24 de marzo de 2015

Necesito vacaciones para recuperarme de preparar vacaciones

La primera vez fue con Nepal. Nuestros simpáticos héroes viajeros, los Pedalistas, se iban a Nepal, por aquello de "Katmandú, la de las mil torres". Compraron la Rough Guide (ya hemos explicado por qué esta guía supera a la Lonely Planet) y estaban ya sorteándose la penosa labor de quién se la lee cuando una amiga del Peda les anima: "me encantó, qué pasada, os mando fotos". Chirucas (nombre vetústico de las botas de montania, o va más allá?) de escaladora, mochilón más grande que ella, cuesta por subir, sudor. Y la pobre sonreía. Total que nuestros héroes cambiaron el rumbo. Tienen la guía de Nepal en su librería, pero no se lleven a enganio visitantes: nunca fueron.

 Luego les tocó a las Islas Galápagos. Cuando los Pedalistas se fueron a su sabático a Latinoamérica, hicieron una cena de despedida con los vecinos de arriba que, habiendo estado en Ecuador, querían compartir su highlight de las vacaciones: las Isla Galápagos. Solo recuerdo a las pobres tortugas en "retrato en sepia". Agua marrón, tortugas marrones, existencialismo. Las Islas Galápagos son las Islas Vírgenes para nosotros.

Y por supuesto, Islandia. En la Rough Guide aparecen "28 cosas que no hay que perderse" y los Pedalistas iban al Blue Lagoon y a ver casas de colores en Reijavik. Pero ay, según la Rough Guide, el resto de MUST (o sea, 26) del turista eran pájaros. Esos pajarrakos feos horribles (como todos los pájaros, pero estos autóctonos del norte, un horror). Y esto me suena haberlo divagado porque he gugleado alguna vez esos bichos, y aseguro que no ha sido para mi propio divertimento. Ah, sí, aquí...

Bien, pues a la lista de "Viajes fallidos Pedalísticos", con el cuarto lugar se une hoy....

FILIPINAS.

Y aquí no podemos devolver la guía, porque está toda subrayada. 

Una crisis de última hora, así muy enloquecida y pedalística, nos hace cambiar de destino a una cosa menos exótica, que aún me resulta imposible concretar, porque nadie sabe nada. Pero tiene que ser un destino que no requiera preparación. Otro no.

Lo que más rabia me da han sido todas esas noches de prepación, toda esa guía empollada, ese Máster en Medicina Tropical de CCC que me he marcado.... que no me han dejado divagar!!!  Pero bueno, ahora vuelvo...

Porque os tengo que hablar de varias cosas, entre otras el último libro que me he leído que me ha hecho reír tanto y que tenéis que leer ya. Pero ahora me duermo.


10 comentarios:

  1. Qué calamidades. Por cierto el nombre de chirucas por aquí en la capital del reino se ha utilizado siempre.

    ResponderEliminar
  2. Las Chirucas (nombre de marca) son estupendas. Solo tienen un pequeño fallo: llega un día, hora y minuto exacto en el que la goma de la suela inicia un descomposición ultrarrápida. Un día salí de casa, bajé por la escalera y me di cuenta de que dejaba unas marcas negras. Fui andando hasta la Puerta del Sol, y al llegar allí pisaba el suelo con los calcetines. Toda la puta goma, de más de un centímetro de grosor, ¡se había "disuelto"!

    Me enteré, por mi farmacéutico aficionado a la ornitología (lo que le llevaba a muchos lugares de la Naturaleza y al uso, en el pasado de las Chirucas) de que había una página web de chiruqueños enfurecidos, porque les había pasado eso, pero en la cumbre de una montaña o en las profundidades de un bosque.

    Pero cuando me enteré, fue porque a mi hijo le había pasado lo mismo en un viaje por una selva brasileña, que se tuvo que hacer desde el segundo día apartando las serpientes coral con unas alpargatas de esparto, que era el único repuesto que llevaba en la mochila.

    Posiblemente, la composición química de la goma de la suela haya cambiado y ya no exista ese problema.

    ¿Cómo resolverás, Di, el problema de las exóticas vacaciones pedalísticas? Espero enterarme pronto.

    ResponderEliminar
  3. ¡Y yo que te hacía tomándote un delicioso almusal en Manila! Y estaba aquí, esperando ansiosa las fotos y las crónicas de la España de Asia....¡Espero una adecuada compensación!

    ResponderEliminar
  4. Una alternativa a las chirucas podría ser la clásica alpargata romana de cuero. :)

    ResponderEliminar
  5. Es el tipo de problema con el que poca gente va a simpatizar :) (*). Pero se te ve chafada de verdad y, aparte de decirte que te montes una asesoría online sobre viajes a Filipinas, Islandia, Nepal y las Galápagos (pero qué esperabais, si se llaman Galápagos!), yo he venido a decirte:

    - No sabes cómo te entiendo.(*)

    Y gracias por el post, porque es la mar de informativo.

    (*) Yo tengo una dirección mail la mar de curiosa. La llave del reino o del ridículo. Para acceder a la casa donde viví en Ghana (yo tenía una casa en África, maldita Isak Dinesen), es necesario tener el permiso de los dueños de las dependencias que son ni más ni menos que unos curas y monjas de una orden hospitalaria. Estuve a punto de ir hace un año, pero se puso enfermo el niño y tuve que parar todos los preparativos, y menos mal que no llegué a enviar el mail a la dichosa monja, otras personas con las que sí entré en contacto me tomaron por una imbécil. Ir a Ghana es muy fácil, ir a mi casa, muy complicado.
    (Y buááá).

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pues ya irás...por cierto, hoy mientras mi fisio "Elborch", macarra de bolera total pero muy bueno, me destrozaba el cuello he pensando en ti y luego te escribo para una cosa.

    ResponderEliminar
  7. Con lo que me gusta a mi irme a Londres!

    Leo por aquí algo de chirucas...y es que unas chirucas son unas chirucas, tal como unas bambas son unas bambas y tal como los ...Sugus Diddy !! ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola panda!Ahora me pongo al teclado y no son horas... con lo q tengo q escribir! Esperad a q me jubile! el blog estará on fire.

    UNa cosa, no sabia q chirucas era una marca. Con es enombre parecia una cosa local, la verdad... eran unas marrones horribles, no? hablamos de lo mismo? de esas q habia q llevar con doble calcetin o te salian ampollas... enternecedor.

    Yo también tengo una monja en Ghana, por cierto... de las hospitalarias tb creo... no va a ser la misma monja!

    Lo último, sobre lo de MO, conoces a Ben Goldacre? (por el arituclo del guardian q me has mandado). Es el principal altavoz de cómo la ciencia no es bien divulgada, y como la prensa da los mensajes erróneos. Su libro "Bad science" es un best seller aqui...

    http://www.badscience.net/

    muxus y preguntad lo q queráis de 1. filipinas, 2. por supuesto, sexo. Que aquí se os atenderá...

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, Di, interesante. Al respecto, dos cuestiones:

      1. ¿Filipinas qué tiene que ver con el sexo?

      2. Hablemos de sexo...

      Eliminar
    2. Y 3. Es posible jugar al fútbol y hablar de fútbol. Los que empiezan a hablar de sexo es como los que se ponen a escribir sobre su infancia.

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.