22 de marzo de 2013

Tras la cortina azul

Como estoy con este virus del Writer´s Block, todas esas pequeñas historias que en el pasado me sentaba inocente a escribir, y de repente me llevaban a encontrarme en el tercer párrafo (a 10 líneas el ejemplar) sin haber siquiera tocado el tema (y entonces los "Pero divago" en un patético intento de centrar) , hoy me parecen absurdas y no dignas de la molestia. Es una enfermedad necesaria, me dicen los dikupas, pero un rollo, añado.

Esta es una historia mínima, una historia prácticamente haiku, que como recordarán los más ancianos del lugar, fue un propósito que hice hace mucho. Un viejo proyecto, aquello de escribir tirando a haiku, porque los divagues se pasaban de castaño oscuro, y algunos derivaban o degeneraban en series. El divague en cuestión se llamaba "Los pobres son tontos, de ahí que lo sean. Y los ricos listos, ídem" (que ustedes pueden adquirir en el hall del teatro, o clicando aquí). Ante mi propósito solo recuerdo el comentario de una tal Mo que dijo algo así como "si tu escribes haikus, yo soy Halle Berry". Bien, casi dos años más tarde, aquí estoy, dispuesta a darlo todo en el mundo haiku:

(Suena un shamisen de fondo)

 Era la tarde aciaga de la cita profiláctica que tenemos las mujeres cada 3 años. No podía colocar a Mini y, bueno, hay cortinas, que se entretenga fuera. Pero el diablo es muy diablo. Quién nos iba a decir (porque el diablo no dice nada) que Mini iba a vomitar en el coche justo cuando estaba aparcando al lado del Centro de Salud. 

Ahorraré nuestros esfuerzos para parecer presentables un cuarto de hora más tarde ante la enfermera. Mini entra en la sala con un jersey de pico mío atado a la cintura a modo de falda frontal, y un pestazo. La enfermera, sufrida trabajadora, lo entiende todo y sonríe. Y que pase yo a la camilla y proceda a quedarme como Mini, pero sin el jersey. 

El objetivo es que mi hija no vea ni intuya absolutamente nada de lo que pasa tras la cortina azul. Le dejo un cacao labial para que se entretenga-y al salir me encuentro a un zulú, pero eso es otra historia. 

En Buenos Aires, 2004
Una vez que estamos dentro, la enfermera me pregunta:

-Are you using any contraception? (Usas algún método anticonceptivo?)

Y, antes de que pueda responder, la vocecita de Mini, que teóricamente estaba a los suyo, desde fuera se alza y dice:

-Yes!!!!, I am in Reception!!! (Sí!!!, estoy en Parvulitos)

Contraception, Reception. Este haiku va por ti, Mini, para que no se nos olvide.

35 comentarios:

  1. XDDDD...

    ..decidido soy Halle Berry. XD

    Y otra cosa..¿has pensado como hubiera sido ese momento si en vez de vomitar en el coche hubieras ido en el bus?

    Mil besos de una tal Halle Berry aka Mo

    ResponderEliminar
  2. A veces Mo es amable y consensual. Reconociendo que no tengo conciencia de que sepa quién es Halle Berry. Pero si para parecerse a ella esto tiene que ser un haiku, pues va a ser que no.

    Reconoce, Di, que uno no puede pasar de "corredor de fondo", como el de Siliotoe, a sprinter en 100 metros de la noche a la mañana. Te ha podido el instinto y para escribir una historia de 231 palabras has necesitado una introducción, contextualización, marco mental y link a un post largo. ¿A eso lo llamas "haiku"? ¡¿En qué universidad privada lo aprendiste?!

    Y ya pasando al tema. Compruebo que Mini es una niña normal, de las que vomitan en los peores momentos. Y que una cortina azul puede privarla del uso del sentido de la vista. Pero los niños, a diferencia de las madres, SÍ tienen superpoderes basados en el sobreuso de los demás sentidos: lo saben todo.

    Las cortinas de cualquier color de una consulta no representan la menor privacidad.

    Bien por ella.

    ResponderEliminar
  3. Do you use anticonception,
    yes! i'm in reception
    it's a haiku, in my perception.

    Las profilaxis ginecológicas son la peste y mini es una poeta conceptual.

    El shamisen es la materlización de una idea que no ha entrado en mi universo conceptual. Haiku para decir no sé qué cosa japonesa es.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. A ver, Di y Lux: El haiku ha de ser breve. Por ahí muy bien los dos. Ha de describir un fenómeno natural (¿aceptamos gomito como fenómeno natural? ¡Bueno, vale!) Pero se supone que también debe describir un fenómeno placentero o que exprese una emoción melancólica o exultante, y ahí os habeis pasado los dos. ¡El gomi como fenómeno placentero! (A menos que la excesiva ingestión de cocido te haya hecho verlo de esa manera, Lux) ¡Pobre Mini! Hubiera merecido mejor un poema épico, con ella como heroína que se sobrepone a la tragedia y sigue, valerosa, adelante como si nada hubiera pasado.

    ResponderEliminar
  6. ¿Y por qué no va a ser placentero el vómito de tu propia hija? La alegría de pensar que tenía algo que le dañaba el estómago y lo ha expulsado?

    De acuerdo en que no es emocionante.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Moco y pis se dice igual? ¡qué lengua tan imprecisa!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Aunque no sepas japonés, conoces en profundidad el alma de los samurai. Sobre todo la de los que sirven al Imperio del Consumo.

      Eliminar
    5. No lo sé, Lux, me remito a tu texto: "de mocos [Issa], de caca de monje [Buson], de caca de pájaro [Bashō], de pis [Issa]… " De ahí deduje que se dice igual: "Issa"

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. ¿Y para que queremos un portaaviones sin aviones, como el aeropuerto de Castellón? Porque supongo que los aviones se pagan aparte.

      Eliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    10. Me lo temía. Al final tendremos que viajar en carromatos llenos de dinero ahorrado hasta algún paraíso fiscal. Tachemos Chipre de la lista, que está muy visto.

      Eliminar
  8. No, Lux. Tus haikus estaban muy bien. Pero yo tenía con ellos dos problemas: el primero es de pura ignorancia. No acabo yo de pillar del todo lo que es una mora. Debe ser algo a medio camino entre una sílaba y un compás de tres por dos, pero es algo que sólo me malicio (por haber oído alguno cantado). Y con todos esos melismas que usan es como contar cuántas sílabas tiene una saeta. El otro problema que tengo es con el gomi. Creo que es el único fluído que no soporto, aún producido por un ser querido. Puedo limpiar cacas sin problemas o taponar una herida con mis propias manos, pero si veo a alguien vomitar, a lo más que llego es a sujetarle la frente y a acompasar mis arcadas a las suyas ¡es una minusvalía espantosa la que me aqueja!
    Ha llegado la primavera. Saquemos más bien nuestros quimonos con estampado de cerezo en flor aunque todavía haga frío. ¡Elegantísimos, aunque pringados de digestiones a medias!

    ResponderEliminar
  9. Creo que en "las sílabas de la saeta" está el quid de la cuestión. Carecemos, la mayoría, de la educación formal para disfrutar de un haiku. En esencia, aparte de un pensamiento "delicado" (aunque hable de cacas y pis), es una estructura fonética y de medida muy formalizada: Hasta que oigamos varios miles en japonés, será difícil que los apreciemos.

    Tú sigue escribiendo, Lux.

    ResponderEliminar
  10. Una curiosidad: el otro día me contó un jardinero que los japoneses siempre plantan los parterres con números determinados de plantas. También usan esos núneros para los arreglos florales: 3, 5, 7, 8, 13...casi todos números de la serie de Fibonacci. ¡Curioso! ¿verdad? Caso como la métrica de sus poemas (sea ésta como sea)

    ResponderEliminar
  11. Cómo sois, os habeis montado una academia de haikus (hago la revrencia).
    No creo que haya alguien capaz de hacer uno con tema de ginecólogo como fondo, sin tirar del tópico de la maternidad...(reto maligno).
    Abrazos distanciosos.

    ResponderEliminar
  12. Sí, y hasta estamos escribiendo el guión de una peli, "La loca academia de los haijin".

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. ¡Vale! "¡Oh, shogun, mi shogun!"

    ResponderEliminar
  15. Ya estamos culturetizando y pensando en Chuck Palahniuck.

    Desde luego, así no salimos de pobres "divinos" y acabaremos teniendo pasta en los Paraísos Fiscales, en lugar de tener vivencias en los Paraísos Artificiales, que es lo que nos corresponde.

    ResponderEliminar
  16. ¡Pero NáN! Si John Sturges convirtió los siete samurais de Kurosawa en los siete magníficos y le quedó genial, ¡no veo por qué nosotros no podemos hacer lo mismo! (Por si acaso, me pido ser James Coburn. Aunque no de la talla para ser "El largo", manejo bastante bien el cuchillo).
    Y al final, seguiremos siendo igual de pobres. Nuestros paraísos, me temo que son los perdidos. Lo de los fiscales, no sé por qué me da que no se nos logra.

    ResponderEliminar
  17. Se os deja unos breves minutos y ya estáis montando una rave de las que hay q entrar con una pala excavadora (pq cesita ya se ha desquitado con nosequégenético del gomito, LUx no para de incendiar, NáN nos va a hacer pegarnos en un club e Ire está lejos).

    Os voy a hacer un haiku enigma, con muchos efluvios oxitocínicos (q viene a ser amorosos, q no tocinos):

    La nieve, oh tupido manto níveo
    dejé atrás, sin sospechar
    esta solida cortina de lluvia.

    Vamos, una p... mierda, pero es un reto para que sepáis dónde estoy hoy y ayer.. Y para q se empiece a atisbar q cuando digo haiku me refiero solo a la extensi'on...

    di

    ResponderEliminar
  18. No sé, Di. ¡¿Estás en mi pueblo?!

    ResponderEliminar
  19. lyuti (off profile)27 de marzo de 2013, 10:26

    Gracias por el guiño. Sigo leyendo :). Disfruta de las vacaciones.

    ResponderEliminar
  20. ¿Y por qué pongo esto? porque sí, porque es la canción que me llevaría a una isla desierta. Porque

    “El sueño va sobre el tiempo
    flotando como un velero”

    http://www.youtube.com/watch?v=XJLdA5TVpAM

    Si no es un haiku, hay que redefinir lo haikus.



    O este, que oigo cuando me quiero dar una alegría

    “Yo soy gitano y vengo a tu casamiento
    a partirme la camisa
    qués la uniquita que tengo”

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=P-qC2XnOLVg

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Ahhh Lux... borraste pero yo leí antes!!!

    ha-ha-ha

    muxu

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.