25 de marzo de 2015

Alguien ahí fuera tiene también sinestesia?

"Haremos tal cosa en Septiembre". Bien, pues Septiembre está en la parte inferior derecha de la elipse. A su lado, ya subiendo está Octubre, y evidentemente, más arriba Noviembre que tiene calabazas y está bastante oscuro. Claro que al final, casi cerrando por arriba esá Diciembre, que es oscuro, pero tiene lucecitas, así como de Navidad.

Aquí os he contado parte de "mi anio", de cómo pienso yo en el tiempo. Siempre estoy sobre esa especie de elipse irregular sobre la que descansan los meses, y en mi mente tengo la imagen de cuánto falta para un evento porque está en la elipse. 

Evidentemente, hay muchas elipses, casi que se sobreponen, y las primaveras de anios pasados están por ahí debajo de la primavera actual... casi como si fuera una espiral. Lo tremendo es que también la vida está organizada así en mi cabeza, y cuando miro a mis 15 anios, está en un punto, esta vez no de una elipse, sino de un camino.... viene a ser como el "Yellow Brick Road" de "El Mago de Oz". Y lo mismo pasa con los días de la semana, que están organizados como una línea... vienen a ser como las teclas de un piano casi.

Bien, divagante: si no has entendido NADA de lo que has leído hasta ahora, si te parece enloquecido, si no resuena contigo, tranquilo, quiere decir que no tienes Sinestesia. Yo, hasta hace muy poco, no sabía que la tenía. 

Desde siempre pienso así en el tiempo, y asumía que todo el mundo lo representaba en su cabeza de alguna manera gráfica. Hace no mucho se lo comenté casualmente al Pedalista:

-"Sí, porque claro, cuando piensas en el tiempo... tú no tienes esa elipse que...?"
-"No"

Qué extranio... incluso se la dibujé, tanto a él como a Mini. No les llegó, y no le di más importancia. Sin embargo, hará cosa de un mes, surfeando la red caí en un foro en el que un participante contaba algo muy similar a esto y lo describía como "sinestesia espacio temporal". 

Definiciones
La Sinestesia es un fenómeno neurológico por el que la estimulación de un sentido o concepto cognitivo lleva a una experiencia involuntaria en otro sentido o concepto. Un tipo frecuente de sinestesia es la de aquellos que al leer, ven ciertas letras de ciertos colores. O números. O que notan un sabor al tocar una textura.  O que oyen un color ("amarillo chillón"), o para los que cierta música es de un color.  

La sinestesia se debe a una activación cruzada de áreas adyacentes del cerebro que procesan diferentes informaciones sensoriales. Este cruce podría explicarse por un fallo en la conexión de los nervios entre las distintas áreas cuando el cerebro se desarrolla en el interior del útero.

La sinestesis espacio-temporal
Bueno, yo no tengo nada de esto, lo mío se conoce como sinestesia espacio-temporal.  Se define como "una condición neurológica en la que los sentidos se mezclan de una manera inusual. Las personas con esta condición ven los números como pertenecientes a un espacio tridimensional. De este modo pueden, por ejemplo, ver el año 1999 más lejano que 2005 en el espacio, otros ven los años con formas tridimensionales o escaleras de caracol, o ven a los meses formando un círculo. Esta respuesta visual a los números es involuntaria y estas personas pueden no ser conscientes durante años de esta condición que muchos otros no tienen. Científicos de la Universidad de Edimburgo (RU) han estudiado recientemente a personas con sinestesia espacio-temporal, encontrando que tienen mejor memoria que otras personas sin la condición. Los investigadores sugieren que hay una conexión entre la sinestesia espacio-temporal y un síndrome similar al que tiene los savant por el cual las personas que lo padecen tienen un recuerdo casi perfecto de eventos ocurridos en sus vidas en cualquier momento del pasado".  

Ala, ahí es nada... "condición neurológica". Condición? Yo creo que es un don! Es curioso ver así descrito algo que no te habías planteado y con lo que llevas toda la vida. 

Se lo cuento a Fashion detalladamente. La elipse, el atrezzo de los meses. Hay un silencio y dice, muy seria: "Estás como una cabra". Toma aire: "Pero no por lo que cuentas.... sino porque tu ELIPSE VA EN CONTRA DE LAS AGUJAS DEL RELOJ!!!!". 

Así es... mi elipse es mucho mejor que esta que he encontrado en internet. Si algún artista gráfico se ofrece a colaborar... la colgaré algún día. 

"Hola, soy Di y tengo sinestesia espacio-temporal".  

53 comentarios:

  1. Hola, soy Driver, y tengo sinestesia figurativa de índole cuentista.
    Ilustraré con un ejemplo breve mi recién descubierta anomalía.
    Veo una imagen, por ejemplo, un niño que va al cole con una mochila azul.
    Esa imagen la guardo instintivamente, y cuando pasan varias horas o varios dias, esa imagen funciona como un motor que me obliga a contar el cuento del niño de la mochila azul.
    Y si no lo cuento me da un patatús.
    En plena reunión de trabajo, blogueando, conduciendo o cuando cocino unas patatas al horno.
    Es como un latigazo interno, totalmente descontrolado.
    ...
    Hola, soy Driver, y le acabo de poner nombre a una sensación.
    A veces, me resulta muy complicado convivir con este mecanismo. Sobre todo en las reuniones serias y en actos sociales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Híjoleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee Calistooooooooooooooooooooooooo

      https://www.youtube.com/watch?v=-mX0XlzT3A8

      Eliminar
  2. Todos los que leemos poesía con frecuencia, nos habituamos a “captar” y/o a crear sinestesias.

    No me parece extraño que tengas esas representaciones... lo que me parece extrañísimo es que “hables” de ellas. Suele ser algo que no se “tiende” a explicar: hay una conciencia íntima de que son “atajos” del conocimiento muy personales, un lenguaje propio y exclusivo, una jerga propia e íntima que sería pesado explicar.

    Bueno, pues voy a contar una experiencia. Creo que todos sabéis que casi nunca intervine en la educación de mi Heredero. Siempre pensé que era cosa de los profesionales y que con pagar el colegio, y asegurarme de que era bueno, mi parte estaba cumplida. Pero por hablar de algo, cuando tenía él la edad de las operaciones aritméticas básicas (¿4 años, 5? ya no sé cuándo se aprendían esas cosas), estábamos los dos en un parque y yo le había llevado la merienda y se sentó en el banco conmigo para tomarla y yo le pregunté si se sabía la tabla de multiplicar. Me dijo que no, y siguió tan tranquilo con la merienda. Hice “de padre responsable” y le dije algo así como que tenía que esforzarse. Me respondió que no lo necesitaba. Le insistí y me respondió, exactamente: “No lo necesito, pienso en colores y la mezcla de colores me da el número”.

    La cosa exigía una explicación, se la pedí y esto es lo que me contó. Bueno, no exactamente, como en la frase anterior, pero el resumen es este: “Para las sumas, restas, multiplicaciones y todo eso, veo una línea de cuadraditos de colores arriba, que son como del 1 al 9, pero son colores, no números. Luego, hacia abajo, se repiten. Si me preguntan cuánto es 7 x 3, veo el color del 7 arriba (recuerdo solo ese número, que me dijo que era el “morado”) y cuando el morado se cruza con el color del tres, da un color nuevo que sé que es el 21. No fallo nunca.

    Le di la botellita de zumo y le dije, “Hale, tómatela por ahí, jugando”. Me quedé un poco patidifuso. Supongo que mentalmente me dije lo que mi padre me decía en voz alta cuando yo hacía una pequeña pifia: “No me cago en tu padre por si acaso soy yo” (frase esta cuyo significado solo capté muchos años después; en aquel entonces significaba “reproche”).

    Años después, cuando él estaba en la Universidad, le recordé eso y me contestó, “¿De verdad? No recuerdo nada de eso”. Y no hemos vuelto a hablar del tema. Lo que sé es que ahora piensa los números como números.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente le enseñaron algo del método Montessori, mira las regletas cuisenare (http://es.wikipedia.org/wiki/Regletas_de_Cuisenaire). Exactamente lo mismo le pasa a mi jefe, y aunque alucinarás, es porque aprendió con este tipo de métodos y tiene 60 tacos. No veas como cacarea que él es distinto, como me pille ahora, jeje :).

      Eliminar
    2. No fastidies que existe algo así. Pues no, ese método no existía en su escuela (convencional en esas cosas). Se lo inventó él, pero me alegra saber que es algo que está en el aire, en la mente de otros. Lo que ha pensado una persona, lo puede pensar otra.

      Eliminar
    3. A mi el método montessori me atrae mucho, sobre todo viendo al fantasma de mi jefe haciendo cálculos. Las cosas están en el aire, y generalmente los descubrimientos científicos coinciden en un area de tiempo, el libro que más me impresionó, ever, es el del espejismo de la ciencia, de Rupert Sheldrake, que habla, entre muchas cosas, y a colación de un concepto que es rechazado a voz en grito por el stablishment, de eso, de las coincidencias. Al hereu le debn estar pitando los oídos ;).

      Eliminar
    4. Y leyendo otra vez la descripción, se parece lo que cuentas a como hacen las multiplicaciones con la regletas. No es necesario que el colegio fuera "alternativo", con que el/la teacher tuviera otra forma de explicar las cosas, es suficiente, les puede haber dado una explicación de esto.
      Mi jefe fardó mucho tiempo, hasta que mi hijo vino una vez con una nota de la profe sobre si queríamos tener regletas, y entonces lo relacioné. Pero no se lo he dicho, sigue siendo mi jefe ;).

      Eliminar
    5. Yo creo que es más sencillo que todo eso, y desde luego no significa para nada que fuera más o menos inteligente: en esa época tenía, de modo natural, esa sinestesia (o se la inventó por vago). Como se está viendo, ese cruce de las funciones intelectuales con otras funciones del cerebro, se producen (y desaparecen) de manera natural. Por supuesto que le pregunté si se lo habían enseñado así y me dijo que no.

      El heréu, por supuesto, pasa de estas cosas.

      Eliminar
  3. Para mi el año está representado como los números de la esfera de un reloj, en un sentido antihorario y con diciembre en las 12. En los meses que la aguja va hacia arriba el tiempo es más denso, y pesado. Conforme va hacia abajo se dispara porque el tiempo pierde viscosidad. Y coincide con mi rutna a lo largo del año.
    Pero eso no es una "condición", es una forma de representarse algo.
    Ayer leí que había una nueva "condición" sexual, los midsexuales.
    Tonterías. A todo lo que se le pone el nombre condición o fenómeno se le lleva a unos terrenos en los que te quieren vender algo, medicación.
    Y mi monja ghanesa es hospitalaria del Holy Family Hospital. A ver si tenemos que hacer algún eclipse para esto...

    ResponderEliminar
  4. Ohhhh yo tengo sinestesia espacio temporal de toda la vida. No sé si lo había comentado o no, lo conté hace poco en un post. Mi represantación del año es más bien como una cinta de moebius y va en el sentido de las agujas del reloj, no se parece nada a la que has puesto. Y ahora me explico lo de la memoria, efectivamente yo tengo una memoria prodigiosa para situar todo lo que me ha ocurrido y los recuerdos en su año y mes correspondiente. Tan prodigiosa que mucha gente no se lo cree.

    Nán, alucino con lo de los colores y los cuadrados de tu heredero.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo una hermano al que le pasa lo del heredero de NáN pero con los sonidos. Una vez que estábamos tocando me dice: -"Estás desafinada: ¿no notas que tu La es como clarito?" "¡¿Clarito?! ¿Qué quieres decir?" "Que está como rosa. Y la nota La es roja" "¿Entonces el Sol es rosa?" le pregunté. "Qué va a ser rosa el sol! ¡Es marrón! ¡¿Tú no lo ves así?!" Siempre me ha parecido que había algo raro en ese muchacho. Raro y molón. ¡Resulta que es sinestesia!

    ResponderEliminar
  6. De la Wiki, en relación con la literatura:

    "Las asociaciones sinestésicas favorecen la memorización de conceptos abstractos, al vincularlos con realidades sensibles.
    Personajes como Charles Baudelaire, Nikolai Rimsky-Korsakov, Vladimir Nabokov, Marcel Proust, Alexander Scriabin, Olivier Messiaen y David Hockney, entre otros, poseen -o poseían- esta facultad."

    En relación con la música:
    "En su autobiografía Recuerdos, Sergei Rachmaninoff incluyó una conversación que había tenido con Scriabin y Rimsky-Korsakov (quien también poseía la condición) acerca de la habilidad sinestésica de Scriabin. Rachmaninoff se sorprendió al darse cuenta de que ambos asociaban de manera muy similar notas y colores. Rachmaninoff se mostró escéptico, señalando que Scriabin asociaba el Mi bemol con el color púrpura, mientras que Rimsky-Korsakov lo hacía con el azul. Sin embargo, Rimsky-Korsakov le hizo notar que un pasaje de la opera de Rachmaninoff "El miserable Caballero" sustentaba su asociación: la escena en la que el viejo barón abre un baúl con un tesoro lleno de oro y joyas brillando estaba escrita en Re, es decir, en amarillo oro. Scriabin escribió a Rachmaninoff diciéndole que "su intuición ha seguido inconscientemente las leyes que su razón ha negado".
    Otros compositores han dejado también constancia de percepciones sinestésicas. Mozart, por ejemplo, afirmó que percibía la tonalidad de "Fa" (F) en color amarillo."

    ResponderEliminar
  7. Oliver Sacks (que en gloria esté) describe un montón de sinestesias en sus libros, sobre todo del tipo que dice C.S. (gran libro "Musicofilia", por cierto)

    Yo tengo la versión garrafón. Yo los ruidos los escucho y también los veo. Cierro los ojos y me salpican manchas de colores.
    Creo que de pequeño me di un golpe en la cabeza.
    Cero ventajas.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué artículo y comentarios más curiosos! Estoy encantado.

    Verde chillón, el gato (tan british) que está triste y azul…

    ¡Cuánto me gustaría ser sinestésico! Es una particularidad muy elegante y debe ser, me imagino, la máquina más perfecta para crear la más perfecta de las máquinas: la metáfora.

    Decidido. A partir de ahora (a vosotros no porque ya me conocéis) diré por ahí que soy sinestésico. ¿Me cubriréis las espaldas; me guardaréis el secreto?

    ResponderEliminar
  9. Hola darlings,

    A ver, no seré yo la que quite carnets de sinestésico, pero como q alguna gente se ha querido subir a un carro q no, ahí voy... Por lo menos LUX no se autoengania: él sabe q no tiene el Don, pero se limitará a enganiar a los demás (Lux, dónde has estado rufián, q a falta de ti casi tengo q hacer yo de Lux y preocuparme ayer).

    Luego viene DRIVER, q tiene lo q se llama "necesidad de escribir". Desencadenada por una imagen, vale. Pero ya.

    El hijo de NaN, nuestro ídolo científico el HEREU tiene sinestesia. Cuando era peque se le escapó, y ahora la esconde pq su padre piensa q "de eso no se habla" (como de sexo). Aunque es posible la explicación de NáN, sobre q el cerebro se le ha arreglado (pq de bebes somos todos sinestésiscos, dicen), pero me gusta más la otra explicacion. NaN, yo no es q hablara, es q salió así muy lateral, de casualidad.... ya sé q no me crees :)

    IRE-tiene sinestesia espacio-temporal, como yo. Y ademas eres del anticlockwise también, ha!

    MO-otra sinesteta espacio-tiempo, clockwise. Mi elipse no es como la q he incluído.. es mucho más bonita! Pero yo no tengo tu buena memoria...

    El hermano de CESITA< otro caso claro... qué chulo. Va a ser esto más común de lo pensado? Gracias Nán por lo q nos pegas de músicos.

    REVE! También tú?! Los simios también sinestean! (y siestean). No en serio, si es desagradable debe ser un rollo (lo es?). Yo creo q estas musicales q describís, o las de colores son más q esta del tiempo... q me parece una chorradilla y q no afecta nada creo (a mí me parece más fácil pensar así)... pero si uno está viendo colores cada vez q lee o escribe.... es agotador?

    LUX, temrino de pasar lista y sigues sin ser sinestésico. Has estado viajando? sin avisar? me parece inaceptable... aquí nos arriesgamos y damos destino, auqnue luego cancelemos de última hora.... :)

    muxus divagantes

    di

    ResponderEliminar
  10. Qué pesados. Con 4 o 5 años, fue sinestésico, pero luego se le pasó, lo mismo que se le quitaron las marcas del sarampión. Lo fue porque era un vago, y no dejó de serlo hasta que terminó la carrera y empezó a investigar y a convertirse en un señor. Pero entre la infancia y la licenciatura, encontró métodos más fáciles de sacar siempre algo más de un 5.0 para aprobar los cursos.

    Si en esa etapa veía colorines, culpad a los agentes químicos.

    ResponderEliminar
  11. He pasado en blanco mi primera noche como converso sinestésico.

    A una hora siniestra (pues estaba a la izquierda de las diestras) una dolorosa aunque luminosa revelación me ha tirado de la cama: mi opaca vida ha transcurrido en blanco y negro. Y ante tan acre certidumbre me he determinado a redecorar, empezando por el oscuro pasado, mi vida mate.

    No es, por tanto, que verde de envidia por los que disfrutan de una multicolor vida sinestésica quiera caprichosamente policromar la mía; no es siquiera que quiera dejar de ser una persona gris, ¡qué más quisiera yo que serlo!; no: ha sido, insisto, una rotunda revelación.

    Tampoco es que lo que antes pasó de castaño oscuro quiera ahora verlo de color de rosa; no: eso sería un pastelazo.

    Sencillamente quiero iluminar mi vida como aquellos oscuros monjes medievales hacían en los códices, sobre las tersas vitelas, con la vida de otros.

    Pondré un ejemplo.

    Antes sólo recordaba a aquella muchacha güenorra que conocí un verano playero de hace tantos años como años hace que dejé atrás mi adolescencia y con la que amigué mucho, aunque (y ahora viene la única nota de color o sinestésica) nunca nos pusiésemos morados, cachis.

    Pero ahora recordaré a Blanca (ése era el nombre de aquella hiriente belleza) secándose trémula los azules sobre la dorada arena. Fue un verano, aún hoy rojo sangre, cuando la conocí. Sus labios, pétalos perfumados, me quisieron entreabrir a otra vida que yo, maldita sea, siempre contemplé embobado desde la orilla. Y es que yo era tan joven, y ella tan dulce…

    —Nunca te he visto por aquí, forastero príncipe azul.
    —Es que no soy de aquí… Al menos hasta ahora no lo era —contesté, entre inoportunos gallitos, queriendo galantearla con ingenio.
    —Hoy proyectan del Rosa al amarillo de Summers, ¿me acompañarías?
    —Del Rosa… al “amorillo” —balbuceé.

    Era 1976, y con Summers comenzó mi aquel inolvidable verano de inextinguibles chiribitas…


    O algo así. (Lo de la elipse no sé dónde ni cómo meterlo, pero, bueno, esto es un asín borrador, ¡si me lo curro lo cuadro!).

    En suma, se trataría, si estáis de acuerdo, de que celebrásemos aquí, en lo de Di, nada más ni nada menos que el I Dicertamen Sinestésico Internacional De Amores Que No Fueron Aunque Bien Pudieron.

    ¿El tono? El que cada cual quiera: entre la sal gorda de los salaces viejos verdes y el pastel de las que quieran escribir una novela rosa sembrada de suspiros sabedoras de que amor y dolor, en el tiempo, siempre son del mismo color. Cualquier tono, pues.

    Sé que, como adultos maduros como sois, os dará pereza rebuscar en vuestro pasado. Tranquilos, no pondremos verde a quien no se una. Pero, eso sí, recordad: también son verdes los laureles inmortales.

    ResponderEliminar
  12. ¡ Protesto !
    Según entiendo, pretendes que buceemos en el pasado y saquemos a relucir los amoríos que no fueron si bien pudieron.
    Osea, introducir los dedos en las heridas del corazón partío, cual dedo que se introduce en frasco de mermelada para ser chupado con fruición y goloseo inaudito.
    Sacar a la luz detalles escabrosos y a la vez escalofriantes de aquellas experiencias que si bien no fueron, si bien pudieron.
    Desenterrar del olvido a aquellas muchachas y mozalbetes que un día nos hicierón tilín, para al otro hacernos tolón.
    Y encima comportarnos como adultos y narrarlo de forma sincera y discreta con el sano fin de sublimar su recuerdo en un estado sinestésico de alta definición.
    ¿Es eso?. ¿eso es?
    ...
    Pues cuenta conmigo, chaval.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Driver, eres un inconsciente, sabía que podía contar contigo.

      Pero, ojo, si Di da su visto bueno y las compañeras y compañeritos lo secundan, no sería sólo recordar nuestro primer devaneo sino hacerlo con los cinco sentidos cruzados, ponerlo por escrito y que salga el sol por Antequera. Es decir, contarlo de forma sinestésica (¡¡Si-nes-té-si-caaaa!!, que diría el maestro Dalí).

      Saborear colores, oírlos, ver el tiempo y, es más, verlo como una elipse (¡qué almanaque más bonito, curioso y caro de editar debe salir de esas mentes rarunas!), asociar sonidos a sabores, palmar los números primos… Cosas así.

      La sinestesia ha llegado para quedarse. Hagámosle sitio hospitalariamente.

      Eliminar
    2. Os leeré con gusto. Ya estais empezando. Yo para estas cosas no tengo inspiración :).

      Eliminar
    3. Me parece una proposición indecente, carente de lógica, con un fondo más que oscuro, un desarrollo claramente impredecible y una conclusión a todas luces carente de lógica y sin la más mínima característica de orden y madurez corporativa.
      Por eso es interesante.

      Eliminar
    4. Perdón, perdón, perdón por el despiste, se me olvidó comentar una condición con la que Driver estará de acuerdo: o Ire (y Di, Marisa, Molinos, C.S., NáN, Basajaun, y, a su manera, Voz en Off) participa o aquí ya estamos perdiendo el tiempo.

      ¡Será por blogs donde dar el coñazo!

      Eliminar
  13. Buahhhh! He escrito una cosa y no ha salido. Y era tal chorrada que ni siquiera recuerdo de qué iba.

    Contad con que hay un comentario más. Fantasma, y blanco, sí, pero comentario.

    ResponderEliminar
  14. Lo confieso.
    Me nombre es Driver y tengo una historia con una señora que conoceis todos.
    Mi familia lo sabe, nunca oculto nada.
    Es una historia de amor apasionado.
    Y apta para menores.
    Sin engaños ni mentiras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hm, ¿y la sinestesia...? ¿Calentando por la banda? Eres indomable.

      Eliminar
  15. Estoy con LUX, IRE, esto "no se elige".. qué somos? Un equipo!!

    A ver, LUX, me encanta la propuesta, claro q podríamos cambiar la puntuacióbn del título y q quede así.

    I Dicertamen Sinestésico Internacional: De Amores Que No Fueron Aunque Bien Pudieron.

    Abrimos de esta manera, las puertas al relato Sinestésico per se.

    Necesitamos, si no bases, por lo menos límite de palabras. Nos inclinamso por el microrrelato esta vez? A mí cuanto más corto, peor, pero tú eres el q lleva la logística de estas cosas.

    Vnega, cúrrate unas bases así rápidas.

    muxus!

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flamenco y catalán27 de marzo de 2015, 18:44

      Soy, yo Diddy, tú disimula ...disimula y sugus. Sabes que lo nuestro no podrá ser, pero te haré el cumplido del certamen ¡porfavor (todo junto)! qué no se entere er Lú que me estroncia. Dile a Driver que pare tanto canchondeíto. Dime algo cari, pero al oído, ya sabes que por tu I certamen, lo dejo todo, sobretodo (todo junto) si es Internacionalmente Siniestético o/y sintético.

      Sugus. y shhhhhhh shhhhhh

      Driver tú chitín, que te parto la narizota y luego me lo agradeces. (Cosas nuestras Ire ...(tú no preocupar))

      Eliminar
  16. La primera vez que le vi olí los colores de las canciones de los sesenta...

    ResponderEliminar
  17. Ella era hidrodinamicamente perfecta.
    Atravesaba las olas con el sonido de una balada, y reflejaba la luz en una banda de frecuencias mezcla de olores a azahar y caricias dulces con la punta del meñique.
    La confundía con un angel.
    ...
    Tal vez lo fuese.

    ResponderEliminar
  18. A mí, más de un concurso de escritura cada nueve meses me parece un abuso. Solo me interesa escribir lento.

    Me borren, plis

    ResponderEliminar
  19. ! Protesto !
    Exijo que Lux redacte unas bases que se adapten a las condiciones naturales de NáN.
    Qué somos ?
    Un equipo.
    Por qué ?
    Porque jugamos juntos.

    ResponderEliminar
  20. Yo ya imaginaba que estabas mal de la cabeza.
    Gonzalo en México

    ResponderEliminar
  21. DEDICADO A TODOS AQUELLOS A LOS QUE LES GUSTA ESCRIBIR DESPACIO

    "Dime algo, que me endulce el alma."
    Vale, cierra los ojos y escucha. Son palabras.

    ...

    PALABRAS


    La maná de caballos salvajes corre a Portugal, por la playa ancha.

    Y al atardecer se vuelven a Andalucía por la estrecha vereda.

    Sus crines se vuelan al viento, aire en movimiento.

    Los hay blancos y negros.

    Audaces y veloces.

    Salvajes.

    Corren libres por la playa.

    Nunca entran en la muralla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el poema, Driver.

      Pero no escribí "despacio", sino "lento". ¿Ves?, esa es la diferencia: lo que puedo tardar en elegir un adverbio para que sea exactamente el que diga lo que quiero decir.

      Te voy a describir un caso "práctico". Escribo con las botas, caminando. Sea un texto narrativo o ¿poemático?, lo escribo mentalmente, con el ritmo del caminar, pero le voy poniendo hasta los puntos y las comas. Después, cuando todo parece hecho, lo pongo sobre el papel. Y lo que tengo es un "borrador" al que añado muy poco y quito muy mucho. Aquí está el caso práctico: el año pasado, durante todo agosto y buena parte de setiembre, en la montaña, salía solo de casa, me tomaba un whisky y paseaba. Después volvía y ya me encontraba con mi compañera y los amigos en la plaza de los bares. Dediqué casi todos esos paseos, de entre una hora y hora y media, a "escribir" un ¿poema? Cuando a finales de octubre lo puse en papel (en un documento word). Teníoa más de 100 líneas, o versos, o como lo quieras llamar. Y empecé a quitar todo lo que sobraba, a comprimir el resto: toda la pelambrera sucia del "yo", para que el "yo" fuera un "nosotros". Cuando me di cuenta de que decía lo que quería que dijese, con las palabras mejores que había sido capaz de conseguir, lejos, muy lejos, de ser un buen texto, me quedaban dos bloques de 9 líneas, o versos, o como quieras llamarlo. En total, 18. Menos del 90% del original.

      El 11 de octubre lo posteé en el blog.

      Me gustó mucho participar en lo de la historia de Di, pero... como no es mi modo, volver a participar tan rápido no me apetece.

      Somos un equipo, sí. Pero alguien se tiene que quedar en las gradas.

      Abrazo

      Eliminar
  22. Grrrr.
    Intento comentar otra vez.
    Decía que me han gustado tanto las imágenes del poema de Driver como las razones de Nán.
    Yo esto no lo veo como un concurso, es simplemente encadenar tus palabras a la de otro. Y me ha gustado mucho hacerlo, casi más que las carcajadas que no contuve al ir poniendo a Di (Bloom) en sucesivos apuros.
    Participo. Pero esta vez de ciclista de pelotón. Dame pie. (Y el rey le alargó el pie, ante lo cual Quevedo no se contuvo, bueno era él. Así que le soltó al asno de Felipe iv que en semejante postura, él parecía el herrador y el rey la cabalgadura).

    ResponderEliminar
  23. Me gustó tu relato sobre el proceso de escribir lento.
    Pertenezco al gremio de la construcción, y tus palabras me han recordado el proceso artesanal con el que se levantaron las grandes catedrales góticas.
    Tardaban unos doscientos años, es decir, unas ocho generaciones, y el resultado a la vista está.
    Equilibrio, emoción, riesgo, técnica y espīritu intemporal.
    Un resultado más que digno.
    ...
    Leí tu poemas con. Calma, sin prisas.
    De la misma forma con la que fueron escritos.
    Y el resultado es parecido al que se obtiene al pasear por una catedral.
    Sientes la pausa.
    Y eso, en un mundo de prisas, es de agradecer.
    Disfruta y sigue.
    Artesano.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me podías haber dicho nada que me gustara más, Driver: artesano.

      Eliminar
  24. Buenos días, equipo !
    Como hoy es sábado, os invito al cine.
    Qué somos ? Un equiiiiiiipooo !
    ...
    Os paso el enlace de la película DRIVER, producida en los Estados Unidos del Norte de Norteamérica y ganadora de un premio de cortometrajes.
    Si os fijais en los créditos, el guión está basado en un cuento breve " Angeles y Demonios ", de un tal Diego, cuentista que en estos momentos está siendo perseguido por su agente de la condicional.
    Entenderéis pues que no pueda dar más detalles sobre ese tipo.
    ...
    Espero que os guste la peli.
    https://vimeo.com/62200526

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado mucho, Driver. Es de esas historias que llegan por muchos motivos. A mi lo que más la sala de espera mientras operan a un niño pequeño. La primera vez que operaron al mío tenía diez meses.
    Si quereis una sensación sinestésica de verdad, los hospitales pesan y aplastan. Es entrar, oler el desinfectante, que siempre es el mismo, y encogerme.
    No sé si el comentario entrará. tengo problemas para publicarlos. Debe ser alucinante cómo un relato se convierte en un corto, y me gustaría saber la historia que hay detrás.

    ResponderEliminar
  26. Buenos días compi.
    Una vez operaron a mi hija pequeña y la tuvieron que anestesiar.
    El impacto emocional que me produjo tener que firmar los documentos del anestesista, me llevó a escribir un cuento, "Angeles y Demonios", la historia de la lucha contra la muerte en un hospital.
    Luego, como siempre estoy regalando cuentos, me pidió varios un fotógrafo español que trabaja en Alabama, un tal Jerónimo Nisa.
    Entonces, con la ayuda de actores aficionados y con gente del barrio, hizo el cortometraje y ganó un premio.
    Verás que la fotografía es buenísima, pues se trata de un profesional.
    ...
    Esa es la historia:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es de esas cosas increíbles y buenas (desgraciadamente la magia de las redes sociales casi siempre opera en sentido negativo) que pasan gracias a internet.En Alabama..., a que ni te lo esperabas.
      ¿Dónde está el cuento?.
      Sobre operaciones, la peor experiencia de todas las que he pasado con mi hijo, fue cuando estuve en reanimación de la segunda operación, 18 meses. El niño parecía un espectro. Pálido, ojos hundidos, labios hinchados y resecos, una ampolla que se inflamaba por momentos en la comisura de los labios. Es que ahí ha debido tocarle un momento el bisturí eléctrico, me dijo el cirujano. El niño olía a baba mezclada con sangre seca. Se despierta. Terror, qué puede sentir un bebé de 18 meses en una sala de reanimación. Le cojo como puedo, el gotero, la férula...como puedo lo tengo en brazos. Viene el anetesista, un tipo flaco, calvo, treinta y pocos. Sin miramientos ante el apuro que estaba pasando me dice que firme los papeles de la operación y que el niños tuvo un espasmo de glotis al quitarle el tubo de la anestesia. Yo estoy confundida, le digo que si no debían operar por qué operan. El tío sigue echándome la bronca, el niño está muy mal...Mal es poco, pensaba yo, lo he visto con el aspecto que tendría si estuviera muerto, cabrón. Y el tío sigue hablando como si hubiéramos llevao a un niño famélico a oparar (estaba perfecto) y yo mandándole a la mierda mentalmente.
      Sale el tío, logro calmar al niño y salimos para la habitación. En el pasillo reconozco al anestesista, que habla con un médico y le dice que vigilen a ese niño, que está muy mal.
      :::::::
      El niño estaba sano, aunque un poco resfriado cuando entro en quirófano. ASí lo dijimios al cirujano y en control de entrada. En quirófano deben valorar si operan o no. Durante la operación le hicieron dos quemaduras en la comisura de los labios. Al retirarle el tubo de la anestesia tuvo un espasmo de glotis, y echó muchos mocos. Salió tan deshidratado que tenia ese aspecto de enfermo grave cuando le vi. Cuando intentaba juntar todas las piezas y sobreponerme a lo que estaba viendo, y clamarle, viene ese tio y me acosa, insinuando que lo hemos llevado a operar en malas condiciones.

      Tengo muchas experiencias más, han sido cinco años hasta que conseguimos cerrar bien la fisura palatina con la que nació. En esos cinco años se ha ido sellando una profunda desconfianza a la forma como se está llevando el oficio de médico en la actaulidad (sin duda el oficio más generoso que existe).
      Una madre de otro niño fisurado que conozco me comentó que se sintió terriblemente cuando vio a su hijo salir palido y con cicatrices del quirófano. Yo le dije que sabía lo que decía, porque yo vi al mio de dieciocho meses tan deshidratado que parecía muerto. Es muy difícil transmitir toda la angustia y el agobio que sentí en apenas cinco minutos.

      Eliminar
    2. Ire, menudo calvario pasasteis.

      Supongo que conoces esta película, The doctor (1991). A mí me pareció muy interesante y, por lo que nos has contado, hay un anestesista al que le vendría muy bien verla.

      Eliminar
  27. No Driver, No otra vez nooooooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Ante la cariñosa insistencia de mi hermano pequeño, el Tomae, os paso el cuento en el que se basó el guión del corto.

    ANGELES Y DEMONIOS

    El miércoles pasado operaron a mi hija Sara.
    La pequeña tiene seis años. Las pasé bien putas.
    Gracias a Dios todo salió bien.
    Bueno, todo no….; alguien tiene que ir urgentemente al taller.
    Urgentemente.

    Nunca he creído en los ángeles. Esos seres asexuados, con careto de querubines, emplumadas alas y corporeidad antigravitatoria, no son de este mundo.
    Ni nadie los ha visto.

    Miércoles cuatro de la tarde. Entro con Sarita y su madre al hospital Nuestra Señora de América, en los madriles. Para operarla hay que firmar un documento que te viene a decir, que si la niña se va de este mundo, tu único derecho es enterrarla. Así de crudo.
    Como no tienes otra opción, firmas el papel. El anestesista te pregunta el peso de la niña. Intentas entrar en el quirófano, y te dicen que nones. Así que se llevan a tu hija del alma, y tú te quedas bien jodido en un pasillo. Esperando y rezando.
    Bajas a la cafetería y los ves a la primera. En esos momentos de la vida, en que cada minuto es un año, tu atención se dispara y no se te escapa ni una.
    Son cuatro, ocupan la mesa del fondo, junto a la salida de emergencia.
    Son los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. A saber: la muerte, el hambre, la peste y la guerra. Hoy se han disfrazado de conductores de coches fúnebres. Están en el hospital porque es su trabajo. Transportar fiambres.
    Me acojono más de lo que ya estoy. Subo corriendo siete pisos. Pregunto por la doctora Alonso. Se está preparando para la operación. Me salto el control y consigo hablar con ella.
    ...
    -¡Doctora, están ahí, son cuatro!
    -Lo sé, siempre están ahí.
    -¿Pero qué puedo hacer?
    -Señor, no puede usted hacer nada.

    Y te vas, y vuelves al pasillo, y lloras como un niño, y deseas que la doctora Alonso sea un ser humano feliz, y que anoche haya hecho el amor con su pareja hasta la extenuación, y que hoy sea un día muy lúcido para ella, y que no le tiemble el pulso, y que el anestesista no la cague.

    Y te quedas, de pie, en un pasillo. Con cara de gilipichis.

    Así que no puedo hacer nada…, de eso nada monada.
    ...
    Me bajo al parking. Desengancho la cabeza tractora de mi trailer. Maniobro marcha atrás hacia la salida del mortuorio. Saco todas las cadenas que tengo para conducir con nieve. Las armo, una tras otra, hasta formar un tirante de diez metros. Engancho un punta al eje trasero de mi Volvo. El otro extremo al eje delantero del mercedes del servicio funerario. Bien sujeto.
    Arranco el motor. Sin moverme subo revoluciones. Llego a las cinco mil. Piso embrague. Engrano segunda con reductora.
    Respiro, pienso en mi hija y levanto bruscamente el pie del embrague.
    Los neumáticos de mi Volvo rasgan el alquitrán. Se forma una nube azul. Salgo disparado. Me siguen mis cadenas y el eje delantero de un mercedes.

    Hoy ese coche no se mueve ni de coña.

    Aparco donde puedo. Subo a planta. Espero y desespero.

    A las ocho de la tarde sale la doctora Alonso. Está sudando. No sé lo que cobrará la señora, pero hoy me parece que se ha ganado el sueldo.
    Me dice que la niña está bien, que no me preocupe.
    Yo la abrazo, le doy dos besos y rompo a llorar como un magdaleno


    Nunca he creído en los ángeles. Esos seres asexuados, con careto de querubines, emplumadas alas y corporeidad antigravitatoria, no son de este mundo.
    Pero se que al menos existe uno.
    La doctora Alonso.

    Con unas alas blancas, rasgando el horizonte.

    Atentamente: Driver.

    ...

    PD: Tomae, que dice tu cuñada que traigas tú las cervezas este domingo; que como eres el que más bebes, pues que las pagues tú.
    Te quiero, hermanito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo también ... puedes pagar tú, quedarás mejor.

      Eliminar
    2. Noooo, por Dios !
      Tú primero !
      Faltaría más !
      ....

      Eliminar
    3. Driver y Tomae, pagis los dos, me dais los 500 a mi y podeis seguir discutiendo lo que querais :).
      Me ha gustado mucho el cuento, es verdad que es el esqueleto muy bien articulado para darle carne visual. Y me gusta el tono seco con el que está escrito, como mordiendo el mal momento que atraviesa el narrador.
      Sobre el corto, alucino que soy capz de entender lo que hablan :). Pero leyendo el cuento es muy fácil de entender. Y tienen ese aire rural de andar descalzos que es un encanto.
      Resumiendo, un placer.

      Eliminar
  30. Quedé flipado con la fotografía del medio-metraje. Me parecía totalmente profesional. Pero... en inglés sin subtítulos (en inglés) no me cosco. Así que lo dejé en el minuto casi 10.

    ResponderEliminar
  31. Cuando la falta de talentos (moneda) se suple con talento

    Toda industria humana suele requerir de un presupuesto (económico) al igual que un canasto pide mimbres.

    Pero, ocasionalmente, nos maravillamos ante bonitas labores trenzadas sin varita alguna (o con presupuesto igual a cero, que lo mismo es).

    Eso es Driver, la película. Un canasto cuya cruceta inicial, o alma, fue el cuento de nuestro Driver y que Jerónimo Nisa supo entretejer también con alma, inteligencia, tesón y maestría.

    Pero que sea el propio Jerónimo Nisa quien lo explique:

    «Hace más de un año, cuando andaba dándole vueltas a algunas ideas, me topé con uno de esos comentarios de Driver en los que mete uno de sus cuentos.

    Me pareció una buena idea para un cortometraje. No sólo era bueno, sino que además (importante!) era muy VISUAL. Le pedí entonces a Driver que me mandara más cuentos (todo esto sucedía incluso antes de que Driver abriera su propio blog). Entre ellos, encontré algunos que también eran bastante cinemáticos, pero difíciles de hacer sin presupuesto (a ver, cómo coño voy a filmar un helicóptero cazando ballenas en el polo norte si no tengo ni un duro?). Con lo cual, decidí volver al primer cuento, "Ángeles y Demonios," que reunía todas las cualidades que yo buscaba y, además, podría hacerlo con cero pelotero de presupuesto. Así es que le pedí permiso a Driver para usar su idea.

    En el guión que escribí, cambié un poco el cuento original, lo adapté a la realidad de Alabama, me inventé más personajes, añadí escenas nuevas y otras cosas por el estilo, pero la idea esencial la respeté. Así es que la historia que ocurre en la peli pertenece completamente a Driver, aunque el guión sea mío.

    Hacer un corto de 20 minutos me llevó un año entero. Primero, escribir el guión (un borrador, dos, tres, cuatro...). Después, conseguir coches, locales, un hospital, talleres de mecánicos, ropas e instrumentos clínicos, permisos de la poli, del ayuntamiento, casas, los actores (por supuesto), asistentes de producción... en fin, no sigo. La filmación propiamente dicha nos llevó 6 meses (desde abril hasta septiembre), no porque estuviéramos filmando durante todo ese tiempo sino porque cada uno tiene su trabajo y sólo podíamos hacerlo un rato por aquí, otro por allá, un fin de semana... Luego vino el montaje y la música (toda compuesta y grabada expresamente para esta peli; nada de música enlatada de sintetizador!). En resumen, que terminamos el asunto en enero de este año. Parte del largo proceso está documentado en mi blog».

    ¡Arte!

    ResponderEliminar
  32. Sinestesia...

    «La conocí secándose los azules sobre la arena dorada de Zahara de los Atunes. Fue saboreando un pasodoble en compás de cuatro por cuatro, un lejano rojo verano que aún hoy me late».

    (Se me contagian esas manos al viento, alegremente entregadas al compás, y el ridículo y simpático a modo de pasacalle de La Canalla. «No se pescan por deporte atunes en el paraíso…». Aunque puede que no lo parezca, la letra tiene mucha enjundia).

    ResponderEliminar
  33. Mola Lux. Y son grandes, y me han pegado lo del pescado. Pero queremos material original, ñe, ñe.

    Esto es lo que me ha venido a la cabeza.
    Nos adentramos en el vértigo de un martes de carnaval con la ignorancia del tacto por estrenar, ay, los pescaditos en un cubito de agua no paran de nadar en círculos de caramelo sin miedo porque ni tú ni yo sabemos pescar.

    ResponderEliminar
  34. Vale, vale, seamos sinceramente sinestésicos.
    ...
    No teníamos ni idea.
    Éramos como un lienzo de mil colores donde la partitura estaba sin escribir.
    Ni una nota, ni un sonido, ni tan siquiera una caricia escondida entre los pliegues de una piel joven.
    ...
    La ignorancia era total, de tal suerte que los besos soñados se las dábamos al viento.
    Una muchacha y un muchacho entre las olas azules.
    Una pasión de juventud, donde lo realmente importante era saltar juntos entre las crestas del Mediterráneo.
    ...
    Nunca tanta ignorancia fue tan inténsamente compartida.
    Benditos pardillos.
    Estaban tan cerca de las estrellas que consiguieron ver sus almas brillar.
    ...
    A veces, la ignorancia es la mejor opción.
    Tal vez la única sensación coloreada de azul.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.