3 de febrero de 2010

Colecciono naúfragos


Ayer hablábamos del héroe byroniano, que tiene alguna característica común con el sujeto a describir hoy. El naúfrago.

Comencemos definiendo. Naúfrago: (Del lat. naufrăgus).
1. adj. Que ha padecido naufragio. Aplicado a persona, usado también como sustantivo.
2. m. desus. tiburón.

Esto según la RAE. Ahora, Di-finición:
1. adj. Dícese del sujeto que deambula por el globo sin saber bien cuál es su objetivo a medio o largo plazo.
2. adj. Dícese del sujeto que, aunque parece tener un objetivo común con la mayor parte de la masa, se encuentra un tanto perdido en medio de las reuniones, la carta de vinos, la fila del remonte, la mesa del comedor de su casa.
3. adj. Dícese del sujeto que hace cosas típicas de naúfragos (que se explicarán más adelante).

Como decía en el título, tengo un atractor de naúfragos: hay una serie de amigos, que por una razón u otra, se podrían clasificar como tales. Algunos no lo saben, otros lo asumen e incluso disfrutan. A menudo se repiten conversaciones rituales entre nosotros tipo "¿Sabes cuál es la última del Naúfrago sub X?" A lo que sigue una conversación más o menos larga que siempre concluye con "Desde luego, Naúfrago Sub X debe seguir en la presidencia del Club de Naúfragos", o "Habría que elevar a Naúfrago sub Y a la presidencia, o hacerle tesorero aunque sea".

Para pertenecer al Club de Naúfragos hay que valer. No cualquiera naufraga constantemente. A ver, uno puede tener un pequeño naufragio y sobreponerse. O sufrir varios naufragios cotidianos uno tras otro que solventa con un poco de sentido común. Pero el verdadero naúfrago sigue naufragando en presente continuo. Por supuesto los naúfragos no leen el blog. Algunos porque no lo saben, otros porque están demasiado ocupados naufragando. Es un tema de jornada completa, una labor que no se puede tomar a la ligera.

Cómo se llega ahí es otro punto de gran interés. Algunos aprovecharon un despido de una compañía de las que les gustan a los padres para romper su CV, tirar lastre y hacer lo que de verdad les gustaba. Otros aprendieron lenguas imposibles para coleccionar tesis sobre su tema-pasión. Los de más allá soñaron con comprarse una caravana para aparcarla a la salida de un pub rural encantador distinto cada finde y poder dormir allí la curda, en medio de la campiña de Yorkshire. Hubo algunos con documentos excel para llevar la cuenta de sus ligues. Los de más acullá encontraron su lugar en el mundo en ciudades con plataformas petrolíferas en la bahía. Algunos se enamoraron de chicas "encoladas a la tele" que usan La Prairie cuando ellos antes ni tenían cajatonta, y pensaban que las praderas eran para las vacas. Hay unos cuantos que viajaron por el sudeste asiático con moto. Me encanta el que compró un spray y grafiteó camuflado su pueblo con slóganes anti-guerra y anti-aznar con toda la nocturnidad del mundo. O el que arrancó su chimenea que resultó ser Listed Building (edificio protegido, y eso en UK no se hace). O el que dejó de correr en la rueda para comprarse un velero y navegar a tías en bikini por las calas mediterráneas.

Muchos de mis naúfragos solventan su naufragio huyendo hacia adelante, así que están frecuentemente de viaje. Pero no es condición sine quanon. Uno de mis naúfragos hace unas fotos increíbles. Me dan mucha envidia insana, pero aún así os las quiero enlazar. http://xavigzfz.com. A otros les ha dado por la nouvelle cuisine, y de vez en cuando se estiran.

Byronianos pues, ya que "son extranjeros, naúfragos, parias, vagabundos, voluntariamente marginados". Todos ellos únicos y mis favoritos... ¿a que ahora queréis saber cual es la última de Naúfrago sub T?

14 comentarios:

  1. Good morning:
    muy bueno Di, yo llamaría a la gente que describes de muchas formas, pero definitivamente "naúfrago" es mucho más "polite".
    Pero además de la figura por ti descrita, déjame que me acuerde del "eterno amig@ del naúfrago", ese que tiene que tragarse todo lo que le pasa al susodicho y luego animarle diciéndole "venga, que no es nada, así ya has aprendido y no te volverá a ocurrir".
    Un oscar a la paciencia del amig@. Su labor es impagable.
    Bye

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Me ha encantado la entrada y las Di-finiciónes.

    El tema es que a veces los hay que naufragamos y no lo sabemos, pensando que somos uno de los que nos hemos sujetado al gomático (digo yo que tiene más sentido que pneumático).

    A quién no le gustaría naufragar a veces... Di-finitivamente I love naúfragos.

    ResponderEliminar
  3. Jipi, yo disfruto con esto del naufragio. Si lees el párrafo en el que cuento cosas que han hecho los naúfragos, verás conmigo cómo son un cohorte de lo más interesante de la sociedad. ¿O igual estoy abducida por ellos? ¿O igual soy una naúfraga en potencia? ¿O ya en acto?

    ResponderEliminar
  4. Diva, no te has bañado nunca en un río con un gomático de tractor? Es lo más.

    ResponderEliminar
  5. Síiiii, sí lo he hecho. He bajado un río entero así. Como te descuidases te metías cada arañazo con el pitorrico...

    Debes prometer que nos contarás aventuras de los naúfragos. Por lo menos las últimas...

    ResponderEliminar
  6. Un río entero! Yo también quiero! (con naufragio a final incluído please).

    Y Diva, tengo naúfragos destacados en diversos puntos ejerciendo su vital labor,así q en cuanto tenga noticias, seréis los primeros en estar al día.

    Besos

    di

    ResponderEliminar
  7. ¿Y esos naúfragos que ni siquiera saben que lo son? ¿Los que se levantan por la mañana, se ponen su corbata o su mono, trabajan, se divierten, viven la vida que se espera de ellos, y hacen todo lo que tienen que hacer según los cánones, y sin embargo siguen siendo naúfragos? Yo los reconozco por el salvavidas tamaño XXXXL que suelen tener...

    ResponderEliminar
  8. Dedos de Porcelana4 de febrero de 2010, 11:00

    Yo no se si es divertido o no ser náufrago, si el serlo nos "obliga" y nos "fuerza" a buscar nuestras y nuevas salidas y a vivir mas o menos y por eso somos "afortunados", solo se que no se como es la vida fuera del agua, creo que nací con un flotador puesto que tengo que inflar constantemente.

    Preferiría ponerme el flotador cuando yo lo decidiera, cuando decidiera yo cambiar mi vida, y no la vida misma la que te arrastra con o sin flotador.
    Es diferente bajar un rio en un flotador, expectante y motivado, por saber lo que me depara el final del río (como cuando haces rafting); que bajar sin flotador, porque en ese momento no tienes y estas apunto del ahogo...llegarás al mismo sitio, pero peor. Lo decidió la vida por ti.
    Hay veces que no tienes río y si flotador y no sabes como usarlo porque no tienes agua etc...en fin...hay muchos tipos de náufragos.

    Hay que saberse mantener siempre a flote (y eso lo aprendes sobretodo siendo un naúfrago, una de las cosas buenas), eso es lo que importa, y sacar lo mejor de ti mismo en los peores momentos. Saber usar tu naufragio de la forma mas inteligente. Y no es cosa fácil.

    Madre mía...este tema daría para mucho.

    Nota: y si, las fotos de nuestro amigo naúfrago di, son geniales..a mi me encantan!

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Dedos de Porcelana4 de febrero de 2010, 14:00

    Old hippie, hilando mis comentarios, ahora centrándome en la figura que tu has sacado a la palestra, la del "eterno amigo del náufrago"; me gustaría comentar algo...

    Un naúfrago no necesita a nadie al lado que le diga cosas como "venga, que no es nada, así ya has aprendido y no te volverá a ocurrir", porque el náufrago mirará a esa persona y callada lo único que pensará es... ¿qué hago con este gilipollas al lado? (no hablo por ti que ni siquiera te conozco eh?, hablo en términos generales).

    Ayudar a un náufrago es tarea ardua pero hay que saber hacerlo. No estamos hablando de animar a una persona que ha tenido un mal día. Hablamos de personas que sobreviven como pueden y que en ocasiones no saben como no ahogarse..en ese naufragio en el que están. Que se hayan perdidos pero conscientes de su naufragio; que necesitan llegar a tierra firme pero no tienen recursos o no los sienten, por eso hacen cosas raras..; no a alguien al lado que le diga `respira mejor que asi te quedará un minuto mas de vida´, el ya lo sabe.

    A un náufrago se le ayuda muchas veces callado. DIRIGIÉNDOLE a una ayuda FACTIBLE muchas veces sin que él se de ni cuenta, con salidas, ejemplos en propia carne, detalles, pequeños hechos, con trampas incluso.

    Y es que todo parece imposible, hasta que se hace.

    Las palabras...se las lleva el viento..al igual que las intenciones..y el náufrago, lo sabe mejor que nadie.

    Aún así, para todos los que al menos lo intentan como buenos amigos, ole por la figura del eterno amigo del náufrago.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Todo un orgullo ser un naufrago mas :-)

    saludos caperucita

    Xavi

    ResponderEliminar
  11. Basaja, ya aparecían esos náufragos en la di-finición: los que están perfectamente integrados en la suciedad, pero su mente... es naúfraga.

    ResponderEliminar
  12. Dear Deditos,

    Yo no veo mi rol como el de "ayudar" a ninguno de mis naúfragos. El naufragio desde mi punto de vista es una manera más de estar, no entro en juicios de valores.

    Besos

    di

    ResponderEliminar
  13. Dear Lobo, No me extraña: naúfrago, con una cámara al cuello y todo el bosque para hacer maldades. Tú si que sabes! Besitos

    Caperucita

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.