8 de noviembre de 2011

Cuen-ta-mé cómo te ha ido, si has conocido la felicidad

Este divague se podría también haber titulado "que veinte anios no es nada", porque hay un momento medio fatídico en la vida en el que hay cosas que pasaron "hace veinte anios". Cuando llegas hacia el ecuador de los 30, empiezan a haber conciertos, viajes, fiestas, pelis, exámenes, canciones, libros... que pasaron por tu vida hace la friolera de dos décadas. Y te sientes tirando a dinosaurio. Y de su mano vienen fantasmas de gente que caminaba contigo, o con los que te tropezabas entonces y piensas: que habrá sido de tal o cual? A qué se dedicará, tendrá familia, dónde vivirá? Pero lo que da vértigo es pensar cómo le contarías si tú has conocido la felicidad en este tiempo. En un email. Bueno, pues esto me ha pasado hace un par de semanas. Todo empezó así...

Corría 1994 y yo estaba matriculada en la Univetusta, donde me ahogaba. Para intentar darle un sentido a esa carrera ridícula donde ganaba el que más listas telefónicas memorizaba y posteriormente regurgitaba, me metí en una asociación internacional de estudiantes del gremio. Estábamos en contacto con colegas de todo el mundo, y organizábamos prácticas de verano. Ya que no las hacíamos en Vetusta, la montania iría a Mahoma. Así que el anio que terminé Cuarto estuve en Aberdeen (Escocia) haciendo algo que hoy sería incapaz: ya no puedo con el gore. Pero el anio que terminé Quinto... ah, ese anio fue Brasil, la-ra-ra-rara-ra-rará.

Pero aquí no fuí sola: llevaba ya un anio de relación en la distancia con el Pedalista, y no hubo más que decir: "tengo beca para Brasil" y él apuntarse-atención-, perdiéndose los sanfermines. Porque salimos un 6 de Julio en un vuelo a Río vía Roma, más 24 horas de bus a nuestro destino final: Porto Alegre, en el sur.

Las casualidades -que no existen, ya lo dice Sábato- hicieron que unos vecinos tuvieran familia que había emigrado a Porto Alegre hacía 30 anios, y me llevé su dirección. Más casualidades, esta familia tenía dos hijos, Andrés (un par de anios más joven), y Carla (de nuestra edad), que estudiaba la misma carrera que yo. Durante las semanas que estuvimos allí, fueron para nosotros la familia que en realidad teníamos a miles de kilómetros: viajamos con ellos, conocimos a sus amigos, al novio de Carla, a su familia. Yo ví (y asistí, qué miedo) nacer allí a más ninios que en toda mi vida, y el Peda aprendió algo de portugués de los periódicos. Por las noches, salíamos con ellos. Recuerdo los churrascos especialmente, porque Porto Alegre está tan al sur que su cultura es mucho más gaucha que el Brasil que imaginamos del nordeste. Y la gente tomando mate por las calles, apoyados en las paredes. Y el frío, porque allí era invierno. Y la"Salada de frutas" en un mercado. Y a Alexandre, y el Cultural Cervantes. Pasados unos meses, Carla vino a Vetusta. Hizo prácticas allí (increíble! alguien consiguió hacer prácticas en univetusta!) porque tenía una prima (de zumosol) contacto, y luego vino su novio y viajamos a Donosti juntos, y fue todo muy chulo.

De repente, se acabó. En aquella época, no había emails, y mantenerse en contacto era solo para los muy obsesivos. Yo entre ellos, que he mantenido relaciones epistolares por muchos anios. Pero no es para todo el mundo, aunque a la mayor parte de los blogueros les parezca inusitado (y es que para bloguear te tiene que gustar escribir. No hay otra).

Pasaron los anios, y alguna vez nos preguntábamos vagamente: Qué habrá sido de aquella familia? Y miramos las fotos. Y recordamos alguna frase célebre (el padre era un abogado anarquista catalán con un sentido del humor caústico de los de enmarcar: "abogo por las sogas, estoy en contra del derramamiento de sangre"). O alguna anécdota (cada vez que vemos "Cuatro bodas y un funeral" nos viene la imagen de aquel cine con Carla diciendo: "insanos! son unos insanos!). O a Andrés sosteniendo mandarinas en el aire para explicar conceptos básicos de astronomía (un tema que en el hemisferio sur siempre resulta candente). Proper nostalgia de esta gente.

Pero el otro día, en mi trabajo:
-Mira, Di, esta es Camila, una chica de Brasil que ha venido a observar nuestro trabajo un mes.
-Hola, Camila... Brasil, de qué parte de Brasil?
-Bueno, un sitio ene l sur... no creo que conozcas.
-Dime, dime
-Porto Alegre, en Rio Grande do...
-Porto Alegre!!!!! Pero pero pero... claro que conozco, estuve dos meses allí en 1994... en el Hospital de Clínicas!!!
-Quéééé? Yo trabajo allí!!!!

Por la noche llego a casa, exaltada y con el Peda nos lanzamos a la labor de buscar a Carla. Click, click, click. Un email corto, a dormir, y a la maniana siguiente:

Carla sigue viviendo en Porto Alegre. Carla se separó del novio que conocimos. Carla hizo la misma especialidad que yo. Carla se casó. Carla se divorció. Carla se volvió a casar, y tiene una ninia de 9 meses.

Inspiro. Wow, ahora es mi turno: tengo 17 anios, probablemnte las dos décadas más determinantes de una vida, para resumir en un email...

Háblame de los que has encontrado
en tu largo caminar
Cuéntame como te ha ido
si has conocido la felicidad








14 comentarios:

  1. Te entiendo. Y comparto la idea de que las casualidades no existen; añadiendo que a veces, como tahúres, cargamos los dados basándones en las afinidades electivas.

    Pero ¿sabes?, vuelven a pasar otros veinte años y lo que te empieza a apetecer es "olvidarte" de 9 de cada 10 personas que has conocido.

    Porto Alegre, a más de más, nos suena a todos porque durante algunos años fue una esperanza para muchos. Y toda experiencia es válida aunque al final fracase o se diluya.

    Es chulo decir "Yo estuve en Porto Alegre cuando esta población alegraba el mundo".

    ResponderEliminar
  2. Excelente entrada y excelente banda sonora. Me ha dejado un rato largo rememorando.
    Pero yo sí que creo en las casualidades.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Bah, si ya dijo Gardel precisamente que "veinte años no es nada", (febril la mirada), con 17 acabarías en una frase...

    ResponderEliminar
  4. Ostras Di, que casualidad!!!! No recuerdo al Peda yéndose a Brasil, el muy capullo seguro que no contó nada...

    Me encanta la canión. Fórmula quinta fue MI primer grupo.

    ResponderEliminar
  5. Claro, Gardel, Jefe Basa. No es un buen ejemplo. ¿Qué ejemplo moralizante se puede sacar de un tipo que lleva un porrón de años muerto y del que todos los argentinos dicen que "cada vez canta mejor"?

    ResponderEliminar
  6. Ay, me estoy riendo sola con lo de Gardel ("y cada vez canta mejor")... no lo sabía. Oye NáN, me acordé anoche mucho de Luichico cuanod volví (con la frrrrente marchittta) anoche a Porto Alegre escribiendo el divague.

    Gracias JOTA, me alegra q te haya gustado, y tb la música, como a DIVA. Esta canción siempre me ha gustado. A veces, cuando hablo con la Yaya por teléfono la cantamos.. pq ella me dice (inocentemente) "cuentame" y yo entonces entro con el verso y ella siempre se ríe.

    El hecho de q en el bosque 17 anios sean como una semana no quiere decir q para el mundo no-recolector sea así, BASAJA.

    Sobre las casualidades, no sé q deciros.. me encanta la frase de Sabato pq me encanta el libro en el q la dice. Pero estoy con vosotros en q existen, y a la vez, se buscan.

    Muxus!

    di

    ResponderEliminar
  7. Yo a veces me pregunto en cuantas fotos de gente que ha desaparecido de mi vida salgo y que cuando las vean dirán y este tipo de dónde era!!!
    Yo estuve en Sao Luis de Maranhao y en Rio...me encantó el pais.

    PS-. No entiendo la reticencia de decir tu facultad cuando ya has dicho tantas cosas de ella...¿tienes miedo a que te quiten el titulo con efecto retroactivo o qué alguien te pida que le recetes?

    ecdlc

    ResponderEliminar
  8. Todos nos enamoramos de Brasil, es un país mágico.. yo spr voy con ellos en el mundial (tengo hasta un camiseta, si, sí! Ganaron la quinta? mientras estábamos allí en el 94.. apoteósico.

    NO sé, TXELOS, lo de la facultad...es como tu pasamontanias...ya lo conté una vez con detalle... o tal vez tengas razón y me pase como a un naúfrago de los míos q aún se despierta soniando q le queda nosequé asignatura. DE todas formas, tú y dos más q han leído desde hace tiempo imaginan, pero toda la gente q va y viene, no sabe (recordarás un comentario entraniable el otro día en las mosqueperras), pq no "voy de".

    Oye, DIVA, qué chuli eso q has puesto al final de "tal vez te interese"... mil gracias. Es eso random? Cómo se ponen? Por temas?

    Hugs

    di

    ResponderEliminar
  9. Random total. Un gadget que hay por ahí... Muy fácil.

    ResponderEliminar
  10. El tal vez te interese... citar comentarios en el mosqueperrismo???

    ¿Os estais perrunizando?!!!

    lagartiji y sus amigas están haciendo proselitismo....deberían poner eso de "no hagan en su casa, las que actividades de este post"

    Y yo que creo que las perrunas son solo una y que tienen varios yoes cibernéticos!!!!

    PS-. Y que el negro es una proyección del mito del rey baltasar que no le straia regalos!!!

    ResponderEliminar
  11. Raudo voy a ese sitio, tan visitado por lo que veo, y por lo que he visto número uno en ránking de "pan calentito".

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Que historia más chula Di!!
    Tienes que hablarme de Brasil
    (Que suerte que te dieran una beca...la próxima vez que te vea te tocaré mucho a ver si se me pega la suerte, y me dan una a mi de las 3 millones que he solicitado jajajaja, aunque no sean para ir a Brasil, que ya me gustaría...)

    Diva, cierto, esta genial lo de las sugerencias de final de entrada.
    Voy a experimentar en mi blog, que me parece una idea genial (¿no os importa que importe la idea no? ;)

    Besis

    ResponderEliminar
  13. TXELOS< esto ya es viejo: tambien pensabas q las divas somos solo una.. y... mmm seremos solo una?

    NO-la beca consistía en alojamiento (en casa de otro estudiante), pero nada de pasta, y el vuelo te lo pagabas tú (dando clases d ingles en invierno)... asi q bueno, beca beca, era el nombre...

    Lo del quizas te inetrese... feel free, lo hemos visto por ahi en otros blogs...

    muxus

    ResponderEliminar
  14. Si, Di, Txelos se cree que eres una multiplicada por mil personajes...;)
    La Ladygaga del mundo blogger jejeje.

    Gracias, he añadido el gadget y la verdad, me gusta. Es una manera sutil de invitar a leer o a desechar.

    Entonces está claro....antes se llamaban becas por llamarlo de algún modo ¿no?
    Hombre...ahora no todas las becas consisten en cantidades de dinero (esas son las becas plus ultra.. que conllevan el arrancarse la piel a tiras), sino en el mero hecho de no pagar (sufragan el gasto directamente, matricula etc...= tu ni ves ni tocas dinero).
    De todos modos...no se como iran lo de las becas al extranjero, pero joder..que te concedan una beca para ir fuera y te tengas que pagar el vuelo...muy lógico no es. Ahora para eso puedes pedir becas de movilidad (supongo que entonces no existian ;). Yo las he estado mirando para marcharme fuera.

    Un mua!

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.