19 de febrero de 2010

Las casualidades no existen

Comienzo esta entrada con la banda sonora de la peli que vi ayer: "Local Hero" (Bill Forsyth, 1983). Por ninguna razón especial, igual porque me encanta Mark Knopfler -Dire Straits es mi grupo de la adolescencia y con el que más inglés aprendí (quién me iba a decir que iba a tener una hija inglesa). O porque dará bien de fondo mientras se lee esta entrada.



Ya lo decía Ernesto Sábato en "Sobre héroes y tumbas": las casualidades no existen.

Hacia mitad de la semana pasada, una ingenua Di subía una entrada titulada "Los hormigas polismalos". Y la lió parda. Ingenua porque nunca podía imaginar que el tema: "las sociedades igualitarias casi siempre funcionan major" fuera polémico en absoluto. Parecía un tema aburrido por lo no controvertido: pero he ahí la belleza del blog.

Al día siguiente de subir la entrada, y aún con los acalorados divagues de calurosos divagantes calientes en nuestro blog, llego a casa y me encuentro en el buzón una revista que recibo semanalmente. Se trata del "British Medical Journal", junto con "The Lancet", una de las revistas médicas con más impacto a nivel no sólo británico, sino mundial. Y en portada: "Tackling inequality. Get then while they are young" ("Enfrentándonos a las desigualdades. Cojámoslos mientras son pequeños"), con foto de niño de fondo. Casualidades como estas no pueden existir.

Resulta que en 2008, la OMS (Organización Mundial de la Salud) comisionó un estudio sobre determinantes sociales en la salud, cuyo resultado se puede resumir en una frase: "la injusticia social está matando a gente a gran escala" (1). Michael Marmot, catedrático de epidemiología de la UCL (University College London) ha publicado ahora un informe sobre las desigualdades en temas de salud en el UK (2). Las conclusiones no me sorprenden demasiado, pero tal vez a algunos divagantes sí.

La salud es una manifestación más de la manera como una sociedad está organizada. Ya en 1976 Marmot encontró una relación entre mortalidad y jerarquía en el mismo personal de servicios públicos (cuanto más abajo, mayor mortalidad). Es muy importante entender dónde nace la gente, cómo vive, trabaja, envejece. Como dice el aforismo médico "no se trata de saber qué enfermedad tiene un paciente, sino de qué paciente tiene una enfermedad". La medicina no debe conformarse con tratar al enfermo, sino prevenir que esa enfermedad se desarrolle, y en muchas circunstancias, esta enfermedad se origina en y por su entorno social. Marmot, ingenuo como Di, cree que el intentar terminar con las desigualdades en salud es "apolítico" y aboga por una sanidad pública.

Siguiendo con la prevención, sabemos que lo que pasa a los niños en sus primeros años es crítico para su desarrollo durante el resto de sus vidas. El invertir en ese punto es una estrategia muy poderosa para garantizar el desarrollo social, tanto en países pobres como en ricos. Está estudiado que esa inversión inicial se rentabilizará. El ejemplo de Suecia es claro: está entre los tres primeros países en indicadores de salud, y cuenta con cuidado antenatal de alta calidad, hasta 18 meses de baja maternal y paternal (a los padres se les incentiva), enfermera mensual los 18 primeros meses de vida, etc. Nada es gratis, por supuesto. Hace un tiempo tuve una conversación curiosa en una de esas cenas civilizadas con una pareja de profesionales que nos contaba cómo eran los niños de hoy en día: sus hijas tenían treinta barbies (literal). A renglón seguido y sin pestañear, hablaban de las prestaciones sociales de las que disfrutaba el hijo de Fulanito, un colega que vivía en Suecia. Claro que ellos no estaban pensando en emigrar porque "lo malo es que allí no puedes hacer dinero como aquí. Si quieres hacerte rico, olvídate".

El Nobel de economía de 1998, Amartya Sen, que dijo en su momento que no ha habido hambrunas severas en sociedades democráticas, dice ahora en su nuevo libro "El concepto justicia" que la justicia social es un poderoso determinante de altos niveles de salud y que muchas de las injusticias mundiales hoy en día conciernen a la salud. Su prioridad son las injusticias claramente remediables que están afectando a la vida de la gente aquí y ahora.

Y no sé porqué viene a mi mente la imagen final de "Local Hero": la cabina sonando solitaria en aquella bahía escocesa donde al final se demuestra que hay cosas que el dinero no puede comprar.


(1) Commission on Social Determinants of Health. Closing the gap in a generation. WHO, 2008 www.who.int/social_determinants/thecommission/finalreport/en/index.html

(2) Marmot M. Strategic review of health inequalities in England post-2010. Marmot review final report. University College London. www.ucl.ac.uk/gheg/marmotreview/Documents

(3) Amartya Sen (2009) The idea of justice. Penguin Books: London.

22 comentarios:

  1. Me ha gustado el aforismo. Me ha gustado que pongas Dire Straits que junto con Bruce ma yudaron también con el inglés. Me parece interesante lo que comentas sobre la salud. Ignoro que tipo de prestación hay en UK, quizá lo comentaste pero tengo memoria de pez, a corto plazo, como Dory la amiga de Nemo.

    ResponderEliminar
  2. Good morning Di:
    en primer lugar enhorabuena por los Dire. No sé si sabías con los CD se inventaron para que su música sonara mejor.
    En cuanto a la sanidad, igualdades, democracias, etc es un debate interesante, sobre todo si nos ponemos a hablar de ese país al otro lado del Atlántico llamado Estados Unidos "contra el resto".
    De todas formas, somos seres "humanos" por lo que, a la menor que podemos, nos da igual qué pase con los demás y vamos sólo a lo nuestro. Y así, igualdades...pocas!
    Happy weekend.
    Bye

    ResponderEliminar
  3. Ah, Diva, ya sabia q tb te gustarian los Dire Straits... Tu te acuerdas de alguna palabra que aprendiste con ciertas canciones? Yo, por ejemplo, creo q aprendi "wilderness" con "Telegrah Road".

    La medicina te lo contesto en el divague de Jipi.

    Besos de Viernes pq... "In Friday I'm in love".

    Di

    ResponderEliminar
  4. Dear Jipi,

    En mi fetichismo secular, guardo todavia cintas-y lo q es mas grave, originales- de los Straits. Por ejemplo, el "Brothers in arms", q me remonta a un verano de campamentos con 15 años en Porto Do Son, Pontevedra. Es maravilloso q tanto el disco como el lugar, tendran siempre para mi 15 años.

    Temas mas prosaicos: la medicina el el Reino Unido, pais como suelo decir inventor de la Seguridad Social, se esta americanizando. Lo que pienso del tema esta bastante claro: me da pavor. Pero es lo q viene, y como dices, como la mayoria "va a lo suyo", esto es un cuesta abajo y sin frenos.

    Algun dia escribo sobre eso (el ir a lo suyo).

    Besitos

    Di

    ResponderEliminar
  5. Acertadísimo lo de las palabras en inglés que hemos aprendido con los Straits (por cierto: tema para el blog: ¿por qué en España se les llama los Rolling a los Stones?).
    Yo aprendí macrogüei oven y refriyereitor.
    ¡Ah!, y antes de que se me olvide, para que no haya dudas, los Straits eran unos cuantos, así que no caben en el ipod.
    Ni siquiera cabe la tocha de Marc.

    ResponderEliminar
  6. Ay, Ababol de secano! Me rio contigo. Toda la razon con lo de los Stones, no se la respuesta.

    Money for nothing estaba llena de perlas.. cress q habia "maicrogueif ofens" en la peninsula cuando cantaban eso? De ella tb aprendi mi primer slang: "chicks" (for free)

    Besitos, me voy a poner el Alchemy enterito ahora...

    Di

    ResponderEliminar
  7. Dire Straits, con Brothers in arms era el disco que te ponias cuando veias a tu amor platónico de adolescencia morreandose con un mayor contra la maquina del tabaco.
    "Ibas oyendo Dire Straits por las esquinas" define un estado de ánimo.
    Discrepo en una cuestión sanitaria contigo (si me dejas). Las sanidades publicas nordicas están llegando a un extremo de "naturalismo" que las están haciendo absurdas.
    ¿Es normal no tratar con antibiótico una otitis en un niño de 4 meses? para mi es una causa de irte a un médico privado...

    ResponderEliminar
  8. Nada como Romeo and Juliet.
    She´s singing hey-la my boyfriend´s back, claro guiño a la canción cincuentera de los Angels.

    He do the walk of life... so far away from me....your latest trick....

    ResponderEliminar
  9. La primera vez que oí Money for nothing era como banda sonora al diablo. Yo tenía una muy tierna edad y en la representación de Navidad del cole fui de las elegidas para hacer el recojoshow. Generalmente los cursos cantaban villancicos y poco más. Molaba ser elegida porque te lo pasabas bien y claro, como tenías que ensayar, perdías mogollón de clase. Así que además del villancico de turno bailábamos y actuábamos. Es lo que tiene que te gustara la gimnasia y que tuvieras ritmo. No puedo creer que me gustara la gimnasia...

    Aquel año, el baile no era otra cosa que la representación de los 7 pecados capitales, que hacíamos lo que podíamos y luego el demonio que se los llevaba a todos al infiernoooooo, ja,ja,ja, todo ello con Money for nothing the fondo. El papel más chulo era el del demonio, claro.

    ¿A ver si sabéis que pecado era yo y cual fue mi música?

    ResponderEliminar
  10. Gonzalo, casi me tengo que releer la entrada por lo de la "discrepancia en temas sanitarios." ¿Dónde he puesto yo que esté a favor de esa enloquecida "vuelta al naturalismo"? Parir en casa, no vacunar a los niños, no medicar el TDHA cuando existe... nunca he querido decir eso. No creo q el modelo médico sea la panacea, pero de momento yo apuesto por la medicina basada en la evidencia científica (evidence based medicina)-puedes leerte si te queda energía mi entrada sobre Karl Popper en la que queda muy claro que no soy ninguna iluminada. Ah, y por cierto, acaban de sacar un estudio diciendo que, después de todo, igual no es tan seguro parir en casa como se pensaban los holandeses y demás flower-power.

    El ejemplo de Suecia lo ponía ( y esto va a ser más polémico que lo q lo sería lo del naturalismo) pq yo estoy a favor, lo he dicho antes (arghh saquemos las cruces y aguas benditas)de un sistema impositivo alto con más sevicios públicos y sociales (modelo europeo versus yanki).

    Y claro q te dejo discrepar: para eso estamos.

    Besos

    Di

    ResponderEliminar
  11. Diva, creo q el comienzo de "so far away from me" es de los que más me gustan... primero esa música y luego "and here I am again in this mean old town, and you are so far away from me"... los que hemos tenido relaciones en la distancia tal vez recordemos como nos sentíamos en esa época al escucharla...

    ResponderEliminar
  12. Diva, queremos una entrada de "Money for nothing" y el diablo YA. Impagable.

    A ver, por supuesto que hacías el pecado LUJURIA y la canción era "Lo estás haciendo muy bien" de Semen Up. :):):)

    Quiero fotos!

    ResponderEliminar
  13. "No hay nada nuevo bajo el sol" o "La historia se repite" son tópicos que, una vez más, de demuestran ciertos.
    Las políticas sociales (entre las que se incluye la sanidad pública) surgen en el siglo XIX y, concretamente, en el Reino Unido. ¿La causa? Las diferencias en la sociedad y, concretamente, en los niveles de renta y las condiciones sociales que esa realidad implicaba, llevaron a las clases dirigientes (conservadora, reformista o liberal) junto con la burguesía, a proponer medidas para mejorar las condiciones de vida del pobre u obrero.
    ¿Por qué? No por un sentimiento humanitario o por búsqueda de una sociedad más igualitaria. Sino porque esos pobres eran "amenazas sociales". Sus condiciones de vida convertían a sus viviendas (y a ellos mismos) en focos infecciosos en los que se originaba y facilitaba la extensión de enfermedades epidémicas (como la tuberculosis) que terminaba afectando a todo el cuerpo social (también a los ricos y burgueses).
    ¿Quiénes dieron la voz de alarma? Los médicos que conocían de primera mano esta realidad, por su contacto con los pacientes, y que tenían el prestigio suficiente para dar base científica a sus propuestas de reforma social (estudios de Turner Thackrah o P. F. de Monlau entre otros). En esta realidad están las raíces de las corrientes científicas que veían un origen social en la enfermedad,representada por la famosa frase de J. P. Frank "la miseria es la madre de todas las enfermedades", la definición de la Medicina Social (influenciada por los Socialistas de Cátedra o academic socialist, concretamente a través de las enseñanzas que Grotjahn adquirió de Schmöller), etc. Cuando pasó la euforia de la bactereología (tras el descubrimiento del vacilo de Koch), se retomó nuevamente, a fines del XIX y comienzos del XX, el punto de vista social para explicar el origen de la enfermedad.
    Desde el punto de vista histórico, no sólo es cierto lo que comentas, querida Di, sino que no es la primera vez que la historia lo demuestra.

    ResponderEliminar
  14. Nuevo intento:
    -Pecado: LUJURIA
    -Canción: "I want your sex"

    ResponderEliminar
  15. Querid@ Anónimo: En primer lugar, déjame llamarte "PhD" (es el título q pueden poner tras su nombres los que tienen un doctorado en UK), porque hay que ver qué nivel! Da gusto tener lectores así.

    No puedo estar más de acuerdo contigo, y de tu razonamiento (que usaré, si me permites, en futuras entradas, eso sí, citando "a mi anónim@ PhD";)) saco la siguiente conclusión: nos sigue interesando a todos, inclusive a los ricos, tener una sanidad pública.

    En la época de Dickens (describes tan bien la situación que leyéndote verdaderamente me has transportado a las docklands de "Great Expectations"), se dieron cuenta como dices de que la tubercolosis no la podían encerrar en las chabolas, que salía y se contagiaba.

    Hoy en día, por ejemplo, hay miles de niños carne de cañón, que vienen de familias desestructuradas, con padres en drogas y que se meten en bandas y llevan armas a unas edades increíbles. Dickens a lo bestia. Estos niños, cuando tienen 15 ya están listos para salir "a la sociedad" y tocarnos donde más nos duele. Pero si los "cogemos a tiempo" (como decía el artículo del BMJ), hay posibilidad de que no lleguen a donde llegan.

    Todo eso vale dinero y si no se puede persuadir a la gente de que es algo humanitario y justo intentar dar una posibilidad a estos niños que he puesto por ejemplo, tal vez se les pueda llegar por el "cuidado, que viene el lobo".

    Como con la tuberculosis.

    Gracias de nuevo por tu aportación, y sigue iluminándonos frecuentemente!

    Besos

    Di

    ResponderEliminar
  16. Unos cuantos iluminados decidimos crear una radio en el cole para emitir música durante el recreo.
    Así, elaborábamos una lista de éxitos que votaban los compañeros. Luego, con el permiso de la autoridad, a eso de las 11, hora del recreo, nos metíamos en el laboratorio de ciencias, donde se diseccionaban calamares, truchas, patos y otros bichos, porque tenía ventanas que daban directamente al patio. Sacábamos dos altavoces, y pinchábamos los temas de la lista.
    El primer número uno fue "Walk of Life", y pudimos pincharlo los dos días que duró la aventura.
    Resulta que en lugar de direccionar los altavoces hacia abajo, los direccionamos hacia el frente. Como consecuencia, ante las exigencias del repetable del patio, que decía que no se oía bien, subíamos el volumen sin parar, cosa que debieron notar en las casas de enfrente, hacia donde sí salía el chorro del altavoz.
    Las quejas no tardaron en llegar, y la Dirección abortó nuestra incipiente iniciativa.
    Los hermanos Knopfler y sus amiguitos siempre ocuparán por ello un lugar especial en mi memoria.
    El laboratorio de ciencias recuperó su originaria funcionalidad gore.

    ResponderEliminar
  17. Dear Ababol, qué gran historia... da para un relato, anda, escríbela!

    Y qué cole tan liberal: a nosotras nos ponían un disco para subir a clase, pero siempre era "pescador de hombres".

    ¿Y diseccionabáis patos? No me digas que ahora eres vegetarian@...

    Di

    ResponderEliminar
  18. Vegetariano no.
    Me fui por letras mixtas...

    ResponderEliminar
  19. Querida Di,

    Uuyuyuyuyuyuy... que pensamientos más pecaminosos tienes. Siento romper la imagen que tienes sobre mi. Me hubiera gustado ser la lujuria, peo no, fui la pereza y bailaba con Carros de fuego (abstenerse gracios@s)

    ResponderEliminar
  20. Ababol, o sea q vegetariano ovolacteo. Mixto.

    ResponderEliminar
  21. Diva: claro, ahora disimula con "Carros de fuego". Pero gracias por el intento pq me estoy tirando al suelo: Diva a camara lenta, corriendo por un escenario con un fondo de atardecer rojo (de esos q les gustaban a las monjas, de esos de "Dios existe"). Impagable.

    Espero q estes mejor hoy.

    Di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.