un barco de placer en el Mediterráneo, murieron 31 estadounidenses por terrorismo fuera de "su" país. ¿Reacción? Aconsejar que no viajaran. Ese mismo año, habían muerto más de 130 por accidentes montados en bicicleta. No se aconsejó a los estadounienses que no montaran en bicicleta.

    O bien, esto es cosa mía, estoy harto de oír que cualquier estadounidense puede llegar a Presidente. Me extrañaría que un pobre, sea de la raza que sea, que se dedica al trapicheo de drogas, pueda. De todas maneras, habría que decir que en un siglo puede haber como mucho 20 Presidentes, y en ese siglo habrán vivido unos 1.000 millones de estadounidenses. Lo malo es que quien dice esa frase está convencido de que esa "posibilidad" es real.

    El sistema económico imperante insiste en que cualquiera puede hacerse rico, pero oculta que para que exista un rico tiene que haber decenas o centenares de miles de pobres, a los que ha despojado de su parte minúscula del "pastel".

    Así es como vivimos en la "falsa esperanza". De todas maneras, no es solo con la lotería: cualquier jóvena de buen ver que se va a Holivú para convertirse en estrella, ignora a voluntad que está participando en una lotería tan difícil, o más, que la bonoloto.

    Es mejor, mucho mejor, tirar a los palillos para llevarte una botellita de ginebra Garrafon's, que esa es otra.

    ResponderEliminar
  2. Me veo obligada a puntualizar que no jugaba por las botellitas de alcohol, de hecho las tiraba a la basura, no las podía llevar a casa...y menos beberlas.. vivia en un tercer reich, y para esa época aun llegaba a casa cuando mis padres estaban despiertos.
    Sencillamente me gustaba darle a la escopeta, el premio me daba igual.
    Pero si, en las ferias se ve de todo, y no me incluyo entre lo mejor; muchas niñas jamás se hubieran atrevido a pararse en un puesto lleno de niños para darle al tiro al blanco; no se si mi vida ha sido extraña respecto a la de los demás (bueno, miento, se que sí),pero tambien se que podría haber salido mucho peor.

    Estoy orgullosa de teniendo todas las papeletas para haber salido un mal bicho...que haya ocurrido todo lo contrario. ;)

    Por lo demás decir que jamás me tocó nada que valiera la pena...
    bueno miento...el domingo pasado jugando con un naúfrago adorable al backggamon gane estrepitosamente dos jugadas 15-0; me aposte un chocolate con churros en la mejor churreria de Vetusta y un coulant de chocolate con una invitación de cena o comida, como el looser prefiera (pero en la carta tiene que haber coulant de postre...). Que triunfo chocolatero.... el domingo no cabia en mi de gloria..

    Ahora no quepo en mi esperando el dia del coulant...jejeje

    Besis

    ResponderEliminar
  3. Nan, perdón, yo también lo escribí mal, patitos en movimiento...;)

    ResponderEliminar
  4. NAN, estoy del todo contigo en tu reflexión de la “vida no es tanto una tómbola, al fin y al cabo”. Donde queda lo q podemos maniobrar para cambiarla? Si tienes un trabajo de mierda q te hace infeliz y lo único q haces es la lotería para ver si puedes salir de ahí, pues tienes menos posibilidades q si te mueves personalmente por otro lado (a ver, digo MENOS, pq como casi siempre, hablo de un grupo de gente, entre el q nos encontramos, q de alguna manera aun puede elegir). A veces pienso q mi “suerte” laboral me la he currado, pero a veces pienso… bueno, para mi nada de esto ha sido duro, o producto de hacer algo imposible. Quiero decir q el seguir estudiando y esas cosas nos viene de serie y, ene l fondo, la tómbola la tuve cuando caí en una determinada familia q me dio amor y valoraba la educación, un IQ decente, esas cosas.

    NO, lo de las botellas er abroma… ahora, lo q no te perdono es lo del chocolate q ganaste (sniff) en la mejor choc de Vetusta (cual es, para ti? He de comprobar si se escapa alguna de mi radio de acción)

    Estoy en un estado de ánimo pre-finde, así como con ganas de reírme por casi cualquier cosa… NAN, he estado pensando el lo de Maruecos (y lo de León te digo desde ya la respuesta es SI, PREPARATE!) y así, desvariante como estoy ahora creo q voy a escribir algo “desde el di-ryad”. No sé q va a ser, en todo caso algo q me lleve allá momentáneamente… no sé que contenidos, no sé q forma…

    AH, igual os interesa:
    http://www.penguinclassics.co.uk/static/minisites/minimodernclassics/index.html

    ResponderEliminar
  5. Di, totalmente de acuerdo con lo que has escrito; la verdadera suerte de un ser humano es haber nacido en un lugar en el que tus progenitores te han dado amor, cariño, una buena educación y nadie padezca de la salud. ESO es la primitiva y ojala todo aquel que lo tenga y haya tenido lo sepa valorar y ver (y estoy absolutamente convencida, y por favor, que un experto me lo rectifique si me equivoco, es, que la base de una salud mental sana es haber tenido cariño en la infancia, ya no digo buena o mala o regular, sino simplemente que te hayan dejado ser niño); porque incluso aunque tus padres lo hayan hecho mal, aun asi, hay altas probabilidades de que sea porque simplemente no tenían ni puta idea (hablando mal) de como hacerlo y siempre que escogieran, escogieran el peor camino pensando que era el mejor.
    ¿Culpas? no sirve de nada buscarlas, de absolutamente nada, a mi ya no, desdeluego; lo único útil que uno debe sacar es el aprehendizaje que su ejemplo te ha dejado, siempre para bien, claro esta. Y recuperar todo aquello recuperable con esos progenitores, una vez que ya mayores, se dan cuenta que menudas cagadas han hecho..(que ni siquiera a todos les pasa).

    Ya me imaginaba que lo de los botellines de ginebra habia sido broma...pero por si acaso aprovecho para echarme alguna flor..y lavarme algo mas la cara ;)

    El mejor chocolate con churros de Vetusta esta en la calle Prudencio, 25 (una perpendicular a la calle Alfonso) y se llama Churreria La Fama. De llorar de gusto.... menudos churros y porras y chocolate!! gloria bendita!!; ya me dijo el náufrago Ro el domingo que no os acabó llevando en navidades. Si la próxima es pronto, ir!!! por favor...uffff!!!

    Ahora me froto las manos con el dia que reviente el coulant y salga chorreando el cholate derretido y calentito sobre el bizcocho de chocolate ahhhhh!!! a mi!!! que no me gustaba el chocolate!! y desde hace cosa de un año me entran como posesiones demoniacas y tengo que comerlo como si fuera lo último que me dieran a hacer en esta vida!!
    Estoy empezando a pensar en que tal vez acabe siendo de las de dulce en lugar de salado cuando toda la vida he sido de las del jamon con tomate, boquerones en vinagre y aceitunas.. esto no puede ser.. ;)

    Besis

    ResponderEliminar
  6. No: Eres mala, con tu descripcion pormenorizada del "suicidio por chocolate" q os marcais en Vetusti. Lo de "suicide by choclate" no es mío: era el nombre d eun helado q hacen aqui pero no recuerdo q compania... bueno, yo no soy mucho de helados, a mi el choco me gusta caliente y MUYYY espeso. Lo hacen espeso en "La Fama"? Supongo q si, me fío de Naufrago, por lo menos en sus gustos culinarios. Dile q me quedan 50 páginas para terminar el ladrillo q mer regalo, y q ya haremos forum... me parece q me siento incapaz de divagarlo pro escrito: capítulos de 30 páginas sin un solo punto... es algo asi como caer en chococlate espeso, se disfruta, pero te puede ahogar...

    ResponderEliminar
  7. jajajajajajjaa lo siento Di.. es que estoy soñando con el momento... estoy disfrutando mas con la espera que con el triunfo aplastante que le di a Ro, que quedó tan perplejo que ni se picó jajaja y cuando estuvimos aquellos maravillosos dias viajando juntos perdí un centenar de veces y tuve que darle como cientos de masajes despues de palizas de dias andando y haciendo una comida. Que morro...le salio mas bien...ya le digo yo que es porque el cansancio fisico afecta mucho a la concentración mental; lo dejé demostrado el domingo que estaba como una lechugina.
    Yo despues del coulant me hare el Harakiri, porque si el gusto por el chocolate es siempre asi...terminaré efectivamente por el suicidio tarde o temprano jajaja.

    ¿¿¿¿que te gusta caliente y espeso???? tienes que ir a La Fama...porque si el Peda tiene un lugar santo al que tiene que ir nada mas bajar del avión..yo acabo de descubrir el tuyo.. y además no está muy lejos el uno del otro, asi que mientras el peda tal como una esponja se le adhieren todos los perfumes inherentes al lugar, tu puedes morirte de gusto en La Fama. Mortal. Brutal.
    Aunque ahora que pienso, el Peda seguro que querrá ir primero a comerse los cefalópodos y de postre el churrerio. Apuesto un chocolate!!

    Lo de mi sobrino con la tómbola embuteril...si, es de relato; y si, jajaja es como el niño aleman de willy wonka pero sin estar gordo, es fuertote y alto (ha sacado lo bueno de la estirpe camaleónica bilbilitana y de la genuina ilerdense); me pregunto si cada año hará lo mismo, porque si se de buena tinta, que la misma tómbola de embutidos va cada año a San Roque...asi que supongo que mi sobrino ya estará haciendo algo de extraperlo..(ha salido como su padre..pillo...pillo..pillo.. pero con mejor corazón, si cabe, que si que cabe jajaja).

    Por cierto Di...ni te imaginas lo que estoy disfrutando con La Regenta...eso es también chocolate derretido...que trama...lo estoy leyendo despacio, tranquilamente para que no se me termine pronto!!
    No te preocupes, que aunque el náufrago Ro no escribe en tu blog si que te lee, asi que Ro ya sabes.. La tejedora de Coronas tiene pendiente un forum.
    Yo decidiré leerla despues de asistir al forum.

    Besis!!!

    ResponderEliminar
  8. Siempre ha habido rasgos de suerte para estar donde se está (si estar en ese sitio se considera afortunado). Pero pienso que además de esa suerte de la que habláis (la familia y el origen), que de partida ya son puntos, el resto de suerte se la hace uno mismo.

    Es lo que decía Picasso: Las musas existen, pero lo importante es que cuando vengan a verte te pillen trabajando".

    Sí, sí, la serie desde el ryad, promete. Y lo otro, es un trato.

    ResponderEliminar
  9. Nunca gané nada, en cosa alguna que tuviera que ver con el azar.

    Sin embargo, me ocurrió una cosa extraña: gané un sorteo para el que no había comprado boleto. Alguien -nunca supe quién- lo compró a mi nombre, y fue una verdadera sorpresa que me llamaran para entregármelo...

    ResponderEliminar
  10. Por favor :( dinos que ganasté!!!!! y asi abrimos nuestras mentes a la elucubración, igual me abres los ojos al mundo del azar mas azaroso que jamás ha existido y del que ni siquiera tengo un sabor amargo.. es mas.. ni siquiera llego a olfatearlo; aun a veces pienso en deletrear la palabra premio y volverla a juntar..igual asi, vista desde otra perspectiva, le doy otro sentido, u otra aura..
    y de premio y sin sorteo me hago fan de tu blog jejeje ;)

    ResponderEliminar
  11. Como ejemplo de mi relación con el azar, en mi colegio Los Salesianos te hacían comporar papeletas para partcipar en un sorteo por clase de una imagen gigante de María Auxiliadora. Daba caché a la clase que se comprara una muy grande y toidos comprábamos papeletas a lo bestia.

    En 5º salió un número, el mío , y el cura decidió cambiar las reglas del sorteo siendo el "agraciado" el del último número que quedara en la caja, dándome en desagravio una María Auxiliadora pequeñita fosforescente... Hoy no sabéis cunato em alegro de que fuera así, pero entonces me pillé un buen globo

    ResponderEliminar
  12. Peter, eres de los mios...tu azar es muy parecido; yo en lugar de una María Auxiliadora pequeña y fosforescente, tengo una virgen de plata enana montada en uno de esos costales de Semana Santa (horribleeeee), y encima no fue cuestión de azar...me la dieron en el colegio sin más, sin comprar boletos y sin que nadie los comprara por mi.
    Que asco...jajajajajjajaja.

    Por más que la escondo en casa de mis padres siempre reaparece..por algún lugar.
    Yo no me pille ningún globo, solo pensé... y esto para que sirve? otro trasto en mi cuarto en el que apenas quepo yo y mis otras dos hermanas (con sus otras dos virgenes acostaladas).

    Besis

    ResponderEliminar
  13. Cuando se habló (creo que fue No) de Sigur Ros, quise, y se me olvidó, añadir otro nombre islandés de un músico que ha actuado alguna vez con ellos y me parece de una calidad excelente. Consideradlo un regalo que os ha tocado sin comprar boleto.

    Ólafur Arnalds

    En spotify hay 3 discos completos de él:

    ... and they have escaped the weight of darkness (2010)
    Fond S ongs (2009)
    Eulogy for Evolution (2006)

    ResponderEliminar
  14. Ya tengo blog!!!

    http://historiasdenaufragos.blogspot.com

    No podré escribir todos los dias...pero bueno...ahi esta

    Besis

    ResponderEliminar
  15. Hola a tuttos! Estas son las consecuencias de dejar el ordenador apagado un finde, pasan cosas!!!! Primero entra un nuevo divagante :( (no ssé escribir tu nombre bien, sorry!)... Como dice No, la historia q nos cuentas suena misteriosa y daría para muchos divagues... nunca supiste quién era! Es muy raro, una vez yo fuí a una floristería para averiguar quién me había enviado una rosa... la florista dijo: "el q regala una rosa roja, tarde o temprano se da a conocer"... (y así fue, bueno, lo averigué antes, menuda soy)... pero quiero decir q la gente no suele hacer cosas así, sin q esperen algo...

    PETER, loq cuentases tan típico de los curas: su inconsistencia en la eduación, su peculiar sentido de la "justicia", su manera de ser estrenidos... buf...espero alcanzar la neutralidad algún día.

    NAN, el Peda me ha puesto la música...me recuerdaa Arvo Part. Demasiado tranquilo pra mí.

    Enhorabuena NO!!!! Espero q lo disfrutes... ahora te voy a visitar. Escribe sólo pensando en tí, o para los que quieres.

    besos

    di

    ResponderEliminar
  16. Exacto! Un Arvo Part de los ciruitos modernos. no lo puse porque Arvo es estonio. Pero me pasaron este nombre hablando de Arvo.

    Que no te guste, es otra cosa. A mí me gusta bloguear con música así.

    ResponderEliminar
  17. Como estoy leyendo al reves...he descubierto el blog de No antes que esta entrada.
    Enhorabuena!!! ya te he puesto que me estoy enganchando y que el satur en san josé no tiene nada que ver con La fama.
    dicho queda.

    ¿pero médico médico?

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.