8 de mayo de 2017

Sobredosis de arquitectura: Skygarden (Walkie Talkie), Bush House e Imaginando Moscú

Hoy ha sido un domingo que, inesperadamente, ha salido redondo. No solo porque la preocupación por las votaciones del país de la Marsellesa (algún vecino la ha estado cantando) ha quedado en susto (cómo se abraza, cuando desesperados, el mal-menor), sino porque a veces, sin proponértelo, te queda un "día temático".

Hoy a media mañana ya habíamos despedido a Sori y Lisi en la estación de Liverpool Street: tras un mes de "cocina cinco estrellas" (Mini dixit) se han vuelto (exultantes) a Vetusta. Libres! (debían pensar). Los imagino haciendo un "choca esos cinco" cuando han embarcado. Pero han sido cívicos y asegurado que no los hemos maltratado mucho. Mini se quejaba "de los tranquila que está la casa ahora". Prefiere el salseo: sobre todo el del finde pasado que estaban hasta Fashion y Parras. 

Skygarden
Nuestra primera parada ha sido en el Skygarden, que es exactamente eso: un jardín en el cielo, o más bien en las alturas. Cuando hicieron el famoso Walkie Talkie, el ayuntamineot les dijo que debían hacer un espacio público, para "esparcimiento del populacho" (digo yo). Así que en lugar de una plaza abajo hicieron un gigante ático mirador con un café (asequible), un bar y un restaurante, enmedio de una especie de jungla. Merece la pena, y nosotros nos hemos presentado así, con una mano delante de la otra, y nos han dejado pasar (había una fila de los que habían reservado: aj, el ser VIP sin razón alguna). 

Bush House
Tras un té con pastel hemos vuelto a las calles: el bus 15 nos ha llevado hasta Alwych donde está Bush House (construída en 1919 para un empresario americano, Irving Bush, y que fue en esa época el edificio más caro del mundo-costó £2 millones), que a partir de ahora será la Facultad de Empresariales de Kings College London. Bush House fue hace tiempo la central de los servicios mundiales de la BBC (BBC World Service) que se comunicaba con 200 millones de personas en 40 idiomas, con figuras como De Gaulle y Churchill emitiendo desde allí. Su cantina se dice que fue la inspiración para Orwell (que trabajó aquí como productor entre 1941-1943) para la del Ministerio de la Verdad de "1984".

Domingo, está todo desierto, y la facultad no abrirá hasta Septiembre, pero merecía la pena intentarlo: le he contado mi vida a un recepcionista, a ver si nos dejaba pasar "a enseñarle a nuestra hija la cantina de 1984". El pobre ha preguntado a su supervisor, y que yo era ex-alumna y que le cantaba La Traviatta si se requería, o contaba el final de "Animal Farm" pero no ha colado. Que vuelva en Septiembre. Menuda soy: volveré. 

Design Museum: Imagining Moscow
Del 15 al 9 (buses) y por fin estamos en South Kensignton, donde han trasladado hace poco el Museo de Diseño (edificio que me daría para otro divague, pero tengo sueño). Como todo es Rusia, con aquello del aniversario, estos han organizado una exposición sobre siete proyectos de los soviets que hubieran cambiado la ciudad que hace poco he conocido, pero que no fueron. Me limito a enumerar y a enlazar con el artículo del Guardian que se lo ha currado:

1. Cloud iron (Nube de hierro), El Lissitzky, 1924
Se trataba de "rascacielos horizontales" para sobrellevar el problema de sobrepoblación y trasnporte de Moscú. 

2. La ciudad del sol (Ivan Leonidov)
Basado en al utopía de Campanella, se trataba de construir una ciudad vallada concéntrica, con distintas sabidurías del centro (sol) hacia el exterior. 

3. Comuna, Nikola Ladovsky, 1920
Este proyecto buscaba la emancipación de la mujer como objetivo. "The proletariat must destroy the family as  a prime device of oppression and exploitation". Los niños se educarían en guarderías y las mujeres, fuera dle hogar, solo tendrían que pensar en su desarrollo personal. 

4. Fábrica de la Salud, Nikolai Sokolov, 1928
Para trabajar mejor, hay que descansar. Esta fábrica de la salud estaría a miles de kms de Moscu en el Mar Negro, y alli irían los trabajadres a "desconectar". Alguien ha visto "The lobster"?

5. Comisariado de Industria Pesada, Hermanos Vesnin, 1934
Exactamente como suena: vean las fotos del Guardian. 

6. Palacio de los Soviets, Boris Iofan (1931-1933)
Todo empezó con la primitiva iglesia de Cristo Salvador (1883), que los soviets se cargaron (hay un video donde se ve como la detonan en 1931). La construcción empezó en 1937 pero se interrumpió con la invasión alemana en 1941. El acero de su esqueleto se usó en puentes y fortificaciones, y en su lugar se hizo la piscina más grande del mundo" (1958). Hay tambien un video histérico donde, todo nevado, y la gente se mete a la piscina sonriente (claro que sale vapor, en serio calentaron eso?). Da risa porque en un punto hay bastantes nadando como en un spa y una barca hinchable con tapados vestidos hasta los dientes, con gorros de piel y barca nevada, remando...

El edificio era demencial: iba a ser mas alto que el Empire State y tener ens u cúspide un Lenin de 100 metros (estaría casi siempre en las nubes) en su pose habitual, con el brazo extendido. Hay un dedo en la exposición de pongamos 3-4 metros que da la idea de lo que iba a ser la estatua. El rollo religioso que tenían con Lenin da miedo. 

Trsitemente, la piscina desapareció y con la caída de la URSS, en 2000 se dejó que la iglesia horrible aquella fuera construída. Y ahora está tan concurrida. Señorrr. 

7. Mausoleo de Lenin, Shchusev, 1930
Hubo un concurso y ver las locuras que se presentaron es otro ejercicio aconsejable para la hora de la siesta del domingo: yo me voy, con cuidado de no tener esta noche pesadillas. 






7 comentarios:

  1. No quiero ser más pesado por lo que me limitaré a aclarar algo, aunque quizá ya sea conocido: si hicieron para la comuna una piscina descomunal es porque aprovecharon la excavación de los cimientos del Palacio de los Sóviets. Para que os hagáis una idea: para llenar la piscina tuvieron que… Bueno, perdón, que no quería ser pesado: que la piscina era enorme de cojones, vamos.

    Pero, cachis, caramba, no me resisto a aportar una foto de uno de los 6 794 desagües con los que contaba dicha piscina para cuando la querían vaciar tomándose sólo entre quince y dieciocho años; piscina donde, se dice, las ballenas se deprimían ante tanta inmensidad y sexo solitario, y donde el Mar Caspio a su lado era una de esas piscinitas de «Estoy con Toi». Que sea verdad o no, no soy yo nadie para juzgarlo; y vosotros, menos.

    ResponderEliminar
  2. Este medio no es ni medio imprevisible, lo es enteramente. Tan pronto un asunto concita la presencia de todos como de ninguno. Y esa expectativa lo hace algo tan estimulante cuando se cumple como decepcionante cuando no. No me quiero ni imaginar teniendo un blog…

    Pero este medio, satisfaga o no las esperanzas, siempre extenúa. O eso me produce a mí. Cuando estimula, estimula demasiado; cuando decepciona, lo hace a más no poder. ¡Qué cosas!

    Y las veces que decepciona, ¿no os sentís aquí y en todo blog así? E, insisto, no me quiero ni imaginar llevando un blog.

    Y es que, lo admito, yo esto me lo tomo de manera infantil. Podría estirar el cuello, carraspear, templarme y, por ejemplo, intentar escribir sesudamente sobre la arquitectura soviético-estalinista. Pero entonces, aparte de estar dando el coñazo aún más, ¿no sería más adecuado, digo yo, enviarlo por correo certificado con acuse de recibo, o correo electrónico encriptado, o por Securitas ® con camión blindado, maletín con cerraduras de combinación y, ya que estamos, dos guardas con pistolones…?. Me gusta más tomármelo como un juego, como un juego de niños.

    La divagación, la digresión… Pienso que en música esto sería free jazz; en poesía, escritura automática; en pintura digamos Pollock, o quizá algo más surrealista como la décalcomanie donde cada uno dejaríamos la impronta de lo que nos importa, venga o no a cuento.

    En fin y a quien lea esto, en este mensaje dentro de una botella lanzado a ciegas a este insondable vacío tan frío y luminoso como una rara por radiante mañanita en el invierno de Moscú también aclaro que mañana me reincorporaré al trabajo. Me esperan acumulados problemas y más problemas por venir, pero, bah, casi siempre previsibles; otro juego de niños, pero remunerado y que siempre me satisface. En cuanto me resitúe tonificando mi atrofiado músculo que coge la distancia tanto a retos estimulantes como a engorros decepcionantes, haré por volver, para vuestra desesperación, a comentar (y a borrar).

    Ojalá.

    ResponderEliminar
  3. Querido Lux, has lanzado una botella y yo la he recogido. Yo siempre leo... será eso a lo q te refieres con "llevar un blog"? Siempre leo, aunque sea con peluka, pelukita, y no comente. No creas, yo a veces tb me pregunto, cuando no me da la vida ni para contestar, por qué eso de "llevar un blog". Y no me pasa como a ti, q a veces te decpciona... cualquier cosa,. es algo. Que haya una sola persona ahi fuera leyendo y comentando, es algo. Piensa q los q escribíamos antes de blogs, guardábamos los divagues en una carpeta amrailla de explorer, o bien en una carpeta clasificadora de esas de la uni, o en un diario de la comunión con llave y todo. Así q esto es siempre una fiesta. Y si alguna vez no comenta nadie, yo lo entiendo. Y a mi me gusta q te lo tomes de manera infantil, o en todo caso q nos riamos... de hecho, ya nos han echado de algún sitio por reirnos... bueno.. q creo estás nostálgico pq vuelves a currar... q sea poco a poco, y ya verás q bien.

    Y, otra cosa, esquivando el truco cutrre de nan de meter esta cuña en "un diague anterior" aqui va esto:

    ES EL CUMPLE DE NAN, AUN POR UNAS HORAS. LE CAE LO Q UN CONOCIDO LLAMABA "EL NUMERO MÁGICO" (lo sera para los q tengan tales niveles de concentración) Y AUN ESTAIS A TIEMPO DE FLICITARLE.

    BESOS

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Di, volver a currar, aunque lo estoy deseando, me ha cambiado el humor. Es, supongo, como los nervios antes de un viaje deseado. Bueno, más que cambiármelo me ha devuelto a mi estado natural: nostálgico.

      Eliminar
  4. He intentado como acostumbro ilustrar la felicitación con una imagen. Pero NáN cumple 69 (¿pensáis que se echa años? Yo sí lo creo). Cumple 69, y por algo que no alcanzo a comprender en las imágenes sólo salen parejas de lucha libre; lucha mixta, que, por cierto, no sabía que existiese. ¡Cómo cambian los tiempos…! De aquí a nada tenemos una mujer de campeona absoluta del mundo en ajedrez. ;-)

    ¡NáN, felicidades de nuevo!

    ResponderEliminar
  5. Driver japi verde tu yú.9 de mayo de 2017, 8:23

    Felicidades Nán
    te deseamos como niños
    estás hecho un Adán,
    no nos partas los piños!
    ...
    Eres un descarado,
    cumples una cifra muy sexi,
    que si la miras tumbado,
    el nueve se ve muy relajado.
    ...
    Y qué decir de ese seis,
    que al revés se ha tumbado,
    que se acerca a su pareja,
    con la sonrisa..., descojonado.
    ...
    Dicen que los números son,
    fríos y desconsiderados,
    pero por la cifra que cumples,
    nos dejas calientes y muy excitados.
    ...
    Que cumplas muchos y en paz,
    y que todos nosotros,
    muchos años te leamos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a los felicitantes.

    Hoy tengo 69 años y un día, lo que suena a una condena bastante fuerte. ¡¿Qué habré hecho, Señor, para merecerla?! Pero confieso que la cárcel me está resultando, agradable, curiosa e interesante. Además, las puertas traseras están abiertas y uno puede salir a darse un garbeo, comprar tabaco (ah, no, que ya no fumo) y volver.

    A lo que íbamos. Flipo con las propuestas soviéticas... y como Di tengo miedo a me sobrevengan pesadillas esta noche.

    Pero... las propuestas bárbaras, por suerte no realizadas, no son exclusivas de los soviéticos (ni siquiera la primera, tan emparentada con catedrales y panteones a los dioses).

    El primer intento de construir el edificio que, luego, sería el Palacio de Cristal, por parte de Digby, Jones, Wild y Kingdom era un "cobertizo inmenso, bajo y oscuro, cargado de tenebrosidad, con el espísitu y el carácter jovial de un matadero", Bill Bryson nos lo cuenta, que hubiera requerido de 30 millones de ladrillos, rematado con una cúpula de hierro de 60 metros de diámetro. Lo presentaron así, sin análisis de costes y sin asegurar que en el escaso tiempo que faltaba se puedieran fabricar tantos ladrillos (ni el modo de sostener sobre ellos esa cúpula de hierro).

    Comparado con eso, las estampas soviéticas me parecen al menos airosas.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.