12 de julio de 2011

Di-agnóstico: Atolondrada

Algunos dicen que escribir es una terapia. Para mí escribir es diversión, y una oportunidad para levantar el pie del acelerador, para poner el cuentakilómetros en una cifra más razonable de lo que tiene en el día. Muy originalmente, a veces he usado la metáfora Jeckyll-Hyde para mi vida diurna y nocturna. De día, Jeckyll va a mil por hora, y rara vez se detiene "a disfrutar de la fragancia de un tamarindo junto al río"; hay cosas que las aprecio cuando he salido de ese mundo, en el que o vas a mil, o no sobrevives. Esta hiperactividad, uno de mis múltiples desórdenes, me mete en líos alguna vez. Se le puede llamar TDHA, que viene a ser una forma algo técnica de definirnos a los atonlondrados.

El ejemplo más reciente ocurrió en Mayo, para el cumple del Pedalista. El regalo "experiencia" parecía lo más indicado, no sólo porque también puedes beneficiarte tú, sino porque vivimos en una de las ciudades "experiencia" por antonomasia. Se trataba de encontrar una sorpresa que no pudiera olvidar, por la que pasase sus siguientes 40 años anhelando cumplir 80. Y así entré en contacto con "The Berkeley" en Knightsbridge, uno de esos hoteles con silla en el ascensor y toda la parafernalia de reverencias que me sonroja, que tiene una piscina en el último piso, con vistas todas sobre Hyde Park, a la que le quitan el techo en los días soleados. Resulta que los meros mortales podemos comprar el pase de un día y codearnos con los que comen ambrosías en sus albornoces de bambú. Evidentemente, lo de estar al lado de Cuqui y su pekinés sólo me interesaba en cuanto a experiencia antropológica que podría estimular mi odio de clase, deporte del que estamos tan desentrenados en esta sociedad en la que ya da igual churras que merinas. Una ha de saber dónde estan sus amigos y, por supuesto, sus enemigos y hacer un repasito de vez en cuando no está mal.

Pero este no era mi objetivo (una no es TAN masoca). Me gusta cualquier cosa que tenga que ver con agua, y me gustan las vistas, y me gusta estar tirada en una hamaca con mi novela mientras bebo zumo de naranja recién exprimido, y me gusta poder hacer "tick" en mi libro "1001 cosas que hacer en Londinium antes de morir". Las vistas eran espectaculares, el agua estaba a la temperatura adecuada, a ratos brilló el sol, y abrieron el techo, tengo ya un montón de ticks. En fin, esa clase de cosas que a la gente sencilla nos ponen. Hay líderes de opinión que aún creen, oigan, que esto no debería estar permitido en la paleta de gustos izquierdosos, que por definición deberían preferir la panceta al ibérico. Los izquierdosos, sin embargo, diferimos, y estamos porque todos podamos comer ibérico. Todos menos tal vez el pekinés de Cuqui. Algunos izquierdosos somos hedonistas, porque no creemos en La Otra Vida por la que debamos purgar en ésta, pero no nos pone presumir, nos duele (físicamente) despilfarrar, y detestamos (nos sonroja) la tontería. Pero divago. Estábamos en la emoción de un día de spa por delante (sauna seca y steamroom también claro), en concreto en el vestuario. Estoy buscando el bikini en la mochila y... estooo: Houston, tenemos un problema.

La Fashion me regaló hace un tiempo un bikini blanco y rojo que me encanta. Tiene como gran feature que, junto a la parte de arriba que se ata tras el cuello, vienen dos partes de abajo: una, bikini normal, y otra estilo pantaloneta (sí, imaginen a Brigit Bardot en los 60, esa idea). Esto ofrece una versatilidad que, para qué voy a contar. Y sí, es lo que imaginan: al abrir la mochila me encuentro con dos piezas, como tiene que ser. Perdón, me encuentro con dos piezas de abajo: la parte bikini y la pantaloneta. No top.

Primer instante de pánico: no puede ser. Busco y busco. Sí puede ser. Recuerdo echar la mano al cajón por la mañana a toda prisa y casi sin mirar, preparar la bolsa. No puede ser, no estoy en lo que estoy, soy un desastre. Autorreproches. Subo a la piscina donde el Peda me espera ya en su hamaca con el Financial Times (qué mejor para leer en ese contexto?). Voy con el albornoz y le explico mi dilema. Comienzo a pensar en alto: pondero si quedarme con sujetador negro se va a notar mucho. Casi no hay nadie, y total estos ricos excéntricos no se enteran de nada. Pero el sujetador es, admitámoslo, transparente, y el agua no mejorará su no-existente opacidad. Tirarme al agua con la camistea tampoco es opción (fiesta de camisetas mojadas con Pitita?). Harrods está a 10 minutos, pero... quién quiere otro bikini (encima de Harrods) cuando me encanta el mío? Me voy al vestuario a llorar mi desolación.

El momento de la verdad: frente al espejo, sopesando mis posibilidades. Nadie sabe cómo surgen las grandes ideas. De repente, plink! se hace una luz en tu cabeza, y lo ves todo claro. Abro la mochila y busco la pantaloneta. Me la meto por la cabeza como una camiseta, y la otra parte va a un hombro. Me queda un top asimétrico, supermolongui. No puedo creer mi momento inspirativo. Subo a la piscina y el Peda sigue inmerso en su periódico.

Cuando me ve, no entiende nada: "lo has encontrado?" Y yo le explico: no, es que tengo TDHA, pero también inmejorables problem solving skills. Y me tiro a la piscina.

15 comentarios:

  1. Eres de las mías con respecto al amor por el agua....asi que te voy a dar un buen consejo....iros al balneario de Panticosa... = orgásmico. Muak!!

    ResponderEliminar
  2. Pantaloneta??????

    Squeze me?

    What the hell is that?

    ResponderEliminar
  3. Estoy con NO..el balneario de Panticosa es una maravilla.

    No me queda claro como te metiste eso por la cabeza..necesito un dibujo esquema.

    Y por supuesto, ese es el maromo " Lo has encontrado¿?" no sabría distinguir un bikini de un peto tirolés ni queriendo..pero claro..es que estaba leyendo el Financial Times.

    ResponderEliminar
  4. Pensé por un momento que te ibas a decidir por el toples supongo que entonces el Peda dejaría el periódico para luego.

    ResponderEliminar
  5. Gracia spor la recomendación del balneario No & Mo... me la apunto. He oído q hay uno en Caldera (puede ser?) q está totalmente abarrotado, q hay q hacer fila, y eso no. Espero q el de Panticosa sea aun el secreto mejor guardado.

    Diva, no sé, pantaloneta... a ver, Craig el James Bond ese penúltimo q sale del agua con un baniador como d etiro bajo un poquito largo, como un bombacho.. peinsa en imagen sesentera de bikini... aun así no?

    :):):) MO necesita un esquema!!!! Ha zla prueba esta noche en cas ay maniana me cuentas...creo q la cintura te cubre el tórax, y un agujero d epierna te va a un lado... te perdono pq por lo menos me entnedes en maromo-topics "distinguir un biini d eun peto tirolés"... ay ay aya q me parto

    Patito: como puedes ver, el topless en The berkeley ni me lo planteé.. oh dear, I say, I'm disinclined to approve it, I am afraid that is extremely inappropriate madam.

    ResponderEliminar
  6. Por un momento he pensado que te decías agnóstica y casi me da algo...

    Y sí, la izquierda ha de ser austera y los cristianos darlo todo a los pobres. O algo así.

    ResponderEliminar
  7. No, si la imagen la tengo, lo que no tenía era el vocablo "pantaloneta" yo diría más bien shorts ;·)

    ResponderEliminar
  8. Oh dear oh dear, Basaja ha vuelto... estabais con la recolección de la frambuesa en el bosque o qué? NO se ni por dónde emepzar a contestar a tus líneas flamígeras en cada divague durante tus labores de no-labranza. Sóo darte un salutti.

    Sí, lo sé, Diva, no pongas más el dedo en la llaga, he perdido el contacto con ciertos conceptos. En mi cole se les llamaba bombachos, y yo creo q cuanod volvieron d emoda se les llamaba de otra manera q no logro recordar (a no ser q sea pantaloneta!)..


    HORAS DESPUES (la dedicaciopn q tengo con esto del blog)

    Mr Gugel en nuestro auxilio, ya se como se llama, atención:

    "los bikinis de este verano 2010 apuntan hacia esta dirección: parte de arriba tipo bandeau (es decir, anchos con o sin tiras atadas al cuello) y culottes por parte de abajo".

    CULOTTE!!!

    ResponderEliminar
  9. Me va a doler pero les voy a dar la razón a un tiempo a No y a mo...

    La piscinita en el tejado de panticosa con las burbujicas borbotenadote las pudendas partes, viendo la montaña mientras tu estás a remojo...yo fui en invierno...hacia frio pelon fuera y el agua en punto de huevo duro...fenomenal!!!
    Luego lo cerraron porque el dueño suspendio pagos y no sé si lo han reabierto o no.
    Muy recomendable!!!

    Admirado peda yo antes me leo el don micki quue el financial times...pero bueno!!!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Chico de la Consuelo por tu confianda depositada en mi...aunque sea solo para estar de acuerdo en la manera de disfrutar..que es lo importante ;).
    Si, se ha reabierto y ampliado...una pasada!!! La piscina climatizada al aire libre con las montañas en frente es brutal...pero el resto no se queda corto...como he dicho antes...orgásmico!
    ¡¡qué gran regalo me hicieron!!
    !!como nos lo pasamos todos!!

    Di, va a ser verdad que los conceptos varios referentes al estilismo y la "moda", en ti son un espejismo jejeje...culotte se conoce ya a ese tipo de braga desde hace unos años..jiji pero pantaloneta está genial. Yo tengo un bikini estilo años 50, tambien con pantaloneta de flores rojas y blancas!!! (que casualidad) es genial..pero ahora me va un poco pequeño.
    ¿No fue la primera vez que se te olvidaba el bikini eh? jejejejeje....;)

    Besis

    ResponderEliminar
  11. No viene a cuento pero no me da la gana ponerlo en un tweet...y como sé que esto está poblado de traductores y de catalanofilos lo pongo aqui...estoy leyendo camino de sirga de Moncada y es tan sensacional la traducción de Joaquin Jordá al castellano que ni me apetece leerlo en catalán que era mi intención original !!!He dicho!!!!

    ResponderEliminar
  12. Llevo todo el día pensando. La cabeza y el brazo suman tres. Los agujeros de la pantaloneta (termino navarro por cierto) dos.
    No lo capto .
    ¿Dejaste fuera un brazo, una teta,la cabeza?.
    Mientras lo pienso resuena la charanga sanferminera el tonillo de: "diez deditos en las manos, diez deditos en los pies..."

    ResponderEliminar
  13. Sin que sirva de precedente...yo estoy como Gonzalo.

    Di..necesitamos un esquema.

    ResponderEliminar
  14. Gonzalo la canción es la misma de "con los dedos de las manos y los dedos de los pies con mi...y mis ... hacen juntos 33"??????'

    ResponderEliminar
  15. ¿¿¿¿33?????
    Eran 23
    O igual te has contado algun pelo como dedo...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.