15 de abril de 2015

Pero a quién le pone ponerse en el brazo un búho? (LZ11)

 El penúltimo día de vacaciones tuvimos la brillante idea de irnos a dormir "cerca del aeropuerto", como si no estuviera todo cerca en Lanzarote. Podríamos haber dormido perfectamente chez Lolo en Orzola y habernos levantado media hora antes por la maniana. Pero no. El caso es que acabamos en un nuevo "todo incluído" en Costa Teguise, al lado del aeropuerto, en gran parte para que Mini se quedara con el recuerdo idílico de su "hotel-para-ingleses". 

Eso sí, pasamos toda la maniana en la cala enfrente del piso de Lolo, que estaba desierta, con su agua transparente y... congelada. Mini y el Peda se bañaron. Suficiente con decir que yo me limité a leer en la orilla, agua hasta las rodillas. No sé porqué me viene esa imagen de aquellas patéticas mujeres de mi infancia que nadaban sin meter la cabeza. Algunas es que "habían estado en la peluquería", decían; otras hasta llevaban rulos! (puede ser o estoy fabulando?). El caso es que uno de mis principios es que no se puede nadar sin meter la cabeza. Punto.

Pero divago. Estoy mareando la perdiz porque no quiero llegar al punto doloroso del divague. Que he de afrontarlo sí o sí, dice mi terapeuta. Inspiro. Bien, como digo llegamos al último "todo incluído" que afortunadamente esta vez no llevaba cena de rigor en el paquete. Pero: lo que no podía faltar era su "minidisco" y el espectáculo posterior. Señorr, aparta de mí este cáliz. Pero el Señor no aparta nada, y ahí que tenemos a Mini ya atenta al reloj para acudir al evento. 

Al principio todo parece inofensivo: dos chicas bien simpáticas (una de Vetusta! Pero cuando se ha visto a un vetustiano fuera de allá!?! rara avis, pienso, sin saber lo que me espera) están pintando caras y de fondo suenan hits como "I'm a Barbie girl, in a  Barbie world" (os dais cuenta? mi hija NO CONOCÍA esa canción, y está en pretérito porque ahora ya se la busca en internet, tanto le gustó). Ahí estoy yo medio camuflada con mi libro, el Peda no sé dónde ha ido. En estas que entran unos tipos con unas cajas como las que se llevan perros pequeños en los aviones. Traen perros? me pregunto, volviendo a mi libro, ya no saben que inventar. 

Uno (todos parecen mafiosos, pienso en retrospectiva) se para a mi lado, la caja a la altura de mi occipucio. En estas que se me ocurre darme la vuelta y... a través de las rejas dos ojos se fijan en los míos y pego un salto: PERO QUÉ HOSTIAS!? ES UN PUTO BÚHO!!!

Tienen que disculpar mi francés, no suelo escribir exabruptos, pero se hacen imperativos. Cuánto odio yo a los pájaros, de todo tipo y condición, es bien sabido: que la OMS lo catalogaría de fobia no hay duda. Y ahí tenemos a cuatro fulanos con cuatro cajas donde tienen todo tipo de "aves de presa". Entro en pánico. Mini está encantada, y la mando que pregunte si van a volar libres... y vuelve dando palmitas: sí, mummy, sí. Matar a la madre, concepto freudiano que adapto: no puede ser otra cosa, pienso.

Peda, necesito un relevo. Y me voy a la habitación a seguir leyendo a Oscar con un programa tituado "Pesadilla en la cocina" de fondo.  Para pesadilla lo que hay ahí abajo... porque sí, luego Mini y su padre me lo cuentan con plumas y seniales. "Mummy, era un barn owl, no un owl, era un barn owl, y los conozco bien porque los tuvimos en el cole de "Topic". Sí, ya me acuerdo, un trimestre que trajo al final un montón de dibujos y actividades, e incluso un búho de arcilla! Según el Peda tambien había un aguila, otro bicho que voló de un lado a otro y-atención-, un buitre. Yo no tengo claro si se están intentando quedar conmigo, o bien se trata de una nueva expresión del "Peda y la asignatura ciencias naturales", porque no diferencia un pino de un abeto. Para él, "todos son pinos". Así que, qué más da... un buitre que un periquito. 

Pero no se pongan las manos en la cabeza, no llamen aún a servicios sociales. En un punto, cuenta el Peda que los mafiosos de las cajas ofrecen que el personal se haga fotos con un búho en un brazo y el buitre en otra, por módicos 10 euros (no saben lo que comen esos bichos). Una ovación al Peda que le dice nanai a esa hija kamikaze que ya estaba dando palmaditas ante la idea. 

Quién dijo que las vacaciones eran para descansar?

12 comentarios:

  1. Debe ser costumbre de esos hoteles todo incluido el dar la nota con espectáculos para pasar el rato si no mueres en el intento, y el uso de bichos exóticos. Tengo unas fotos de las iratis en un hotel de estos. Mi madre se las llevó de vacaciones al mediterráneo y allá están ellas, rodeados sus cuellos delicados por una serpiente del tamaño de una manguera de bomberos pero tres veces más gorda, de un color amarillo que resultaba venenoso para los ojos.
    El resto, más de andar por casa, mariachis y cosas de esas que volvían loca a la Pepa. De la qué me libré.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que no me gusta criticar, pero es mi deber moral decíroslo, y os lo digo: Estáis creando un monstruo británico con eso de llevarla a hoteles para ingleses. En el futuro, cuando en el día señalado te aparezca Mini con una poppy en la solapa, no llores por ella. Bastará con que te arranques los cabellos lamentando lo que hiciste cuando era una niña tierna, modelable en sus costumbres: o sea, llora por ti.

    En cuanto a la botánica, ¡no sabía que el Peda y yo habíamos ido a la misma clase de Naturales!

    Cuando mi Heredero estaba en la efervescencia de una carrera de biología y salíamos a dar un paseo por el campo, como su madre es más de campo que Heidi (de hecho hasta los 5 años vivió en una casa en el monte, muy aislada: una noche que enfermó la tuvieron que llevar en un mulo hasta la estación de tren más cercana para trasladarla a un hospital de la Capital), se ponían a distinguir, alborozados, entre especies. Yo no hacía otra coss que encender un cigarrillo con los restos del otro, para reducir el peligrosísimo alto nivel de oxígeno. Y si querían hacerme de la pandi, preguntándome que qué arbol era ese, respondía: "Es un árbol, coño. ¿Es que no lo veis? Hasta una cierta altura es un matojo. Si crece más, es un árbol".

    ResponderEliminar
  3. Mi francés escrito, si que es malo, no lo uso apenas me da como corte y no lo pongo casi nunca en practica ...si acaso unos huevos, unos cojonies ...y puede que algún conio ; pero ya dije que por aquello de la paridad me quedé en cojoño. Sin embargo no quiere decir esto que no lo hable medianamente bien, si acaso a nivel coloquial y bastantes veces a nivel familiar por aquello que en casa hay veces que ocurren cosas domésticas que me fruncen el ceño y me hacen hablar ese francés.


    PD. Veo que la serie LZ dan para más que una Misa en París!!! ;)

    Sugus!!

    ResponderEliminar
  4. A mi, a mi, a mi me pone.
    O sea, a la cuarta sale la tía rara. O sea, que no es tan raro, siento decírtelo.
    Pero me sacan de quicio los espectáculos con animales en los hoteles.

    ResponderEliminar
  5. Serpientes! que es lo siguiente? Luego decís q me dan ataques de Tourettes!! F*ck F*CK F*CK! Hay cosas q oslo s epueden expresar así.

    La hija está en estos momentos perdida para la casusa, llamémosla por abreviar "como en ejpania no se vive en ningún sitio", pero confío q habrá vaivenes y nos queda todavía mucho partido q jugar. Quién no recuerda esos larguísimos veranos en los pueblos de la península, cuando te enamorabas e idealizabas el puebvlo infecto? NO le puede pasar eso a ella a los 15? Entonces reiré yo y vosotros no.

    La serie ha terminado (bueno, queda uno pero es crónica de libro, así q tranquilos). Si emd ejaran tiempo de escirbir mientras viajamos! ozú!

    Y ya hay, en una muestra de 4, una divagante de cuyo nombre noq uiero acordarme q adora sentir esas pezunias sobre su antebrazo. me voy a tomar un "digestivo"...

    muxus

    di

    ResponderEliminar
  6. Siempre podrás defenderte de los pájaros y de cualquier otra especie voladora con aquella mosquitera que compraste para el fallido viaje a Filipinas. ¡En algún momento habrá que sacarle partido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii, tiene razón!

      Es más, yo de ti, en cuanto saliera de United Queendom, me envolvería el cuerpo con la mosquitera.

      Eliminar
    2. Queridos: vivo en un país civilizado: la mosquitera, al no haber sido usada, fue devuelta y re-embolsada, que hay q explicarlo todo! Pero me voy a hacer con una metafórica anti-moscones, comos los dos de los dos últimos comentarios...

      odiosos.

      Eliminar
  7. No viene a cuento pero querida Dra y Sr NaN ha sido leer este artículo y estar convencido de que os va a encantar
    http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-05-18/asi-es-como-consiguen-los-hijos-de-la-elite-que-les-contraten-en-trabajos-de-elite_793888/

    Muaksssss

    ResponderEliminar
  8. Graches txelos.. no sé quién comprara ese libro: "El sol sale por el este". Si, ya lo sabemos, y?

    Yo ya escribí mi táctica aquí:

    http://divagandodivagando.blogspot.co.uk/2013/04/le-muevo-el-curriculo-es-la-guerra-o.html

    ResponderEliminar
  9. Graches txelos.. no sé quién comprara ese libro: "El sol sale por el este". Si, ya lo sabemos, y?

    Yo ya escribí mi táctica aquí:

    http://divagandodivagando.blogspot.co.uk/2013/04/le-muevo-el-curriculo-es-la-guerra-o.html

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante, chico. Explica perfectamente que hablar de meritocracia es un fraude que pasa como verdad en los círculos de trabajo (y en el estatus en esos puestos).

    Hace tiempo leí un artículo sobre una investigación (estadística en este caso) que venía a decir lo mismo. A los estudiantes (ingleses) de un campo determinado (y considerado de éxito), se les asignaba los porcentajes correspondientes a sus orígenes sociales. Con una meritocracia, dado que se incluía a estudiantes que habían pasado con notas aceptables los estudios, los porcentajes de los que acababan situándose en un buen puesto en las empresas (bufetes, etc) importantes, tendría que tener porcentajes de éxito semejantes a los porcentajes correspondientes a sus orígenes sociales.

    Es decir, si los miembros de las clases altas eran el 8%, cabría esperar que alcanzaran los puestos importantes un 8% (con una pequeña desviación al alza por la seguridad de que algunos serían "enchufados". pero en el mundo real ese porcentaje alcanzaba un factor multiplicador superior al 4.

    El estudio achacaba esa situación de privilegio al networking (al que se refiere este artículo. Este añade otra cosa importante: las habilidades sociales y (esto me ha sorprendido) el que fueran más apreciados por los profesores porque no les importaba preguntar.

    Leí el artículo estadístico hace tanto tiempo que, aunque lo he buscado, no lo he podido encontrar.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.