4 de enero de 2014

Y entonces, te conviertes en padre

Esta es la traducción del título original de la última película del japonés Hirokazu Kore-eda "Soshite chichi ni naru". En castellano la han traducido "De tal padre, tal hijo", como en inglés "Like father, like son". No exactamente el sentido japonés, pero vale, omitiré el manido traduttore-traditore.

La premisa de la que parte la peli no es novedosa: dos bebés son intercambiados en el hospital, y seis años después, se descubre. Los padres, entonces, deben decidir qué hacen, cómo afrontan esta nueva información. O sea, una vez más, el debate nature-nurture (biología-cultura/educación).

Tengo una hija de 5 años, así que, desde el planteamiento de la película es imposible no hacer paralelismos. Y si me dijeran ahora que Mini no es biológicamente nuestra, y que hay una pequeña Di en otra casa? Creo que la mayor parte de la gente tiene claro que ni se plantearían "cambiar" a las niñas: a los 5 años tu hija es "a la que le has comprado los zapatos", como dicen por ahí, y el poder del amor, la educación y el bagaje cultural que le has transmitido es mucho más poderoso que la genética. Si? Sin embargo, uno de los padres de la película, en un momento se dice "ahora lo entiendo todo". Aquel hijo no parecía tan inteligente ni con tanto empuje como él mismo, un arquitecto de altos vuelos. Para alguna gente, siempre puede existir el riesgo de, en el futuro, atribuir todos los posibles desaciertos del hijo a la genética "de los otros", y todas las victorias a la educación tan impecable que le dimos.

Esto sería todo muy bonito si no tuvieramos otra información: para desentrañar las causas de muchas enfermedades los estudios observan perfiles de niños que han sido adoptados por otras familias, incluso de gemelos univitelinos separados desde el nacimiento. Gracias a esos estudios entendemos la importancia de la dieta y del estilo de vida, pero también sabemos el porcetanje de heredabilidad de muchas enfermedades, y por supuesto de rasgos. Si el color de los ojos y el pelo se hereda, la inteligencia también es altamente heredable. El mundo comienza a ser injusto ya intrautero.

Otro tema fascinante que me planteó la peli es el momento en el que uno recibe la noticia: Y si te enteras a los 5 días, o las 5 semanas? O los 5 meses? Dónde ponemos el límite? En qué momento establecería yo que la hija que pusieron en mis brazos era MI hija, y no la cambiaría ya por la niña de la cuna de al lado? Cuántas preguntas tan difíciles de reponder.

Pero en mi opinión, la peli pierde el foco del tema paternidad-maternidad, el concepto de lo que de verdad supone ser madre y padre. Qué hace a un niño tu hijo, importancia de la biología en algunas culturas y por qué, el valor de lo que les transmitimos, cómo podemos facilitar que esa personita saque lo mejor de sí y deje atrás lo que le ayuda menos. El director desvía el tema porque toca otros a la vez, temas de clase y de cómo educar, y pinta unos personajes clichés, donde las madres aparecen desdibujadas (para qué entrar en más? son mujeres, son madres, con ese papel vale) y los hombres son marcadamente competitivos o de tan relajados van despeinados, ambos dos arquetipos que nada tienen que ver con la gama de grises que solemos ser los humanos.

"Y entonces, te conviertes en padre", cuándo? cuando te ponen al niño en los brazos? El diálogo que comienza en tu cabeza desde el principio de la peli es apasionante, aunque te estén intentando desvíar bastante rato con tópicas de buenos y malos. 

Pero luego sales de la sala, y puedes continuar el debate con tu compa de peli. Y divagarlo.

45 comentarios:

  1. La verdad es que eso de cuándo tu hija es tu hija y no la cambias, es el asunto que más me atrae de lo que planteas. Porque he hablado de qué esto de amar al hijo que acabas de parir con mucha gente, y la gama de sensaciones es muy variada. Hay quien dice que de inmediato, que fue algo visceral, en el momento en que lo vio por primera vez. Y hay quien dice que les llevó mucho tiempo sentir algo que llamaran amor, no simplemente apego, como yo.
    Gracias por dar a conocer la peli.

    ResponderEliminar
  2. Yo no he visto la peli, y de los temas que comenats me atrae como a Xaquí el del amor a los hijos, el instinto maternal y esas cosas. Mi experiencia como hija y como madre son particulares, así que mi opinión puede ser algo rarita. Cuando mi primera hija nació, el tal instinto no apareció por ningún sitio. Madrastra me decía mi suegra. Los primeros días fueron terribles, y para mí era como tener en casa a un extraño al que no te apetece invitar a cenar pero que se ha colado por la puerta. Sus horarios no eran los míos, sus necesidades me venían grandes. NI SIQUIERA ERA GUAPA!!!!!!!!!! El cariño va apareciendo con el roce, con las necesidades que puedes ir cubriendo, con el tiempo. Un año después me hubieran dicho que no era mía y ya no hubiera dudado un momento: mía sin remedio. El amor a los hijos necesita tiempo como los demás amores, esa es mi opinión.
    Como hija lo he vivido exactamente igual. Con 9 ños me tocó asumir una madre de segunda mano, a la que me costó querer y a la que le costó quererme. El año pasado murió y fue tan doloroso como si me hubiera parido. 40 años de por medio, muchas experiencias comunes, el cariño que se ha ido generando poco a poco, han obrado el milagro.

    ResponderEliminar
  3. Es algo que me he preguntado muchas veces: ¿y si me hubieran dado el cambiazo? La respuesta obvia es que el mío es el que tengo y que jamás lo devolvería. Pero a continuación, y debido a que padezco una megalomanía maternal digna de estudio, pienso que lo que realmente querría es quedarme con los dos niños. Debe ser porque las horas de parque que tuve que sufrir cuando los míos eran enanos me llevó a la espantosa conclusión de que la mayoría de las madres son atroces. "¿qué haría esa otra tipa, ( sin duda incompetente, creo en mi delirio) con mi carga genética? ¿será capaz de comprender y soportar a alguien con tanta predisposición a lo bizarro?" Me entran sudores fríos sólo de pensarlo.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días guapas! Las dos planteáis el tema de cuándo ocurre ese "click", q me parece muy interesante, tambien por su aspecto educacional, pq más de una se habrá sentido fatal hasta q esto haya pasado, sin saber q es totalmente normal q no pase el día-1 necesariamente.

    xaquí, me gusta la diferencia q haces entre "apego" y "amor". Yo el apego lo veo como algo casi 100% biológico, esa tormenta hormonal de oxitocina (la hormona del amor, por cierto ;)) q igual te hace llorar q reir creyéndote totalmente única y tocada por una varita de lso dioses por tener esa hija durmiendo ahí al lado.

    Marisa, muchas gracias por tu experiencia, como madre e hija, es superchulo lo q cuentas. Ahora, me niego a q "la irati -1" no era guapa! con esos ojos! Lo de tu madre lo entiendo perfectamente, lo he visto tb muy de cerca.

    UNa vez oi a una madre adoptiva decir q, el minuto después q conoció a su hijo "ya mataría por él", como q ya no hubo vuelta atrás. Sin falta de "aprender a quererse". O sea, mil experincias y maneras de llevar este tema... Yo fui de las "iluminadas", era tan fuerte como un enamoramiento salvaje, totalmente inducido por neurotransmisores y hormonas.. pero, ah, claro, qué no lo es? :)

    muxus

    di

    ResponderEliminar
  5. CESITA, nos hemso cruzado!!! Sabes? Yo pensé lo mismo.. que me den a la otra también! Y no lo voy a contar, pero esto se da lateralmente en al peli, y es usado para apoyar la dignidad de los pobres, lo cual estuvo muy bien.

    Ahora me voy al centro a hacer de Reina Maga...

    muxus guapas pasad un buen sábado.. aquí llueve y está oscuro (guong guong)

    di

    ResponderEliminar
  6. No quiero entrar en si lo de la peli son tópicos o no, porque he visto todas las de Kore-eda que se han distribuido aquí y esa me toca esta semana.

    En cuanto a la traducción, tenemos grabada la anterior y como mi Heredero y su novia estaban aquí, la vimos los cuatro. Ella es japonesa y varias veces decía "echad para atrás": en los subtítulos, cuando estaban hablando los viejos, ponía "han abierto una pastelería", y ella nos decía que lo que habían dicho era "han abierto un puticlub". Y así montones de veces.

    Pero la película se entendía perfectamente, porque que fuera un"puticlub" o una "pastelería" no era importante.

    Marisa, me parece emocionante que os costara quereros y que cuando se muriera lo sintieras como si fuera tu madre.

    Es el roce, la preocupación que "deberían" tener los padres por los hijos, con la respuesta egoísta natural de estos, lo que crea el amor entre ellos. En qué momento se produce, ¿quién puede saberlo? Pero si la peli nos hace reflexionar sobre este tema, ¡bien por ella!

    Por cierto, en "Pisando charcos" (en la lista de la derecha) hay una magnífica reflexión sobre el cine entretenido y el otro, el que nos hace trabajar. Lo leería pronto, forasteros, porque cambian rápido. El blog me tiene manía y no me deja comentar, pero sigo viéndolo y ese "sobre el cine" vale su peso en oro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me tiene manía ese blog. Las autoras, muy sensatamente, deben haber reservado el derecho de admisión. También hay un post muy chulo sobre amores de madre en el bulevar de los capuchinos, pero por incompetencia de los boggers parece que no sale en la lista. ¡qué tiempos aquellos en los que el correo dependía de un señor con cartera y bici!

      Eliminar
    2. Creo, C.S., que es el puñetero wordpress. Hay varios blogs de WP que me aceptan (con otro nombre, porque si usas el nick de blogspot no te deja), pero este solo una vez me dejó comentar.

      Iré a cotillear.

      Eliminar
  7. Probablemente pasados los primeros días se hace irreversible, si bien con cualquier decisión se establecerían unos lazos perdurables entre ambas familias
    sobre la otra cuestión a mi me hizo gracia la visión de Allen en Poderosa Afrodita, un genio hijo de una Nerd

    ResponderEliminar
  8. Lo habeis mencionado, pero es que también ocurre algo parecido con los niños adoprados. Hay madres de estos niños que matarían por ellos en el mismo momento que los ven (en carne y hueso), y otras que se sienten en ese primer momento de ¿es este, de verdad es este?. Luego, el hacerse padre y madre, el hacerse hijo, es un camino ¿verdad?, para todos, sea como sea que hayan llegado a serlo.

    ResponderEliminar
  9. Hola... aquí trabajamos maniana, así q es una mera noche de domingo.. quería decir dos cosas:

    -A NáN y a Cesita q he leído lo de DFW a tenor del cine comercial vs. arte&ensayo (y mira q este nombre no me gusta nada, me parece pretencioso). Cine comercial para "evadirse, pasar el tiempo". NO puedo entender q, con el poco tiempo q tenemos la gente quiera "pasarlo". Mucha gente dice eso a tenor de no leer por las noches, dicen q ven la tele pq a esas horas "quieren desconectar". Y no se desconecta con un libro? Tb hay gente q dice q "no van al cine a llorar". A ver, entiendo q si hay un tema particular q te toca mucho y q te vas a dar un soponcio (yo conozco los míos, y por ej creo q voy a evitar "12 anos de esclavo", lo pasé fatal hasta en la de Tarantino).. pues eso, q puedo entender en contados casos pero, en general, de qué va la vida más q de experimentar emociones fuertes (positivas) y alguna negativa si es posible vicariamente como en el cine?

    PETER, me has dado ganas de volver a ver "Poderosa Afrodita",, del Woody de la época de "MIsterioso Asesinato en manhattan" etc q me encanta. Esa peli tiene un final redondo.

    XAQUI, tienes razón con los padres adoptivos, q hay de muchos tipos y con muchísimas motivaciones. NO todo es gente q ha sufrido probelmas de fertilidad, hay muchos q eligen adoptar sobre tener hijos biológicos. En todos los casos, em quito el sombrero.

    muxus y q os dejen muchas cosas, ya trabajaremos aquí en la isla, descuiden :)

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he leido la reflexión sobre el cine. Sin embargo no tengo clara esa diferencia, o al menos no considero un tipo de cine frente al otro, sino dos cosas diferentes a las que se puede optar en diferentes momentos. A mi esas diferencias me parecen como de ponerse estupendos. siempre que surge este debate recuerdo a un amigo, militente de la izquierda clandestina, que era clandestino por partida doble, porque a su clandestinidad política unía la de tener que ver el cine que le gustaba (el del oeste) en una clandestinidad social. En los 70 los estupendos te miraban de reojo por estas cosas. Ahora él sigue siendo un izquierdista peleón al que le gusta Jhon Ford y muchos de sus compañeros pululan entre el neoliberalismo y la nada.
      Difiero en que la vida va de experimentar emociones fuertes. La vida son muchas cosas, y la mera distracción es una de ellas. La vida es demasiado seria para tomársela demasido en serio.

      Eliminar
    2. Jo, Marisa, pobre tu amigo. lo q no sabían los progres es q parece ser q en cine del oeste (y digo parece ser pq ese es uno de mis múltiples Grandes Lagos) esta toda la filosofía y profundidad del mundo. Hablo de oídas.

      Y sí, la vida es mejor no tomársela en serio, pero un sentido del humor salvaje es tb una emoción fuerte. Hablo de no vivir en una especie de electrocardiograma sin altibajos, pq es más cómodo y seguro. Lo de la distracción así sin más no sé si lo suscribo... tengo q pensar ejemplos q igual me desmientan, pero en principio algo q no me involucre más o menos me suele interesar poco. E involucrar puede ser reír, como digo.

      Eliminar
    3. Todo es matizable y no es lo mismo distraerse leyendo a Belén esteban que leyendo un TBO. Mucho mejor el TBo sin duda, aunque su hondura intelectual no sea mucha. Yo no me como la cabeza mucho con esto. La intensidad es sólo para algunos ratos (y qué ratos, no lo niego). Pero me encanta distraerme, pasear sin objetivo, tunear una ropa... nada fuera de lo común, nada fuerte. Pero despeja p¡mi cabeza y me da serenidad para afrontar intensamnete otras cosas que merecen la pena.

      Eliminar
    4. ¡Pobre tu amigo, Marisa! ¡cómo le entiendo! Yo, gracias a Dios, nunca necesité la clandestinidad política, pero lo de la clandestinidad social sí que lo he vivido. Eran los tiempos de "cine europeo bueno, cine yanqui malo" Tampoco podías decir que te encantaban las pelis del Oeste porque tus amigas feministas te regañaban muchísimo por aquello de los roles inadecuados. Y para colmo vas y dices que eres cristiana y ya eres victima del cachondeo más despiadado. ¡Cuánto le cuesta a la gente perdonar que te desmarques de los ídolos de la tribu!

      Eliminar
  10. No acierto con las teclas, mañana respondo lo que me pasó con una amiga. Pero en plan trailer: divertirse es cojonudo, distraerse es fatal.

    ResponderEliminar
  11. Habría que leer el artículo de DFW entero para ver qué más dice. Porque en el párrafo que cita Mo la cosa queda bastante confusa. No queda claro qué entiende por "cine comercial" y qué entiende por "arte y ensayo". Wagon Master de Ford ¿es comercial o arte y ensayo? ¿Y Casablanca? ¿y buenos días de Ozu? Estas pelis tuvieron éxito comercial y gustaban a la gente, que iba a verlas para entretenerse (lo que me parece un motivo excelente para ir al cine) Y ya, hablando de otros campos del arte, La flauta mágica de Mozart ¿en qué apartado debemos clasificarla? El libreto es absolutamente idiota y la obra se planteó como entretenimiento plebeyo, pero la obra es un prodigio de belleza, humor y aparente sencillez. El cuadro de las lanzas de Velázquez es en realidad publicidad, propaganda política pura y dura. ¿la clasificamos como comercial o como arte y ensayo? ¿y qué hacemos con cosas como la sopa de pescado? Una comida de pesacadores hecha con la morralla que no se va a vender ¿es delicatessen o comida basura? No creo que el hecho de que una obra exija un esfuerzo adicional al espectador haga de ella una obra mejor. Es más: estoy casi convencida de que el hecho de que algo tenga distintos niveles de lectura y que sea capaz de gustar a todo el mundo manifiesta la genialidad de quien lo hizo. Es como aquello que decía Cervantes de su Quijote: "los niños la manosean, los mozos la leen, los hombres la entienden y los viejos la celebran; y finalmente, es tan trillada y tan leída y tan sabida de todo género de gentes, que apenas han visto un rocín flaco, cuando dicen: “Allí va Rocinante”.

    ResponderEliminar
  12. Sí, Di, coincido en quitarme el sombrero ante los padres adoptivos :).
    Las pelis del oeste no me atraen gran cosa, mucho polvo del que hace toser, mucho sombrero desgastado, los caballos con cara de ya no estoy para estos trotes, las mujeres vestidas de mantel, etc. Pero tienen dos grandes alicientes. Los títulos y los diálogos. Obras maestras del arte de la brevedad y la autoridad.

    Que os traigan muchas cosas los reyes magos. Yo con que me traigan esa cosa, me vale.

    ResponderEliminar
  13. Cesita, por dios, qué cosas dices. Que una obra de arte se convierta (por razones que el diablo cojo entenderá, pero yo no tengo luces) en comercial, es ajeno a este debate.

    Para mí, el arte (y solo en literatura me atrevo a sacar tímidamente la patita) debe ser transformador y/o aportarte una carga de información brutal que te arreglas para, con el tiempo, incluir en tu visión del mundo.

    Odio la palabra "distraerse", porque significa "pasar el rato" estando fuera de ti mismo. Nunca jamás estoy fuera de mí mismo. Si te distraes y vas por el centro de Madrid, o en metro, fijo que te roban la cartera.

    "Divertirse" es algo magnífico: soltar la espita de la tensión. Puedes ver una peli de dibus y divertirte desaforadamente (no es mi caso, pero lo admito como posible), o perder el tiempo rulando por la ciudad con amigos, parando aquí y allá y no diciendo nada que se salga de lo "divertido".

    Pero el arte, te hace trabajar la mente, te mejora. Sea de grupo de culto o una peli a la que la gente acude en masa. No es la taquilla lo que lo marca.

    ResponderEliminar
  14. Pero Nán, el arte, para existir ha tenido que ser de algún modo comercial, porque los artistas siempre han sido gente que se ha ganado la vida con ese oficio, y para que les hicieran encargos tenían que gustar o a mucha gente o a gente muy poderosa. cuando DFW dice: " El cine de arte y ensayo es esencialmente teleológico: intenta de varias formas “despertar al público” o hacernos más “conscientes”. Al cine comercial no parece importarle mucho la instrucción ni la ilustración del público. La meta del cine comercial es “entretener” - me parece que lo que hace es poner el acento en que lo que da validez artística a una obra es "el recado" que transmite, y eso me parece algo absolutamente accidental. Cuando Fidias construye el Partenón de Atenas lo hace por dos motivos: dar culto a la diosa Atenea y demostrar a la liga ática el poder de Atenas. Pero ahora para nosotros esos recados son completamente indiferentes. A mí me da igual que el Partenón haya servido para que Pericles dejara claro quién mandaba ahí o que ahora sirva para atraer turistas. Es magnífico por la forma en que está hecho y no por lo que pretende transmitir. En una obra de arte lo que nos emociona no tiene por qué tener ninguna relación con el fin "educativo". De lo contrario tendríamos que empezar a sacar de los museos los desnudos y los bodegones y sustituírlos por diccionarios o tratados de matemáticas o de moral. Y eso no mola nada.

    ResponderEliminar
  15. Já. Hay algo que se llama "belleza", muy poco definible, que nos vamos comiendo poco a poco con la vida y luego "reconocemos". No he visto el Partenón (ya sabes que para ir más allá de San Serenín de la Sierra me tienen que inyectar), pero lo he disfrutado en ilustraciones. Y te puedo asegurar una cosa: si me diera por ir a Grecia (por ejemplo a pegarme con los de Amanecer Dorado) y viera el Partenón junto con miles de turistas sacando fotos, me parecería una mierda (con esto quiero decir que la "situación" del contemplador modifica lo contemplado.

    El arte siempre ha pertenecido al Poder. Es con el capitalismo y la democratización que se abre un mercado del arte (para los más ricos) y, previamente, una museízación, donde los poderosos juntaban obras para solaz de los clase-media.

    Pero te me estás escapando del centro, que es el cine.

    Mira, hay algo que todos (menos tú, que lo haces para chincharme) entendemos. No se trata del horrendo "cine con mensaje", que dada la fecha lo equiparo al roscón con "sorpresa". Se trata de que cuando una película transmite al espectador algo nuevo y útil, o una manera distinta de abordar algo, a la salida del cine se produce una conversación-discusión de puta madre, para meternos en la cabeza esa nueva "constelación" del modo de ver la vida. (Y si estás solo, el triste papelón de estar solo en una barra de bar pensando en ello).

    Cuando no se da eso, se produce lo que DWF llama "cine comercial". Algo así como tomar una sopa de fideos de bolsa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que lo hago para chincharte! y además no podíamos dejar pasar la oportunidad, cuando ha sido Di la que ha iniciado la okupación de su propio blog. Yo tampoco he visto el partenón más que en fotos, pero sí que he visto los trozos robados por los ingleses en el museo británico y son una pasada. Ya sabes que a mí también me cuesta un Perú salir de mi pueblo, pero si alguna vez te decides a ir a pegarte con los de Amanecer Dorado (¡anda que no es cursi el nombre!) me voy contigo del bracico. Y sí: lo de necontrarse la Acróolis llena de turistas debe ser un tostón.

      Eliminar
  16. ¡Son ustedes formidables! Se toman el asunto con una seriedad y una pasión que me despierta envidia. El señor Nan deja entrever que el arte ha de ser trascendente o no será, CS hace tal acopio de erudición en sus intervenciones que me sume en un vértigo intelectual espantoso, la dueña de la posada se estremece con "Django desencadenado", la señora Marisa prefiere un tebeo a Belén Esteban... De verdad que un nihilista de mi calaña les ama. Por su buen rollo, por su sinceridad y por lo bizarros que son. Si me lo permiten, iré por partes:
    -Querido Nan. Usted, que sabe de esto, admitirá que, por ejemplo, Ulysses es una novela principalmente "divertida" que -discúlpeme la herejía- distrae que no veas. Por lo menos, yo la encuentro más divertida que las novelas de un autor "popular" como Pérez-Reverte,cuyas obras hojeo en el retrete de la mansión de mi suegra. También Ulysses es trascendente, informa mogollón y ensancha la visión del mundo. Pero si no fuera entretenida, no habría cristo que se tragara ese tochazo; ni esa ni Moby Dick ni El Quijote ni tantas otras...
    -Señora Marisa: yo creo que depende del tebeo. A mí, por ejemplo, los escritos por Alan Moore (V de Vendetta, Watchmen, La liga de los hombres extraordinarios) me parecen de una pedantería insufrible. Por lo menos, Belén Esteban no es pedante: sólo es una pobre freak a la que exhiben sin piedad.
    -CS: parece usted Borges citando la Enciclopedia Británica.
    -Señora Di: Sí, la de "Django" es estremecedora. Pero por lo mala que es. Usted, que es una mujer combativa, debe ver una de 1956 titulada La esclava libre, que posee un análisis muy "entretenido" sobre la esclavitud, el racismo y el mal rollo gringo de mediados del XIX, combinado además con un llamativo feminismo avant la lettre...

    De verdad que todos ustedes son tremendos. Les reitero mi admiración y respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto al hablar de TBO hablo de Mortadelo o la Rue del Percebe, en cuestión de tbos soy también de pocos vuelos.
      El artículo habla de cine coemrcial frente al de arte y ensayo. Yo, francamente, la mayoría de ls veces que he ido a algo de arte y ensayo he sentido una enorme emción: la modorra.
      Por otro lado, todo el cine es comercial, al menos a mí que cobran por ello y supongo que el director-autor pretende vivir de ello.
      Las discusión podría ser cine comercial que haga pensar, enseñe....o cine comercial que sólo entretenga, haga pasar el rato e incluso de por el saco (en adelante cine coemrcial puro). Bien, aquí acepto pulpo como animal de compañía y prefiero el primero, pero no descarto el segundo o algunas cosas del segundo. de todos modos, cuidado con los estupendos que aveces descubren la pólvora y llegará el día en que encuantren teremendo valores en Torrente. Como el cadaver de los enemigos, o a algunas modas, a algunas opiniones sólo hay que esperarlas un tiempo prudente

      Eliminar
    2. Querida Señora Marisa,

      Yo es que tampoco veo que haya mucha diferencia entre esas etiquetas de "cine comercial" y "cine de arte y ensayo". Me parece que es como una discusión de cine-club años sesenta, con cardados espantosos, panatalones de campana y patillas a lo Curro Jiménez...
      En efecto, todas las películas buscan ganar dinero. Pero las hay que desean ganar 1000 millones y otras que se conforman con ir tirando. Por ejemplo, es evidente que a George Lucas le gusta la pasta. Y sabe cómo ganarla. Como es obvio que a Víctor Erice la pasta no le interesa. ¿Quiere esto decir que por esta razón Erice es un gran artista y Lucas un director pésimo? Pues no. Erice es un gran director por motivos que nada tienen que ver con la taquilla: además sus películas siempre han funcionado: desde El espíritu de la colmena hasta ese mediometraje portugués que se acaba de estrenar. Ninguna ha perdido dinero. Más bien al contrario. Y Lucas es un director muy poco interesante no porque sea el rey Midas (aunque le agradecemos que produjera la primera de Indiana Jones) ni gane toneladas de dinero, sino porque trata a los espectadores, entre otras cosas, como a retrasados mentales. Además de tener un mal gusto increíble como director y guionista. Por lo menos a partir de American Graffitti, que esa sí mola...

      Déjemoslo en películas buenas y películas malas. A veces uno ve cine basura por que le da el aire, como le puede apetecer ir una tarde al Kentucky Fried Chicken y deleitarse comiendo pollo mutante con la salsa de los ocho ingredientes secretos del coronel Sanders. Otra cosa es pasarse la vida viendo Lobezno inmortal o trasegar pollo tras pollo.

      No se inquiete: a Torrente ya le han salido sesudos analistas. Gente que incluso enseña en universidades. ¿No es hermoso?

      Eliminar
    3. Nunca me he fiado demasiado de la gente que enseña en universidades si no conzco alguna otra prenda que les adorne. Me lo creo todo.

      Eliminar
  17. Vaya, señor Snoid, ¿no se da cuenta de que nos estamos divirtiendo? Con el Ulysses me he partido de risa prácticamente en todos sus capítulos. Y he aprendido un montón sobre las formas. Pero aunque no hubiera aprendido, aplaudo el libro por lo que me he divertido.

    Pero ¿dice usted que, ademas, le distrae? No me imagino, mientras se hace una salsa de tomate (que dicho sea de paso me sale como a Dios el mundo antes de poner en él a gente a su imagen y semejanza), decirme "voy a distraerme un rato con dos páginas del Sr. Joyce".

    En cuanto al fondo, tiene razón: somos vehementes y estupendos, pero cuando nos cansamos de discutir nos hacemos unos huevos fritos con chorizo y aquí paz y después gloria. No vaya a pensar, dada su juventud, que nos tomamos en serio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Nan,

      No le creo. Le imagino haciendo esos huevos fritos con chorizo y pensando "Caramba, soy como Bloom haciendo esos riñones al jerez para desayunar: voy a repasar la receta del libro. Creo que estaba en el capítulo 2". Es que es usted un semántico: no hay nada malo en el verbo "distraer" ni en su significado, a no ser que usted entienda que es un sinónimo de "perder el tiempo" o "hacer el gilipollas". Seguro que a usted le ha pasado que, cavilando sobre si los caracoles tienen o no intimidad, se ha hartado y ha dicho "Voy a ponerme una de Ozu A VER SI ME DISTRAIGO"

      Eliminar
    2. Sr. Snoid: como siempre, haciéndose un lío con las recetas de cocina (ya me habían comentado sus hijos algo de esto en secreto) Bloom prepara los riñones fritos, no al jerez (si furan al jerez el olor sería dulzón y no picante, como explica el libro) Y el Coronel Sanders usa once especias secretas y no sólo siete. Creo que esas cuatro especias que le faltan son la causa de que ese pollo sea taaaan delicioso.

      Eliminar
    3. CS, es usted, como siempre, una enterada...

      Eliminar
    4. No hay quien pueda con ella. Te apabulla a datos. Le diré dos cosas que quizá apalanquen y equilibren su nihilismo.

      Soy más sintagmático que semántico. De hecho, cuando visité en su casa al académico Ignacio Bosque, después de que hubiera estado muy malito y muy agobiado con sus obligaciones, me propuso que creáramos un grupo muscical vintage con el que actuaríamos en bares nocturnos. El nombre: ¡Los sintagmas!

      Fui a ver la primera de Torrente, enlazado por la muñeca izquierda a Ardilla, mientras que el heredero, situado a la derecha, me hizo ver la navaja que llevaba. La primera escena, hasta los títulos de crédito, cuando bebe un dia tras otro hasta que el camarero le ofrece otro y él pregunta la hora y, al saber que son las 12, responde: "No, ya estoy de servicio", me volvió loco de alegría y disfruté de la peli.

      Eso sí, no he repetido, porque ya no me fiaba.

      Eliminar
  18. Hola a todos

    Por partes.

    Mi experiencia maternal es que según nacieron mis hijas eran completas extrañas. No sentí un arrebato hormonal de amor ni nada por el estilo. Hace poco escribí un post por el 10 cumpleaños de M y decía una cosa que es verdad, "cada día contigo es el mejor" y es así...cada día que pasa las quiero más. Y cuando nacieron no las querían, eran mi responsabilidad y me ocupaba de ellas pero ni por asomo sentía lo que siento ahora por ellas.

    - Sobre Pisando Charcos, no sé qué le pasa a los comentarios. Lo estudiaré.

    -Alguien ha pedido la cita completa de DFW, DFW hace esa reflexión en un ensayo en el que disecciona las películas de David Lynch, que obviamente no es más que comercial, yo diría "popular" refiriéndome a para todo el mundo.

    Y discrepo, hay cine comercial espantoso...muchísimo, alguno tiene éxito y otro no. Hay cine comercial pensado para divertir que es correcto y consigue lo que se propone y hay cine de autor que es insufrible...

    ResponderEliminar
  19. Estimado sr Nanuncio semantágtico, tenga usted a bien deleitarnos con la anécdota de su amiga la que se distrayó y no se divertió, para la buena diversión de su público incondicional, muy especialmente si se trata de la misma amiga del cutis mejorado por la experiencia massai o alguna otra que tenga también una interpretación de la industria del cosmético tan aventurera. Eso, si tiene usted a bien descentralizarse de esta espiral de disquisiciones centradas en lo oportuno y oportunista que en el arte hay, al menos por el tiempo que se tome en componer lo que quiera decir.
    Afectuosamente incondicional de la sidra bien tirada, y de las anécdotas bien contadas

    Ire

    ResponderEliminar
  20. Me apunto a la diferencia entre cine para hacer dinero y cine, que sin perder o perdiendo a veces, pretende otras cosas. Por alguna razón me suena mejor que lo de comercial y de arte....
    No me gusta que alguien me ofrezca algo (y me da igual cine que libros que comida) y que al hacerlo sólo busque ganar pasta. Si es así, y suele notarse, me siento estafada. Pero no tanto por las pretensiones digamos intelectuales (que pueden existir, como puede ser un menú aceptable) de lo que me ofrezca, sino por el propósito mismo de ganar a mi costa.

    ResponderEliminar
  21. Se os deja un rato y la liáis parda, panda ociosos! He dicho q aquí hemos trabajado?

    4 cosas: CESITA, lo de la exclusión social por desmarcarse de la tribu, depende de la tribu! Por ej, yo cuanod me desmarqué del cristianismo, mis amigas eran cristianas, mi familia lo es, y la familia del Peda lo es (que te voy a contar de La Reserva de La Reserva Espiritual de Occidente q es Navarra). Y ahora, sin ir más, lejos, mi beligerancia feminista es de lo más trasnochado en un trabajo donde la mayoría de las mujeres trabajan media jornada o, colegio de Mini, no trabajan (pese a tener todas “carreras profesionales”-en el pasado claro). Ahora, me ha encantado loq dices del arte, y la sopa de pescado. Ese párrafo me lo voy a enmarcar, incluído el de Cervantes q no lo conocía.

    NAN, “El arte siempre ha pertenecido al poder”, me gusta. Te acuerdas de aquellos divagues a tenor de bansky hace siglos, cesita aún no nos conocía!!!

    http://divagandodivagando.blogspot.co.uk/2010/12/bansky-y-el-profe-que-nunca-supo-de-di.html

    Por eso me llama el mundo del grafiterismo y si no fuera pq una novela reciente sobre el tema la ha escrito Perez Reverte, me la leería.

    SENIOR SNOID, que alegría tenerlo pro aquí… a ver, no se cachondeee de mi sensibilidad (y aproveche para meterse con Taran-timo): a mí las escenas de las luchas o la mujer encerrada bajo tierra de Django me horrorizaron, sí. Y puedo tolerar la burrada de escena de los “Reservoir Dogs”, pero esto no. Y, ayyyy, qué momento: sabe que vi, en lso anios de mi juventud “La esclava libre”? con Clark Gable e Yvonne de carlo? Sí, sí, yo era fan de unas pelis de piratas y demás q ponian en la tele los sabados (Sesión de tarde?). Ahí me ví las de Errol Flynn, cosas como “La novia del bucanero” (como era el título, una de una q entra de polizón en un barco y se pone el vestido d ela novia del pirata y se le rompe un poco, et al), “La mujer pirata”, y eso. Y sí, estoy de acuerdo con q los okupas son magníficos (empezando porr su seniora de usted), ys inceramente, superan siempre a los divagues.

    Ah y q apoyo a IRE en lo de q NáN cuente la historia de la amiga del cutis q le dejó el massai. Eso es tirar la piedra y esconder la mano.

    Muxus

    di

    ResponderEliminar
  22. La gente cree que entiende de todo; hablan por hablar.

    Hace años, viniendo yo de Atenas de aclararles unas cosas a los del Partenón, me pasé por Dublín coincidiendo con el Bloomsday y la bella, pelirrojísima, Erin Ní Cárthaigh me lo aclaró. Los riñones eran de cordero y asados, no fritos, como los tomaría Poldy… Y me los dio a probar, ay, como la chochín alimenta a su polluelo chochín.

    Riñones a la parrilla, a la brasa, tostados si se quiere, pero siempre con fuego directo y sin añadir aceite u otras grasas.

    Además, lo dice el propio Joyce al presentar a Bloom (ojo, cito de memoria): “He liked grilled lamb kidney with a hint of old pee”, que traducido es: «Le gustaban los riñones de corderaco asado con un toquecito de escusado añejo de RENFE».

    (La traducción, que sí es literal, la he tomado de Javier Marías Franco en su El Ulyses de Joyce en 25.000 palabras, para el hombre que tiene prisa. Ed.: Bruguera. Barcelona, 1969).

    ResponderEliminar
  23. Yo me iba a dormir.

    Estaba frente a la pantalla, queridos divagantes, no escribiendo un divague para maniana, no... no gestando una nueva larva para q luego hagáis de ella lo q queráis, no... estaba terminando un informe del curro q me ha hecho infeliz y suicida.

    Y justo cuando voy a apagar, encuentro a LUXIN, con su saber hacer, citando de memoria, con consejos gastronómicos joyceanos y como NáN, tirando la piedra sobre lo q puso pasar con Erin NI Algo, pero escondiendo la mano. Total q o estoy ávida de risas tras esta evening, o qué, pq he acabado llorando. Es q hasta el añejo de RENFE ha sido una magdalena de Proust para mí! (no diré q disfrutada).

    Total q, chicos, apresurense pq el muy k... a veces borra sus subdvagues.. LUX si lo borras lo pegaré yo luego... abstente.

    di

    ResponderEliminar
  24. Yes, absolutly, in Dublin y Villacarrillos de Arriba, pee es renfe y wee wee es adif. Si te hacemos reir, nos quedamos con buen gusto. Pero no de pee, please.

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Ya ha borrado uno: Lux es un provocador nato.

    En cuanto a la historia que aquella noche no tenía fuerza para contar, al día siguiente conté otra. Las historias son muy suyas: no las puedes contar cuando quieres, sino cuando ellas se dejan o incluso quieren que las cuentes. Pues nada, se está haciendo la estrecha. En otro divague será, hermanos.

    ResponderEliminar
  27. Me parece una indecencia que en el país de shakespeare no se celebre la noche de Epifanía. ¡Hasta dónde nos va a llevar el laicismo por ese camino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy bien Cesita! Dado que las señoras de esta casa están cambiando los regalos domésticos que recibieron, y no se pueden ocupar de renovar el "palacete", demos un poco de aire fresco.

      Aunque fíjate que Guillermo no se refirió a la Epifanía, sino a "La duodécima noche o Como queráis", subtítulo que es una clara referencia a los papistas para que celebren, sin nombrarla la Fiesta de la Epifanía. Lo que es un tanto a favor de tu propuesta. Por el lado negativo, la agridulce Albión se habría llenado de Epyphanius. ¿No te parece espantoso? Para mí es como llamarte Secundino en España, que todo el mundo te toma por un segundón.

      En cambio, a mediados de verano, cuando la noche londinense llama a recorrer los parques, ¿no sería FABULOSO que el Ayuntamiento repartiera gratuitamente tripis y los paisanos hicieran un picnic con mantel, cesta de mimbre para las viandas, cesta de mimbre para la vajilla y cesta de mimbre para la cristalería?

      Someto la propuesta a tu consideración y, si eso, podemos recoger firmas.

      Eliminar
    2. Empecemos a recoger firmas YA. Para ir abriendo boca, una de mis canciones favoritas del mundo mundial, O mistress Mine, cantada por el inolvidable Alfred Deller (en la obra la canta Feste)

      http://www.youtube.com/watch?v=zVSogD3IvS4

      En verano, me pido ser Puck

      Eliminar

  28. Ya me he releído varias veces vuestra estupenda discusión de cine. Varias cosas:

    Estoy de acuerdo sobre todo con este fragmento de C.S.:

    "Es como aquello que decía Cervantes de su Quijote: "los niños la manosean, los mozos la leen, los hombres la entienden y los viejos la celebran; y finalmente, es tan trillada y tan leída y tan sabida de todo género de gentes, que apenas han visto un rocín flaco, cuando dicen: “Allí va Rocinante”."

    Pues sí, y si además crea escuela, influencias varias y resiste el paso del tiempo estamos ante un clásico, sin duda. Así y todo, pienso que hay muchas formas de entretenerse, y según el texto de DFW del que habláis, que he guardado en un bloc de notas, soy más de trabajar, en cierto modo, si bien le veo grados a ese trabajo. Me gusta mucho lo híbrido, con varias intenciones y varias lecturas.

    Luego, a mí, al contrario que al amigo de Marisa y a C.S. me han discriminado en pueblo costero de mala muerte por hablar de cine y de libros, me he tenido que guardar un gran porcentaje de lo que pensaba porque había que hablar de cotilleos/ropa/chicos/sexo y otras "cosas que le interesan a todo el mundo" que es cierto, pero todo el tiempo y porque lo digo yo, como que no. Y hasta se me ha llegado a decir que tendría que conformarme, que no me iba a dar pan y que sólo era para entretenerse, que la gente era así, que no era normal según su criterio y que la gente que hablaba de cine y de libros no existía, pero sí existían; en internet los encontré. Y así vi lo limitado y mezquino de tales espíritus, aunque tampoco es garantía de nada; hay gente que lee/ve/escucha y tiene más medios y teóricamente mejor educación que otro que tira de bibliotecas/descargas y es como si todo pasara a través de ellos, gente que no lee/ve casi nada y es inteligente, y gente muy dogmática sin criterio formado, informado y propio que sigue un esquema inamovible o el que busca dar una determinada imagen frente a otros antes que contribuir a una causa o cultivarse por placer.

    Las contradicciones son y deben ser posibles, aunque me fío poco de las muy llamativas, eso también lo veo como signo de de que se quiere dar una imagen que no es.

    Por ejemplo, a mí me gustan mucho Wes Anderson y Sofia Coppola, algo que está muy mal visto por algunos afines izquierdistas que hasta me han chillado en cafetería con gran desconcierto por mi parte, ya que son unos pijazos y hablan de sentimientos de pequeñoburgueses, entiendo que no deberían gustarme viéndolo de forma sociopolítica, pero conectan mucho conmigo a nivel emocional y estético. Eso que tengo mis problemas con autores que me parezca que difundan ideas dudosas, pero trato de no descontextualizar alegremente, en fin, no es sencillo.

    Sobre lo de los hijos, creo que si al final tuviese uno de mis mayores temores es caerles mal y que me odien. Me da que eso también va a ser para ricos, así que nada, de momento.


    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.