10 de septiembre de 2010

Yo divago, tu divagas, él divaga, nosotros divagamos

Esta foto cayó en mis manos de casualidad. Me pareció preciosa y llegó a mi en un momento concreto, en el que oí una frase que describía mi situación. Pero no os voy a contar más.

Sin embargo, os invito a que divaguéis que os sugiere la imagen. Que cada uno haga su particular divague.  Al final del día os contaré lo que me transmitió a mí.



29 comentarios:

  1. Jajajjaa... Viva el ego. Yo pensé que me dedicabas un post, pero enseguida también pensé que no podía ser... y no me equivoqué.

    Una foto preciosa, desde luego.

    ResponderEliminar
  2. Jajajjaa... Viva el ego. Yo pensé que me dedicabas un post, pero enseguida también pensé que no podía ser... y no me equivoqué.

    Una foto preciosa, desde luego.

    ResponderEliminar
  3. Jajajjaa... Viva el ego. Yo pensé que me dedicabas un post, pero enseguida también pensé que no podía ser... y no me equivoqué.

    Una foto preciosa, desde luego.

    ResponderEliminar
  4. Ahí lo tienes: el post se ha cuadriplicado él solito. Era para mí.;-)

    ResponderEliminar
  5. Diva qué haces en esa habitación tan a oscuras a pleno día, eh!!

    ResponderEliminar
  6. El silencio oscuro del interior y el brillante del exterior forman un conjunto de paz. La imagen del árbol en la ventana, extendiendo a la izquierda el espacio, me sugiere las posibilidades.

    Entre celda monacal y fuga voluntaria, es el lugar deseado.

    ResponderEliminar
  7. Yo me quedo con el sitio dónde uno está, oscuro y la única imagen que aparece en ese espacio, que es un reflejo de un árbol, lo único real es el marco de la ventanita, lo que permite ver ( el pensamiento, logos) y la realidad completa más allá de dónde nosotros estamos.

    ResponderEliminar
  8. Teresa... ende luego que ves una ventana y te me embalas...

    Podría perfectamente ser para tí, pero sólo la foto. No el contenido..

    ResponderEliminar
  9. Pues a mí me ha sugerido dos cosas. Por un lado, esperanza.

    Por otro, un cuadro barroco de la tipología "cuadro dentro del cuadro". La luz que entra y la penumbra desde la que se observa esa luz bien podría haber sido pintado por el mismísimo Caravaggio.

    ResponderEliminar
  10. Con permiso (pasaba por aquí).
    Me sugiere que por muy negro que lo veamos siempre hay una salida. Sólo hay que ponerse de cara a la ventana para verla.

    ResponderEliminar
  11. Yo también pasaba por aquí.
    Hoy me sugiere pensar que si te quedas dentro en ti mismo, lo ves todo oscuro.
    Es necesario mirar fuera y salir, para ver la belleza, para respirar.

    ResponderEliminar
  12. Hay que ver, hay que ver, dejamos una ventana abierta y se nos cuelan los que pasaban por aquí....

    Miriam, bienvenida a DD!! Es bonito lo que dices, te acercas a mi reflexión. Vuelven cuando quieras.

    Anonymous, bienvenid@ también. Si te pones un nombre nos será más fácil conocerte. Me parece (bien) que derroches optimismo. ¿Por qué no?

    ResponderEliminar
  13. Vagante, esperanza, una ventana que se abre, un cuadro de Caravaggio...

    Yo creo que tú también necesitas asomarte a ella.

    ResponderEliminar
  14. NáN, desde luego que el lugar tiene que ser bonito. No he estado en él, así que no te puedo decir.

    ¿Posibilidades? Efectivamente. Templado, templado...

    ResponderEliminar
  15. A falta de la densa profesional voy a asumir el papel de denso suplente.
    Me encantan mucho, muchísimo, las fotos de ventanas, ya he puesto varias en mi blog, la última con mi hijo este verano, es un poco como los ojos de las vacas de Medem, el espejo de Alicia, lo que está dentro y lo que está afuera, el marco y el cristal, el postigo que intenta abrir un mundo interior a los de fuera (o cerrarlo según los casos), el reflejo en las ventanas semiabiertas, el alfeizar desde donde se ve como algunos juegan en la calle, los visillos, lo que se ve desde los tejados como Maria en la canción de Complices, el secreto revelado, gary cooper y grace, una habitación con vistas, los dormitorios ajenos, el claroscuro, el contraluz de alguien que mira, Teresa en su blog, la casa de Dali como una cara, la mujer en la ventana mirando el mar,el parteluz que divide el paisaje desde el castillo, y la lluvia en el cristal, el vaho que enturbia las tardadas de enero, el aire que ventila de pesadillas el pais de mis sueños, yo mismo asomándome al vértigo de lo que soy. Amen

    ResponderEliminar
  16. Donde pone cooper lease stewart. Mierda de 40,de amnesia, de alopecia,de presbicia y de vagancia de no mirar la wikipedia.

    ResponderEliminar
  17. No me gusta Cómplices... me parecen sosos..

    No estás mal como suplente... pelín más poético quizás.

    ResponderEliminar
  18. Pues yo, que llevo días divagando por aquí sin comentar, hoy me lanzo "al estrellato", que no por la ventana...
    Me quedaría también con la opción de que aunque esté muy oscuro dentro, fuera hay todo un mundo con luz, sólo necesitas abrir la ventana, o que alguien te la abra y mirar más allá...
    Y el verde, la montaña, ésa sería mi vista favorita, aunque por mi ventana vea algo parecido. Ciao.

    ResponderEliminar
  19. Otro que se nos cuela por la ventana...

    Hola Jandrix, bienvenido a DD!!

    Enhorabuena por dejar el anonimato.

    Envidio tu suerte, como dice la copla, si desde tu ventana tienes esa vista. Mejor que no publique lo que se ve desde la mía. Está bien lo que nos explicas pero lo importante es la ubicación.

    Ese verde, lleno de agua, es impresionante. Estoy contigo. Yo también me quedaría con el verde y eso que yo soy de azules.

    ResponderEliminar
  20. No te acojones.
    No te acomodes.
    Sal.
    Ahora.
    Ya.

    ResponderEliminar
  21. Moli,

    Qué fácil, qué fácil, claro como tu vas a correr, a nadar y encima vas a acabar haciendo guarreridas suecas con un maromo depilado... lo ves muy claro.

    ¿Salir por donde? ¿Por... ahí? ;·)

    ResponderEliminar
  22. Diva...si algo no es, es fácil.

    Cuando sepas si tienes valor para salir..la salida estará clara.

    ResponderEliminar
  23. Aunque estés en un mal momento, aparecerán un montón de cosas que merecen la pena, sales por esa ventana y lo que se queda fuera es la oscuridad.

    ResponderEliminar
  24. pues amí me gusta esa oscuridad, viendo la luz de fuera. Ya saldré.

    ResponderEliminar
  25. La ventana esa es un alivio para la oscuridad en que vives. Porque tu vives dentro. Fuera hace frio, llueve...pero esa ventana alivia tu oscuridad.
    Aunque sabes que nunca podrás salir y que fuera la naturaleza es hostil.

    ResponderEliminar
  26. Para mí indica que cuando están en la depre interior lo que te hace salir viene de fuera. Lo que te ilumina cuando estás por dentro oscurillo es, además, mucho más brillante.

    ResponderEliminar
  27. Pues a mí me sugiere equilibrio, interior y exterior. Luz interior, aunque dentro esté oscuro.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.