11 de mayo de 2015

Matilda, el musical: Colaboración estelar de Mini!!!!

Como regalo de cumple, Mini y yo fuimos a Matilda El Musical.  Al salir le propuse que me hiciera una entrada para el blog... Y va y acepta... así que maniana servirá como felicitación sorpresa a su padre que no sabe que tiene OTRA bloguera en casa. Y que cumple los anios. FELICHIDADES PEDA, te queremos.

Entiendo que una ninia de 7 anios contando su versión de Matilda, sin cortes ni arreglos (los hados os pillen confesados, lo de la puntuación todavía no lo domina- aconsejo una botella de bucear, o por lo menos un tubito) es más atractiva que la de Good Old Di, pero como preámbulo, telonera cutre, me tenéis a mí. Sorry.
 
Recuerdo haber leído algún otro libro de Roald Dalh en el cole ("Danny Campeón de Mundo" es el primero que me viene a la memoria), pero en mi época no había la fiebre que todavía existe en el UK sobre el autor.  El séptimo cumple de Mini fue del todo dahlizado porque también le cayó un set de 15 libros del autor, al que adora: entre ellos "Charlie y la fábrica de chocolate", "The twits", "The witches", "Going solo", "The BFG", "James and the giant peach", "Fantastic Mr Fox"... y por supuesto "Matilda", su favorito. 

Cuando vi el musical no conocía la historia de esta ninia, aunque había leído capítulos sueltos con Mini. Creo que hoy en día pocos autores escribirían con ese desenfado de padres que abiertamente no quieren a sus hijos, van al bingo y timan a la gente en su trabajo. Además, "todo lo que saben lo aprendieron con la tele" (es un número del musical muy divertido): Qué le pasa a esta ninia que solo piensa en leer?

El otro día lo reiniciamos y me han dado ganas de leerlo entero. Es un libro para ninios muy bien escrito, y con mucho humor... y lágrimas. Todo esto aparece en el musical: los villanos padres y la directora del colegio Miss Trunchbull, son despatarrantes y terroríficos (la Srta Trunchbull la interpreta un tío). Miss Honey, la profe buena, una rubita con rebeca a la que te quieres llevar a casa. Los ninios, graciosos y prodigiosos (cuándo van al cole si tienen que representar dos veces al día?). 

Me quedo con una estrofa de la canción principal "Naughty" ("traviesa"), que canta Matilda ante tanta maldad de ciertos adultos que la rodean, como toda una filosofía de vida: 

Just because you find that life's not fair it
Doesn't mean that you just have to grin and bare it
If you always take it on the chin and wear it
Nothing will change.

Even if you're little, you can do a lot, you
Mustn't let a little thing like, 'little' stop you
If you sit around and let them get on top,
you might as well be saying
You think that it's okay
And that's not right!
And if it's not right!
You have to put it right!

(Solo porque te encuentres que la vida es injusta
no tienes porqué simplemente sonreír y soportarlo
si siempre te aguantas
nada cambiará.

Incluso si eres pequenia, puedes hacer mucho
no debes dejar que una cosita como "pequenia" te pare
si te sientas y les dejas que hagan lo que quieran
sería como decir
que crees que está bien
y no está bien
y si no está bien...
tienes que arreglarlo!)

Estábamos en primera fila, centro, y en la primera fila de un teatro pierdes la panorámica que tendrías en el balcón central (que realmente merece la pena en el teatro musical, que cada vez es más fuegos artificiales), pero la cercanía de los actores es impagable, que además en Matilda entran y salen muchas veces por el pasillo central. La canción que incluyo "When I grow up" fue espectacular. No he podido encontrar la versión del Cambridge Theatre donde lo vimos, que es mucho más pequenio que esta entrega de los Olivier, pero para que os hagáis una idea, cuando los mayores se suben en los columpios nos pasaron por encima de la cabeza. GENIUS!

Cuando crezca... comeré caramelos de camino al trabajo... :)



1 comentario:

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.