28 de septiembre de 2010

Pisa este crucifijo

Recibo una postal con Benedicto hecho un pincel, y sin darle la vuelta sé de manos de quién viene. "Salud desde Roma" ha garabateado: exacto, es él. Aunque parezca un saludo de un amigo que se siente Gregory Peck sin vespa por unos días, o una manera amable de celebrar la reciente visita del papa al UK, en realidad, créanme, este gesto es desenterrar un hacha de guerra.

Corría 1997 cuando los Pedalistas emigraron a estas islas, y él, un amigo del Peda, respetable miembro de la sociedad en un cargo de máxima responsabilidad, tuvo a bien enviarles una postal con el entonces papa, el Wojtyła. Pretendía ser una gracia, pero el pobre no sabía con quién se la estaba jugando: no hay una etiqueta en este blog llamada "Tengo un pasado oscuro" gratuitamente. La joven Di, con su pasado más que oscuro oscurantista, oyó un "plink" a la vez que una luz se hacía en su cabeza. Idea.

Fue en 1982, para los mundiales, cuando el susodicho papa Wojtyła visitó la península. La ninia Di lo vivió con casi idéntica emoción que las monjas de su cole. Para recaudar fondos, o tal vez para aumentar la fe, las Madres vendían unas postales en las que aparecía, a todo color, la iglesia de la ciudad que visitaba el papa (pongamos el Pilar), y en dos de sus ángulos, un círculo con la Virgen/el santo de la localidad (e.g. la Pilarica) y otro con el santo padre sonriente (e.g. con gorrito blanco). El papa visitó un montón de localidades: Compostela, Santiago apóstol y el papa con gorrito blanco; Catedral de Sevilla,  La Macarena, y el papa con gorrito blanco. En fin, se hacen a la idea.

La ninia Di las compró TO-DAS.

Así que, aquel día lluvioso de 1997, cuando a un amiguito se le ocurre hacer la broma de la postalita, Di sonríe desde su sofá fantaseando con máximas tipo "la venganza es un plato que se come frío", sabiendo que enseguida tiene un vuelo a Vetusta, y casi sin esfuerzo puede localizar en su mente la caja con su colección de postales de aquellos anios.

Al amigo del Peda poco a poco le fueron cayendo todas. Una por una. Pese a las atrocidades en el dorso, con la que verdaderamente se enfadó fue con la de Nueva York. Porque sí, en esa época visitaron los Pedalistas la Gran manzana, y nuestro amiguito recibió su postal (Catedral del León, papa con gorrito blanco y a saber qué santo) con el pertinente matasellos. Nos enteramos por terceros que "ahí nos pasamos". El chico quería una postal de Central Park o del Christler. Tough.

Y ahora, mas de 10 anios después, cuando parecía que todas las hostilidades habían cesado, sin agresión ninguna, ahí está, good old Benedict esperándonos con sonrisa de "te muerdo esa yugular" en el buzón. Las espadas están en alto. De nuevo. Y tengo un par de ideas.

Pero no aburriré a los sufridos divagantes con el ciclo de la venganza, cuando en realidad yo soy mucho más tipo palomita con ramita de olivo en pico. Y en ese rol, comunicativo y honesto, he de salir del armario para confesar que mi silencio bloguero sobre la visita papal a estas islas parte de, realmente, mi incapacidad para aportar nada nuevo que no se haya dicho o escrito en la prensa profesional, o en esos blogs que los carga Lucifer, Satanás, Belcebú (Maradona no juega?-gracias Les Luthiers). Hasta en petit comité se han oído bromas zafias injustificadas: un conocido, que recibió una tarjeta por parte del comité organizador  pidiendo su colaboración "no sólo económica" para lograr que esta visita "fuera un éxito" preguntó cuántos ninios de 12 anios se necesitaban para que "el papa y su comitiva lo considerasen un éxito". Qué mal gusto: hay cosas,  como sabe la Iglesia, de las que es mejor no hablar.

Y es que una no puede hablar mal de sus monjas, no tengo queja de las Madres: a mi ninguna me tiró los tejos o metió mano, y solo una me dio una torta. Así que no me uniré a las hordas que ahora oportunísticamente se lanzan a acusar a los curas de abusos sexuales o físicos. En mi cole solo se llevaba el abuso emocional: algo tenían que hacer las Madres para tenernos calladas, en esa época en la que aún no se llevaba el Ritalin . Para ilustrar estas técnicas, hoy introduzco la historia de "Pisa este crucifijo".

Cursábamos Primero de EGB, y nos tocaba (en el buen sentido de la palabra) Madre Petra, un saco de huesos y de nervios, a la que la toca le llegaba casi hasta la cintura. Tenía alguna base de conductismo y nos daba "puntos de oro" y "puntos negro" (embriones de las estrellas de pegatina de hoy en día, no entremos en la corrección o no del negro, eran otras épocas), según el comportamiento. Hasta ahí, bien. Nos ensenió una canción que en un punto decía "se va mi hermano, se va mi amor, se va la prenda que adoro yo"  y nos obligaba a cantar "quiero" en lugar de "adoro", "porque solo se podía adorar a Cristo". Pero un día nos contó la historia del ninio santo.

"El santito Zutanito tenía vuestra edad y era muy muy bueno. Un día lo raptaron unos malhechores y le dijeron: pisa este crucifijo o te matamos! Zutanito era tan bueno que se negó, nunca pisaría un crucifijo. Y lo mataron".

Una clase con 40 niñas de 6 años. Los ojos bien abiertos. Pisa este crucifijo. El impacto que esta historia causó en la niña Di, impresionable, debió ser considerable, pues nunca lo he olvidado. Recuerdo decirle a mi madre: "yo lo pisaría aunque por dentro pensase que quiero a Jesús" (o era "adoro a Jesús"?). A los días me llamó la Señorita Sara, la de parvulitos que me tenía supernchufada, pues mi madre le había contado mi fijación y mis remordimientos de no ser como el santito. La Seniorita quería decirme que no me preocupase, que no me iban a raptar, que ni mis padres eran ricos, ni yo monaguilla, como el santito.

A mi estas cosas (y alguna más) solamente me han hecho atea. A muchos otros, les han fastidiado la vida.

Ciao Benedicto. Paso de pisa este crucifijo.

28 comentarios:

  1. Qué peli esa, la de la vespa Gregory y Audrey. Eso era contar historias.

    En cambio, la que te contaron a ti es incompleta. Además que se nota un montón la diferencia de tiempos: en los míos no eran malhechors, sino "rojos".

    Y digo que es incompleta porque que Cristo es el Hijo y es Dios, que son tres Personas pero solo un Dios. Eso lo sabemos y puede que funcione en otras partes.

    En España, no. ¿Qué Cristo era? ¿El del Gran Poder, el de Medinaceli, el del Cachorro?

    Porque a lo mejor no era un santito, sino muy de su barrio, de sus colores y de su Cristo. Y resulta que le presentaron precisamente ese. Que si llega a ser otro, lo pisa.

    Es una variación del tema, lo sé. A lo mejor fue un santito con el concepto claro. Pero a lo mejor no.

    ResponderEliminar
  2. A mi hermana, en su cole de monjas, le decían que ellas no habían elegido ser monjas, que de repente las llamó Dios y no pudieron hacer más que seguir su voluntad.

    Mi hermana por las noches pensaba: 'que no me llame, que no me llame!!'

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la historia de las postales.

    Lo de las monjas y las vidas de santos... ahora lo vemos muy terrible pero realmente ¿a cuánta gente le fastidiaron la vida? es como la relación entre las revistas femeninas y la anorexia me parece a mí.

    A ver, a los curas pederastas que les caiga todo el peso de la justicia eso por supuesto. Pero las vidas de santos y los niños impresionables... también había a quien le amenazaban sus padres con el hombre del saco si no comía.

    Y la variación de NáN sobre y el 'y tú, ¿de qué Cristo eres?' también me ha gustado. Muy español, sí. Aquí tenemos que ser de algo y no cambiamos así nos maten.

    La peli es Vacaciones en Roma.

    ResponderEliminar
  4. ¿Tantos años guardando las postalitas?.Bueno, al final sirvieron para algo, ¿no?
    Yo no tengo ningún trauma con las monjitas de mi cole, eso sí, no entendía por qué los domingos tenía que ir a misa cuando mis padres no iban ninguno.

    ResponderEliminar
  5. Los niños de Africa que no tenían (tienen) qué comer! chantajillo para que me lo acabara todo o no me quejara...

    Lo mejor que tienen las historias edificantes es que no van a pasar, así uno se convence que en un caso así haría o desaría, según el caso y en la vida corriente, la de hoy, el prójimo se desdibuja, pierde protagonismo ;-)

    Considero las pelis religiosas a favor y en contra muy estereotipadas. Los dos tipos me enervan.

    Estando en otros países, me he dado cuenta que la educación religiosa no era tremebunda, no sé si las mantanzas/salvajadas de la guerra incivil, y la carencia de medios de la posguerra creó en una generación una religion triste y miedosa.

    Di, si te sientes guerrera y viviendo en Londres, siempre puedes encontrar foto de alguna deidad india para desearle un feliz 2011.

    O simplemente decirle que cuando uno escribe es para compartir algo, y que al mandar y poner de manifiesto algo que no compartis, sabotea su propia acción.

    ResponderEliminar
  6. En quinto de EGB no conseguía más de sacar suficiente en religión, porque la madre nos preguntaba si de mayores queríamos ser monjas y a las que decíamos que no, suficiente al canto.

    ResponderEliminar
  7. Para aprobar religión, solo tenias que poner en bonito lo que el cura quería leer.

    K, ... a alguien le han suspendido en religión? (asignatura "maría"?)

    ResponderEliminar
  8. En mi cole, con 13 años (soy del sur-levante, que cuando se lo he contado a alguien del norte no daba crédito), en la primavera hicimos una competición de masturbación pública. + de 60 chicones. Era el testigo el que pasaba la información al anotador y el período de competición era mensual. En cualquier clase, valía 1 punto; en la de religión, 2 puntos; durante el rosario, 3 puntos.

    Pero éramos cristianos fervorosos. Nunca ocupé puestos destacados.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mí sí me suspendieron en religión y en... la carrera. Suspendí Pensamiento Social Cristiano en... no me acuerdo si en segundo o tercero de carrera...

    Sí, yo fui a una universidad católica y tenía dos años de teología y tres de pensamiento social cristiano.

    Creo que mi ateísmo está más que justificado.

    ResponderEliminar
  10. Di, ya me parecía a mí que no ibas a poder contenerte y no ibas a dejar a Nazinger irse de rositas...

    ND, alégrate hombre, si las cosas se ponen verdaderamente mal con todos esos estudios (o títulos) puedes ser profesor de teología en institutos. Or so they said...

    ResponderEliminar
  11. Más que justificado, Niño. Lo tienes curricularmente contrastado.

    ResponderEliminar
  12. De verdad se puede, Basaja? Mmmmh, tres meses de vacaciones, creo que podría impostar la fe por nueve meses al año.

    Porque yo era lo único que aprobaba. Vaya broncas me echaba mi madre 'pero hija, esas no las estudies...' Y es que no las estudiaba.

    ResponderEliminar
  13. Di..me ha encantado la historia de la venganza de las postales. Yo estoy muy a favor de la venganza, siempre que sea inteligente y currada. Y tu envio de postales papales es genial. Escribí un post sobre el tema... venganza

    Creo que en equipo seríamos unas vengadoras temibles.

    NáN a mi no me resulta nada dificil de creer que hicieras competiciones de masturbación...dicho con todos mis respetos..eh. Abrazos muy viriles en este caso.

    ResponderEliminar
  14. La verdad es que la historias de santos y mártires impresionaban. Sin embargo no me parece que fueran tan negativas. Creo que es peor ahora cuando se oculta todo lo que nos produce dolor o nos incomoda, sea en hospitales o en residencias de ancianos, o en chueltas de ternera con forma de estrellitas... Para mí eso es peor.

    En cuanto a lo de las postales, si las guardabas por algo sería. A mi no me mandes de esas. Como tampoco me gustan las de sevillanas, o tías en bolas o tíos con calzoncillo de elefante. Prefiero las típicas.

    Por cierto, yo también puedo dar religión.

    By the way. Basaja, cuanto tiempo!! Ya te han dado la condicional?

    ResponderEliminar
  15. Me ha hecho gracia lo de las pajuelas durante el rosario. Recuerdo a uno que le pillaron haciendoselas en el wc, y de allí creo que salio "ciego", jeje, en clase de religion, en mates, en sociales, a todas horas vamos.¡¡¡

    K, ... y yo no era¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  16. Diva..." CHULETAS DE TERNERA EN FORMA DE ESTRELLITAS"....????????????????????????????????????????

    ResponderEliminar
  17. Jó que si eran bonitas. Tenía yo derecho a un tebeo el domingo. Y solía repartirlo así a lo largo del mes: Supermán, Hazañas Bélicas, Vidas de Santos (cómo me emocionaban los niños mártires). Todo se metía en el mismo tarro, se agitaba... y salía lo que tenía que salir.

    ResponderEliminar
  18. Tengo un recuerdo que todavía me llama la atención más que las estampitas, escapularios o rosarios. Y es el olor a cirio, o rancio que despedían los curas. Y es algo que hoy día en más de una ocasión me ha tocado oler entre gente con la que trabajas. Es una especie de tufillo viciado (una mezcla entre cera de vela, sotana sucia y mugrienta, y halitosis) que se queda y es imposible de quitar en cierta gente que habiendo pasado por un seminario en sus años mozos, al final por falta de vocacion no terminaron de ingresar o colgaron los habitos. Y aquí, en el pais vasco, lo mismo en las corporaciones empresariales (coperativas, cajas de ahorro etc) que politicos, quedan muchos de estos elementos. Y no solo el olor, sinó el simple acto de estrecharse o frotarse sus propias manos cuando creen que van a llevar una ganancia o ventaja en muchas situaciones, y esa mirada hacia abajo y su sonrisa, mientras se las frotan ... las manos digo.(coincidencias con los judios de las peliculas basadas en cuentos anglosajones???)

    K, ... joder¡¡¡ cantan a cirio que jode¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. - Reconoce que, años ha, dentro de la guerra fraticida de las postales, cierta servilleta de papel con esencia de Calamar Bravo fue un golpe bajo al más puro estilo "ataque con Antrax".
    - En Roma ya no caen las Vespas, ahora te tienes que confirmar con una Kymco.
    - No espero menos de tí que cumplida respuesta con entradita previamente satisfecha al evento organizado por la Iglesia dentro de Benedicto World Tour 2010.
    - Ay si las paredes de los confesionarios hablaran!!!

    Fdo. Gregory Peck

    ResponderEliminar
  20. Conformar, no confirmar.

    ResponderEliminar
  21. Un chistecito de monjas y angeles.

    Una monja italiana, rosario en mano paseando por el claustro de su convento, y en esto que del cielo se descuelga un paraicadista desnudo. Y la monja piensa que aquello es un angel

    - Sor maría, sor maría¡¡¡ ... un angelo¡¡¡

    - un angelo??? eh ... vola el angelo???

    - no, no vola. DUE VOLA.¡¡¡

    K, ... volare.

    ResponderEliminar
  22. "Pisa el crucifijo"
    Si estuvistes en el colegio en los 80, está a menos de 50 años de la guerra civil donde se mató a los religiosos por serlo y lo de pisar el crucifijo no estaba tan lejos en la memoria. Gente que pasó la guerra civil ya de adulto estaba todavía viva. De qué te extrañas?
    De qué nos extrañamos?

    ResponderEliminar
  23. Y buenas tumbas y monumentos y recordatorios que tienen, para sus familiares, no como los 150.000 que muerieron ya sin guerra y están en las cunetas. Todavía con familiares que no saben dónde reposan.

    ResponderEliminar
  24. Fíjate si la guerra está todavía en la memoria de los españoles que se utiliza hoy para dividir y para quitar la atención de lo que se hace hoy. Impresionarse por pisar el crucifijo? Eso es una tontería. Hoy te asesinan el caracter si quieres ver con tus propios ojos y utilizar tu propia cabeza.

    Imagina que la gente se pueda tomar la justicia por su mano y en caliente. Dónde la realidad se impone.
    Dónde no hay comida. Dónde cualquier panda es juez y parte. Qué sale de ahí?

    Alguien tendrá que aceptar alguna vez que hubo una matanza religiosa generalizada. Incluso de gente que estaba fuera de la órbita pública, los conventos de clausura. Libertad? Democracia?

    Es mejor subirse al machito y no pensar.
    Acaba, NaN, y díme: Y tu más!

    ResponderEliminar
  25. Bueno, bueno, ya veo que la sintonía de la casa poco a poco sube de tono... ¡El diapasón de las divas!

    No obstante esta historia de venganzas y desafío intelectual me encanta, no en vano soy venenosa, Viajar hasta NY cargada con la foto de la catedral de León.... Y ni más ni menos que con Gregory Peck como contrincante, a eso le llamo yo tener estilo.

    PS: yo en Roma mas que Vespas y Kymcos he visto muchisísimo Smart. Di, en breve Londinium.

    ResponderEliminar
  26. lo que me parece, courageous, es que has sacado los pies del tiesto. Has sacado la guerra civil y los mártires, cuando de lo que se estaba hablando era del uso aterrorizador de los curas, instilando miedo y violencia, en niños de 6 años.

    También yo tuve una "clase" que se llamaba Florilegio de Martirio. De la que, por no causar vómitos, no he hablado.

    Que siga usted bien

    ResponderEliminar
  27. Me ha tocado vivir fuera de España, y me tocó salir de la prisión de mi "tribu". Y de vernos con los ojos de otras "tribus". Un descoloque.

    La enseñanza religiosa de situaciones límites no está presente en gente de países con un sistema de libertades establecidos por siglos. Y lo afirmo. Lo he visto.

    Pisa el crucifijo. Me pregunté el por qué. Y fué lógico para mí pensar que estaba viva en la memoria de la gente y más si era religiosa, que era algo no del pasado, sino una posibilidad real.

    Añadí mi percepción de la guerra civil, que en los altos mandos fué querra, pero que entre la gente fué un ajuste de cuentas. O no? Los egos mandando.

    Sacar los pies del tiesto... es que no quepo dentro del tiesto. Es un traje pequeño. Y es un drama para uno porque en el tiesto yo vivía bien, se vive bien!

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.