14 de febrero de 2011

L'amour a lo clásico

Con esto de llevar ya un año de amor (digo, de divlog), una empieza a preguntarse qué escribió hace exactamente doce meses sobre estas fechas. Y hacia mediados de Febrero, cuando todos los supermercados hablan de LOVE, no es dificil imaginar sobre qué estaba divagando.




De todas maneras, le doy al historial y, masoquísticamente, me leo la entrada. La llamé "
Besos envenenados", le colgué unas cuantas canciones, a Lope-de-Vega-esto-es-amor-quien-lo-probó-lo-sabe, y hablé de la manera que más vende (o tal vez sea yo sola?) del amor: pasión, veneno, pócima, descontrol (después de todo, quién se va al cine o se lee un libro de una pareja sentada en el sofá viendo la tele?). Está mal autocitarse, pero lo que buscamos es Cyranos que trepan muros, gente en blanco y negro con sombrero que no cogen aquel avión en el aeropuerto de Casablanca, besos bajo la lluvia con Moonriver de fondo o carreras desesperadas del uno al otro como Lemon/Maclaine al salir del apartamento.

Así que hoy, sabiendo que aquel divague ya está hecho, busco algo diferente, me pongo la túnica y trato de encontrar "El banquete" de Platón, que leí hace un montón de años. No lo encuentro. Me enfado con mis estanterías, escaneo en mi cabeza las de las Vetustas, igual está allí. Desempolvo las carpetas amarillas del explorer, y aquí aparecen unas notas que copié al terminarlo. Que hablan por sí mismas...
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Eros es acompañante y servidor de Afrodita, porque fue engendrado en su fiesta de natalicio y, al mismo tiempo, es por naturaleza amante de lo bello, y Afrodita es bella. Así pues, por ser hijo de Poro (el Recurso, que a su vez es hijo de Metis, la Astucia) y Penia (la pobreza), Eros ha quedado en las siguientes condiciones:


En primer lugar, es siempre pobre, y dista mucho de ser delicado y bello, como cree la mayoria, sino que es duro y flaco, descalzo y sin hogar, duerme siempre en el suelo y sin mantas, acostado al raso en puertas y caminos, compañero siempre inseparable de la indigencia, por tener la naturaleza de su madre.


Pero, por otro lado, de acuerdo con la indole de su padre, está al acecho de los bellos y de los buenos, y es valeroso, intrépido e impetuoso, cazador formidable, que siempre está urdiendo alguna trama, ávido de conocimiento y fértil en recursos, amante del saber a lo largo de toda su vida, formidable mago, hechicero y sofista.


Y no es por naturaleza ni inmortal ni mortal, sino que unas veces en el mismo dia florece y vive, cuando tiene abundancia de recursos, y otras veces muere, pero vuelve a revivir a causa de la naturaleza de su padre; mas aquello que consigue, siempre se lo va gastando, de suerte que Eros ni carece de recursos nunca ni es tampoco rico, y está, a su vez, en medio de Ia sabiduría y la ignorancia.


Pues ocurre lo siguiente: ninguno de los dioses ama la sabiduria ni desea hacerse sabio (porque ya lo es), ni ama la sabiduria cualquier otro que sea sabio. Por su parte, los ignorantes ni aman la sabiduria ni desean hacerse sabios, pues eso mismo es lo penoso de la ignorancia, el no ser bello ni bueno ni juicioso y creerse uno que lo es suficientemente. Asi, quien no cree estar necesitado de una cosa, no desea aquello que no cree necesitar.(...) es precisamente la sabiduria una de las cosas mas bellas, y Eros es amor respecto de lo bello, de suerte que es forzoso que Eros sea amante de la sabiduria, y, como es amante de la sabiduria, se halla a medio camino entre sabio e ignorante. Y la causa de esto es también su nacimiento, ya que procede de un padre sabio y fértil en recursos, pero de una madre no sabia y carente de ellos. (...). Creiste, según me parece deducir, que Eros era Lo amado, no lo que ama. Por eso, pienso yo, Eros te parecia absolutamente bello, porque lo susceptible de ser amado es lo realmente bello, delicado, perfecto y digno de ser considerado feliz, mientras que lo que ama tiene un carácter diferente, tal como yo to he descrito. ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
En la imagen, el Eros de Piccadilly. Así que va por Londinium, las noches estrelladas, la nata con alguna fresa fuera de lugar, las aguas cristalinas desérticas, las palomitas dulces con su compa, los libros maltratados con mucho boli rojo, las olas, los acantilados, Tajabone de fondo, las fotos con la que te ha tocado una varita, su risa, y va por todos mis otros amores. Y por el divagante osado que haya llegado hasta aquí.

6 comentarios:

  1. En el libro de Bill Bryson, at home, dice que la estatua de Picadilly no es Eros. No me acuerdo muy bien de la historia, pero el que la hizo creo que quería representar la caridad o la compasión, no me acuerdo exactamente.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo tampoco me acuerdo pero algo decía sí.

    ResponderEliminar
  3. Entonces Eros ¿qué has dicho que era?

    ResponderEliminar
  4. Erase una vez que se era Eros, Ababólido mío, érase una vez mis ANijoles la siguiente historia.

    Era por la tarde, en ese momento mágico cuando empieza a ponerse rojo hasta el cielo de esta ciudad, y ella, una chica que no parecía ir con prisa, pero tampoco de paseo, fue interrumpida por él, un chico que hacía un segundo encuadraba con la cámara los tejados de Picadilly. Como siempre, las escaleras debajo de la estatua que nos ocupa estaban hasta arriba de turistas italianos y españoles, con las mochilas puestas por delante, para que no les roben.

    El la asaltó porque quería que le hiciera una foto, y esperaba no molestar, si era el caso se lo pedía a otra persona, es que era un poco particular en esto d elas fotos... tenía que salir el angelote de arriba en un contrapicado salvaje, en el que él iba a estar de perfil, y, lo mas importante, tenía que conseghuir que los carteles de SANYO de fonod salieran en el momento en el que se tornan magenta. Esto, que parecía una tomtería, era importante, porque llevaba gran partde de la tarde tirando fotos a los tejados de Picadilly y, fíjate esta, por ejemplo, ves? cuando está en tonos verdes no es lo mismo.

    Ella escuchaba parecía que atentamente, pero cuando tras las instrucciones, él la miró con los ojos más nazarenos, con más vértigo, el túnel mas negro en el que se había metido en su vida, se sintió como Felipe el de Mafalda (lo han entendido todo, niños? y él en Babia).

    El paró para respirar y por un momento se preguntó si habría entendido el encuadre. Cuando miró los ojos de aquella chica que iba sin mucha prisa, por primera vez se preguntó, en un nanosegundo, si eran verdes o azules, porque eran en realidad, como el fondo del mar en Croacia. Y el magenta de los carteles, el rojo del cielo dejaron de importar.

    A los dos les gusta pensar, erotómanos ellos, que era Eros.

    ResponderEliminar
  5. Me han encantado las notas. Eros como el hombre duro que ama casi infatigablemente lo bello, y vive en la carencia y en la sombra, para precipitarse en la luz atraparlo. Lo encuentra y, se supone, lo disfruta, para quedar enseguida vacío y poder re-amar.

    Visto así, me sube muchos peldaños y se pone por delante de Tánatos en cuanto a deseabilidad.

    ResponderEliminar
  6. NAN, es q casi no me acuerdo de "El banquete", pero tengo muy buen feeling. Tendré q releerlo (cuanod lo encuentre, je).

    Es precioso todo lo q dice del amor-y aqui creo q se refiere a la fase enamoramiento o efervescencia q la ha llamado Diva o oxitontina como al has llamado tú, me encanta. Todo lo q dice lo ha vivido cualquiera q haya amado así, tonta o locamente, en primera persona: el amor es pobre, es impulsivo, no le importa hacer el ridículo (te sueles arrepentir de lo q no hiciste, el ridi lo olvidan todos enseguida), y spr es más feliz, mas rico el q más ama (mas q el amado). Y cuanto más pones en la cesta, más recibes... Me pregunto cómo sera amar de nuevo con muchos años. Quiero decir q, cuanod te enamoras a los veintipico, como Diva y yo, en esos momentos pones TODA la carne en el asador. Dejas trabajos y cruzas el mar por la otra persona, lo mio es tuyo, escribes y compartes cosas altamente embarazosas. No se cómo es cuando te enamoras con un divorcio y un par de críos a tu espalda.

    Eros es amante de lo bello... sea esto lo q sea...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.