8 de mayo de 2013

Me acuerdo de ti


Querida cobloguera,

Tu ya sabes a que me dedico y que mi sector no es precisamente feminista. Yo no es que lo sea, por lo menos no de una manera radical, pero está claro hacia que lado me voy a inclinar en caso de disyuntiva.

El caso es que llevo unos días acordándome de ti. 

Verás, me veo en al tesitura de tener que contratar azafatas de feria. Se trata de trabajar en el stand y no sólo hacer de florero, saber idiomas, ser amables... En ese sentido siempre me he dejado aconsejar por el proveedor:

- Llévate a Ana que es muy trabajadora. 
- Coge a Marta que es muy agradable y habla 5 idiomas.

Durante unos años he conocido a chicas más o menos interesantes, estudiantes en muchos casos sacándose unas perrillas, que trabajaban bien y tenían una imagen correcta. Yo creía que con eso era suficiente. Pero no. El elenco de compañeros que me acompañan en estos festivales decidió que Ana y Marta podían ser muy trabajadoras, pero Ivonne y Jessica del stand de al lado, también lo eran y además eran unos pivones!!!

Así que capté la indirecta (se me rebelaron) y sutilmente le dije a mi proveedor y alguno de la competencia que me pasaran un listado de azafatas que además de ser trabajadoras tuvieran el look adicional que mis compis solicitaban. No te quepa la menor duda que Ivonne y Jessica atraían a mucha más gente a su stand que nosotros y eso era un hecho.

El caso es que voy recibiendo fichas de chicas, con todas sus medidas y tallas, en diversas poses sugerentes, algunas incluso dando a entender que podrían alargar su jornada laboral en caso de ser necesario. Y ahí dejo eso. Viéndolas, además de una cierta envidia porque la naturaleza ha sido muy generosa con ellas, no puedo dejar de pensar que algo no funciona, que no está bien. La mujer sigue siendo algo que decora, que debe ir según sea primavera u otoño, por la mañana o por la noche, que el sistema falla todavía y que queda mucho por hacer. En estas me encuentr: tratando de decidir si me quedo con una u otra simplemente mirando las fotos. Y no me está gustando nada porque no me parece justo. Quizá es que le doy demasiadas vueltas. Y me acuerdo de ti.

He tratado de consensuar la elección con mis compis, pero sólo ven lo que sobresale. Así que los he dejado al margen, llenos de expectativas. Al final he decidido que este año me voy a dejar aconsejar por el proveedor de nuevo, pero el año que viene me voy a pedir un catálogo de azafatos para mi solita. Seguro que no los contrataremos, pero me van a dar un juego en la agenda....

22 comentarios:

  1. Alguna desnuda,bueno...q llevaba pintura corporal, hemos contratado nosotros. Claro que el mundo del juego es así porque es así. Pero asco de mi misma me daba a mi misma, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente. Es lo que me está pasando a mi. Tengo que seleccionar a gente por criterios en los que yo no lo haría. Está claro que a todo el mundo le gusta la belleza, pero seleccionar en base solo a ese criterio, es como muy pobre.

      Welcome al blog!

      Eliminar
  2. ¡Joder! ¡Qué mal! Me alegro de no estar en tu pellejo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que hay. A veces incluso puede ser peor.

      Eliminar
  3. Qué lejos estamos de un mundo de personas. Por eso algunos quedamos siempre de "intensos", porque no aceptamos la estupidez como animal de compañía.

    ResponderEliminar
  4. Insinuas que me he vuelto intensa? Yo? Cuando?

    ResponderEliminar
  5. No, tú no. Yo mismo, personalmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver y por que yo no soy intensa, eh?

      Eliminar
    2. porque no sueles dar el coñazo.

      Eliminar
  6. La verdad es que es una pena que se usen a las mujeres como cebos para atraer a tios salidillos, que prefieren una buena delantera que una buena profesional. es el mundo en el que vivimos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tengo un as en la manga. El uniforme. En lugar de llevar un cinturón ancho van a ir como Mary Poppins

      Bienvenid@ al blog!

      Eliminar
  7. Te doy una solución:
    contrata a una jamona
    para atraer al personal
    y otra de las de tu proveedor.

    Pensarás que has sido
    la mitad de mala,
    pero también
    has sido lla mitad de buena.

    Si no vendes
    ni la una ni la otra tendrán
    empleo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede ser tan polite, querido... hay que decantarse.

      Eliminar
  8. Hola diva y divagantes,

    Me hace mucha ilu q me escribas una carta-divague y te acuerdes de mí (y más por el tema). Qué puedo decir: es horrible.

    El aspecto físico dicen los estudios q cuenta mucho más d elo q pensamos, y no solo en los trabajos florero, como el q describes. Lo curioso es q si eres guapo o guapa se te abren muchas puertas de ese tipo (quien las quiere para sus hijas? yo la prefiero académica) pero para otros trabajos ser muy guapa es un porblema, porque tambien han de estar demostrando conitnuamente su valía. Los tíos no. UN WASP guapo y alto se come el mundo. Nosotras, si guapas, hemos de demostrar q no somos imbéciles.

    El otro día una del trabajo dijo: "Me gustan los tíos con canas". Y yo dije: "Y las mujeres?" me miró sorprendida. y acalae: "A ver, peudo aceptar q te parezcan interesantes las personas con canas, pero no solo los hombres" 9todos sabemos las connotaciones de "hombre interesante con canas". ella se puso algo nerviosa y dijo: "Mira, como no me siento atraída por las mujeres no te puedo contestar a esa pregunta". Ya. Idiota.

    Pero vivimos en una sociedad así, con continos mensajes encontrados: la paidofilia es un delito, pero ponemos modelos q parecen prepuberales con cara postcoital en anuncios de perfume. QWueremos quitar la posibilidad de aborto a quien no se considere capaz de tener un hijo ocn deformaciones y quitamos las ayudas a la dependencia.

    Parece q estoy divagando pero sigo en el tema. Es todo una mentira.Es muy difícil escapar del bombardeo diario de delgadeces y tetonas. Ser tía es duro y nos tenemos q apoyar entre nosotras. Las de arriba legislando, haciendo campañas publicitarias decentes, investigando, enseñando. Las de abajo, tomando las oprtunidades, por peq q sean, q vengan. Es responsabilidad de todas: ellos, el capitalismo salvaje del vende-más, no lo va a hacer.

    di



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves, DIVA? DI es intensa. Los intensos tenemos ideas establecidas y damos el coñazo con la esperanza de que otros entiendan lo que nosotros entendemos.

      Hay quienes tienen intereses y quienes somos intensos y acabaremos mal.

      Eliminar
    2. Me parto. Que conste Di, que lo ha dicho NáN...

      Eliminar
    3. Os contestaba y me ha salido un divague... para mañana, pero estoy en sintonía con xaquí...

      Eliminar
  9. Obediencia debida. En estos casos, dado que tu eres empleada, te amparas en la obediencia debida.
    Y duermes tranquila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué pero intuía una respuesta en este tono...

      Eliminar
  10. ¡Gracias por la bienvenida!!!. Sea cual sea la decisión, no pongas a dos contrapuestas juntas, despista mucho, y bueno yo no sé tus clientes, pero en mis ferias abundaban los mandriles salidos, sobre todo a partir de las 3 de la tarde. Sí a todo lo demás que comentais, y no conocía ese uso de la palabra intenso...curioso.

    ResponderEliminar
  11. Xaqui, es que aquí somo muy de bienvenidas, sobretodo yo. Puede que hasta te la de en tres ocasiones, que soy muy despistada...

    En mi feria son muy, pero que muy mandriles. En concreto hay uno que me pone mala. Hablé de él aquí

    ResponderEliminar
  12. Yo he tenido que contratar azofaifas en multitud de ocasiones, y siempre amparada en motivos de eficiencia. Me importa un bledo que seas guapa o fea, pero hazlo bien, que para eso te pago. Pero seamos claros ... ¿hay azafatas feas? ... si como dices hay tanto mandril, les gustará cualquiera de las que pongas.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.