21 de septiembre de 2010

Tres bodas y un dineral

Tener tres bodas este verano ha acabado con el presupuesto que teníamos destinado a placeres varios, así que ahora toca apretarse el cinturón. Han sido tres bodas desiguales, diferentes, con distintas experiencias:

Boda 1: Boda familiar laica

Fue en julio. La típica boda hiperplaneada, con invitación moderna, tres papeles, lacre, dorados: "Nos casamos, qué guay". Pereza. Boda de familia, así que da poco lugar al desfase. Según con qué mesa te ponen bien, según con cual otra mal. Nos tocó regular. El "cura" de la boda era un concejal de Esquerra Republicana. Qué queréis que os diga... A parte de que casi no sabía hablar castellano y hablaba muy rápido, intentó contar algo gracioso y fue cutre (los catalanes son poco graciosos en general).  Después subieron al estrado varios familiares para leer cosas tiernas y emotivas sobre los novios. Por lo menos lo intentaron. Hicieron todo lo que se hace en una boda religiosa pero sin poner de testigo al divino.

El sitio, un diez. La comida, un veinte. Lo mejor de la boda sin duda el "vals" de los novios. Nos deleitaron con el "You never can tell" al más puro estilo Mia Wallace y Vincent Vega en Pulp Fiction. Lo tenían muy ensayado y fue un puntazo. La verdad.


Boda 2: Boda familiar de Farruquito

Invitación hortera, con foto de cuanto nos queremos y coloringos. Boda por la iglesia. Una boda en la que los padres de la novia están a punto de separarse y van a la boda haciendo el paripé. El padre le ha puesto los cuernos a la madre. Mal rollito. Los que no lo saben gritando: que se besen los padres de la novia, que se besen los padres de la novia...  Nosotros esperando el desenlace. Consuerte no puede ni mirar. El sitio, que antaño fue de los de órdago, muy dejado. El servicio malo. Nos obligaban a acabar la comida, lo juro. No recogían las bandejas hasta que estuvieran vacías. Así que nos servíamos y lo dejábamos en el plato. Nos levantamos de la comida a las 9 de la noche!!! Durante los cafés proyección del video sobre los novios y el amor que se profesan al estilo pastelillo de crema... horror. El yayo se dormía.

De algunos invitados dijeron que si habían mangado un queso de los del aperitivo y lo que sí sé a ciencia cierta es que se llevaron un gatito del parking. Mucho brillante y joyería. Tomaban red bull con whisky. Yo flipada. Deseando que sonaran los Chichos por ver el espectáculo. Deseo cumplido. Consuerte: "Vámonos ya" Diva alucinada: "espera, espera, que voy a pedir otra rumba". Nonainonaino, nanonaino noná....


Boda 3: Boda de amiga

Las bodas de amig@s suelen ser las mejores. Invitación tradicional como a mí me gusta. Boda por la iglesia (la primera vez que veo una iglesia con aire acondicionado). El cura muy simpático, muy aragonés. La novia muy guapa. El novio me cayó bien, muy buena gente. Lo mejor: reencuentro con amig@s. Mucha alegría. Muchas risas. Como si no hubieran pasado 18 años o más. Todo al detalle. Me encantó la decoración. Muy buenos caldos y espirituosos. En la mesa nos dolía la tripa de tanto reír. El banquete genial, en su justa medida. Odio que se tire la comida. El sitio muy agradable. El DJ un poco agilipollao, aun así bailando hasta el amanecer. Exhaltación de la amistad. Vaya pedo que llevas. Nos hemos de ver más a menudo. Promesas. Tristes despedidas.  La próxima en Málaga, no no en Donosti, os espero en Las Palmas... El último bridis digo... brindis.




18 comentarios:

  1. Algún día contaré la boda de un amigo bloguero. Eso da para dos o tres post...

    ResponderEliminar
  2. Las bodas de amigos molan más siempre. También he estado en alguna "boda Farruquito", aunque afortunadamente en vez de Los Chichos era Melendi.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho el título.

    En fín, este divague podría ser desmenuzado en muchos subdivagues (sentido del humor catalán, aragonés, megalomanía, en fín...) Por amor a la conversación diré q no me gustan las bodas, que como rito de paso se han pasado un poco de vueltas, y que si lo q quieres es una noche d fiesta con tus amigos, se organiza y punto, no hay necesidad de pasar todo el día de modelito de puerta de iglesia/juzgado a terraza de hotel con sorbete de lentejas en la mano, y ahora llega la Reina-por-un-día y el Ganador-por-unas-horas, q vienen de hacerse fotos mirándose a los ojos en una fuente (por favor, un antiemético), y lo siguiente es comer durante días habando de la exportación de tornillos con aquel q te ha tocado al lado, y luego por fín viene el baile...

    En fin, q no hay necesidad de oir por enésima vez chorradas y mentiras como "el amor no pasa nunca" o al Bertold Bretch según de q corte ideologico sea la Reina-por-un-día. Lo de los vídeos (q no lo conocía)es el colmo. Yo paso.

    Nosotros hemos ido a pocas bodas para los estándares de la gente (q algunos han ido a 8 bodas por temporada, qué paliza, que rollo, no puedo imaginar peor manera d epasar los findes)por vivir lejos, se supone. Aunque el otro dia el Peda me hablaba d euna conocida q se va a una boda a Nueva Zelanda. A ver, querrá ver NZ pq si no... no sé. Y algún día contaré una boda inglesa. Un rollo tb, pero con alguna nota de color.

    Soy ácrata o Asperger?

    ResponderEliminar
  4. Las bodas a las que suelo ir son de amigos o de primos o de hermanos y esas siempre están bien. Supongo que cuando me empiecen a llegar invitaciones de la boda de la hija de mi primo fulanito, pues será distinto porque no conoceré a casi nadie.

    Es cierto que hay bodas y bodas, pero en general he tenido bastante suerte. Y también es cierto que es un pastón, sobre todo para las mujeres.

    ResponderEliminar
  5. No me cae bien Melendi, prefiero los Chichos, los Chunguitos y hasta el Fary. A mi eso de que hiciera parar un avión... Me pilla a mi dentro y lo mato...

    ResponderEliminar
  6. A mi no es que me encanten pero en esta última me lo pasé teta. Estoy bastante de acuerdo con lo que dices Di (sin que sirva de precedente).

    ResponderEliminar
  7. Niño,

    Aún a pesar de poner en duda mi imagen de Diva y mi carrera blogueril, confesaré que repetí modelo en las tres bodas (modelo que usé en la comunión de pollito). Depende de lo que uno se quiera complicar. Sin embargo en el regalo siempre se te va un buen pellizco...

    No se puede llegar a todo.

    ResponderEliminar
  8. Ji, ji, "sin que sirva de precedente"... ahora me dices q te gusta el vestido de esa novia del vidrio (si alguna vez el concepto "merengue" tuvo un sentido fue aquí).

    En serio, parece sacado de "My big fat greek wedding", no q haya visto esa peli, pero me la imagino y se ha convertido en mi resumen para ciertos social affairs...

    ResponderEliminar
  9. Vuelvo a estar de acuerdo contigo. El vestido es pastelillo de crema total, no me gusta nada, merengue y empalagoso... La música está bien.

    Mi gran boda griega, creo que se llama la peli en Spain. Es una peli graciosa, sin más. A mi también me sirve de ejemplo muchas veces, tanto la familia de él, como la de ella OOOOPAAAAA!

    ResponderEliminar
  10. ¿"lo que uno", Diva? Menuda bloguera más rara estás hecha.

    Perdonar que no participe mucho, pero por cuestiones de edad soy más de entierros.

    ResponderEliminar
  11. NáN, hablaba en general. No de mí que como ves intento complicarme lo menos posible...
    He usado el neutro y lo volvería a hacer, no me suena raro (o rara?) ;·)

    ResponderEliminar
  12. Yo he tenido de todo. Pero la próxima en León me apetece mucho, a pesar de la absurda despedida que ya conté.

    ResponderEliminar
  13. Joder!!! cuando me vuelva a casar yo me casaré sin que se entere nadie, solo 15 o 20 amigos y algún familiar al que quiera mucho.
    Los amigos se enteraran justo el dia anterior para que no se les ocurran chorradas como pollitas en la cabeza y cosas así. "Los juntaré y les diré mañana no prepareis nada que me caso"

    Como despedida,nada de putas, nos cenaremos chuletones hasta reventar y mucho vino (bueno eso si, el vino bueno) y acabaremos ciegos cantando villancicos en la plaza del pilar.Lo malo será que al dia siguiente pero de peores hemos salidoo...
    El cura, eso si, tiene que ser un barbudo con sandalias,a mi me hace ilusión. Un cura barbudo pero que no crea en el papa (no que no crea un poco, sino que no crea nada de nada) y rezaremos cosas raras como el kirie eleison.
    Me buscaré una iglesía de pueblo e iremos vestidos de calle nada de trajes y los 15 o 20 agarraditos de la mano cantaremos con guitarricas canciones como el no has nacido amigo para estar triste y canciones así

    Luego por la noche nos iremos a cenar a mogollón habrá gente que haya ido a la boda (y para ellos será la cena de boda) y gente que no (para ellos será la despedida de solteros) será un lio pero nos apañaremos.
    Y para no enfadar a los papis al sabado siguiente hacemos una boda de las de 300 invitados, de vestidos de lentejuelas y Aves marias y jotas... con el mismo cura para dar más morbo y tarjeticas de invitación la mitad en castellano y la mitad en aragonés... ya me buscaré a algun buen diseñador que me las haga.
    La gente cenara en un buen restaurante que es lo quue importa de las bodas y hará su regalico sin saber que ya estábamos casados.
    El día... bueno como yo me casé el dia de los inocentes aprovecharíamos el mismo también esta vez y así sería como una broma.

    Bueno ya sabemos que esto es imposible pero por soñar que no quede.
    Lo único que estoy seguro es que me casaría con la misma persona.
    mujjjj mimos)

    ResponderEliminar
  14. EDCD,

    Tu mujer lee lo que escribes, ¿no?

    ResponderEliminar
  15. Espero que no...

    Como sois las mujeres si uno dice procacidades es un guarro y si pongo mi amor sobre la mesa pensais que soy un pelota.

    Pues lo repito yo me volería casar con la misma... otra cosa es si ella también.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.