28 de mayo de 2010

Échale la culpa a Ju-di.

Antiayer, que dicen los colombianos, se intentó dar alguna pista sobre los pasos (perdidos) de Di en estas últimas semanas. Pero dejemos de marear la brújula blogosferil. Ha llegado el momento de desenmascarar la verdad a los ínclitos divagantes: la culpa de todo la tiene una tal Ju-di.

Don't blame it on sunshine
Don't blame it on moonlight
Don't blame it on the good times
Blame it on Ju-di

No culpes a los rayos del sol
No culpes a la luz de la luna
No culpes a los buenos ratos
échale la culpa a Ju-di








Introito: O quién es Judi

Cómo empezar. Judi es una amiga de toda la vida, de esas que siempre está contigo, aunque no esté. Somos similares y muy diferentes: me enervo cuando veo en ella mis errores, y le doy palmaditas en la espalda cuando hace algo que me parece bien. Nos complementamos a ratos, pero a la vez hay demasiadas aristas como para que, de nosotras dos, saliera un puzzle perfecto. Alguna vez nos entendemos, y a menudo nada de lo que la otra dice tiene el menor sentido. Judi es Jeckyll cuando Di es Hyde, es mi superego cuando tengo un ataque de id, es mi Tyler Durden que me pide tocar fondo. Cuando Di es Sancho, Judi quiere pelear contra todos los molinos. Cuando Judi es la serena Jane Eyre, yo soy la loca del ático. Si Di está centrípeta, Judi se siente centrífuga. Es la nuestra una relación tempestuosa, cálida, pasional, impaciente.

Medio: Judi "controla"

Tal vez algún divagante notó, en algún punto impreciso de Abril, que Di se separaba de la blogosfera como de puntillas, un par de breves ratitos. La culpa ya era de Judi: y es que una tarde me llamó, con fiebre y dolor abdominal, pero tú tranquila, eh? ... está todo controlado, porque 1. bla, 2. bla y 3. bla. Se me olvidaba anotar que en su otra vida, a Judi le pagan por ejercer el oficio de Galeno: ello implica que ya tenía una serie de diagnósticos diferenciales en su cabeza, ninguno digno de alarma, nada preocupante. Todo estaba bajo control.

Me intenté resistir a tanta flema británica. Resultado: uno de nuestros famosos pulsos rituales, que esta vez gané yo. Porque "tan bajo control estaba todo, que acabaste en el hospital" me daban ganas de espetarle. Ella insistía en que sólo estaban investigando, y probablemente no fuera nada más que 1. bla. Recuerdo muy vagamente aquellos días primaverales de larguísimas conversaciones - conversaciones que versaban principalmente sobre las idas y venidas de la vida cotidiana. El divlog era parte de algunos de nuestros ratos juntas, y cuando descubrí que podía comentar desde la blackberry, fue mucho más divertido. Cuando Judi volvía de la ecografía, de la radiografía, del enésimo análisis de sangre, alguien había publicado, y lo leíamos, y reíamos (o llorábamos), y Judi comentaba comentarios, y yo se los rebatía, y de aquella amalgama salía algo más o menos coherente. Pero siempre sin tildes y sin eñes.

In crescendo: Confesiones (Diva me excomulga)

Aunque hubiera querido divagar desde la blackberry, estaba claro que iba a ser complicado. Como en aquel punto (aún) no quería molestar a Diva, se me ocurrió la genial idea de pedirle al Pedalista que colgara "Friday I'm in love" un viernes cualquiera. Con terribles consecuencias, porque el Peda, armado de blogger, hizo de su capa un sayo y se lanzó al mundo del plagio bloguerístico: la primera vez, lo habéis adivinado, fue aquel "Sunday morning" (amenazaba con Manic Monday cuando le tocara un lunes). Ya completamente sumido en la espiral del divague, tuvo el nervio de publicar aquella famosa entrada sobre las inclinaciones sexuales de la repipi de tirabuzones borbónicos.

Entiendo que el divlog está tomando unos derroteros que pasan de la doble a la múltiple personalidad, porque si ya los descreídos no dan un duro porque aquí divaguen dos, y apuestan porque Diva y Di son realmente Diva no-medicada, qué pensarán de los nuevos fichajes: nuestra por ahora, febril hospitalizada Judi y el Pedalista-negro (ghost writer como McGregor en la peli de Polanski)? Pero tranquilos: a partir de ahí se invitó al Pedalista a abrirse un blog propio para hacer su terapia/incendio/boikotvital, y quién sabe si lo ha hecho (lo del blog, terapia está claro que no).

Finale: Escribir. No hay elección

Pero divago. Desde Judi y Di pegándose por la blackberry en abril hasta hoy han pasado muchas cosas. El que las tengo que escribir... de eso no hay dudas. El cómo ya es más complicado. Desconozco si el humor, ese gran compañero y mecanismo de defensa, va a funcionar en situaciones que se vivieron como límites. Ignoro si abrirme en canal va a ser publicable, por mero pudor (recuerden que en ciertos temas una ya es medio inglesa). No lo sé.

He oído a muchos escritores decir que escriben "para que les quieran". Yo, sin embargo, escribo para los que me quieren, y para mí misma. Escribir es una necesidad, no se elige.

Como no se elige en el amor. Pero él os lo cuenta mucho mejor que yo...

"Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al vesre. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto".


Si jugáis a la Rayuela, cosas como estas y más en el Capítulo 93

13 comentarios:

  1. Me encanta el video, como bailan y la canción... Peazo de tema uplifting, parriba que voy...

    ResponderEliminar
  2. Conio!!! Ahora ¿Somos cuatro?


    Muy bonita entrada...

    Como me alegro de que estés por aquí.

    ResponderEliminar
  3. No se por que pero me interpreto cierto tono pesimista en el escrito. Mira, dos cosas:

    - es viernes

    - como dice mi "sobri" (5 años) " no pasa nada", y a continuacion te suelta una sonrisota de las suyas.

    K, ... a punto de salir de la ofi, pa seguir currando.

    ResponderEliminar
  4. Has vuelto. Y ya has empezado a contarlo...

    Eso, en sí mismo, ya es una buena noticia.

    Quizás no escribas para que te quieran, pero te aseguro que, desde aquí, es decir, desde el otro lado, se te quiere, Di.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado lo de escribir no se elige..y escribir para los que te quieren.

    Y la cita acojonante..lo mismo le doy otra oportunidad a Cortazar.

    ResponderEliminar
  6. Moli,

    La cita es muy buena, estoy contigo. A mi me va a pasar como a tí, le tendré que dar otra oportunidad a Cortázar. Por influencias Pedalísticas leí Rayuela pero no me caló. No debía ser el momento. Di, ¿cómo hay que leerlo? ¿En orden o según indicaciones?

    ResponderEliminar
  7. Diva: el vídeo es despatarrante, es como para morir del funky. A mi me hace (son)reir y desde luego me da ganas de bailar...

    Y no, no somos cuatro (aunuqe nos daría para el mus, y con un@ más para las "Divas Five"): el Peda está out y las andanzas de Judi os las contaré yo... si me deja :)

    ResponderEliminar
  8. K, a las 10 am sales de la ofi? qué dura es la vida debajo del mar. Aún dicen (dile a tu sobri q te la cante) q "todos los peces viven felices debajo del marrr"...

    ResponderEliminar
  9. Me has puesto una sonrisa en la cara, Teresa, muchas gracias.

    Supongo q lo q de verdad pasa es q la mayoría de las veces, cuando escribo pienso "esto no le interesa a nadie" (salvo a mí y con suerte a Mini dentro de 50 años). Lo cual no impide q siga escribiendo sobre esas mismas cosas sin concesiones, sin intentar gustar o complacer o polemizar, simplemente haciendo lo q me apetece, q en esto del bloguerío es en una de las facetas de la vida donde no "hay q vender nada". Uf, no sé si me explico.. igual daba para otro divague.

    Muchas gracias de nuevo. Tu post de "los miércoles al sol" me dejó tan tocada q no te pude ni comentar. Animo y abrazos

    di

    ResponderEliminar
  10. Molinos & Diva, sobre Cortázar:

    Si no os llegó la primera vez, igual es sabio reanudar con los cuentos. ALfaguara publicó los completos en dos tomacos hace años. Por separado, no sé... Bestiario, Las armas secretas, Final del juego, Octaedro... Pero para meterse de lleno en su espíritu travieso y reírte (ya le dije a Cosuelo's): "Historias de Cronopios y famas" y "Un tal lucas". Una cronopiada, aquí: http://divagandodivagando.blogspot.com/2009/12/cronopios.html

    El otro día, en la página de Richard dawkin (autor de "The God delusion") vi una sección dedicada a que "conversos al ateísmo tras ese libro" escribieran sus impresiones.

    Espero que podamos crear una sección de "conversos a Cortázar" tras las palizas q os estoy dando...

    di

    PS: Diva, yo lo leí jugando a la Rayuela (llamada "descanso" en vetusta sub x o "txingus" me cuenta el Peda en vestusta sub y). hay q estar dispuesto a jugar.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco pude con "Rayuela", y mira que lo intenté varias veces, desde que me lo compré, aún en el instituto, hasta hace dos o tres veranos. Estaba harta de ver el libro rodando por la casa y riéndose de mi incapacidad para leerlo, me cabreé y me libré de él haciendo Bookcrossing.

    ¿Soy una hereje, Di?

    ResponderEliminar
  13. Herejíaaaa totalllll Teresaaaa!!!!!

    Pero arderemos juntas porque, por ej, yo nunca he logrado interesarme por Borges y sus escaleras de caracol donde un espejo refleja una libélula cuyo ojo tiene... zzz...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.