12 de junio de 2012

"Y sin embargo, te quiero", Sabina: infidelidad u "ovelapping"?


La universidad de Bristol ha publicado un (otro) estudio sobre la infidelidad, para llegar a la (novísima) conclusión de que los hombres son, en general, más promiscuos e infieles que las mujeres. Pero la razón por la que lo divago es porque me ha parecido interesante que la palabra que utilizan para describir el proceso es “overlapping” (que se traduciría algo así como “superposiciones”). Siendo investigadores sociales, científicos en una palabra, consideran que “infidelidad” es una palabra "cargada".

Hay muchas palabras que no son neutras, que llevan consigo una carga moral, un juicio mientras las pronunciamos. Por ejemplo, “solterón” o “solterona” implican mucho más que simplemente “solter@”. Infiel lleva igualmente consigo notas negativas. Con el término “overlapping simplemente se describe la situación sin juzgarla.

Así tiene que ser la investigación: se han de dar los hechos y los datos objetivos, para intentar entender una situación, antes de juzgarla. Por qué ocurre un comportamiento? Qué tipo de datos sociodemográficos tienen los que hacen esto o aquello? Qué factores predisponen? Cuáles lo precipitan? Cuáles lo perpetúan? Luego metemos estos datos en la coctelera de nuestros valores, y de ahí sacamos nuestras propias conclusiones. Nuestras opiniones pueden (deben) ser por tanto flexibles, a medida que nos hacemos con más datos, hechos,  objetividades, experiencias. Claro que no siempre es así y muchas de nuestras ideas están ahí enquistadas desde el principio de los tiempos (yo, por ejemplo, me he quedado varada políticamente en los 18 años: el día que empiece a pensar como los cuarentones, empezaré de verdad a envejecer). Intentar averiguar de dónde viene nuestra manera de ver el mundo es un proceso interesante ("Conócete a ti mismo", que decía el oráculo), aunque un poco mirada de ombligo. Mejos salir a la calle y hacer.

Pero divago, estábamos en el "overlapping", y mi visión (flexible) es en este momento esta: la superposición tiene el inconveniente de que se ha de basar en el engaño. O sea, el  “superponedor” le quita a su pareja el poder de decisión sobre qué haría con la relación si supiera que él o ella está teniendo relaciones (sexuales) con otr@. Si se lo dijera abiertamente, tal vez esa persona decidiría seguir estando juntos, pero tal vez no. Podría quizás proponer que ella o él también tuviera otras relaciones por ahí. Y entonces hasta cambiaría de nombre, sería otra cosa, “una pareja abierta” o “swinging” o como se llame. Otra vez el poder de las palabras. Y al final, como dijo el poeta, siempre es mejor pasar por pareja abierta que por cornudo.

Luego está el tema del tipo de relación: la mayor parte piensa en sexo cuando hablamos de “infidelidades” o de “overlapping”, pero… se puede ser infiel con una relación intelectual? Alguien a quien se espera ver con ansiedad por esas conversaciones que la pareja no puede dar (o ha dejado de dar, los años, el sofá…) Esto no parece estar estipulado como falta grave, ni siquiera como peccatta minuta: a la gente le importa mucho más lo que pasa de cintura para abajo, que lo que ocurre de cejas para arriba. Hay gente que prefiere que su pareja tenga sexo con él pensando en otro, que con otro pensando en él. 

“Y sin embargo, te quiero” es una de mis canciones favoritas de Sabina. La letra es perfecta y describe muy bien una de las situaciones de arriba.

Y me envenenan los besos que voy dando
Y sin embargo cuando duermo sin ti
Contigo sueño, y con todas si duermes a mi lado
(…)

Y cuando vuelves hay fiesta en la cocina,
y baile sin orquesta
y ramos de rosas con espinas
pero dos no es igual que uno más una. 
(…)

La ciencia nos da respuestas y tranquilidad, el arte, contradicción y revuelta interior. Cuando hacia el final de la canción canta el público… siempre se me pone la carne de gallina. Porque en su letra describe engaño que roba libertad, pero… qué bien lo canta este Sabina.

17 comentarios:

  1. Abundando en el limite de la infidelida, varias blogueras cuentan experiencias con hombres casados que participaban de alegres practicas sexuales...salvo la penetración.
    Consideraban que si no había penetración, no había traición (y era sorprendente, en los diversos casos, la cantidad de prácticas que toleraba la fidelidad así entendida).
    Es una idea bastante curiosa (¿y machista?) sobre el inicio de la infidelidad...

    ResponderEliminar
  2. Hola VIVE, qué curiosos estos blogs que te metes… creo que el tema q planteas es el de qué hablamos cuando hablamos de infidelidad. A mí lo de esta gente q describes me suena como de adolescentes, si te soy sincera. Ciertas miradas pueden ser mucho más envidiables q ciertos polvos. Creo q el sexo está sobrevalorado y yo personalmente llevaría peor q mi pareja quisiera a otra q el q se la tirara. Y mira q digo “quisiera” no “estuviera enamorado”, pq ya hemos hablado muchas veces del proceso del enamoramiento, endorfinas, flipe inicial y eso tampoco lo veo una traición, sino un proceso casi biológico. Lo q vería como una traición es que quisiera a otra, no me lo dijera, y siguiéramos así…

    muxu

    di

    ResponderEliminar
  3. No sé si te lo he contado ya; si es así, te aguantas. Como único modo de salir de su Vetustilla con los 20 no cumplidos, Ardilla se fue pa’ Londres de au-pair, para aprender idiomas. Estuvo más de un año, tiene historias para una noche entera descojonándote de oírla. Los últimos meses los pasó en una casa-patera de españoles, casi todos huidos de la animada dictadura española. Era una casa de “camas calientes”: para el que no lo sepa, cada cama tenía 3 usuarios en rigurosos turnos de 8 horas (¿a que os habéis desilusionado, amantes del porno?). Ardilla ocupaba su cama echando de ella a Joaquín Sabina (huido para no hacer la mili, o algo así) y su novia. Bueno, la novia se iba a ducharse, Ardilla se acostaba y cuando volvía la novia Joaquín se levantaba y se iban.

    Años después, viendo un programa de TV con una entrevista a JS, en la que contó que había vivido en una okupa en Londres. El Heredero, que por esa época calzaba ya cresta naranja de comanche, y yo, que encanecía a ojos vista, nos volvimos hacia ella y le dijimos ¡¿Has vivido en una okupa en Londres?! “Pues no sé”, contestó. “Pero ¿pagabas?”, repregunté yo. La respuesta: “No, pero pensaba que alguno lo haría por todos”. ¡Esta es mi Ardilla! Capaz de profundizar en análisis del sentimiento humano y absolutamente disfuncional para (querer) entender los aspectos sociales.

    Aparte de que lo cuento porque me mola, enlaza con una conversación que he tenido muchas veces: ¿por qué a los tíos nos atraen los putones (perdón por mi francés) y a las tías los “chulos dispuestos a seguir cualquier sombra de tacón de aguja y dejarte en la barra del bar para que pagues la cuenta”? Porque queremos conquistarlos PARA QUE DEJEN DE SERLO (putón o chulo, lo que corresponda): es la semilla antigua y oscura del héroe o heroína divinos que llevamos dentro. “Quiero ligarme a Sabina para que deje de acostarse con otras”. No, nena, lo que te pasa es que eres gilipollas, porque si lo hiciera perderías todo interés por él. Te gusta por ser lo que es y como es.

    Si antes de liarnos a tontas y a locas nos diéramos cuenta de por qué alguien nos atrae y de que la Divinidad no nos ha puesto en la Tierra para redimir a nadie (si me está leyendo una hermana de las Divinas Redentoras, que deje de hacerlo que no va con ella), pasear por la calle sería mucho más seguro.

    En estas conversaciones, siempre saco dos ejemplos, esta canción de Sabina, creo que la mejor, la más sincera, la que ni siquiera usa rimas forzadas (y la que más me gusta): se expone a pecho descubierto y dice “esto es lo que hay, tú veux ou tú veux pas”; y la canción “Le jeune facteur est mort”, de Moustaki, donde demuestra lo cabronazo que puede ser mientras las mujeres (feministas las más de las veces) quedan embelesadas.

    Y esto por lo que toca a la “música”. De la “letra” de la investigación prometo otro más largo todavía, que tengo mucho que decir; pero será en otro momento.

    ResponderEliminar
  4. La canción de Sabina es un buen himno a la hipocresía de momento del hombre. Sí,yo también la suelo canturrear y llega a emocionarme.
    Es muy socorrido eso de ser infiel y al final siempre uno se acuerde de su María y lo bien que le cuidaba. Por qué daría ese paso?. Porque el macho tiende a perpetuar la especie?. Me descojono.

    Es realmente despreciable no dar la oportunidad a la pareja para que sepa la verdad y con ella decida. Lo de callar para que no haya ruptura (porque ha sido una cosa sin importancia) es de nota superior.

    Claro que hay infidelidad de cejas para arriba pero no tiene que ser ni mejor ni peor que la física, digo yo que la intención va en el mismo sentido.

    Eso en la teoría en la práctica el que esté libre de .....

    ResponderEliminar
  5. Ya compré tabaco.

    Aceptemos como hecho de la naturaleza que suele ser el macho el que busca a la hembra para poner la semillita y reproducirse; así como que, en el llamado “cortejo”, los machos suelen hacer el ridículo a base de bien.

    Pero en cuanto a los humanos se refiere, esa Naturaleza pertenece a la Historia Antigua: la reproducción no es ya el objetivo porcentualmente mayoritario y el alivio de los deseos no pertenece solo al lado varonil. Niego que la infidelidad y la promiscuidad sean tan abrumadoramente masculinas. He trabajado en una oficina de 150 personas y os aseguro que el número de lobas y el de lobos no era tan disparejo. Y, al menos en mi ciudad, desde que cae la noche las lobas salen a cazar con las mismas ganas que los lobos. La diferencia está en que nosotros nos ponemos ciegos a beber, para cobrar ánimo, mientras que ellas tienden a abusar del rouge y del cool, que les deja unas pestañas parecidas a los arpones del Capitán Ahab. Así que hacemos más el ridículo.

    Y añado que no todos tenemos (casi siempre) ganas de lobear. Hay sentimientos más importantes


    Un paréntesis para decir que el domingo murió Ray Bradbury y poner este homenaje

    Ved el vídeo antes de seguir, porfa, porfa

    porque muestra bien a las claras cómo van desapareciendo las sonrosadas jovenzuelas


    Volviendo al tema, y mojándome un poquito: cuando crearon mi alma estaban trabajando dos ángeles becarios. Uno de ellos dijo “oye, que se me ha acabado el paquete de celos”, a lo que el otro contestó: “pues ponle dos dosis de imbécil, que vamos con retraso en la cadena”.


    Pero no perdonaría una traición. A propósito, ¿qué collons es eso de “parejas abiertas”? Porque si se trata de que cada uno va por su lado, pues mejor que lo dejen y vendan bien el piso cuando puedan (o lo vendan mal y se compre cada uno otro piso, que están baratos). Acepto la variedad de “mira nene/a, si tienes un apretón haz lo que te dé la gana, pero a mí no me vengas con historias, que los amores me aburren”. Pero a mí solo me abre el cirujano después de que yo haya firmado el formulario en el que acepto que me puedo morir porque me quite un granito.

    Pero lo importante es que una pareja la forman personas que son una maravilla (si no, no se habrían elegido) y hay que ser fieles a esa maravilla, quererse, contarse la vida, comprenderse, reírse juntos tanto como sea posible. Ser infiel a esa parte espiritual, o mental, o psicológica o como queráis llamarlo, es una traición que debe tener consecuencias.

    Y para terminar: sí me da miedo la cercanía de tipos muy interesantes y que comparten cercanía emocional con Ardilla. En el caso de sus dos grandes amigos, mi defensa ha consistido en lograr que acabaran siendo más amigos míos que de ella. Eso me lo ha reprochado varias veces pero, aunque lejos ya de la Naturaleza, la vida es la Selva, amiguitos.

    ResponderEliminar
  6. En menudos jardines te metes. Define infidelidad intelectual, cuándo eres infiel intelectualmente, te devanarás los sesos para hacerlo sólo para que te venga cualquier otro y te diga pues a mi eso no me lo parece. Sin embargo, la infidelidad sexual tiene un límite clarísimo que hasta las posteadoras de los blogs que se aluden lo tienen claro, clarísimo y meridiano. ¿Por qué?, pues los de la Bristol no tardarían en contestarte, porque los límites provienen de la reproducción, y para reproducirse antes de la invitro, había que hacerlo así.
    A mi estos estudios no me acaban de convencer. Estoy de acuerdo en lo que señalas, que para usar una palabra que no está "penalizada", usan otra que oculta descaradamente un estatus desigual entre los miembros de la pareja, usease engañador-engañado.
    Estoy hoy de aspiranta a gafaplastas, me lo digo con mucho cariño :).

    ResponderEliminar
  7. Jei Divagantes, empecemos por NAN y su Ardilla: siento q no he vivido! Uno de Pamplona q conozco vivió con The Clash y una q trabaja conmigo salió varias veces con Keanu Reeves en Katmandú! No es justo! Pero NAN, no estoy de acuerdo contigo en lo del rescate. Hay algunas almas cándidas q igual quieren rescatar, pero dicen los antropólogos q el atractivo principal del alfa-male es q tienen más testosterona luego van a producir más babies y van a salir a cazar mejor. Hay gente q sistemáticamente busca ese tipo de parejas (yo tenía una amiga q spr estaba ocn tipos imposibles, q la hacían sufrir, etc), pero hay otra q no. Hay gente q sabe q estos pueden estar bien para jugar, pero pa’casa pa’ti (q diría Diva), quieres alguien con quien puedas hacer todo lo q dices: hablar, reírte, llorar, compartir y con el q compartas una manera de ver el mundo. Ya está. Si ya lo dice la frase: “los caballeros las prefieren rubias, pero luego se casan con las morenas”.

    Sobre la infidelidad “intelectual” o de “cejas para arriba”, JOTA e IRE. Jota dices q “no tiene porque ser mejor ni peor”, esta claro, yo solo he dicho q hay gente a la q solo le importa la del pantalón. Ire, preguntas cómo establecer límites, q la del pantalón está clara. Yo no la veo tan clara (véase el ejemplo q has comentado de VIVEIRO)… quién dice q “solo la puntita” está bien, dónde pones el límite? Es igual de tricky q la otra para definir.

    Sobre que defina infidelidad intelectual, IRE, yo he hablado de una relación intelectual (no sé, alguien con quien hables de libros si tu pareja no lee-nota aparte: no puedo entender esas relaciones, no las he tenido) en la q acabes admirando a aquella persona y pasándolo muy bien, no pudiéndolo hacer con tu pareja. A ver, y subanoto, a mí no me gusta el futbol y al Peda sí, no hace falta q te guste todo igual, pero sinceramente los libros y cierto cine son importantes para mí, no me veo compartiendo mucho con un fan de “Transformers”. Luego, si tú estás en casa mirando a tu chico que s epone el último DVD de Stallone, y estás soniando con hablar con menganito porque con él puedes hablar de ray Bradbury (gracias NáN, por el video, me he reído), pues supongo q el de Stallone, si se diera cuenta en medio de las explosiones de helicópteros, igual le parecía extranio como mínimo. Pero no sé, igual no debería escribir de esto, no tengo experiencia… a mí mis amigas me decían q me gustaban “unos chicos muy raros”, pq no tenía incoveniente en fliparme de los Quasimodos del mundo pero eran, o lo parecían, todos chicos listos.

    Pero lo fundamental del divague (luego lo chulo es q cada uno se fija en una cosa distinta) eran para mi las palabras y su inmenso poder de transmisión de valores, y manipulación en una palabra.

    Muxus

    ResponderEliminar
  8. Bueno, Shica, en todo caso sería el encuentro/desencuentro entre la lengua científica y la común, pero luego, en tu desarrollo pones tantos ejemplos que tiramos todos para la palabra común.

    Si damos un paso más, en "Todo por la radio", los únicos 20 minutos de radio que oigo (si estoy en casa), están haciendo un Diccionario General Pepero-Español, con tres separatas dialectales: Guindés-Español, Montorés-Español y Cospedalés-Español.

    Y lo divertido del caso es que los cabrones tienen razón. Ejemplo de Montorés-Español: la subida del IRPF no es tal, sino una “componderación de las tributaciones fiscales”.

    Pues no estoy de acuerdo en que no estés de acuerdo: las muchachas que se quieren ligar para siempre (no para dos noches, que mola) a un cantante que se pasa la mitad de la vida en escena contando cómo pone cuernos serían redentoras irredentas”.

    Agur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NáN, no hablo de desencuentros entre la lengua científica, hablo de las palabras q definen al q las usa, o su visión de la jugada. He puesto por ej "solteron/a" pero hay mucha smás. Por no entrar en los se niegan a q las mujeres puedan tener profesiones con genero femenino... :)

      Si hablas de Sabina, el otro dia vi una entrevista en youtube (al buscar el video) en la q se ve q es q él quien la persiguió por todos los mares, parece q ella no quería salvar a nadie.

      No estoy de acuerdo! :):):)

      Eliminar
  9. Es que si no arreglo el mundo, que no, lo adorno. Así que sigo con lo de ayer. Lo que te dije es que los límites intelectuales son muy subjetivos, los de la Bristol necesitan un punto de partida más sólido que ese de a ti te parece esto, pero a mi no. Las de la puntita, pura retórica conceptual, si con la puntita se pillan un disgusto tendrán que admitir que sólo es la puntita de un disguto.
    De lo que escribiste me quedé con dos cosas, el uso artero de las palabras a las que se les pone la etiqueta de no etiquetantes, y algo que llevo tiempo pensando, cuántos estudios, oh cielos, para decir lo que más le conviene a quien los paga o los lee. Y otra, que los científicos son hijos de sus profesores, que a su vez son hijos de sus tiempos, carga que son muy miopes para saber que llevan. Ejemplo, en los estudios biológicos la abundancia de conceptos bélicos entre aquellos que aprendieron de gente que vivió la guerra. Ejemplo, la abundancia de estudios corroborando la importancia de afianzar tal comportamiento sexual como natural entre aquellos cuyos profesores fueron objeto de represión sexual -cosa que me vale con casi todo, salvo justificar violaciones y pederastias que he tenido referencias. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias IRE por tu comentario. Estoy contigo en q los límites intelectuales son muy subjetivos, pero los físicos parece q también.

      Sobre lo de la validez de los estudios, es algo q nos ha preocupado siempre mucho en este blog. Hace más de dos anios divagué sobre Karl Popper para poder seguir divagando sobre otros temas, y citar estudios serios. Aquí tienes el divague:

      http://www.divagandodivagando.blogspot.co.uk/2010/01/karl-popper-mosca-cojonera.html

      No quiero extenderme pq Nán ha dicho casi todo,pero el principio de "esto es así hasta q no se dmeuestre lo contrario" parece el menos malo. Así se avanza en el conocimiento. Pasito a pasito.

      La independencia de los investigadores, como anotas, es clave, y de hecho las farmaceúticas, por ej, hacen mucha investigación q luego no publican si los resultados son negativos. Publication bias. Tb la ideología cuenta... en algún punto del blog ( a saber dónde) he hablado de como se ha usado lo de "las madres en casa con los ninios es lo mejor" o no según convenga políticamente.

      muxus

      di

      Eliminar
  10. Hola Ire: hay gente que no adornamos, sino que somos hormigas-guerreras que tratamos de mejorar el mundo.

    "cuántos estudios, oh cielos, para decir lo que más le conviene a quien los paga o los lee." Conozco a algunos científicos, dispuestos solo a trabajar para la ciencia pública, que no escriben para quienes les paga. Escriben dentro de un orden bien estructurado de peer-review en el que se va poniendo un ladrillo encima de otro, se está sometido a críticas. De vez en cuando, sale un golfo: si se le pilla, queda fuera para siempre de la carerrara científica (no como en los bancos y los sistemas financieros, que según el sistema de,puertas giratorias van del sistema al gobierno y vuelven al sistema).

    Los ciewntíficos son hijos de la ciencia conocida. A veces se toma como ciencia lo que en realidad es opinión; y está bien que así sea, porque no hay otro modo. Pero la condición básica de la Ciencia es la mensurabilidad refutables + el razonamiento que puede ser fundamentadamente criticado.

    En tu último ejemplo, hablas de científicos que estudian un objeto conductual del que fueron víctima-sujeto. La cosa, pues, es complicada.

    Y al final final, te refieres a "violaciones", que no hay nada que pueda justificarlas, y a "pederastia": esta necesita ser definida con certidumbre (edad, quién tiene la posición dominante, etc.).

    Muy interesante tu reflexión, pues provoca reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NáN, te voy a echar de menos!!! Vuelve prontoooo!! muxumuxumuxu

      Eliminar
  11. Hola a ambos, Di y Nan. Di, gracias a ti por ayudarme a encontrar la forma de expresar lo que sólo son impresiones, y pasar del me parece que esto...a poder decir esto que no me cuadra es tal cosa, y no me cuadra por estos motivos.
    Sobre la claridad de los límites de distintos tipos de infedilidad ¡eso no me lo dices tomando cañas!, usease, ya llegados a estos puntos prefiero tener contextos más lúdicos para la conversación.
    Lo mismo digo Nán sobre definir límites de actos de violencia o coacción sexual. Yo prefiero dejarlo en que en ciertos estudios se especula con posible origen evolutivo de la violación, esto no es justificar, pero sí darle una carta de presencia ligada al por qué hemos llegado hasta aqui, cuyo sentido se puede estirar -como las de la puntita- hasta la justificación.
    Me lo he pasado muy bien con las gafaspastas, sólo quería agradecer el ratito de conversación :D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un placer IRE, para eso estamos aquí, por el gusto de compartir nuestras pocas certezas y frecuentes dudas, y el de debatir lo que sea, dando razones, intentando argumentar. Y tienes razón q todo esto se habla mejor en una barra o terraza, pero bueno.. estamos lejos!

      Un abrazo y te "vemos" por aquí,

      di

      Eliminar
  12. Estimados, respetando el punto de vista de cada uno, espero que en la misma medida respeten mi interpretacion de la letra.

    La cancion esta dirigida a una "cenicienta de saldo y esquina" (como le define en 19 dias y 500 noches) de quien se ha enamorado.

    "Ni tan arrepentido ni encantado
    de haberme conocido, lo confieso.
    Tú que tanto has besado
    tú que me has enseñado"

    Aqui hace referencia a la verguenza que conlleva una relacion como esta, enfatizando lo tanto que ella ha besado y lo que le ha enseñado a el.

    "Y me envenenan los besos que voy dando
    y, sin embargo, cuando
    duermo sin ti contigo sueño,
    y con todas si duermes a mi lado,
    y si te vas me voy por los tejados
    como un gato sin dueño"

    Aqui se refiere a que le consume el hecho de besar a otras en su esfuerzo por enamorarse de otra mujer. Y sueña con todas cuando duerme con ella porque recuerda la verguenza y hasta cierto punto la culpa que conlleva una relacion como esta. Por ser una relacion imposible el no se siente con dueña.

    "No debería contarlo y, sin embargo,
    cuando pido la llave de un hotel
    y a media noche encargo
    un buen champán francés
    y cena con velitas para dos,
    siempre es con otra, amor,
    nunca contigo,
    bien sabes lo que digo."

    Aqui explica con mas detalles como con otras mujeres tiene ese proceso de conquista, el champan frances como estrategia para impresionar. Pero con la "cenicienta de saldo y esquina" es transaccional la relacion.

    "y el lunes al café del desayuno
    vuelve la guerra fría
    y al cielo de tu boca el purgatorio
    y al dormitorio
    el pan de cada día."

    Aqui hace ver que es parte de su rutina pasar la noche de domingo con ella y llegado el lunes, al amanecer se distancia de ella llevado por la verguenza, al cielo de tu boca el purgatorio... me hace pensar que el le intenta convencer de que deje la profesion y ella le dice que no. Pero la parte mas importante es: "y al dormitorio el pan de cada dia", el pan de cada dia se refiere al trabajo, que ella trabaja en el dormitorio... es una "cenicienta de saldo y esquina"...

    ResponderEliminar
  13. Estimado Anónimo,

    UN poco tarde pero te contesto. Muchas gracias por tu comentario. Me ha interesado mucho pq yo, desde siempre la he interpretado de la manera totalmente opuesta. O sea, mi análisis: la canción se la está cantando a un amor estable en el que, por definicón, está instalada la rutina, pero lo q hace la situación interesante, para mí, es q no del todo. O no tan malo. Porque el prota de la canción pone los cuernos a esa pareja estable, pq le va el tema del cambio, el excitemeent, pq no somos monógamso por naturaleza, llámalo H... pero, en el fondo, quiere a la persona con la q está. La sociedad dicta q si haces eso "no debes querer mucho a tu pareja" y Sabina lo desmiente aquí. UNo puede estar en desacuerdo o no, aplicado a sí mismo o a otros. Pero lo q nos pasa anosotros no tiene porque ser la expericiencia ocmpartida de todos. Somos diferentes.

    El tedio de la pareja estable (curioso q mi último divague va sobre el matrimonio) es tema de Sabina en muchas canciones: "Yo no quiero un amor civilizado, yo no quiero q elijas mi champú, lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí". "Han ido pasando los anios, tenemos estufa dos gatos y tele en color.. emociones fuertes buscadlas en otra cancion", "si el amor me gusta sin celos" etc etc...

    Pero esto es solo mi interpretación, no mw hw docuemntado. Mi pregunta para ti es: te has docuemntado? o sea, es cierto q está decicado a la "cenicienta de saldo y esquina" (otra de mis canciones favoritas de sabina). Porque sí, podría ser una manera de verlo, auqnue lo del lunes no se si me suena tanto.. más bien el pan de cada día me suena otra vez a rutina con pareja estable...

    Ya me dirás! Gracias por tu visión!

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.