25 de mayo de 2015

"A girl walks home alone at night", o salir del cine hipnotizada

Instrucciones para exitosamente divagar este divague: 1. Ver el trailer. 2. Leer.


 Nunca he sido de zombies: soy más de vampiros. Será el glamour, será lo que me inspiran ciertas yugulares, será que la novela de Stoker y la peli de Coppola son de mis favoritas obras de ficción. Será, lo que sea.  Así que una película de vampiros iraní en blanco y negro y farsi es más o menos mi rollo, lo admito. 

"A girl walks home alone at night" ("Una chica camina sola a casa de noche") ópera prima de la directora Ana Lily Amirpour es el título de la peli, que me dispararon a los ojos con el trailer hace unos meses en mi cine local. Ambos me dejaron en shock. El trailer, que si habéis seguido las instrucciones habéis visto arriba (si no, no será lo mismo, pero ya he avisado antes), y el título, que considero bestial por lo potente: precisamente una chica está haciendo todo lo que nos dicen que no hay que hacer: caminar a casa solas de noche.

Nos han enseniado eso desde que Ceniciente casi pierde su carroza, y desde que Bufalo Bill secuestra a su primera víctima con aquella furgoneta blanca. Pero es que aún debemos obedecer la máxima mucho más si vivimos en lo que en la peli llaman "Bad City", una especie de suburbia de una ciudad indeterminada, que bien puede ser Irán, o el barrio iraní de Detroit.  Calles desiertas como esas, infectas de solares con basura y jeringuillas, edificios podridos de aluminosis, paredones sin ventanas pero con contrafuertes, bajo la luz mortecina de las farolas. Y no podría llamarse de otra manera, "Bad City", un lugar donde solo vemos "el mal"- representado por prostitutas, drogadictos, camellos, incluso indigentes-. Pero "The Girl" no tiene miedo: por una vez no es la víctima, sino la depredadora. 

"The girl" es la vampira más cool que he visto en mucho tiempo: viste jihab negro y una camiseta marinera y deportivas por debajo. Se mueve en un patinete que le quita a un ninio, y el jihab se le abre como si fuera batman, o cualquier otra criatura de la noche. Desde el primer fotograma en que aparece, no se puede quitar la vista de ella: es una presencia en pantalla tan fuerte que hipnotiza, e incluso te encuentras ladeando la cabeza para ofrecerle tu cuello. Pero no es solo ella: todas las mujeres que aparecen en la cinta son impactantes: la puta y la pija;  en contraste los hombres son más mediocres. 

La fotografía es espectacular: el contraste subido hasta 11. Todo maravilla: la decadencia de las calles, la central energética vomitando humo en un cielo lleno de nubes, las luces del coche del chico, un James Dean en casi todo: la camiseta, el tormento, el corte de pelo. He incluído alguna foto porque ver la peli es como ver una tras otra, fotos que querrías haber hecho tú. 

En cuanto al contenido, cada uno habrá de sacar sus propias conclusiones, y esto me gusta. Amirpour ha negado categóricamente la etiqueta "feminista" en "The Girl". Que puede tener una lectura feminista, una chica tomando la noche que le ha sido vetada, con todo el poder de su cuerpo, puede ser, pero no es El Tema. Tampoco es "The Girl" la vengadora de matones que era Eli, la de "Let the right one in" (Tomas Alfredson, 2008), ni una de las tres "hermanas" vampiras salidorras que viven en el castillo del Drácula de Stoker en Transilvania, ni la enamorada lánguida (he de aclarar que no pasé de los 20 minutos de la primera película de "Twilight", si vas a ser vampira hazlo con alegría, Stewart).   A veces muerde en lo que podría ser el rollo justiciero, otras oportunísticamente, otras... tendría que morder más-en mi opinión. :)

Como ha dicho uno de mis críticos, la belleza formal de la peli no deja que ninguna historia se le interfiera. Los entendidos también han citado autores que los críticos conocen, pelis a las que homenajea, o que le han influído y cosas de esas que están fuera del objetivo de este blog, pero os remito porque es todo de gran interés. También se ha hablado mucho de la música, en su mayoría iraní (Kiosk, que deben ser mainstream pero que yo no conocía, típico), o esta increíble "Death" de White Lies: wow,  esta canción es tan cool* como una vampira en monopatín...


*Tan cool como lo que ha pasado por allá abajo este 24M. Saquemos los dientes!



29 comentarios:

  1. Nunca he entendido este subgénero cinematográfico. Los mordisquitos, colmillitos y grititos, no son lo mío. Me da la risa Marisa.
    No obstante, ayer mismo visioné una cinta de zombies, por pura curiosidad.
    A la media hora tuve que abandonar la empresa, acometiendo otra mucho más beneficiosa para mi futuro inmediato.
    Fui a la cocina a prepararme un par de huevos fritos con beicon.
    Il piachere dei piachere. Ese aceite hirviendo, esa inconfundible sinfonía del chof, chof de la fritanga, ese color tan característico de la yema roja.
    Roja ?, no era amarilla como un sol ?
    ...
    Un hilo de sangre cae por mi cuello.
    Me siento muy débil.
    Consigo llegar a la ventana y ver a una señora con un patinete. Una extraña visión.
    ...
    ¿ de quién será ese charco de sangre en medio de mi cocina ?
    Ya casi ni lo veo.
    ...
    Tengo sueño. Mucho.
    Mis ojos se cierran.
    No se oye nada. Absolutamente nada.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho cómo has escrito el post. Para que no parezca vaselina no voy a opinar sobre la peli, salvo que muy buena la foto y muy inteligente la frase con la que la publicitan.
    Faltan personajes femeninos en todas partes, solemos ser los palmeros -las palmeras, ja, ja- de los personajes masculinos, el negro background que tan diestramente realza el juego de luces y sombras del protagonista de la escena. Da pena que porque una peli se centre en un personaje femenino haya que pensar si habla de feminismo o no.
    Mientras tanto sigo celebrando la toma de manhattan, el cumple de Nán, el mes de las flores :). Viviendo al día, que decía uno :).

    ResponderEliminar
  3. Di, es que a mí ese género no me llama en absoluto. Y menos si no va de un vampiro sofisticadamente rijoso y repeinado con flequillo tan punta como otra de sus partes. Pero menos aún si el protagonismo le corresponde a una vampiresa embutida en una triste bata negra. ¿De verdad hay que recordar que las vampiresas (las vampiresas de toda la vida) se limitan, vestidas apenas, a contornearse tontamente mientras acompañan al vampiro, que van en grupo y que son asín pelín pilinguis? ¡Eso son unas vampiresas! Las vampiresas (las vampiresas de toda la vida) se precalientan entre ellas a la espera que el vampiro se digne, si acaso, a atenderlas. Yo sólo de pensarlo… ¡Uf!

    Bueno (dejadme que carraspee), que eso es cine. Eso quería, ¡ejem!, por supuesto decir.

    Pero no; no, señor. Ahora las feministas lo quieren cambiar todo. Las feministas, y los "feministos", que son el colmo, lo peor de lo peor.

    Y que conste que yo no soy de derechas, sino liberal. Muy liberal. Liberal y de los que defienden que las tías toas, aunque no haya quien las entienda, están mu güenas. Filósofo que es uno; ya, ya lo sé.

    Pero esto, no nos engañemos, es el acabose. Porque (en feliz idea que me se acaba de ocurrir) una cosa es libertad y otra libertinaje.

    Por todo lo anterior, permíteme, Di, que desde lo tuyo haga un llamamiento, un toque a arrebato: ¡Varoncitos, despertemos, que nos va la vida! ¡Que con tanta insaciable reivindicación nos están comiendo por las patas!

    Tanto revisionismo cinematográfico, tanto feminismo… ¡¿Qué será lo siguiente, compañeros?!

    ¿Qué será lo siguiente? Lo estoy viendo: conoceremos el rodaje de La gorda y la flaca; La buena, la mala y la fea; Bond, Jamie Bond, La llamaban Trini, Gladiatora, Harriet la Sucia, Vaca salvaje, Dura de matar, El club de la… de la… ¡de los arañazos!, o mejor, El club de los tirones de pelo; La ley del palique (que no del silencio); La madrina I, La madrina II y La madrina III; Lorenza de Arabia; La graduada; El bello y la bestia; Perras callejeras; Alguna voló sobre el nido de la cuca; Con pantalones y a lo loco; Con la muerte en los tacones… Y si no, ¡al tiempo!

    Occidente se está desmoronando y nosotros preocupados con la igualdad, la justicia y demás tonterías opinables. Mirad que esto es como la droga, que se empieza por el porro y se acaba en el hachís. Ojo, pues.

    Por cierto, ¿de verdad que Irán, aparte de ayatolás y plutonio y uranio enriquecidos, produce películas?

    Películas, películas… Iraníes de bien: sabed que por ahí se empieza y se acaba con el desmorone de Oriente. Ojo, pues, también vosotros.

    Gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  4. HOla darlings, curioso q a los dos varoncitos (Lux, con esa palabra me ganas) no os gustan los vampiros. Y nótese q hablamos de vampiras, no vampiresas... q esas sí son las q comenta LUx, las q se precalientan entre ellas. AH y la directora es d de origen iraní, nacida aquí y educada en los USA...influnencias múltiples, una suerte.

    Ah y sabes DRIVER? Tú te preparabas ayer un par de huevos con bacon (estoy de acuerdo, ambrosía de los dioses) entre peli de zombies y, sabes lo que cené yo cuando llegué de la peli? MOrcilla. En serio: una de burgos q han traído mis suegros q están por aquí y otra inglesa q en lugar de arroz tiene oates... DE verdad q no fue planeado, pero me pareció lo más.

    Oh IRE, yo tambiéne stoy celebrando desde aquí la toma de manhattan... recuerda q "first we taken manhattan, then we take berlin". No sé dónde anda NáN, q lleva desaparecido más de 24 horas. Me lo imagino: Celebrando con mayúsculas.

    Hugs y muxus!

    di

    ResponderEliminar
  5. Mis queridos todos (y Di más que ninguo, hale): últimamente tengo períodos de lunes mañana - jueves mediodía que me dejan inhábil, impotente, intrínseco. Este con el DdlF del lunes, más todavía.

    Estoy desaparecido en actividades recreativas. De ahí que a veces no aparezca.

    Pero antes de irme a la piscina, a ver si así pongo las neuronas en su sitio, ¡bien despejadas y atentas!, quiero participar. No soy de zombies, vampiros ni de nada del género (entre mi colección de idioteces que digo, está la de "el cine de terror está dirigido esencialmente al ánima de la mujer y su gusto por los escalofríos cortitos y repetidos, y por lo visto soy poco femenino".

    Pero con esta peli voy a hacer una excepcionaza: porque me encanta la fotografía del cine expresionista alemán y revisitarlo desde el hoy debe ser una gozada. Y también me gusta mucho (en las zonas más bajas y chabacanas de mi ser) lo cool. ¡Dicho y lo haré, voy a ver esta peli!

    También me alegra el que los hijos de la Commonwealth reanimaran una literatura anglosajona blanca que estaba ya agónica y agostada. Cuando la revista Granta sacaba una lista de los diez mejores escritores ingleses, más de la mitad tenían la piel más que oscurita. Espero que el cine de esos países de pastores nos dé muy buenas vibraciones, fotogramas, imágenes, historias.

    Doy el primer premio en frases del post a "si vas a ser vampira hazlo con alegría, Stewart".

    Y un aparte para Lux: el feminismo voraz que nos acojona no es de ahora, querido. Ya en el cine mudo hubo ejemplos aterradores de propuestas de cambio de nuestra cómoda situación de privilegio y poder. Véase, sin ir más lejos, los dos ejemplos que aparecen en la última actualización de El Bulevar de los Capuchinos, puestos por el Sr. Snoid (en esta misma pantalla, a la derecha, está para ser clicado).

    Del resto de tu comentario-glosa, en el que cuentas las bases de nuestra modernidad que se pierde, me gustaría hablar más, pero en este lunes-jueves soy más que nada el conejo de Alicia. Si puedo, vendré a glosarte-comentarte.

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco soy mucho de vampiros. Me gusta la de Murnau (por ser vos quien sois) Y una novelita de Sheridan Le Fanu llamada Carmilla. Pero de lo que sí soy es de cine Iraní. Te aseguro, Lux, que han hecho cosas de una belleza asombrosa. Hacen muchas pelis con niños por aquello de evitar la censura. Te recomiendo una que te va a entusiasmar: "¿Dónde está la casa de mi amigo?" de Abbas Kiarostami. O "El corredor", de Amir Naderi. Hay un montón más: "A través de los olivos" o "Close-Up", también de Abbas, o "El color del Paraíso" de Majid Majidi...éstas para ir abriendo boca.
    La veré, Di.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. C. S., tomo nota de las películas que mencionas y haré por verlas. No he visto ninguna de las cinco. No obstante, mi pregunta sobre si había cine iraní era, como todo el comentario, en broma. He visto algo de cine persa. Algo… o nada si lo comparo con el conocimiento y buen gusto que tenéis al respecto toda vuestra familia (saludos a mi estimadísimo Sr. Snoid; no comento en su Bulevar porque él es más lento respondiendo que un accidente de caracoles jartos de Valium, pero leo (y releo) entusiasmado y puntualmente todo lo que publica).

      Es curioso, amiga, a mí también me llama la atención el chorro de niños que salen en el cine de aquel país. La causa principal debe ser la que tú dices, aunque tal vez también sea por la garantizada proyección del espectador («Los niños somos nosotros», como dijo no sé quién) y por herencia del Foro de educación de niños y adolescentes (creo que se llamaba así) que hace ya cincuenta años tanta cancha dio al entonces nuevo cine iraní.

      Gracias por tus recomendaciones, salerosa.

      Eliminar
  7. Bueno, ahora que ya he evitado hablar de la peli, voy a hablar del velo. Vaya mierda. Si el pelo de la cabeza de una mujer es ofensivo, que se arranquen los malditos ojos. Porque la ofensa está en la mirada de quien se ofende. No, de cool nada. Es una mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo del velo nos lo han explicado fatal. Con sólo decir que han sido los políticos quienes lo han intentado; pues mira tú, como para fiarse.
      En realidad todo es más sencillo que el mecanismo de un bastón.
      ...
      Intentaré explicarme; aún a riesgo de recibir algún capón.
      ...
      En enero me fui al desierto del Sahara; y conviví seis días con un grupo de bereberes.
      Aprendí varias cosas.
      La primera, que mi culete no está hecho para montar en camello. Acabé con unos agujetas glúticas de amplio espectro.
      La segunda es que cuando hay sol hay que ponerse algo en la cabeza. Este intrépido descubrimiento, ya lo sabía, pues cada vez que voy a Sevilla me llevo tres gorras.
      ...
      Allí, el velo, el turbante (la gorra no, que se te vuela y encima te da el sol por el lado de barlovento, te la pongas como te la pongas), el pañuelo anudado; la capucha de la chilaba o simplemente el pañuelo grande de la abuela; son la forma natural de protegerse del Dios Manolo.
      Luego, te metes en las tiendas (tras beberte un par de jorobas y arrastrarte por la arena en los últimos metros) y allí la peña se quita lo que sea que se ha colocado en la azotea superior.
      Y los ves más guapos y más guapas que una Reina Periodista con un nuevo corte de pelo.
      ...
      En fin, esa es la historia original, simple como el beso de un niño.
      ...
      Luego vinieron los unos y los otros; y usaron el velo para según que intereses particulares, tanto orientales como occidentales.
      Ná, que esa gente políticona, de sol, de viajes, de comunicación entre razas y religiones,de lenguaje internacional chapoteando entre el inglés, el francés, el español y un árabe de diez palabras sueltas, saben lo que yo del vuelo del estornino en la provincia de Almería.
      Que sí, que sí, que las cosas al final son muy sencillas.

      Tan sencillas como una bella mujer bereber; riéndose de las agujetas de tu culín machacadín, con la melena al aire y unos ojazos como dos soles.

      Que parecen los del Lucero del Alba, tras una noche de cachondeo.

      Brillo natural en estado puro.

      Eliminar
    2. jopete, Driver, ¡ya me gustaría a mí desollarme el culo un poco a cambio de tener esos seis días recorriendo el desierto abrasador con gentes de allí y regresando a la tienda cuando se hace oscuro. La vista del cielo allí debe ser espectacular.

      Eliminar
    3. El cielo allí ?
      Como si fuera la primera vez que lo vieras.
      Toda la vida viendo cuadros falsificados. Y de pronto estás en el estudio de Miguel Angel, y puedes tocar sus apuntes.

      Trazados con enérgica sencillez.

      Como las grandes creaciones.

      Y te sientas alrededor del fuego para escuchar y contar historias de tradición oral.

      Bajo unas esttellas muy brillantes. Las mismas de hace miles de años.

      Que giran en un remolino añejo.

      Eliminar
    4. Hay un libro de Paul Bowles, "El cielo protector", que se llama así por eso (Bertolucci hizo una peli del mismo nombre basada en el libro). Bowles, que era estadounidense, vivió sus últimos 40 años en Tánger.

      Pero tú lo has podido vivir en persona,

      Eliminar
    5. El velo que lleva esa chiquilla no es el del origen, que efectivamente se lo ponían ellos y ellas, y tenía una función protectora en el desierto. En el Yémen todavía es común que ellos vayan con su velo, o pañuelo, y te explican con mucha naturalidad que Alá los quiere cubiertos. Por supuesto es un aditamento culturo-religioso del que no conscientes a una práctica que era sencillmente lógica y práctica en donde viven. Como curiosidad, el adorno que llevan ellos sobre el pañuelito a cuadros, que a alguno le queda muy mono, es una cuerda que en un principio servía para...atar al camello.
      Pero el velo de la chiquilla de la peli no obedece a ningún efecto práctico, sino totalmente cultural y religioso, eso lo sabemos todos y no nos andemos con rodeos. Ellas lo justifican diciendo que es un elemento de modestia. Pero la modestia les cubre a unas el pelo y a otras el cuerpo entero, hasta manos y pies. Parece que la medida de la modestia de la mujer varía mucho según al país donde quieras ir a plantar la jaima. Es curioso este concepto de modestia en el que todo lo tienen que poner ellas, porque ellos lo único que ponen es el sentido de la ofensa que lo tienen muy exarcebado. Totalmente artificioso, pero uno se puede convencer de cualquier cosa, porque la cultura -todas, no sólo la de ellos- nos hace comulgar con ruedas de molino y montañas que no van a mahoma.
      Pero sabeis quienes son los que ganan con estos velos negros de pretendida modestia que se llevan en Irán. ¿Ellos?. ¿Ellas?.
      Pues no. Los chinos, que son quienes se los venden.
      Una mierda, vamos.

      Eliminar
    6. Y yo también me apunto a la visita al desierto. Me figuro que mis lindas posaderas acabarían -acabrán, me gusta la idea de ir- tan molidas como las tuyas. Supongo que querrás volver, Driver. (?; :-)).

      Eliminar
  8. Bueno, compi Ire, en realidad resulta imposible regresar a donde nunca te has marchado.
    Es como cuando pisas un chicle.
    El desierto se te pega a los entresijos.

    ResponderEliminar
  9. Hey mis pequenios vampiros,

    Es viernes! Graches por los comentarios.. por cierto, nadie ha comentado nada de la canción q estoy escuchando de fondo... me gusta mucho. Unas cositas:

    NaN, me encanta cuando das premio a frases de divagues (en otros blogs, "entradas" o bien "posts"). Leí en una crítica q Stweart se pasa las tres películas "sulking", qué rollo... además q las pelis tienen mensajito castidad yanki, cuando precisamente los vampiros son todo menos castidad, diría yo. Son una metáfora a la seducción, el "caer en las redes",y tal. Los zombies son lentos, feos, su ropa es como del alcampo y huelen mal.

    CESUCHI, te gusta la de Murnau, no esperaba menos! Yo la vi un Halloween con piano en directo. Has visto "Shadow of the vampire"? en la q hablan del rodaje de Nosferatu? Tb te hacía fan del cine iraní (y of course a tu inductor, el ínclito snoid)... mira "El sabor (o color o algo) de las cerezas"... casi me mata.. luego leo a un tío en un foro q dice "esa pelicula e sun tio conduciendo, me dormií un buen rato y al despertar, seguía conduciendo!". No podíá resumir mejor mi impresión de la peli. LOL.. siguiendo con lo q comenta LUX, en esta peli también sale un ninio (y un gato)... es el duenio del patinete...no cuento más.

    IRE, DRIVER y NáN, entro en el desierto y el velo. El desierto, impresionante. La imagen del bereber con el turbante de "El cielo protector" de Bertolucci se me quedó totalmente grabada. Me parece el colmo del misterio y del erotismo. Luego fui a Marrakesh y estuve una semana en un ryad y se confirmó mi idea de sensualidad y erotismo q me había transmitido tanto la peli como el libro de Bowles. Por si os lo estáis preguntando, no encontré al bereber. No regrets: acordaros de Itaka. Sobre el velo, por supuesto estoy totalmente de acuerdo con tu planteamiento, IRE. El otro día tuvimos un debate aquí en casa sobre q en Holanda han puesto multa de 400 euros a quien lo lleve en sitios públicos. El resto pensaba q estaba mal multar, que había q educar-yo lo apoyo como primera medida. En la peli el velo es un elemento estético, es un "look", o quizás sea usado para contrastar (toda la peli es contraste) q una mujer vaya por la noche sola haciendo esas cosas, y por otro lado está conformando con a sociedad en la q está llevando el velo. Las otras dos mujeres no lo llevan. No es solo la religión muslumana la q oprime y desprecia a las mujeres, atención a esta noticia: las mujeres ortodoxas de la secta judía beltz no pueden conducir aquí en Londinium. Elas están encantadas, aquí teneis su razonamiento... por eso pienso q lo de "educación" nos pilla un poco a largo plazo. Hay que actuar ya. ...

    But a statement issued on behalf of women in the sect by a local Belz women’s organisation said they felt “extremely privileged and valued to be part of a community where the highest standards of refinement, morality and dignity are respected”.“We believe that driving a vehicle is a high pressured activity where our values may be compromised by exposure to selfishness, road-rage, bad language and other inappropriate behaviour,” they said.

    http://www.theguardian.com/uk-news/2015/may/28/hasidic-sect-london-mothers-stop-driving

    muxus y feliz finde!

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Procuraremos tenerlo! :).
      Di, perdona que fuera tan bruta poniéndole el calificativo al velo. Y es verdad que tiene un papel de contraste en la peli, a lo mejor eso por si mismo le da un valor que no supe ver :).


      Voy a explicar por qué me molesté en señalar el velo. Aunque lo quiero, es muy difícil ser breve al tocar estos temas en los que se aúnan imposición, aceptación, sublimación de ambas en forma de justificación, desprecio de otros -que también lo hay-, etc.
      Siempre habrá argumentos muy refinados para justificar normas o mandatos que sean claramente -a ojos de ajenos- abusivos para las mujeres, niños, pelirrojos o cualquier segmento de un grupo social. Será extremadamente difícil, en algunos casos, hacerles ver la falacia lógica sobre la que se construyen. En otros dicha falacia saltará a la vista como en esto de las mujeres beltz, por ser demasiado burda.
      El problema de dichas argumentaciones es que pueden dar lugar a discusiones bizantinas, que alimenten páginas de diarios y horas de televisión.
      Normalmente en este tipo de discusiones al estilo de debate televisivo, siempre hay algún/a avispad@ que señala nuestras propias contradicciones, que tenemos muchas y somos muy inconscientes de ellas a la vez. Y esto se puede hacer hasta para defender que a una niña le arranquen el clítoris y parte de los labios mayores y menores, quiero decir que te van a decir que lo hacen por el bien de ellas y que nosotras vivimos en una sociedad que nos obliga a mantenernos jóvenes y desgraciadas y bla, bla, bla.

      Mi postura es que deben señalarse las barbaridades vengan de donde vengan y cuando sea. Siempre. Y si las barbaridades son anticonstitucionales, prohibirlas, sancionarlas, etc. Si son más sutiles, como en un anuncio de compresas, hacer lo posible para ridiculizarlas.

      Eliminar
  10. No he visto la peli, por aquí no se ha estrenado. Los vampiros me dan un poco de pereza, lo reconozco, como casi todo lo de terror. No estoy hecha para gritar en el cine, pero por lo que cuentas tiene cosas muy interesantes. Estaré atenta a ver si llega.

    Estos días de cambios posibles e imposibles, de pactos, de conversaciones, del mundo por delante, hemos tenido por aquí un acto que resume también las posibilidades de la palabra como parte del cambio. Se llama Palabras contra la guerra, y desde hace varios años se viene celebrando en el marco de la Feria del libro. Gente diversa, en idiomas diferentes, en braille, en lenguaje de sordos, con música… lee textos en los que otro mundo puede ser posible, o critica la guerra como modo supremo de injusticia. Y de paso, he visto una peli en la que se refleja también esa manera diferente de afrontar conflictos, una forma preciosa de amor por el ser humano y sus posibilidades frente al dolor y el sinsentido de las guerras. Os la recomiendo, se llama Mandarinas, es georgiana y tan sutil y sensible que me ha dejado vuelta al aire.
    Si, las cosas pueden cambiarse, a veces con educación a veces con tiempo y paciencia. Eso que no solemos tener.
    Besos a todos y todas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡La quiero ver! A ver si esta tarde me da tiempo...

      Eliminar
    2. Tengo ganas de verme esa Mandarina que, a diferencia de las naranjas y las mandarinas de la huerta valencio-murciana, no va a joderme el hígado por culpa de la hepatitis que tuve con 12 años.

      Eliminar
  11. ¡Ah del castillo…! ¿Hay vida o acaso aquí fue eso un espejismo, una ilusión; un llanto y rechinar de nalgas?

    Di, disculpa, disculpadme todos, pero es que estoy muy cabreado.

    Yo mismo, lo admito, no estoy muy participativo. Pero es por lo que continuación os confesaré:
    en mi último torneo me tumbaron. ¡En el último torneo, me ganó una niña de trece años en 19 movimientos! Hay que ser cabrona.

    La felicité sinceramente. Y, sinceramente también, le dije: «Escucha, en la próxima te arranco la cabeza en menos movimientos. Sin piedad. No mercy». «Ya, ya, so chulito. Tu problema es que no disfrutas, que te lo tomas demasiado en serio; anda, vayámonos a almorzar», me respondió la muy insolente. Y, claro, a almorzar que nos fuimos. Ella no es que me caiga bien, es que se me cae la baba por ella. Tiene futuro en esto, sí, pero la próxima vez la aplasto. De eso que no quepa ni la menor duda.

    En suma, que he vuelto a estudiar aperturas.

    ¡¡Me cago en la mar!!

    Y es que, para colmo, la niña es simpática y soy muy amigo de sus padres (de su madre, que es mi mujer, y de su padre, que soy yo). Hay que ser cabrona. En 19 movimientos… ¡La muy Polgár!

    Fue un gambito de dama rehusado, para los que entiendan de ajedrez; cría cuervos (…) para los que entiendan de la vida. ¡La muy vampira!

    En fin: que estoy muy cabreado (pero aún más orgulloso, grrr…).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, ¿no sabes que nunca hay que ser muy amigo de uno mismo?

      Anda, so carcamal, ¡deja paso a la juventú, que tú estás ya amortizáo! Qué gracioso, ¿verdad?, cuando le decías "ven cariñño, que papá te va a enseñar a jugar al ajedrez. Tiras el el dado y mieves tantas casillas como puntos salgan, pero acuérdate mover la ficha de tu color".

      Pues nada, aunque intentaste ser perverso y enseñarle el parchís, para que nunca te alcanzara... ¿cómo sabe el polvo del camino que ella levanta muy por delante de tí?

      Eliminar
    2. ¡¿Carcamal, hm…?! You talkin' to me, Cascarrabias?

      ¿Qué cómo sabe? Francamente, a mierda y gloria, querido amigo NáN.

      Pero la próxima, que conste, le aplasto sin contemplaciones. Bueno, o le intento ganar un poquito al menos con, no sé, sobornos, chantajes, algo. Aunque conociéndola, mal lo llevo (la japuta ha salido a su madre).

      Eliminar
  12. Lamento profundamente la severa tunda recibida.
    ¡ cría cuervos y te sacarán los ojos !
    ...
    ¿ son ciertos los rumores que hablan sobre la actitud de tu contrincante durante el lance ?
    Dicen que se dedicaba a mirar distraidamente el reloj entre jugada y jugada, calculando con el fin de matar el tiempo, los minutos de vida ajedrecística que te quedaban.
    Tan cruel su actitud como las de mis hijas, cuando intento darles clases de matemátiicas.
    " Déjalo papi, el examen es dentro de tres semanas, y a la velocidad que tú explicas, nos metemos en verano".
    ...
    ¿ conoces algún veneno eficaz ?

    ResponderEliminar
  13. Me parto. Pero si se os cae la baba. Sólo pica cuando están ellas delante -regodeándose, claro- pero en cuanto se dan la vuelta, se os cae la baba.
    Enhorabuena a los superados :). Campeooonas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Driver, gracias por tu apoyo, compañero. Menos mal que los, digamos, talluditos nos apoyamos entre nosotros.

      ***

      Su actitud es más discreta, aunque igual de incisiva, que la de este simpático chaval. Y es que retarse con niños es muy peligroso. Y lo son porque la confianza mata al hombre. Eso me ocurrió a mí, y eso también le pasó al Maestro Internacional Greg Shahade y a muchos otros.

      ***

      No hay veneno, pero sí ungüento. Te recomiendo RESIGNATION CARCAMAL-XL ® Crema 0,25/5 mg. Te la untas a dos manos o a paletás por to’l cuerpo, y listo: todo te resbala. No funciona pero al menos la crema es cara, cara, cara, y eso tranquiliza tela.


      Por otra parte, Ire, tienes toda, todita, la razón.

      Eliminar
    2. (Ops, acabo de darme cuenta de que el simpático niño que le da una paliza a Shahade es Samuel Sevian. Uf. Sin duda, llegará el día en que Greg esté orgulloso de haber jugado con el que, si templa su temperamento, será quien le arrebate la corona a Magnus Carlsen. Y si no, al tiempo).

      Eliminar
    3. Es para estar muy orgulloso Lux. Jodías criaturitas :D.

      Eliminar
  14. otra buena pelicula reciente de vampiros atipica es "only lovers left alive" de jim jarmuch con una banda sonora potente tambien.....
    otra es una commedia de vampiros en formato documental del 2014 es "lo que hacemos en las sombras", se dejen llevar por el prejuicio de comedia, es una muy buena pelicula tambien infravlorada como las demas

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.