9 de marzo de 2016

Las sinsombrero. Sobre todo sé la heroína de tu vida.


Os preguntaréis: dónde está la brasa Di feminista el Día Internacional de la Mujer Trabajadora? (sé que ya le han quitado el "trabajadora", pero yo no quiero, por tantas razones). Totalmente abducida es la repuesta. Sin embargo.

Al pasar por el Ritzy ya vi ayer el scrabble del día, que nos invitaba a todas a ser, sobre todo, las heroínas de nuestras propia vida. Pero me tocó en tercera fila en el semáforo y no os pude hacer la foto. Pero hoy sí: aquí la tenéis.

Pero lo siguiente y más importante: os voy a recomendar un documental que, por mi terrible situación personal de galeote-trabajos forzados-no podré ver quizás hasta dentro de un tiempo, pero que me parece merece mucho la pena: sobre las Sinsombrero.

Quienes eran? Un grupo de mujeres artistas y escritoras de la Generación del 27, que fueron eclipsadas por sus paralelos masculinos (de algunos de los cuales fueron pareja) y luego olvidadas por la historia. El nombre viene porque en aquella época estaba muy mal visto salir sin sombrero a la calle y, como acto de rebeldía, decidieron un día quitárselo en plena Puerta del Sol. Tania Balló ha escrito el libro y dirigido el documental que os incluyo: igual tenéis la suerte de poder verlo antes que yo.

Una de las integrantes de esta generación era María Teresa León, pareja de Alberti. Ya en un divague hace mucho puse un párrafo de un libro suyo maravilloso titulado "Memoria de la melancolía", sobre lo que era hacerse vieja. Hoy termino el divague con otra frase subrayada que me he encontrado al abrirlo al azar (aún hay gente por ahí que se niega a subrayar sus libros?). Volveré.

"Aprendí en ella que los libros pueden tapizar de sabiduría las paredes, que las yedras viven en el interior y van hacia los tecchos y que ha de contestarse a todas las preguntas para que las niñas puedan seguir creciendo y que todo en el mundo puede comprenderse y admirarse".



Nota a propósito de los sombreros. Al acabar la guerra, un comerciante de sombreros se sacó de la manga esta campaña tras un artículo de Julio Camba en el Ya en el que hablaba de la elegancia que había vuelto a Madrid, con sus sombreros, sus trajes, su camisitas y su canesús. A propósito del cartelito, Jesús Munárriz escribió este poema:ue decía así:


"los rojos no usaban sombrero"

ni corbata,

ni coche,

ni siquiera zapatos.

calzaban casi todos alpargatas.

gente de poco gusto.











Y yo que estoy hoy por colgaros fotos, esta la hice en el super el fin de semana: CUIDADO, los rojos vuelven! Insisto: yo tambien volveré.


28 comentarios:

  1. Hm, no sé, no sé, depende, Di: yo a veces prefiero al consombrero.

    ResponderEliminar
  2. Bien, hagamos la prueba.
    Cojo mi libro de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
    Historia de la Literatura. Tomo II.
    Redactada por Jesús Cañas, Miguel Pérez, Antonio Rey y José Rico. Todos tío. Empezamos mal.
    Busco mujeres.
    En las primeras 147 páginas no sale ni una.
    Llego al tema XXVI, La Generación del 27. Busquemos.
    ...
    En Revistas habla de "Héroe", revista de 1932 de Concha Méndez y Manuel Altoaguirre. Primera reseña femenina.
    ...
    Página 158. Aquí hablan de mujeres artistas. Un sólo párrafo. Menos es nada.
    "De acuerdo con su época-los característicos años veinte- los artistas practican un sentido de la vida lúdico, deportivo y de libertad sexual. Les interesa mucho el cine, los nuevos inventos, las máquinas, los deportes y, como dejamos señalado con palabras de Ortega, practican un arte con sentido intrascendente y no cargado de graves mensajes. Entre ellos se ven mujeres-por primera vez en España- formando en estrecha camaradería con los hombres. Así, Maria Tersa León, Concha Méndez o Ernestina de Champourcín, unidas respectivamente a Alberti, Altoaguirre y Domenchina".
    ...
    Ná, esto es un brevísima reseña.
    ...
    Me pico y voy a buscar más y mejor. Nada de textos universitarios. Vayamos al grano.
    ...
    "Señoras sin fronteras", de Bárbara Hodgson. Editorial Lumen.
    Veamos la contraportada.
    "Llevaban faldas largas, corpiño y sombrero cuando la ocasión lo requería, pero estaban dispuestas a disfrazarse de grumetes o recorrer un país entero a lomos de caballo para saciar su curiosidad de mujeres inquietas. Fue así como estas viajeras que vivieron hace muchos siglos fueron descubriendo los secretos de los harenes turcos, conocieron a fondo la estepa rusa y llegaron a las ruinas de Palmira cruzando el desierto sirio.
    De todas ellas habla Bárbara Hodgson en un libro donde letra e imagen se unen para componer un magnífico retrato de un mundo que ya no existe. Para hablar de las viajeras españolas hemos pedido la colaboración de María Pilar Queralt, que firma el capítulo especialmente dedicado a las aventureras de nuestro país".
    Esto fijo que les gusta a las divagantes.
    Veamos quienes fueron.
    Página 201, capítulo de viajeras españolas.
    En el año 381, una joven monja gallega llamada Egeria atravesó el sur de Francia y el norte de Italia, cruzó en barco el Adriático, desembarcó en Constantinopla y, a lomos de caballerías, continuó hacia Jerusalén.
    Ya te vale, galleguiña.
    María de Toledo, esposa de Diego Colón, virreina de las Indias Occidentales a la muerte de su esposo (¿se lo cargó?)
    Catalina de Euraso (1592-1635, la Monja Alférez, a quien no puede negarse el espíritu aventurero que se exige a toda viajera que se precie. Destinada por sus padres al claustro, en 1607 (15 años tiene mi amor) la joven Catalina se escapó del convento de dominicas donde estaba recluída y, disfrazada de hombre, recorrió España hasta alistarse en un barco como grumete con destino a América. Tonterías las justas.
    ...
    El capitulazo termina con la fascinación por los Mares del Sur de Aurora Bertrana. Aurora había nacido en Girona en 1899. De temperamento inquieto y excepcionalmente dotada para la música, en 1923 se instaló en Ginebra donde estudió arminía y composición, y donde fundó la primera jazz-band compuesta exclusivamente por mujeres.
    ...
    " Paaaaapiii, quiero irme de viaje con mis amigas el domingo; ¿puuuuuuedo?"- me pregunta mi hija mayor.

    "Claro que sí, hija. Por mí, como si quieres conocer los Mares del Sur"
    ...

    ResponderEliminar
  3. Los rojos nunca se fueron, Di. Se escondieron, se acongojaron y metieron bajo una piedra por un tiempo, los metieron en una fosa, se acuchillaron entre sí por un quítame allá esa tercera internacional, pero irse, jamás.
    Muy bueno el reportaje;las mujeres, incluso en los grupos del rojerío o en grupos aparentemente más concienciados de la igualdad, debemos pelear por ser. Si además hay qeu hacerse visible en una época en la que las mujeres eran poco menos que una prolongación de las posesiones masculinas, entonces ya está todo perdido.
    Espero que nuestras hijas lo tengan más fácil que nosotras, que creo que estamos mucho mejor que nuestras madres. Algo se mueve.

    ResponderEliminar
  4. Sólo me han dejado ver la mitad, pero estoy fascinada con Marga Gil-Roëset. ¿Por qué no sabía nada de esas esculturas? (A ver si esta tarde puedo ver el final)

    ResponderEliminar
  5. Hola lovelies,

    Cómo vais, aqui seguimos remando sin ver tierra. Ya falta menos para las vacaciones (q tb causan su estrés, como sabéis) y forman parte, en su fase preparación, de los trabajos forzados y de la escasez divagadora.

    Gracias por los comentarios! A ver, LUX, qué gran foto... yo he de decir q me gusta el hecho de romper en un momento en el q lo establecido era llevar sombrero, pero a mi spr me han encantado lso sombreros, gorros y capirotes (ji). En invierno soy mucho de boina, así a lo martin gaite (ojalá me pareciera en el escribir) y en verano mi sombrero de exploradora de viajes q quita el cansancio.

    DRIVER, madre mía, qué historias más interesantes nos cuentas, todas desconocidas paar mí! Ya me ha robado el corazón al monja Egeria... EXCELSA!!! La alférez, pues por lo q tiene de militara menos, pero alfo sí pq, qué opciones había en esos anios? Mira q algunas se iban monjas pq no se quería casar, y otras alferéz pq querían aventura y actividad vs. solitud y contemplación.

    MARISA, claro q no nos hemos ido!!! El anuncio de naranjas del super no deja de ser una metáfora... igual desaparecen una época, quedan cuatro de congelador, pero mientras, nuevas crecen y cada anio vuelven... Sobre lo q dices de las mujeres estando en un segundo plano incluso en la izquierda, eso lo seguimos viendo a 2016...un drama.

    CESUCHI! dónde estabas? y dónde está IRE? (os pregunta la últimamente spr missing) Nan sé q ha estado busy, MO está en MIlán.. los demás marceando? INtentaré ver el docu esta noche (a mí tampoco me dejaron verlo anoche)... igual da para más subdivagues como sugieres.

    Muxus y feliz finde!

    di

    ResponderEliminar

  6. ¡¿Cómo están ustedeeees?!

    Espero (¿os dais cuenta de que “espero” no tiene que ver con la esperanza, sino con el deseo?) que bien.

    Yo acabo de terminar los 28 días más desaforados de actividad de mi vida. Posiblemente, las únicas cuatro semanas en las que no he leído ni una sola línea de un libro o revista de cultura.

    Terminado. Bien. Iré volviendo poco a poco.

    Los rojos que pudieron se fueron, sí, uno o dos millones. De los que se quedaron, unos 200.000 lo hicieron en cunetas y tapias de cementerio (no se sabe todavía en cuáles: para encontrar, hay que buscar), otros muchos, en cárceles y campos de concentración. Millones de ellos, ocultos por el miedo y la humillación.

    Pero volveremos. Los que dominan el mundo, los plutócratas y sus siervos de todo pelaje, lo desean. Lo están pidiendo a gritos.

    ResponderEliminar
  7. Pues mira, han bastado unos momentos de no-agonía-de-tareas-al-minuto para encontrar dos sitios donde estamos los rojos.

    Estamos, por ejemplo, para evitar lo que cuenta Roger Senserrich desde la página 132 del Jot Down Smart que se vendió con El País el domingo pasado (he visto que hay hay kioscos que todavía lo tienen, si os dais prisa lo podéis comprar por 1 euro). El artículo se llama Ser pobre es una mierda. Absolutamente necesario leerlo.

    Están, por ejemplo, en los dibujos que están haciendo los ilustradores en http://refugioilustrado.tumblr.com/ (de momento, van 6 páginas).

    ResponderEliminar
  8. NaN, esta mañana he podido leer a través de la edición digital del país, varios artículos interesantes de la versión digital del Jot Down.
    La revista anda muy bien de fondo y de forma. Le pasa como a las corredoras de maratones.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Vamos a ver, Driver. Jot Down tiene cuatro patas. Es una revista trimestral, en papel, dedicada a un tema. Solo he comprado dos, en mi librería de referencia, porque los temas de las restantes no me interesaban. Después está un boletín gratuito que te envían al mail, diariamente, entre 2 y 4 artículos. Después, firmaron un acuerdo con El País, por el que algunos artículos del boletín los publican diariamente en el periódico: si un lunes te llega el boletín con 2 artículos, al día siguiente aparecen en El País, pero si el boletín te llega con 3 o 4 artículo, en El País solo aparecen los dos primeros. Finalmente hay una edición en papel, llamada Jot Down Smart, que aparece en papel y se vende con el dominal de El País del primer domingo de cada mes, al precio de 1 euro más el precio del diario.

    Al que me refería era al número 6, del domingo 7 de marzo. No hay otra manera de conseguirlo. En los kioskos que no se acabaron, está todavía, pero supongo que en las devoluciones del próximo lunes desaparecerán. Es una revista muy interesante (para mí, lo mejor de las 4 posibilidades), de unas 160 páginas a formato muy grande, cuyos artículos no aparecen ni en la revista trimestral, ni en los del boletín ni en los que se publican a diario, de dos en dos, en El País.

    ResponderEliminar
  11. Cosultaré con mi kiosquero de referencia, el Manolín.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. No sé, no sé… Encontré el documental a veces interesante, a veces entretenido, pero demasiado adulón para con aquellas mujeres sólo por serlo.

    Francamente, creo que las ocho mujeres del 27 que nombran están exactamente donde deben estar. Bueno, todas menos una: Ernestina de Champourcín, cuya excesiva fama sólo fue superada por su, a su vez, excesivo nombre completo (Ernestina Mitchels de Champourcín y Morán de Loredo). El curioso devenir de la vida de Ernestina (de exiliada republicana a supernumeraria del Opus Dei) siempre me llamó la atención, pero su cursi poesía nunca. Me sorprende que, refiriéndose a ella, Jaime Siles afirme: «Me parece una de las personalidades más interesantes de la generación del 27. Y ahí no hago distingos entre hombres y mujeres». Siles, ¿Lorca, Cernuda, Aleixandre, Hernández como epígono, tus estudiados Guillén y Salinas, Alberti… y ¡Champourcín!? Me parece, Siles, que de tanto clavar clavos a se te olvidó el oficio. Siles no da argumentos. Al menos en el montaje no se ofrecen (ignoro si en el bruto lo hizo).

    Seamos claros: entre aquellas mujeres despuntaban sobradamente María Zambrano y Rosa Chacel. Y, con el tiempo (pues es cierto que lamentablemente se tardó en hacerlo), así se les reconoció. Las demás fueron y son secundarias.

    El caso de la chiquilla Marga Gil es muy triste. Sin duda tuvo tan claro talento como bandada de pájaros negros en la cabeza. Ella, inmadura, creyó que arte y vida son la misma cosa. Y fue (le faltaba madurez, insisto) irreparablemente consecuente. «Suicidio de una señorita de las Rozas» «elegantemente vestida» como lo recogieron los medios de la época ya, por lo que se ve, tan tendentes a simplificar como ahora.

    Por otra parte, si Carmen Tello fue eclipsada por Rafael Alberti, ¿Alfonso Rodríguez Aldave lo fue por María Zambrano, o Timoteo Pérez Rubio por Rosa Chacel? No. Ellas dos fueron, sencillamente, de otra especie. Ah, sí, y eran mujeres (si es que eso tiene hoy en día importancia alguna a los efectos de valorar sus obras).

    Propongo a la productora que en una próxima entrega si la hubiere demerite a Lorca, Buñuel y Alberti frente al dicharachero Pepín Bello. Y en una posterior entrega nos aclare que si Pepín, pese al olvido popular, fue el verdadero titán del 27, su hermana Adelina ¡ni te cuento: la leche!

    Y ya que estamos, todos conmigo: ¡¡Javier Marías, Nobel ya!!

    ResponderEliminar
  14. ¡Ole ahí mi Lux! Valiente en no aceptar, quisquilloso, certero las más de las veces. El que hace las tareas: mucho me temo que “tardará mucho en llegar, si es que llega, el tiempo destinado a que vea yo el documental”. Así que voy a pensar a partir de lo que tú has pensado, y diferir si es caso sobre ello.

    Primero, el “problema de las generaciones”. Siempre son un bluff, una manera cómoda de meter en un cajón para revolver con más facilidad lo que contiene. Pasa siempre. Valente estaba harto de que lo metieran en La Generación de los 50 porque en realidad, aparte de todo lo que les unía en la consideración de la poesía, había grandes disensos, que en este caso era que en realidad se trataba de La Escuela de Barcelona. Y eso, y el odio a Madrid porque no les trata con el debido respeto y amor (falso de toda falsedad) es lo que nutre esa Escuela, muy por encima de las conexiones poemáticas. Cuando Gil de Biedma exabrupta contra el establishement poético de Madrid (con el apoyo de los suyos), es por esa razón. Cuando Gil de Biedma dice que “José Luis Cano es el grado cero de la literatura”, lo que está diciendo es que “el que maneja la barca de Ínsula y Adonáis” no le (o “les”) ama todo lo que se merecen (falso de toda falsedad, porque fueron muy bien tratados en la revista, y Adonáis les dio muchos premios).

    Estos son los mimbres putrefactos con los que se “construyen” las generaciones.

    Y ahora las Sinsombrero del 27. Ha pasado el tiempo suficiente como para que salga a flote la obra de éstas, pero esa obra no existe si trazamos comparaciones. No me cabe duda de su valor literario, pero no cuajó. Aquí es donde digo que fue por ser mujeres, y ser tratadas como secundarias, por lo que no llegó a cuajar: les faltó el ánimo temprano que hay que recibir desde fuera. Es muy difícil superarte en algo si desde los primeros pasos no recibes la suficiente atención (a favor y en contra). Y esas mujeres no recibieron la atención necesaria. No le veo otra explicación. (Lo mismo se puede decir de, y esta vez sí con obra excelente, las escritoras de la Beat Generation. Como tienen “obra”, van saliendo a flote, más o menos, pero en su tiempo fueron ninguneadas).

    María Zambrano está muy por encima de la inmensa mayoría, y ahí está, pero... ¿quién la lee? Rosa Chacel, por vivir en Malasaña (en aquel entonces llamado el Barrio de Maravillas), tiene ya suficiente mérito. Y de Ernestina puedo decir que tradujimos un libro a medias y fue una agradable experiencia.

    Ah, y si la del 27 fue la Generación de la Amistad, el Jefe indiscutible fue Pepín.

    Y a Miguel Hernández me lo saquen del 27 porque no tiene nada que ver. Por no verse, Lorca y él no se podían ver. Y lo digo yo, lorquiano hasta las cachas desde los15 años y migueliano desde los 16. Los amo a los dos, pero no los considero en el mismo paquete.

    ResponderEliminar
  15. Hola darlings, gracias por los comentarios, aprendo un montón con vosotros. Supongo q solo me tengo a mí para culpar por mis lagunas, auqnue ya puestos tb culparé haber hecho el bachillerato de ciencias. En algunas cosas el cole pone un "germen" q, en las manos adecuadas, puede ser seguido. Pero si estás con los protones, te pierdes eso. Y no es q reniegue de los protones, pero no fueron para mí germen de nada, y la literatura de tercero o COU lo hubiera sido.

    Ahora al tema: vi el docu. Como no he leído a ninguna (solo a M. Teresa león, q como digo en el divague me gustó), pues me quedaba solo la fe en lo q decían los estudiosos... pero precisam lo q dice LUX me chocó, Ernestina el personaje más interesante de la generación? NO habiendo leído a Ernestina, me pareció mucho decir, suena raro.

    Sobre Marga Gil, la escultora q se suicidió a los 20 tras destruír gran parte de su obra, dos cosas. Como CESUCHI, he quedado impactada por sus dibujos y la escucltura arrodillada me parece de gran fuerza. Ya os habré contado q me gusta mucho la escultura y, no sé porqué, siempre me parece menos proclive al "mal del famoso" q la pintura (e.g. Hirst tirando un huevo frito a un lienzo frotado de heces titulado "Devenir de la existencia via sistema disgestivo"). AL fin y al cabo, tienes granito entre tus manos: no puede ser técnicamente tan simple. El segundo tema es q claramente esta chiquita, q dice LUX, sufría de enfermedad mental (común por otro lado entre los creadores/artistas etc) y el tipo de suicido (destrozar su obra) lo indica. Un drama, pq estas enfermedades son crueles y matan, como queda claro. En qué hemos avanzado? "Seniorita de Las Rozas elegantemente vestida comete suicidio".. supongo q hoy se habría identificado la enfermedad antes, el estigma aún existe (y más en Ejpania), pero será menos q entonces.

    Otra reflexión: la de clase. Si no me falla la memoria, todas senioritas bien. No olvidemos eso, pq el feminismo no es nada si se olvida de las otras, las q salen en esquinas de foto con ninios con caras sucias. No entiendo un feminismo q no sea de izquierdas, pq igualmente q me indigna q mujeres válidas no pudieran (o puedan) brillar ocmo los tíos, me cabrea q un pobre (hombre o mujer) solo pueda seguir en la rueda en la q lleva su familia por generaciones. Choca un punto en el q un senior llega a casa de una de ellas y le dice a su hermano: "tú q quieres ser de mayor?" y la ninia contesta, y el hombre le dice: "LAS NINIAS NO SON NADA". Creo q de esto va este video. En aquella época las mujeres no iban a ser nada, era lo establecido. Así q las q lograron salir se ahí, olé. Que fueron la creme de la sociedad, sí. Que como eran muchas menos, simplemtne por estadística no iban a dar tantas obras de calidad como los tíos, q eran más, también. Sigue siendo el caso, auqnue ahora en la base estamos más, empujando para arriba (en la uni ya hay más chicas q chicos, etc).. el problema es llegar al vértice de la pirámide, al parte de arriba de la escalera, ahí es donde no llegamos... pero no voy a entrar ahí ahora.

    Por último, NáN, interesante tu reflexion sobre las generaciones... Y, personalmente, a mí Hernández me llega mucho más q Lorca.

    Muxus!

    di

    ResponderEliminar
  16. (Voz en off) Diesss añosss másss tarde...

    (Basado en hechos reales. Londres, 17 de marzo de 2026).

    -¿Hola? ¿Hola, hay vida...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ké solitos estamos, Luxy. Precisamente ahora que tenía pensado un regreso (modesto) a las Redes.

      Eliminar
    2. Y yo con trescientos cincuenta y seis mil novecientos cuarenta y dos cuentos (aproximadamente) en la cabezota, para compartir.
      ¡Ahy, ahy, ahy! (quejido profundo y universal del contador de cuentos, necesitado de acción intensa).

      Eliminar
    3. Bien, esto es lo que haremos.
      Lux, avanza con tu equipo por el este, por el desfiladero. Toma posiciones en la cota 605. Allí esperas instrucciones del mando.
      NáN, tu protegerás la retaguardia, si me ves a mí o a Lux retroceder, nos disparas. Sin compasión. Es vencer o morir.
      ...
      Yo avanzaré de frente hacia Di. A pechos descubiertos (esta novísima táctica seguro que la desconcierta).
      La acorralo y la zarandeo hasta que escriba un nuevo post.
      En caso de resistencia la llevo a la cota 605, donde Lux lanzará el ataque con sus fuerzas de reserva.
      ...
      No retrocedías, que en el desfiladero espera NáN para dar cuenta de los desertores.
      ...
      Nombre en clave del plan:
      ¡VENCER O MORIR !

      Eliminar
    4. Ya os tengo en el punto de mira. Dadme la menor ocasión y...

      Eliminar
  17. Estimados hermanos de armas:

    Driver, ¡¿«Que avance con mi equipo»?! Pos como no me lleve mi Pioneer® noventón con ecualizador y tocadiscos no sé qué equipo me voy a llevar: ¡¡Que estamos solos!!

    NáN, era si retrocedíamos. ¡Deja ya desde la retaguardia de dispararnos por disparar; que los tiros no, pero esas tus risitas con cada brinco mío me matan!

    En cualquier caso, compañeros, estad tranquilos por el flanco del Este, mi flanco. Mirad, hace ya casi quince años, «al alba y con tiempo duro de Levante (como Trillo inspiradamente narró)», desembarqué en la Perejil ocupada para redimirla. Peor que aquel infierno, creedme, nada.

    Así pues, ánimo.

    Ahora, Driver, NáN, gritad conmigo: ¡¡Fuerza y valor!! ¡¡Honor o muerte!! ¡¡Si avanzo, seguidme; si me repliego, matadme. Y si me matan.. vengadme!!

    Ah, y muchos besitos...

    ResponderEliminar
  18. Joé, vaya mierda de comando que estamos hechos. Ni se puede disparar a no dar ni nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NaN, una preguntita, ná, cuestión de papeleo.
      ¿ Vosotros en la retaguardia a qué horas os vais a dormir?
      Lo digo más que nada porque acabamos de desertar en masa, y nos parece muy mal despertaros en pleno sueño, que os cosquéis de nuestras intenciones y nos ametrelléis por un quítame acá estas pajitas.
      Además, hemos descubierto que el enemigo tiene una vaquilla, y están preparando una feria.
      Que digo yo que dejéis la retaguardia y os venís con nosotros al río a bañarnos en bolas. Tranquilos. Si aparece el enemigo y nos pilla en bolas en el río, no hay nada que temer.
      En pelotas no hay quien distinga a los de un bando o a los del otro.

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. ¡ Alto el fuego !
    Repito : ¡alto el fuego!
    Lux, estás disparando a mi posición; te ruego revises los apuntes de artillería, capítulo I, primer párrafo, transcribo:
    "... en el arte de la guerra hay que tener claro cual es la posición del enemigo y cual la posición de tus compañeros; aunque en caso de error no hay que tomárselo a la tremenda, pues para eso están los asesores literarios de los generales, a quienes se les paga para que inventen términos como "fuego amigo", "incidente estratégico", o en el más usual de los casos, "error topográfico", cajón de sastre donde los haya, pues igual sirve para calificar un fusilamiento mssivo de un batallón amigo al que se le tiene manía o una atropellada retirada hacia la dirección equivocada (usualmente denominado ataque), que tan frecuentes son en lances tan aguerridos,..."

    ResponderEliminar
  21. Me ofendes, Driver. Desde que fui poeta en Paris, en la época de Entreguerras, donde yo estoy está la Vanguardia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres tú quien me ofende de forma esférica ( es decir, se mire por donde se mire).
      ¿Recuerdas el cuadro "La Libertad guiando al pueblo"?; bien, pues el muchacho que está detrás de la señora que enarbola la bandera; sí ese muchacho con gorra que mantiene un fusil en lo alto...; pues ése yo yo de mozalbete.
      Pre-vanguardista en estado puro.
      Te gano, chaval.

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.