20 de noviembre de 2013

"La vida adulta era esto" (Tercera Edición Premios Divas)

El querido divagante Luxindex (Luxi) ganó hace unos días uno de los ansiados Premios Divas y eligió el siguiente divagable:

"un divague sobre la idea que teníamos de niños de lo que sería alcanzar la adultez y la sorpresa (si la hubo) que nos produjo ver lo equivocados que estábamos cuando hemos llegado a esa edad que hoy, más o menos, tenemos".

Nada más leerlo supe el título: "LA VIDA ADULTA ERA ESTO".  Se trata de una frase que mi compañero de piso y yo acuñamos cuando comenzamos a compartir ídem. Esto ocurrió más o menos en el Zenozoico, lo sé, no hace falta regodearse. El pistoletazo de la Vida Adulta, para mí, ocurrió a mediados de la veintena cuando me fui de casa y vine al UK, perseguida por el Peda, a los gritos de "para que no me eche un novio inglés". Yo también le quiero.

Total que el número de anécdotas que en aquel primer año nos llevó a acuñar esa frase es innumerable, problema: que ahora no me acuerdo de ninguna. Por ejemplo, si hubiera tenido blog (qué digo blog, ordenador!) en aquella época, esto no ocurriría. Por eso mantengo el divlog: para repartir suerte (mirad Luxi, un hombre feliz) y para lo del Eisenhower. 

Un divague en tiempo real: le pregunto al Peda, sentado aquí a mi lado.  "Te acuerdas de alguna anécdota de nuestro hit la-vida-adulta-era-esto?" y él, "la vida adúltera?" Y yo: "No, de cuando decíamos eso de la vida adulta etc". Y él, "ah eso era en Grimsby". 

Grimsby. Oh, qué recuerdos. "Great Grimsby" (el verdadero nombre de esta ciudad al norte de Lincolnshire... sin complejos) fue el lugar donde aterrizamos sin comerlo ni beberlo. Un día fue el mayor puerto pesquero del UK y ahora es un sitio decadente del que los ingleses se mofan por aquello de los significados de "grim", ninguno amable. Nosotros éramos jóvenes, indocumentados y no nos enteramos de que aquel sitio era un moridero (colombiano, a falta de palabra en castellano) hasta que estuvimos fuera.

Hasta en Grimsby, hasta en esa inmunda esquina del norte de Inglaterra había españoles. Y hablamos de 1997, cuando los que nos íbamos era por amor al arte. Y también había indios... muchos indios, y estos son los protagonistas de gran parte de las historias de "la vida adulta era esto". Porque había muchos donde yo trabajaba, y además vivíamos en una Total Institution, la residencia anexa al lugar de trabajo. Fue un intensivo en India y Pakistán, sin los problemas gastrointestinales siempre asociados con las visitas al subcontinente (a esto se le llama Positive Reframing).

Los indios de Grimsby llevaban en su mayoría bigote, unos mostachos que ríete del Movember este que se dejan los chicos ahora. No, esto era como un mapache en mitad de cara, lo que les daba, para mí, una apariencia de señores hechos y derechos. Pocas bromas. Pero algunos de nuestros retazos de conversaciones con indios -flashbacks indeseables- son de este pelo:

Un indio me comenta en un tren hacia un curso: "No sé cómo no crees en Dios. Mira los colores del campo, las florecitas, cómo es posible?" Dos estaciones más tarde: "Tengo una cinta de música española, conoces esa tan bonita que dice un torito enamorado de la luna?". Bongaa.

Un indio al Peda al final de una cena: "La vida para vosotros los no creyentes es muy fácil, hacéis lo que queréis... la vida no solo es diversión, ya lo verás... estás con tu mujer, que es joven y guapa, pero pronto será vieja y fea, entonces qué, a por otra joven y hermosa..." El pobre Peda quiere que le devuelvan su dinero.

Un indio vecino al que le ofrecí un bote de pepinillos en vinagre con una especia rara que no nos gustó, a otra gente en el cuarto del personal: "En mi equipo hay dos mujeres, las dos están enamoradas de mí... una me ha regalado un bote con pepinillos". 

Este último no tenía bigote. Pero todo esto, además de verídico, es cierto (graches Les Luthiers). Estábamos otra vez en el patio del colegio? Iban de vacile estos colegas? Pero antes de que alguien me llame racista, contaré el de saben aquel que va una inglesa, un holandés y un español?

El holandés tenía un descapotable rojo, que un día llevaba su amigo español. Después de aparcarlo apareció una chica (escenario: el lugar donde currábamos todos) que le sonrió, que cómo se llamaba, etc. El español, un malagueño con mucha gracia se apresuró: "mira, el coche no es mío, es de un amigo, también trabaja aquí... si quieres su teléfono". 

Cuando yo llegué a Grimsby ella estaba a punto de tener el primer hijo del holandés.

La vida adulta era esto. 




PS: Gracias Luxi por el gran tema. Se me van ocurriendo más y más historias (sección excesos), pero creo que ahora lo mejor será leer las vuestras. Por ejemplo cuando fuiste espadachín de la Reina Madre en Flandes.





42 comentarios:

  1. Veamos: Lux proponía las diferencias entre lo que pensábamos de niños sobre la vida adulta y lo que luego resultó ser.

    Me es imposible contestar a eso, porque de niño pensaba que el mundo humano lo habitaban dos especies totalmente diferenciadas: los niños y los adultos (más o menos, los que tenían de 14 años para arriba. Con 10 años, mi hermana de 15 me parecía tan vieja como mis padres.

    Yo vivía como niño y entre los niños, entre los de mi raza y especie, sin el MENOR contacto mental con los adultos. Estoy convencido de que si me hubieran dicho que la niñez no era eterna y que un día también yo sería adulta, habría muerto de un infarto.

    Así que cuando llegué a esa edad temible (la fijo en el día en que con 28 años tuve un hijo) empezó el aburrimiento letal. Mi hijo, su madre cuando estaba y yo en un barrio periférico y rojo, con muy poco dinero, mientras mis amigos disfrutaban la Movida y se ponían de drogas hasta el ojete.

    Cuando mi hijo cumplió 14 años, lo hacía ya todo solo y volvimos al centro de Madrid, volví a ser un niño.

    Por todo lo anterior, no puedo contestar al planteamiento de LUZ: me faltan conocimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo q done vives, y tu casa son vitales. Por ej, una amiga med ijo q ella en el pasado pensabaq sería amyor cuando,c omo su madre, tendría juegos de tenedores, y tazas y todo eso. Y un día se dió cuenta q "nunca lo tendré". Para mí eso es ser mayor... soy incapaz d epreparar una comida de Navidad como nuestras amdres, tb al parafernalia.

      O por ej, si tuviera una casa de esas con cocina con isla, no me encontraría... me pensaría una impostora, como q no pertenezco a esa casa. Esto lo digo pq por el precio d eun piso en el centro (o en zona 2 en londinium) pueedes tener una casa con cocina con isla en zona 4. Pero no sería yo.

      Eliminar
  2. Yo llegué a la edad adulta con 19 años, de golpe y porrazo. Para mí la vida adulta es estar permanentemente acojonado, saber qué no estas a salvo y aprender a vivir con eso.

    No sé como no has metido en este divague la bonita frase de Liberal Arts del profesor de las camisas horrorosas "nadie se siente adulto"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Eso, eso es lo que me pasa a mí!! ¡Qué bien que te hayas acordado de la frase, porque resume algo que nos empeñamos en negar y es decisivo.

      Eliminar
    2. NO la he incluído pq no me acordaba (vi al peli hace un anio) pero aparte pq no estoy de acuerdo. Ese profe, muy guay, no se siente adulto. pero yo concozco miles de perosnas q sí, q son gente q se toma en seria sí misma. Son seniores con bigote (como los indios), gente q cree q hace falta "más mano dura", senioras q dan Coffee Mornings, o q organizan bouquets para su centro de Navidad (me ha llegado un flier de una sitio q los hacen, con la revista semanal del cole). Sí.. en mi cole hay mucha gente mayor.

      Eliminar
    3. Por supuesto, pero suelen ser adultos desde los 19 años. No cuentan conmigo, ni yo con ellos.

      También están los que la vida les hace una mala pasada y, con 16 años, se ven con un crío y todo son problemas.

      Eliminar
  3. Me ha gustado.

    Tooomaaaa la holandesa (ahora) ya debe estar colocada y de florero.... Seguro que hace pilates....

    Que pena que no tengas más historias de indios. ¿y si le hubieras regalado bombones?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo muchas más historias no solo de indios Diva, sino de "choque cultural" q se vive cuando se llega aquí... podría hacer una sección...

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JL, ayer tuve las fotos..... pero me falto la cámara..... me acordé de ti. Prometo poner alguna de las últimas. Nos vemos

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Hola Jose Luis... no hay por qué pedir disculpas. La verdad es q no había entendido bien tu primer mensaje.. pensaba q te referías a la imagen q he puesto hoy -la bobada q hace ese "adulto" en el teléfono me parece q resumen lo de.. a esta edad, y haciendo esas cosas...

      Este no es un blog de fotografía. Solemos poner nuestras fotos en lso divagues, así q como has visto, en los ultimos hay fotos de limones, de barcos, de ventanas, etc hechas por mí. Tb he colgado alguna hecha por JAL y lo he dicho. Es cierto q a las dos nos gusta hacer fotos y nuestra tele-amistad comenzó bastante compartiendo fotos.

      Lo q es verdad es q hablamos con pasión (y en mi caso, no conocimiento) de casi todo. Aqui hbalo de todo lo q me gusta/interesa: leer, escribir, londinium, pelis, viajes, etc pero nunca desde la faceta experta.

      muxus

      di

      Eliminar
    5. JL,

      Si no puedes decir lo que quieras, apaga y vámonos! Faltaría más.

      Fíjate en Gonzalo y en Txelo´s...

      Por cierto, que tengo nuevo teléfono y creo que va a desbancar por completo a la cámara de mi bolso. Es así, la evolución me lleva....

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. La verdad es que si lo tuviera que definir no sé de qué es este blog. No es de nada en concreto cierto, ni tampoco muy general, no?

      Pajas mentales? Evacuaciones? Divagues?

      Eliminar
    8. Venga Gonzalo, no seas rencoroso....

      Eliminar
  5. Dra, ¿Es greve pensarlo y pensarlo y darte cuenta de que no sabes dónde está la frontera? (Sólo se me ocurre el día que pusieron un alquiler a mi nombre, pero no sé si vale)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cesita, me parece normal no saber dónde está la frontera. Yo no lo sé... pq lo q he descrito es cuando se supone q eres mayor (ocmo lo q dices del alquiler), pero yo me sigo sintiendo como una perpetua teen.. ni la hija ha cambiado eso, q era uno de mis miedos... :)

      Eliminar
    2. Ya. Tengo una amiga que tiene un pelo fantástico: lleno de rizos dorados e ingobernabes. Cuando eramos niñas se peinaba con los dedos y se lo dejaba suelto. Le quedaba genial y no tenía que peinarse casi nunca. Yo tenía mucha envidia de su pelo y siempre se lo decía. Ella me contestaba: "Ya, C. S. pero...¿Te has parado a pensar en cómo voy a peinarme cuando sea señora?" Era un asunto que nos preocupaba. La cosa es que treinta años después sigue llevando el mismo pelo y le sigue quedando igual de bien. Suelo decirle con frecuencia que aún tenemos pendiente la solución al peinado de cuando sea señora. "Sí -dice ella- ya no me debe quedar mucho tiempo..."

      Eliminar
  6. Y qué pensaba yo cuando era niño? Ni idea. Nosotros no pensábamos, éramos felices y simplemente nos dedicábamos a jugar. Tal vez a eso de los doce años que descubres la muerte y te rompe los esquemas con respecto a quien te sustentará si faltan los padres. Puro egoísmo.
    Y ahora mirando hacia atrás...ningún reproche. La vida es así.

    ResponderEliminar
  7. Pufff, yo tengo una amiga casada con un indio, ahora no me acuerdo de qué ciudad inglesa es, le llamamos Nabo (nabil).
    Para mi la vida adulta fue una mañana que llegué a casa del instituto y el hijo de un vecino me gritó tu padre se ha muerto...pero también fue llegar a España y que mis padres se fueran de vuelta sin mi con 6. En ambos momentos el miedo se me hizo piel.
    Después de los 17, o de los 6. los momentos de adulta y de niña se mezclan. Yo prefiero reirme mucho.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Se nota tu juventud, LUX. En aquellos tiempos en los que no pensaba en la vida adulta, ni esperaba nada de ella, porque yo NUNCA iba a ser adulto, acostumbrábase a heredar los trajes de los hermanos mayores.

    Como el traje heredado tendía a haber sido usado y gastado abusivamente (además de ser talla gigante), te llevaban al sastre que tomara medidas y el sastre le "daba la vuelta" para que apareciera en el exterior lo que había sido interior.

    Como resultado, el bolsillo de la izquierda aparecía, ¡hop!, a la derecha. (por no mencionar la botonadura y la ojalera). En el colegio se podía reconocer a los primogénitos porque llevaban el bolsillo a la izquierda. Todos los demás, lo llevábamos a la derecha.

    Conclusión: efectivamente es Milikito, peinao raro, pero en un momento en el que el circo les iba mal y llevaba una chaqueta de Miliki a la que el, sastre le había dado la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. A ver, Lux: mira este plano:

      http://www.academiasisa.com/patrocaballero.html

      fíjate en la parte P-S, P´-S´. Ahí va un agujero con una tirilla encima que cambia de lugar cuando desmontas la prenda y le das la vuelta para que la parte que está debajo del forro salga al exterior.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  10. Pues yo siempre fui muy maduro y responsable, un pequeño adulto en pequeño, (tampoco muy pequeño, que siempre fui grande, pero ya me entendéis, seguro, bueno si queréis, claro).

    Y sí, luego llega la fase en la que no te sientes adulto, en la que siempre los jugadores de fútbol y los actores y los periodistas y los presidentes de todo te parecen siempre más jóvenes, y nunca llegas a adaptar totalmente tus ideas preconcebidas con la percepción de la realidad... Y bueno, al final tampoco es tan grave...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedona Basaja, pero lo que tue eras se llama REPOLLO!!

      Por no dar lugar a malentendidos....

      Eliminar
    2. ¿Sí o no? Really? Mira que yo tengo una percepción diferente del tema...

      Eliminar
  11. Es cierto en que hay un momento que tomas consciencia de que eres adulto. Puede tener que ver con hipotecas, hijos, o trabajo, o lo que sea.... Como bien ha comentado mi Co, lo eres, pero no te sientes adulto.

    Al mismo tiempo existe la misma percepción con respecto a la empleabilidad. Yo creo que soy igual de empleable que hace 10 años, incluso a veces podría serlo más. Sin embargo al realidad es otra y cada vez lo soy menos.

    ResponderEliminar
  12. Yo de niño quería ser futbolista y con 14 un adulto me dijo que nunca iba a vivir del fútbol. El adulto llevaba razón.
    Ahora voy a ver a mi hijo jugar y cuando me dice que quiere ser futbolista, me acuerdo de mí a su edad. Pero no le digo la verdad y es que sinceramente pienso que lo tiene crudo y que nunca será futbolista.
    Será que no soy adulto del todo.....o será que no quiero que él se haga mayor....no sé. :)
    Ap.

    ResponderEliminar
  13. Querido LUXINDEX, me despiporro de tu falta de habilidad para mover objetos en el espacio mental y darles la vuelta.

    Llevé tres trajes con el bolsillo a mi derecha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Conque haz y envés ¿eh? Eso funciona mayormente para trajes de Adán y Eva, pero no sé si llevaban bolsillo (Muy bien, Lux. Lo has pillado. Y seguro que ha sido gracias al plano que te envié, por mucho que digas...)

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Sguro, Cesita, que ha sido por tus patrones. Así ha comprendido que no podía aparecer un bolsillo a la izquierda (a la derecha según se mira) dejando rastro del pespunte al otro lado..

      De todas maneras, Lux, son cosas de la posguerra, que fue de larga duración. Y como nos afectaba al 90% de la población infanto-juvenil, pues no le dábamos importancia.

      Eliminar
  14. Okupas, Perrakas y otra gente de baja estofa.. qué ven mis ojos!!?? Otro concurso de sombras???? LUx te estás viciando...

    ResponderEliminar


  15. Me ha gustado mucho la historia del pelo de la amiga de C.S, seguro que aún le queda tiempo para ser señora :)

    En cuánto a mí, ya no estoy segura de qué clase de adulto se espera en estos tiempos. Supongo que lo soy, aunque tenga dudas todo el tiempo, a ver si va a ser eso.

    Y hola de nuevo, que hace tiempo que no venía, a saber qué habré estado haciendo.

    ResponderEliminar
  16. Hola xisca, me alegro de verte de nuevo... sin ti twitter no es lo mismo... :)

    ESpero q hagas lo q hagas... lo hayas pasado bien.

    x, di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.