30 de marzo de 2011

Arte rural














14 comentarios:

  1. Me gustan. Algunas me recuerdan lienzos de Millares. Lo que corrobora la idea de que es el sentido que añade el artista lo que convierte algo en arte ("Arte es lo que hace el artista", dijo, más o menos, M. Duchamp).

    Pero luego nos retroalimentamos; y al ver estas inocentes fotos, pienso en tripas de "desaparecidos".

    ResponderEliminar
  2. Ta curioso. Lo que más me ha llamado la atención es el color de los lienzos...la pared como lienzo y marco

    ResponderEliminar
  3. Diva tengo curiosidad ¿para que sirven?

    Besis ;)

    ResponderEliminar
  4. Esto vee a ser como los "artistas callejeros" pero en granja!!! Diva eres la pionera de un nuevo movimienot, la Banksy agraria!

    muxus

    la co

    ResponderEliminar
  5. Hola divagantes,

    Se trata de una colección de cuerdas que adornan las paredes de la granja. ¿El motivo? Cada bala de paja viene atada con dos o tres de esas cuerdas. Cuando se da de comer a los animales se quitan las cuerdas y para no dejarlas tiradas por ahí y que te caigas después o se líen en alguna herramienta, se dejan colgadas de unos ganchos que se han ido improvisando con el tiempo. Cuando están muy llenos se vacían y se amontona en diversos lugares o se tiran. Antaño se trenzaban y se hacían cuerdas más resistentes para diversos usos (atar un animal, ayudar en un parto o lo que fuera...) Ahora, como somos más abundantes se tiran y si no se enteran los del seprona se queman.

    Las paredes (no tapies) están muy gastadas de cintura para abajo. En su origen eran blancas, pero la granja ya está muy viejita...

    ResponderEliminar
  6. Hola, Diva. Me gusta esta serie de fotografías porque el temal que tratan no es, en principio, importante o relevante, como serían las propias vacas o terneros, sino algo sin importancia, como son las cuerdas de las balas de paja. Creo recordar que "antes" eran de alambre. Los animales de la granja no pasarían desapercibidos para ninguno de nosotros, pero las cuerdas seguramente sí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Que interesante!! pues que sepas que te han quedado muy bien las fotos ;) me gusta. ¿El Seprona no deja quemar cuerdas? cuando digo que el mundo se está acabando...

    Besis

    ResponderEliminar
  8. Hola JL,

    Tienes razón en lo que dices. A mi me ha ocurrido. He ido muchas veces y jamas se me había ocurrido pensar en las cuerdas como algo artístico o susceptible de ser fotografiado.

    ResponderEliminar
  9. Hola No,

    Ahora para quemar rastrojos necesitas un permiso especial. Las cuerdas no se pueden quemar porque son como de plástico, por eso.

    ResponderEliminar
  10. NáN,

    Tripas de desaparecidos? Tiene un segundo significado que quizá no cojo...?

    ResponderEliminar
  11. Suso,

    Hoy otra persona me ha dicho lo mismo que tú. Eso sí me parece curioso. Te caería bien, le caes bien.

    ResponderEliminar
  12. ah claro, que tontis soy...no había caido en que las cuerdas ahora muchas ya no se hacen de...bueno.., que se hacen ahora de plástico ;)

    Entonces lo entiendo ;)
    Besis

    ResponderEliminar
  13. No, no, Diva. Me recordó los Millares que tantas veces he visto en Cuenca, con el significado de putrefacción de nuestra Historia. Vi las formas, como de tripas, vi de una foto a otra el ennegrecimiento, vi la pared vieja, y se me juntó todo.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.