15 de septiembre de 2010

Pobre Consuerte

Aunque en tema de informática le llevo la delantera, en lo que se refiere a gadgets varios o juguetitos tecnológicos, Consuerte me supera. Por su culpa hemos reñido por un GPS. Fue él el primero en tener uno. El día que conducía yo el bicho se pasó todo el rato recalculando. Odio que tu quieras ir por un camino y el aparatito de marras te lleve todo el rato la contraria. Además iba con un poco de decalaje y eso me enervaba todavía más. Decía: "Ados cientos metros gireala izquierda" y a lo mejor ya te habías pasado el cartel. Por no hablar de cuando según el aparato vas conduciendo por campos de trigo... En fin que lo del GPS lo dejamos para contadas ocasiones y además ahora llevamos el mío (que me regaló él) y que va de fábula. Pero divago.

Hablaba de los gadgets y de como Consuerte me ha ido introduciendo en el mundo del siglo XXI.

El primero en tener un manos libres en condiciones fue también él. Le debió gustar mucho el invento y para los Reyes me regaló uno. Se llevó el coche, me lo instalaron y fin. Todo iba bien con el lorito (Parrot) de marras y yo vivía encantada pudiendo darle a la mui mientras conducía. Así pasaron unos seis meses. De pronto el manos libres empezó a funcionar mal: no se conectaba, me decía que tenía la memoria llena, se desconectaba de repente, tenía que reiniciar el teléfono... Me puse a buscar en google lo que le podía suceder y de entre todos los mensajes deduje que la instalación estaba mal hecha: debía haber un cruce de cables y por eso el aparato funcionaba mal. Además al apagar el coche el manos libres te tenía que decir "adios" y el mío no lo decía nunca. Definitivamente mala instalación.

Así que fui a Consuerte y le comenté lo que pasaba. Consuerte llevó el coche al taller y lo trajo con el manos libre funcionando correctamente y muy educado: se despedía correctamente. Debí ser muy tajante con el tema del "adios" porque al poco tiempo el del taller me comentó riéndose:

- Diva, el otro día estuvo tu marido y me dijo: "Pepe, montátelo como quieras pero yo no me voy de aquí hasta que este manos libres diga adios".

10 comentarios:

  1. Hombres! Seguro que no fuiste tan tremenda. Pero luego ellos se hacen las víctimas y nos sentimos culpables.

    Como si lo viera.

    Adiós (por si acaso)

    ResponderEliminar
  2. Anniehall, tú ya sabes que tus deseos son órdenes

    ResponderEliminar
  3. Adios.
    Y ya está.
    Con eso te quedaste tranquila ¿eh?, el detallito. La lata que darias con el Adios, aunque el loro fuera de última generación.
    El detallito.
    Manda...

    ResponderEliminar
  4. Ni uso GPS, ni pongo manos libres. A la hora de conducir, las dos manos al volante y atención constante.

    K, ... solo tengo un cargador de bateria para el movil instalado en el coche.

    ResponderEliminar
  5. No sé Annie, a mi lo que me quedó claro es que el bicho ese tenía que decir adios y el mío no lo hacía...

    ResponderEliminar
  6. Hola Anónimo,

    Seguramente es mejor lo que tú haces. Sin embargo lo del manos libres es comodísimo.

    ResponderEliminar
  7. No uso el GPS, por no andar fijándome an la flechita de las narices, a pate de perder atencion a lo que hay por delante del cristal. Me gusta conducir guiandome por mi nariz, y si hay que parar y preguntar se para y se pregunta.

    En caso del manos libres, al igual que con los pinganillos cuando vas andando por la calle, me da vergüenza que me vean hablando con él, es como si hablaras solo

    K, ... os habeis fijado como se desconfiguran cuando pasais cerca de alguna instalación de alta seguirdad tipo ministerios, centros penitenciarios etc.

    ResponderEliminar
  8. 1-. Y lo divertido que es perderse...nosotros nos perdemos, nos enfadamos, noio enfadamos más y luego... nos reconciliamos. Ahora tenemos un gps y... nos seguimos perdiendo, nos seguimos enfadando... pero nos cuesta más reconciliarnos.

    2-.A mi me gusta unir cacharros con cables el wifismo me hace perder la pasión. Mai guaif me dice que alguna vez intentaré unir el frigorífico a la tele y el video al microndas...

    3-. Diva, te entiendo con el empeño en el adios... yo cambie tres veces un sillón poang del ikea porque no tenía el mismo angulo de inclinación que el que tenía en la playa.Así de insoportable soy...
    Lo importante en estas cosas es que les compense más hacerte caso que soportarte.

    ResponderEliminar
  9. Estoy contigo en lo del cable, lo prefiero al wuifi.

    Hace poco, y a modo de broma, se lo comenté a un técnico de Iberdrola, en referencia a un tendido a presupuestar de último momento "y para cuando el abastecimiento via wifi?".

    El que tiene el cable tiene el arte. De sobra sabreis que las empresas electricas son capaces de distribuir señal de internet, telefonia, y demas multimedias. Tal vez ellos acaben con el monopolio de los otros. Y por eso las que llevan los otros apuestan por lo wifi y telefonia movil.

    K, ... que tipo de oscuras relaciones habrá entre ellas?.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.