8 de abril de 2015

La vida de "resort" (LZ4)

No es la primera vez que los Pedalistas acaban en una "estación turística" ("resort" a partir de ahora). Sí, pueden gritar y ahora y seguir leyendo. Porque puedo explicarlo todo.

Nuestra primera inmersión al mundo "todo incluído" fue hace mil anios, cuando viajamos con Ro por Cuba, como siempre, con la mochila. La Habana,  María La Gorda, Trinidad y en un punto nos separamos para hacer Santiago (que Ro conocía porque había entrado por allí). Además, Wendy y Campanilla, las chicas aquellas catalanas que conocimos en Trinidad hablaron de "la mítica playa inexplorada" de la zona. Nota: nunca se crea el  mito de la playa inexplorada.

Así que los Pedas, negocian y acaban en uno de esos taxis inmensos cubanos para lanzarse en busca de aquella playa de cuyo nombre no quiero acordarme- pero creo que incluía la palabra "gallina" (Bahía Gallinas?). Banda sonora de fondo un par de cheesies espanioles, una chica y un tal Ubago "Me muero por conocerte", dicen y El Peda va a gritar.  Igual a donde vamos es a Guantánamo y es una introducción a otras más sadísticas torturas, Alejandro Sanz y eso. Pero al ver por fin la "playa inexplorada", somos los dos los que vamos a gritar: algas, hierbas, y unos cuantos chamizos alrededor, que seguro desaguan en la playa. Aún así entramos a ver uno de los antros donde alquilan habitación. Un dolor, uno de esos "agujeros míticos", y encima el duenio que se tira a la piscina y nos pide el oro y el moro.

Así que ahí estamos, en el fin de la isla, con un taxi que no para de cantar música pop espaniola que ríete de las tenazas y sin nuestra playa. El único lugar ahí al lado es un resort "todo incluído" que sí, tiene una playa de las buenas. Playa mítica, explorada, y cayendo el sol: los Pedas se quedan en el resort a pasar la noche.

Nos ponen la pulsera multidiversión como buenas ovejitas y ala... a disfrutar. Primero cena buffet, en la que conociéndonos nos pondríamos hasta morir: la comida cubana de los paladares era aburrida de necesidad: "moros y cristianos" (arroz blanco y frijoles) con pollo o langosta. Pero del resort lo que recuerdo claramente fue (el principio de) la noche. Habíamos comprado unos libros de poesía en un mercadillo de la Plaza de Armas de La Habana, y montamos campamento en el bar en companía de "Cristal", la cerveza cubana por antonomasia junto con "Bucanero" (nombres no tan logrados como el emblemático "Tukola",  la cola de la Revolución). Y el adorado Kavafis, ya poeta fetiche de los Pedalistas (véase la brasa Itaka en el blog por activa y pasiva) cobró vida propia, inundó aquel lugar impersonal lleno de yankis vacíos y nos cuentan que algunas noches, aún debe andar por allí, desde el 2003. A la maniana siguiente, nos tiramos a leer en la playa explorada sin algas. No acabamos en la "piscina-bar" (esas que tienen la barra dentro del agua... un amigo del Peda lo definió como "awesome"), porque aunque estéis todos pensando que no tenemos dignidad...

Pero divago: esta fue la primera incursión resort y la segunda, también de rebote, también por error, ocurrió en algún punto de Croacia, con una Mini que justo caminaba. Solo recuerdo que al salir de la habitación había una escalerilla de piscina que bajaba al mar (así son las playas en Croacia, rocosas con agua transparente: es como tirarte a una piscina perfecta).  Y bueno, la tercera ha sido el Hotel nosequé Papagayo (no porque su atracción estelar fueran los pajarrakos del mismo nombre, sino porque la playa estelar cercana es precisamente la Playa Papagayo). Hotel que reserva el Peda por la maniana y al llegar todos en recepción se azoran describiéndonos como "son una reserva imprevista". Imprevista! Pero si reservamos hace tres o cuatro horas! Hija, tú no sabes de lo que somos capaces!

Escapando del resort
El caso es que yo quería hacer un divague sobre la "resort life", pues tengo datos. Porque en las otras dos ocasiones simplemente dormimos, nos emborrachamos, comimos, nos fuimos, no por ese orden. Pero en el Hotel nosequé Papagayo no contábamos con que llevábamos al Octavo Pasajaro (fanfarria peli terror): Mini. Que ya tiene ideas propias y a la que las rutinas del mundo resort le parecen inmejorables ideas. Todo lo que a nosotros nos horroriza, ella abraza.  Yo siempre he dicho que cuando sea una ancianita excéntrica, por favor no me lleven a una residencia (ese lugar donde el Peda dice que me ve ligando). No, en serio: odiaría que, al final de una vida, cuando por fin no tienes que madrugar para ir al trabajo, tener que ir a toque de corneta con las rutinas de la residencia. Yo quiero levantarme cuando me venga en gana, o como si me quiero quedar todo el díá en la cama, como la familia de Caballero Bonald. Que me dejen vivir. Dónde quiero llegar?: la vida de resort puede llegar a ser como una residencia. 

Porque aunque quieras quedarte en la cama hasta mediodía el desayuno termina a las 10:30. Hay gente que, tras aquello (no han podido comer tanto como yo) se van a hacer Aquafitness!!! Los veo desde la terraza del lobby donde yo me iba escribir la entrada de blog:  música a todo trapo y la animadora "and one, and two...". No me malinterpreten, como son tres noches yo lo llevo bien, porque puedo escribir el blog con Lady Gaga de fondo perfectamente- llegan a poner Uptown Funk y me tiro al agua con ellas (ah, no, ni con esas... he contado que es imposible meterse en las aguas de Lanzarote? Y no me hablen de lo que es esto en Agosto, no quiero oírlo: aquí el agua está siempre HELADA. Lo sé. Pero cuando una asume eso, que son unas vacaciones Dorset, ya todo va bien, se reconcilia con todo y se pone a disfrutar de este viaje a la luna, con unos cielos azules llenos de nubes como de la infancia que hacen sombra sobre las montanias y te regalan la luz perfecta que vuelve loco a cualquiera con una cámara).Ese cielo se ve desde el resort, pero hay gente que no sale de allí, doy fe. Porque después del Aquafitness ya hay que situarse en la piscina.

Y dónde está Mini todo este rato? Mientras su padre se va a correr con un top fosforito y su madre escribe el blog y lee en el lobby? En el miniclub!!! Dos horas de canguro gratis, donde hace actividades con otros ninios. Sale encantadíima, con la cara de pirata y Tess, una ninia de Manchester de la que se hace inseparable. Cuesta despegarla del resort para ir a ver cosas. 

Al final de la tarde, después de haber visitado esas playas, acantilados, faros o lo que sea, con Mini a veces ya pasando de bajarse del coche (qué será la adolescencia, senior?), al volver al Papagayo ya hay que cenar (nuestra oferta era mediapensión, loados los hados: qué hubiera sido también comer allí?). Y tras esta otra maratón de comida hay "Minidisco"!!!! (les tendría que pedir royalties por el nombre?)  La animadora, que es la misma que la del miniclub matinal es una santa a la que habría que pagar salario de ejecutiva!  Claro que luego viene cuando los peques van a buscar a sus padres, para bailar "Veo veo" al escenario. Seniorrrrr. Hay o no que erigirme una estatua? Amor de madre!!!

Pero aún no ha finalizado el día, después de la minidisco... distintos shows!!! Que hemos de tragarnos porque Mini está sentada en primera fila con el resto de ninios, boquiabierta ante el mago y la mujer que hace el hula-hop con 15 aros, el Bollywood donde tres bailan el "ale-hó" de "Slumdog millionaire", y suma y sigue. Al final de la sala hay una zona iluminada, fuera del ángulo de visión de los danzarines, y quién está allí absortos en sus libros? Bingo.

El día que nos vamos luce el sol: "Pero yo me quiero quedar en este hotel!", "y tener tele!". Pero Mini, llevamos aquí tres minidiscos, tres miniclubs y tres shows de luz y sonido... y tu pobre madre ha liderado la coreografía de "Veo veo" con un grupo nutrido de guiris que no sabían lo que decían!! No es eso suficiente?

10 comentarios:

  1. Me pregunto si coleccionas pulseras de esas Diddy , y la verdad no sé porqué me lo pregunto, quizá es que empiezo a divagar de tus divagues... de todas formas podría animarte a que la fotografíes (la última pulsera) con tu mano incluida y la incrustes en el post a modo de prueba de pulsera y mano que bloguea mientras los "otros" no ... Seguro que la audiencia estará parcialmente en desacuerdo.

    PD. (post divague) Gracias a los que estén parcialmente de acuerdo.

    Sugus, Diddy Sugus y Zumba...

    ResponderEliminar
  2. Es que eso está perfectamente estudiado, Di. La idea es que no te muevas del hotel y que te gastes allí toda la pasta de las vacaciones. Y esa gente, en su infinita maldad, utiliza a tus propios hijos como arma arrojadiza. ¡Es una estrategia absolutamente diabólica! Pero hay un pueblo en el mundo que ha conseguido escapar a esos cantos de sirena: los japoneses. Por eso hay que buscar alojamiento en locales recomendados por agencias de viaje japonesas. ¡Ellos sí que saben! Cualquier sitio donde haya muchos japoneses molará. Si no ves a ninguno...¡prepárate para lo peor!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, ya tenemos a Mini alineada con las clase obrera británica y centropeuropea. Problema: esa es la clase obrera que votaba a Blair y luego se pasó a Cameron. Espero que el resto del viaje recibiera un counterbalance adecuado. Si no, la veo yéndose a cruceros y riéndose con el baile de la patata.

    Prefiero quedar antipático que olvidar mis deberes como tío virtual.

    ResponderEliminar
  4. Yo más que con la familia de Caballero Bonald a la que no tengo el gusto de conocer, te veo más como la tia y la prima de Jcqueline Kennedy en su casa de los Hamptons, recordando un pasado glorioso y sin salir de la cama o como mucho saliendo a la terraza a tomar el sol en bolas. Te veo mucho más así.

    Sois unos pardillos, esos hoteles están pensandos para que el niño no quiera salir. Hay que entrar diciéndoles: son tan buenos que SOLO se puede estar 3 noches y luego no te dejan más.

    Yo no he ido en mi vida...que conste.

    ResponderEliminar
  5. Querid@s, ya imaginaba yo que algo ponían en las aguas de estos lugares, para q los ninios se vuelvan locos. Os agraezco vuestros sabios consejos (ya tarde, a toro pasao' listos), pero estos devaneos british working class q comenta NáN se los lleva viendo mi madre a Mini desde que era bebé: desde cuando se resiste a ponerse la ropa de Ríos que mi madre le compra(ba)? desde la cuna!!! Mini es chav. :)

    TOMAE, no, no tanto: no llevamos pulsera. Date cuenta q lo nuestro fue una oferta q encontró el Peda por la maniana, no estábamos allí una semana ni teníamos las bebidas (o lunch) incluída... parece ser q se había corrido la voz desde Cuba q mejor no jugar con nosotros....

    CESUCHI... japoneses! en serio? yo de mochilera habia oído q hay q seguir a los israelitas, pero a los japos? si van siempre en grupo siguiendo a un paraguas!

    MO, a saber qué saga familiar de los Kennedy te has leído para salirnos con esos detalles escabrosos de lo que parece.... MI FUTURA VIDA IDEAL. En serio, estoy temblorosa... tomar el sol en bolas! desde la hamaca de la terraza! Ahora, dime q no te apuntas...

    Os mando besos

    di

    ResponderEliminar
  6. Absurda, no me lees. No lo he leído en ningún sitio lo he visto en un documental de 1974 que se llama Grey Gardens...

    ResponderEliminar
  7. Quien dice libro dice documental... no me seas literal ni me cambies de tema pq quieres jublarte conmigo con ese planazo. Y lo sabes.

    ResponderEliminar
  8. "No me seas literal"....AMO A DI manejando el castellano con soltura. Solo por eso me voy contigo a tomar el sol en bolas...XD

    ResponderEliminar
  9. Conocida la sobrina de Gol de Biedma, Esperanza Aguirre, conocida toda la familia. El poeta fue el "garbanzo rosa" de la familia y eso lo hizo distinto.

    Lo de la prima de Jacky desvaneciéndose en los Hampton ya lo conoce, gracias a Molinos, todo el mundo. ¿Dónde estabas metida, Di, que no lo sabías?

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.