14 de mayo de 2013

Llueve y ... eso

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí...
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.


José Angel Buesa




12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y tu eres el intenso?

      ???? no lo entiendes? no sabes a que viene? no te gusta? no sabes que decir?

      Eliminar
    2. Diva, que bien las colocas. Ire

      Eliminar
  2. ¿Astenia primaveral? (Espero de todo corazón)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año no me puedo permitir la astenia. La verdad es que me encuentro bien. Gracias por tus deseos. Es sólo un poema que me gusta.

      Eliminar
  3. Está en masculino, lo de quedarme solo. Como poema me gusta, y no suelo apreciarlos, porque describe cosas que yo también he vivido. Espero que no sean vivencias tuyas, y/o recientes, pero no lo sé y no lo pregunto.

    Ire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta lo bien que lo cuenta y lo corto que es. No tienes que interpretar nada. Te lo dice clarísimo y muy bonito...

      Eliminar
  4. No que va, no me pasa nada... siento la confusión. Es uno de tantos poemas de José Angel Buesa, que me gusta y para que no se me olvide lo puse ayer aquí. Por ahora sigo con Consuerte!

    ResponderEliminar
  5. Es de lo mejor que he leído para contar lo que cuenta. Casi tan buena como la única canción de Perales que no escribió el pero la cantaba. La letra era de su hermana Marisol Perales, no me acuerdo del título pero empezaba así:
    "Vamos a romper este silencio hoy
    es hora de hablar, los niños duermen ya
    me vas a contar que está pasándote..."
    Transmitía el mismo agobio que este.

    ResponderEliminar
  6. "tus ojos no me miran como antes.
    Antes de marcharte piénsalo otra vez,
    me preguntaran por ti los niños
    me dirán ¿dónde se fue papá?
    y cada noche soñarán con ese cuento
    que no han de escuchar.
    No debes irte, no.
    Esas flores que marchaste se marchitarán
    y nadie las cuidará mejor que tú.
    Y yo, ¿qué voy a hacer sin ti?
    cuando se acabe la tarde y se me apague el sol
    si tu sillón vacio ya estará...."
    perdón, es hablar de Perales y me disparo. La podría recitar entera pero a partir de aquí me entran ganas de llorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonzalo! No te conocía yo esta venica tan tiennna

      Eliminar
    2. Ahí va otro que me gusta:

      Poema del secreto

      Puedo tocar tu mano sin que tiemble la mía,
      y no volver el rostro para verte pasar.
      Puedo apretar mis labios un día y otro día...
      y no puedo olvidar.

      Puedo mirar tus ojos y hablar frívolamente,
      casi aburridamente, sobre un tema vulgar,
      puedo decir tu nombre con voz indiferente...
      y no puedo olvidar.

      Puedo estar a tu lado como si no estuviera,
      y encontrarte cien veces, así como al azar....
      puedo verte con otro, sin suspirar siquiera,
      y no puedo olvidar.

      Ya ves: tú no sospechas este secreto amargo,
      más amargo y profundo que el secreto del mar...
      porque puedo dejarte de amar, y sin embargo...
      no te puedo olvidar!

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.