27 de enero de 2013

Sábado en un café cualquiera de Londinium...

El Pedalista tiene una entrega de un ensayo del curso que hace a distancia, así que está desaparecido. Como yo misma tuve una deadline del trabajo el viernes (y estuve missing unos días), le entiendo, empatizo, abrazo su estudio intensivo. Total que, porque el monje no salga de su scriptorium, el sábado Mini y yo tenemos día de chicas, solas en la ciudad.

Londinium no es todo Piccadilly, el South Bank, Hyde Park. No: eso es para turistas de primera generación. Los de segunda ya van a otros sitios un poco menos cantosos pero igualmente pure-Londinium tipo Barbican, Hampstead, Richmond. Los de tercera, siguen consejos míos de "lugares secretos". Y luego está Lewisham.

Nadie va a Lewisham, a no ser por obligación. Nadie pasa por allí de camino a. Pero en su favor diré que tiene "elevaciones" con las que yo me emociono mucho -me salen alas con las vistas-, ahí está el Gerkhin, allá St. Pauls... en fin, lo que los turistas de primera generación están disfrutando en cámara lenta, allí abajo. Por recrearme en la ciudad que quiero desde arriba, me gusta tanto Hampstead o Primrose Hill... Lewisham es una versión cutre al sur del río. Pero nadie va a Forest Hill (el subarrio de Lewisham en el que estuve el sábado), a no ser por obligación. O porque son yummy-mummies que van a tomar magnalenas al Horniman Museum, que hasta tiene acuario.

Nuestra "obligación" en Forest Hill es una fiesta de cumple de la mejor amiga de la guarde de Mini. Así que, armada de un mapa y un par de libros, nos lanzamos a la carretera. Sí, libros, porque las dos horas que duraba el cumple, yo me iba a un café a esperar leyendo. Glorioso: dos horas leyendo en un café. Aunque fuera en el corazón de Forest Hill.

Una vez que Mini ya está instalada y pasando de mí, me voy a la calle principal en busca de ese café con sillones. Doy una vuelta y el único que encuentro es un pequeño sitio independiente, mono y con mesas (no sofás, nadie es perfecto) llamado "From the forest". Pido una taza de té, la intento pagar y me dicen que "al final" (un punto para ellos, un menos uno para las cadenas, alguna de ellas, como Starbucks, a los que hago boicot activo e insto al mundo que lo haga-hasta que paguen sus impuestos) y me acomodo en una mesa. Saco mi libro, inspiro y comienzo a leer. Felicidad. Diez segundos y entra alguien-levanto la vista y observación: hay seis mesas, y soy la única mujer. En plan estudio sociodemográfico, los hombres van de los treintaymuchos a cuarentaytantos, leen el Guardian, surfean la red, otro leen libro y dos, en la mesa de al lado, hablando. Y los que entran también son tíos. Bueno.

Vuelvo a mi libro. Los dos tipos de mi izquierda me dicen algo... ah, me ofrecen algo más de leche para el té. Gracias, intento concentrarme pero en la calle pasan algunos de la mani en contra del cierre del Hospital de Lewisham. Me gusta esta pancarta (en imagen) que llevan, parodia del cacareado "Keep calm & Carry on", que invita a la gente a cabrearse... vale de tranquilidad, no nos pidan relajación mientras nos quitan lo básico. 

Vuelvo a mi libro, unas cuanta páginas. Los dos de la izquierda al ataque, preguntando nosequé... enseguida, de dónde eres? Bueno, qué pregunta, yo-qué-sé, a estas alturas, pero vaya, no les voy a contar mi vida... Spanish, oh qué bien, ya tienen tema: qué haces aquí con este tiempo. A punto de decirles "nunca me habían dicho esto antes"... pero en su lugar describo las delicias del "climal continental", vamos que Vetusta parece la estepa rusa y ellos tal vez lo creen. La verdad es que son majos, típicos ingleses graciosos, nos empezamos a reír de nosotros mismos mayormente, y acaba viniendo el dueño moviéndome a su mesa sin casi preguntar porque vienen más clientes. 

Uno de ellos es abogado para una compañía de medios de comunicación (media), su familia es originariamente del caribe. El otro está montando algo creativo. Entonces, Di, la Relations Manager, despierta. Oh, trabajáis in the Media... pues el caso es que tengo un cuñado que es buenísimo y el chaval está aquí empezando, es diseñador gráfico, pero hace mil cosas y... Tiene portfolio? Sí, sí, claro... sacan un ipad y búscalo, y allí está él: el ínclito y maravilloso, el de los dedos vertiginosos, el Joven Artista Local!!!

Se quedan alucinados viendo El Portfolio (divagantes y magnates del petróleo cliquen aquí)... "pero este tío es muy bueno"... "pero, esto no es de diseñador gráfico, esto es de director creativo". Y yo, sí, sí, ese es él, mi cuñi! (me duelen las cervicales de asentir). "Y no vean, que además no ha venido porque está haciendo una mesa a medida, una pasada... y cocina... y toca la batería, la guitarra y es muy limpio". Emails y detalles intercambiados, quién sabe por dónde saltará la liebre. Soy o no la mejor Community Manager?

En los cafés de Londinium es imposible Keep calm & read your book.

 

11 comentarios:

  1. ¿dónde dices que tengo que mandarte mi ridiculum?

    ResponderEliminar
  2. Estoy con C.S.

    Como coloques al cuñado..quiero que te pongas las pelis con lo mio.

    Pero vamos lo importante de este post, es que por fin me has hecho caso y has llegado al cumple, has soltado a Mini y te has ido a una cafeteria, nada de confraternización con otras madres..nunca, jamás..y menos en el primer año de cole. Estoy muy orgullosa de ti.

    ResponderEliminar
  3. Cesita, ¿todavía te quedan 10 minutos libres al día y los quieres poner en el mercado?

    ¡El cartel es MAGNÍFICO! Ese es el camino.

    Mantennos informados de tus maniobras.

    ResponderEliminar
  4. Mi obra acaba en julio, Náncete. ¡hay que empezar a buscar!

    ( MO, ¿Qué significa "Seguimiento"? A veces lo veo y debe ser algún arcano que desconozco...)

    ResponderEliminar
  5. Esa pregunta boba y tontona la hice yo hace menos de un año. Resulta que hay gente que clica en una casilla para que todos los mensajes de esa entrada le lleguen desde ese momento a su correo electrónico. A veces se olvidan de clicar la casilla y re-comentan para hacerlo, indicando que esa es su intención.

    Cosas de chicuelos con internet en el móvil.

    ResponderEliminar
  6. Siempre pensé que iban a comentar otra cosa (pero que de momento lo dejaban porque se les estaban quemando las patatas fritas). O sea, que lo interpretaba como un "ahora vuelvo", y yo me quedaba esperando hasta que me planteé la pregunta, como has hecho tú.

    No dejes de buscar obra, no, que no están los tiempos para dormirse.

    ResponderEliminar
  7. Ya. No hay que desdeñar la posibilidad de que en el próximo cumpleaños de Mini Di conozca a un terrateniente con una casita Tudor en el norte de Inglaterra que necesite reparaciones. Es posible incluso que posea ovejas y telares...¡quién sabe!

    ResponderEliminar
  8. Jei panda, el "proyecto cuñado" (digamos mi primer proyecto en esto de encontrar trabajo) va sobre ruedas. Hoy me ha escrito uno de ellos diciendo q el miércoles veía a un amigo del ramo y me informaba. Como veis, de momento más éxito q mis intentos de vender a JAL por el blog... no me explico cómo, este blog de masas...;)

    Así q Mo y Cesita, watch this space... tendréis q darme más datos y elegiré los cafés según el gremio. Parece q Forest Hill es zona de gente arty, así q para tu terrateniente, Cesita, tendré q irme al café-lobby del Berkeley. He contado en el blog cuando estaba de baja maternal y con Mini baby conocí a un impresentable en Chelsea q no trabajaba? (me miró como un ser extraño, yo tenía una profesión). Londinium for you...

    MO, sabía q te llenaría de ilusión el q deje a Mini y me abra... ya lo venimos haciendo... desde q he asumido q comparto poco con las mamis del cole...

    Nancete, me gusta tu nuevo nombre.

    muxus

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La huída, Di. A que da gustito, un gusto malvado, ahí os quedais, majillas, que ni interés en que parezca que tengo interés tengo ganas de poner. Pero no creo que se den mucha cuenta ;).
      Great. Adoro los cafés, los bares, y perder el tiempo. Que para colmo sirvan de oficina de colocaciones...genial.
      Di, te multiplicas. Ahora te has montado una agencia de empleo, y ya estás eligiendo la estrategia comercial.
      Una de café escocés: La Rowling escribiendo Harry Potter en los cafés de Edimburgo -si no me falla la memoria- con la bebé dormida en la sillita al lado.
      Una de agencia de empleo: el profesor Flitwick, de Harry Potter, es W. Davies; y se montó una agencia de representación para enanos -él lo es.
      Mola.
      Ser inglés, no. Pero los ingleses pueden molar. Por aquello de hacer de lo impensable, algo posible.
      Se ve con envidia desde esta tierra de hay que joderse. Tal vez mande curriculum también. Algo así como tía con pelos furiosos...coño...Bellatrix!


      Eliminar
  9. Con cuñadas así no hacen falta ETTs, no estaría mal...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.