18 de enero de 2016

Seguridad e Higiene ha enloquecido (Health & Safety gone mad)

En su visita a Londinium, la bloguera y divagante Mo y su amigo Juan, me hablaron de un implemento que "cambiaría mi vida nadadora para siempre". Aparte del MP3 bajo el agua, lo último es un tubo de snorkel central que te evita la fatigosa tarea de salir a respirar cada tres brazadas. Visualicé un futuro color de rosa: ahí estaba yo, nadando hacia la inmensidad azul, con arcoiris y tal vez algún pájaro lejano en el horizonte, todo con música de los 80 de fondo. Perfecto. Tal vez conseguiría promocionarme de la calle de los lentos o medianos (según el día) a la de los nadadores-rayo, esos que se van comiendo la piscina.

En estas circunstancias siendo Noviembre qué se hace: se escribe una carta a Santa. "Querido Santa: quiero el tubo ese y lo de la música", se envía con un besito y se espera a la noche de marras dando palmitas. Santa decide dejar mi futuro como sirena en Cal Jekes (Fashion & JAL). Llega la noche, y cuando abro el paquete, oh! qué bien, un MP3 rosa! y.. oh, espera, qué es esto?

Requiere inspiración y nuevo párrafo porque,divagantes: la máscara que le ponen a Aníbal  Lecter cuando sale del psiquiátrico no comienza a hacer justicia para describir lo que esconde el paquete. Claramente Santa se ha hecho un lío porque ante mí tengo una especie de careta gigante, que crubre todo el careto, de la que sale un tubo. Imaginen un guardia de asalto de Star Wars, pero transparente. Algo me dice que esa monstruosidad no va a encajar con el espíritu de mi piscina local, y tras compartir estas disquisiciones con Fashion y JAl, ambos prometen hablar con Santa para conseguir un tubo de snorkle central. Santa es Santa: no hay problema, para servirles a ustedes,  y me vuelvo a Londinium con mi flamante nuevo tubo, nuevas gafas, y el MP3.

El primer día de natación, aparezco con todo mi equipo, me lanzo a la piscina y, arghhh... me ahogo, qué pasa? Tras unos momentos en los que agradezco haber cursado Física en COU, llego a la conclusión de que, como el tubo no cubre la nariz estoy tragando agua por la misma. Mientras calculo mentalmente algo usando el principio de Arquímeses, tengo un flashback de la caja del tubo: "pinzas no incluídas". Eureka!: lo que pasa es que no controlo cómo cerrar la nariz a la vez que respiro por la boca, y en esta piscina petada no va a ser el lugar de aprender: la semana que viene me haré con una pinza. 

La semana que viene es ayer, ya con mi pinza -y todo el equipo- me lanzo al agua. De fondo veo algo que se mueve y es la socorrista haciendo la ola: ah no, que me dice que pare y se acerca para decirme algo, en mexicano (que siempre me enternece, véase amor a México divil en prehistoria del divlog): 
- No es posible llevar tubos en la piscina. Health & Safety
- Qué me dice?, pero cómo es posible?
- No está permitido ni tubos ni máscaras
(tengo una intrusión de la máscara de Aníbal El Caníbal... vale, puedo entender que esas máscaras, o las de Darth, no sean aceptadas, pero mi tubo??)
- Pero, esto lo venden para mejorar tu propia marca, no entiendo porqué es "Health and Safety"
- Como socorristas, con el tubo no sabemos si se está ahogando
- Pero no entiendo... Si uno nada con tubo, digo que si se ahoga dejará de dar brazadas?
- Lo siento, no está permitido: ni tubos ni máscaras. Son las reglas. 

Comienzo a nadar, en los vehículos lentos, resignada. Música de tristes violines deberían ser ahora la banda sonora de mis pensamientos, no "Here comes the sun": en qué he fallado? Por qué no soy tomada en serio? (la orquesta entera del titanic ya está tocando a todo trapo). Será que la visión de un pequenio cachalote con todos esos aparejos en la cabeza (gafas, MP3, pinza, tubo) y bikini-de- topos-de-playa-griega ha desestabilizado el ecosistema de la piscina municipal? Pero... eh, por qué lo he aceptado sin más? Ah! Escribiré a dirección para que me den explicaciones! Esto es "Health & Safety" hasta el punto de la idiotez (los violines pasan ya a riffs agresivos de guitara eléctrica, me estoy cabreando). Por qué he sido tan amable con la mexicana? Aprovecharé cualquier excusa para usar con ella el verbo "coger", que les ofende mucho: "Socorrista, puedo COGER un churro o una tabla?" Grrr
LLego a casa y hablo con el Naúfrago Ro, que me intenta tranquilizar con que el sinsentido es mundial: "aquí es igual, las normas, regulaciones..." Y me cuenta, como el cuentacuentos de la plaza El Fnaa que es, la siguiente historia impagable.

Escena: su hermano mayor en una piscina cualquiera de la kapi, donde la socorrista de turno se le aproxima para una de esas conversaciones:

- Oiga, no puede entrar a la piscina sin gorro. 
- Disculpe, usted me ha visto bien?
- Son las normas, hay que ponerse el gorro
- Oiga pero usted míreme-(hermanísimo es calvo como bola de billar, pero de cuello para abajo, doctor qué padezco, padece uzted un ozito-lo siento, tenía que encajar este chiste, i love it)-no le parece más adecuado que me mandaran poner un neopreno?
- Son las normas, no puede entrar sin gorro. 
Y se tuvo que ir! 

Pero ahora nos consta que un ozito con gorro surca las aguas madrilenias a la vez que una sirenita sin tubo avanza en las de Londinium. Todo sea por la maldita "Seguridad e Higiene!"







14 comentarios:

  1. Di, te sugiero que viajes a la isla del Pacífico donde C.S., en su calidad de nativa, pesca ostras.
    Allí carecen de normativa, costumbre de usar bañadores y no hay carrilitos de torpes o de rápidos.
    Están todos concentradísimos en encontrar la Gran Perla.
    Además, no hay ni cuotas mensuales, ni reglamentos.
    Pregunta a C.S., ella te lo puede confirmar.

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente, Di, mi islita ha sido convertida por el St. Regis Bora Bora Resort en un veraneadero de millonarios, y ahora las normas las impone no un socorrista, sino un tío con un fusil de asalto M-16 que te tumba boca abajo en la arena si intentas acercarte a la playa. Así que he tenido que mudarme a una piscina municipal para recoger unas perlas de plástico que previamente yo misma tiraba al fondo. Naturalmente, el socorrista me expulsó por arrojar basura al agua.

    ResponderEliminar
  3. Juan y yo nadamos en 3 piscinas distintas y en las tres dejan nadar con tubo, pinza y lo que te de la gana. Yo no llevo tubo pero doy fe de que jamás en las piscinas de Mordor ni en las piscinas de la sierra madrileña nadie le ha puesto ningun problema a Juan con su tubo.

    Qué gilipollez más enorme.

    Y cómprate un bikini deportivo de una vez!

    ResponderEliminar
  4. Di, es muy fácil criticar por criticar y, encima, no aportar soluciones.

    Yo le doy toda la razón a la socorrista: lo primero, Health & Safety.

    Se empieza consintiendo un tubito, y se acaba con la piscina llena de flotadores de patitos, cámaras infladas de neumáticos de camionacos, motos de agua a escape libre, el yate del Pocero, barbacoas, botellonas, pruebas nucleares, el monstruo del lago Ness de visita, sin pase, y en pelotas y morreándose con una carpa cebada con bocadillos de chorizo tirados al vaso por niños gamberros, hordas con detectores de metales expoliando los baldosines del fondo, balones de Nivea, y todo, todo, con el consiguiente peligro.

    Lo primero, Health & Safety.

    Es más, como solución, yo cerraría las piscinas públicas todas, ¡verás como nadie se ahoga, al menos allí! Ya en su casa que cada uno que se ahogue como quiera, que yo soy liberal.

    ResponderEliminar
  5. Darlings!!!! Les he escrito, al manager diciendo q me den explicaciones, q lo del ahogamiento no me parece "goos enough". Os mantengo informados.

    Oh CESI, crees q DRIVER tiene un terrenito en tu isla y nos loq uiere vender? DRIVER farsante!

    MO< explícame: con el bikini deportivo podre seguir diciendo I AM SEXY AND I KNOW IT? (asocio esta cancion a la imitacion de Joaquin Reyes hace de MOnedero? :)

    https://www.youtube.com/watch?v=ft43LpDNKCI

    LUX: no se porqué río tus gracias, flotadores ocn patitos y neumáticos, pero te dare una pieza de ifnormacion más, importante para entender la locura british: toda esta jarana y no obligan a poner gorro! Ni a los de rastas con piojos!!

    Loving u

    di

    ResponderEliminar
  6. Farsante yo !
    ...
    Pero si el terreno está al lado de las colonias de ostras y os lo iba a dejar a un precio de ganga. Encima con las perlas ibais a autofinanciar la adquisición.
    Cuanto desagradecimiento !

    ResponderEliminar
  7. Buenos días Di y divagantes,

    Yo como usuaria actual de la piscina pública vetustiana tres veces por semana he llegado a la conclusión de que está todo prohibido....
    No tengo mp3 acuático pero me encantaría, eso sí está permitido ;)
    El tubo de snorkel solo se lo he visto a un tipo pero cuando está una de las socorristas permisivas. El gorro es obligatorio para calvos y los que tienen pelaco, y algo que me extrayó el otro día es que vi a un tipo con unos calcetines dentro de la piscina. Me dió asco....lo siento, no sólo porque llevar calcetines y bañador es asqueroso visualmente sino porque eso sí me parece una guarrada. Por lo visto, son calcetines antihongos....lo último....
    En fin....yo nado con lo menos posible, bikini, tapones y gorro....no cojo ni artilugios para el nado, a saco largo tras largo.
    Qué pena que ya no escriba en mi blog....podría contar la visita a mi calle del ADONIS, todavía estoy en tratamiento psiquiátrico desde ese día.
    En fin.llque esto ya no viene a cuento
    Muakkkssssssss

    ResponderEliminar
  8. Flipo. Sois patéticas (menos NO). A mí me basta con bañador, gafas y gorro (a lo de bañador, porque me obligan... aunque pensándolo bien mejora la aerodinámica).

    ¿¿¿MP3??? ¿No habéis oído hablar de deslizarte en el agua sin más? Todo añadido quita lo mejor del asunto.

    ResponderEliminar
  9. «Un tubito, si es sólo un tubito chiquitito…». Di, insisto con que, y en eso estoy con NáN, la mayoría de las piscinas públicas son un peligro por culpa vuestra, ¡bañistas con aparatos! ¡Ya está bien!

    Si es que sois de lo que no hay… ¡Qué no harían en Baldwin Park (California) para que tuviesen allí que promulgar una ley que prohíbe ir en bicicleta por dentro de una piscina!

    Eso sí, si se cumple con la Seguridad y Salud (la piscina está convenientemente vallada, cuenta con escalerilla, no excede la profundidad reglamentaria, no cabe ni una bicicleta, etcétera) es un buen lugar para el deporte, o para el relajo, esparcimiento y vida social.

    El mejor ejemplo que he encontrado al respecto, y ojalá cundiese, es esta soberbia, a la par que elegante, piscina municipal de Villar de Omaña (León).

    ResponderEliminar
  10. No me quiero ni imaginar cómo se pone la municipal de Omaña el día 1 de mayo, fiesta de los trabajadores, todos apretujáos. Y no hay paso cebra para llegar (una escabechina enorme). Y no te digo nada si en fiestas como esa les da por poner un bar con terraza.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, NáN, el pueblo tiene sólo, y menguando, 30 habitantes (sufren, incomprensiblemente, una alta mortandad por atropello). Por lo tanto, en la piscina, caber caben todos cualquier día del año. Así sea haciendo el muerto.

    ResponderEliminar
  12. A ver, que me teneis extrañada. Es que nadie menciona el mejor gadget de la piscina, el socorrista tío bueno!

    ResponderEliminar
  13. Gracias Ire; veía que ya nadie me mencionaba.
    ...
    Sos siquillos, por Dios, que os vais a tronchar la crisma contra el borde de hormigón !

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.