31 de marzo de 2014

Una historia de miedo

Bea y Jorge llevaban apenas unos meses de relación. Les separaban unos 200 kms entre sus Vetustas particulares, que eran vividos como una especie de tortura laica del enamorado, inflingida por los dioses paganos Eros y Sarturno. Entre semana, Saturno devoraba las horas en cámara lenta, y los fines de semana que se veían, pasaban volando. Oh, l´amour! Y así todo el rato. 

Todo había empezado en verano -como siempre han de empezar estas cosas, sanjuaneando- y andaban ya en el finde de Todos los Santos. Ahora eso ya no existe, ahora es Halloween, que no da ni la mitad de miedo que los Santos, que en realidad son muertos, todo el mundo sabe. Pero nuestra parejita de enamorados, ajena al calendario (y con ello, a la posible Ira de Dios) decidió irse de "acampada libre" a la montaña. 

Ninguno de los dos tenía demasiada experiencia en esto de acampar, porque sí, ella había sido jefa de patrulla en las Cabuyeras de las Teresianas, pero siempre estaba aquella monja de gemelos gordos que sabía lo que se hace. Bea recordaba a las monjas de Cabuyeras con su hábito y chirucas, una imagen que no ha conseguido quitarse a la retina, pero había olvidado todos aquellos nudos que repitió hasta el infinito: el margarita, el pescador, el ballestrinque, el as de guía... Jorge solo había hecho una etapa del Camino de Santiago con su cuadrilla, en la que terminaron durmiendo bajo un puente dado el grado de intoxicación etílica de los peregrinos: no dio ni para sacar la tienda de la bolsa.

Uno de esos amigos, ese amigo que todos tenemos que siempre tiene una tienda, reincidió, y allí que Jorge apareció con ella el finde de Todos los Santos. El coche fue gentileza de la que se convertiría en la suegra de Bea, que ya tenía el Corsa, pero aún mantenía un viejo Seat Fura para emergencias como esta. El "Infimo" fue bautizado tras esta aventura, porque a Jorge le venía definitivamente pequeño: todo un espectáculo verlo aparecer conduciéndolo, con la cabeza tocando el techo. Bea se derritió de amor con esta imagen, y esto indica un poco por qué esta historia es una de terror.

El tío pastelero (fan de Mari Trini) les dió una caja de croissants-brevas espectacular, con la que sobrevivieron todo el finde: eso y el Amor. De qué viven si no los enamorados? Y no sean prosaicos, más bien retrocedan a los primeros 90, sitúen la trama en la reserva espiritual de la reserva espiritual de occidente, y volvamos a invocar a las Madres Teresianas. Un cocktail molotov.

Infimo les condujo a un rincón absolutamente delicioso: un río de montaña, con su sonido cautivador, arbolitos, hiedras, césped y... bueno, habrá que plantar la tienda y... oh, maldito-amigo-de-la-tienda, se ha olvidado de incluír los vientos (Bea anunció que se llaman vientos algunos de los "clavos" con los q se sujeta la sobretienda). Embelesado quedó Jorge ante esta importante información: cuánto sabía Bea! Y era su novia! No importa nada, dijo Jorge inundado de la seguridad del desinformado, dormiremos sin sobretienda! Oh, qué arrojo el de Jorge, pensó Bea. Y era su novio! (No dijo nada, solo dio saltitos a la vez que aplaudía). Así (de plastas) son los enamorados.

Una vez plantada la tienda, qué hacer? Meterse en ella, no hay otra: no hay tiempo que perder! El río cantarín, el monte espectacular, algún pájaro exótico... a tomar por... Los enamorados y la caja de croissantes se metieron en la tienda hacia el final de la mañana y pasaron-verídico-17 horas sin salir de la misma. Y el miedo comienza aquí (almas pusilánimes, se abstengan).

Había tannto que hablar retrasado! Y mirarse a los ojos!! Algún traguito de agua, croissantes.. más mirarse a los ojos! Y describir los ojos del amado! Y abrazos! Y besos! Y hablar... había tanto retrasado!

Se hizo de noche. Con la linterna es que... jo, tus ojos adquieren un tono que...(nuevas posibilidades para hablar más de la pupila del otro!) Quedan croissantes? Cualquier cuerpo humano ya hubiera desarrollado un reflejo condicionado para aborrecer no ya a los croissantes-brevas, sino al concepto Pastelería para el resto de sus vidas. Un traguito de agua. Más besos... y se duermen.

De repente, un ruido ahí afuera. Se despiertan. A ver, no es un ruido ahí lejos... es... espera, pero qué es eso? Un jabalí? Un duende el bosque? Un oso? el Basajaun! No es "ahí fuera", ayyy qué miedo... es, es, es... digo, suena suena suena como una mano con uñas rasgando el cielo de la tienda. De arriba abajo. Nosferatura: Bea ve las imágenes de la peli de Murnau. Freddie Kruger: Jorge ve los dedos navajas corriendo sobre la tienda. Se abrazan, se quieren meter dentro del saco y no salir. Morirán juntos: Romeo y Julieta, palideced.

El ruido, con el fondo del río continúa: alguien o algo rasga la tienda, de arriba abajo. No hay sobretienda, así que alguien o algo está pasando una mano con uñas sobre sus cabezas y no da el paso de acercarse a la puerta de la tienda. Por qué los tiene así? En los principios de los 90 aún no se había filmado "The Blair Witch Project", pero la imaginación de Bea y Jorge supera cualquier bobada de footage encontrado. Por qué ese alguien o algo los tiene así?

Entonces, en un arrebato Jorge abre la cremallera y enfoca hacia el río. Una de las imágenes más bellas que ambos recordarán toda su vida fue el espectáculo que tienen delante: nieve. Está nevando unos copos inmensos, locos, como de peli de Navidad, que se acumulan en el tejado de la tienda y cuando la gravedad estima suficiente, se escurren hasta el suelo, haciendo un ruido que ríete Oso Universal.

Aún les quedaban un par de croissantes y la alegría de que, muchos años depués, lo podrían contar "en lo de Di". A la mañana siguiente ahí les esperaba, con una media sonrisa, el gran Infimo, que también vivió sus minutos de gloria al llegar a la ciudad: los viandantes le señalaban,  por una vez, no porque su conductor tocaba con la cabeza el techo, sino por el medio metro de nieve que llevaba encima


54 comentarios:

  1. Jajajajajajaja...me descojono.

    ¿Bea y Jorge?
    ¿Monjas con chirucas?
    ¿Un seat fura?

    Dime por favor que llevabais vaqueros nevados, hombreras y cazadora vaquera con borrego.

    Sois un capítulo de Verano Azul....me parto. Eso sí, ¿17 horas sin parar? Además de una caja de croissants-brevas que no se lo que es, espero que llevaráis una caja de condones de 24 por lo menos....¡qué tiempos aquellos!....

    ResponderEliminar
  2. Pero... ¿Cómo? ¿No salió el tipo alto en calzoncillos a enfrentarse al oso? ¡Qué decepción! Si en lugar de cruasáns-brevas hubierais llevado una botella de coñá y otra de anís, ya me veo al muchacho peleándose a brazo partido con un alcornoque, mientras tú llorabas de emoción.

    ¡¡¡¿Cruasán-brevas?!!! Fuera de Vetusta, eso exige una descripción.


    Por otro lado, amanecí otra vez entre la nada y me puse a leer a Ashbery, y subrayé un poema traducido que va muy bien para ti y todos los desasosegados por el exceso de trabajo. Pongo los 3 primeros versos:

    Bien, ya me licencié, así que tú tendrás también que hacerlo.
    Así es como se reparte el fastidio del mundo:
    nada de ocio, sino los domingos, y ningún tiempo para pensar durante la semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por cierto, Gugui, se me quedó en la agenda que me ha impresionado lo de tu amiga Bea dando saltitos y palmadas al mismo tiempo. No es serio, será hormonal, pero no es serio.

      Eliminar
  3. tengo prisa como el conejo blanco, que aparece en Alicia, o como el conejo de Alicia que es como lo digo yo y sé que escrito da mucho juego. Llego hasta el párrafo de los santos, es verdad, dan mucho miedo, son muertos de hueso no espiritus. Me encanta cómo lo has escrito hasta ahí. Los vaqueros nevados también me dan resquemor, me imagino una tonelada de caspa o de otras cosas que fabricaría el profe de breaking bad. Me voy, me voy, tengo que entrar en la madriguera al pais de las catastrofillas. Volveré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya me lo he leído. Pues me lo he pasado de lo lindo. ¿Por qué?, porque las frases eran una sucesión de cuadros. T a kdao txulo, dice una entendida. Los curasanes -que le dicen en mi pueblo- breva son un misterio, pero fíjte que habiendo conocido el licor de chumbo -a que en tu vestuta no hay- el pollo de la risa, las galletas de la siesta y los cerditos del infarto, pues tampoco me molesta que se quede en misterio.

      Eliminar
  4. ¡Ay de qué se entera la suegra después de tantos años...!

    Y yo que creía que Jorge había ido de "retiro espiritual" con sus amigos del Opus Dei...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Jorgito tiene una cara de bueno que nos engaña a todos. Pero mucho mejor con Bea que con los amigotes del Opus.

      Saludos

      Eliminar
  5. Madre mía, que miedo!!!! Sabes que a mí me pasó lo mismo???? Cuando era jipi, iba por ahí con una amiga y plantábamos la tienda en el sitio que pillábamos. Eso de ir a un camping era burgués, así que,hala, aquí mismo. Y en una ocasión nos acurrió como a los dos tortolillos de tu historia (Bea y Jorge, eh?, je,je, espera que me ría un poco...). Por el lateral de la tienda sonaba lo que parecían las garras de una animal, furioso, tremendo, enorme. Y nosotras sin un hombre en calzoncillos que darle de comer al animalico. Así que asomamos el morrete y zas!! La nieve lo cubría todo, también nuestra tienda, también nuestro coche y el camino por el que habíamos llegado hasta allí.
    Pero no contentas con eso, repetimos un tiempo después. Recuerdo que era en Burgos. Y terminamos duermiendo en una zona a las afueras, un montecillo no muy alto. Al amanecer, oimos ruidos, unas luces, asomamos las narices y hala, sorpresa de fresa. Un señor de gris (o marrón, o azul, ya no me acuerdo), con gorra, pistola al cinto y demás parafernalia policial, que viendo la tienda, el coche matrícula de Navarra y siendo como era el año 85 a así, decidió que las antenas de TV que teíamos delante de las narices corrían peligro. Nos pidió loh papeleh del camión, nos hizo más preguntas que en la selctividad y nos mandó con cajas destempladas a acampar a la mierda.
    Eso sí, NUNCA con cruasanes-breva. Qué demonios es eso?

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sigue así, Lux: sacando al pobre Jorge disfrazado de cruasán ¡Con panceta!...y verás cómo se pone el Sr. NáN, con sus gustos alimentarios de cristiano viejo...

      Eliminar
    2. ¡Qué asco! Lux, debes ser de esos que en la cena de amigotes tiras bolitas de pan, ¡pero mojadas en la salsa!

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  10. Veamos, por partes, pequeña panda hienas:

    El divagante avezado, diligente, estudioso accede a las etiquetas nada más concluír un divague y... que se encuentra? ETIQUETA: CUENTO.

    Luego, qués es eso de llegar a conclusiones irrazonables, mencionando borreguillos en cazadoras, y "que eso tambien me pasó a mí en Burgos" hasta con la madera y toros d elidia!!! Total q habéis logrado q hasta la suegra aparezca!!!! pero qué suegra!!!! Las suegras de euskadi son un clamor!!! Cuántas suegras habrán tenido un hijo que se ha ido "de retiro" que, en estos mismos instantes dudan de su propio hijo!??? Cómo habéis intentado, rapiña, meter esa idea de q esta historia es no solo verídica, sino además cierta (gracias Les Luthiers) en la cabeza de esas madres de familia, ahoras abuelas de familia! Sois gentuza.

    Ahora, a lo q os interesa: los croissantes. Bueno, yo he oído hablar recientemente (no los he probado) de los croissantes-donuts.. se hacen en Nueva York y Barcelona, según he oído. Los q Tiovin "nos pasaba" (vale, he tomado algún elemnto biográfico, no se escribe desde la biografía, auqnue sea vicaria?).. decía... tiovin (q nos lee, pero el pobreciko no sabe comentar... es así, le queremos pero tiene sus limitaciones)... decía Tíovin nos pasaba unos croissants pequeñitos q tenían dentro crema y q la masa era de breva.. o sea, era una breva con forma de mini-croissant. No dare recetas ni el emial de Tiovin por mucho q os empeñeis (además, no os sabrías contestar, para él el ordenador es como una tele, solo lo ve, no interactúa).

    Me ha encantado el saco de dormir croissante q, con permiso de LUX voy a colgar....

    muxus

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Vamos a poner en claro una cosa. Y lo digo en plan libre por mí y por todos mis compañeros divagantes. En Euskadi, Navarra, Pais Vasco, Vascongadas o lo que sea, als suegras que sospechan que sus hijos van de farra cuando aseguran que van de ejercicios espirituales jesuíticos son mayoría absoluta. Que no lo digan, que no se les note que lo sopechan, sólo puede deberse a que son todas brujas pirujas, más listas que el aire. Pero saberlo? Lo saben. No ves que luego son ellas las que quitan el barro de los pantalones? Qué bien han hecho por estas tierras el opus y demás, cuánta buena excusa a su costa!
      A mí de Tiovin me habían llegado noticias de unas madalenas acollonantes.

      Eliminar
  11. LUX, te veo dolido, con las tostats de mullete.. se te nota a leguas q lo que quieres es más detalles de los croissants-breva y despitas con esos osos sacrificados y tal. Pero no hablaré.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Querida Marisa (autoelegida portavoz del divagante y de la Suegra-vasca-universal): los divagantes verán si aceptan tu moción de portavoz de ellos (peores cosas se han visto). Pero, pero... de la matriarca vasca lo veto yo ya desde aquí: no admitiremos ese rol hasta q (en breve, lo veo venir) te conviertas en una y ahí te salgan los yernos de esos malos q recitan de memoria páginas enteras de "Bomarzo" entre kakxi y katxi. Y q se disfrazan de zampatxar o cosas étnicas.

    Y sí, las madalenas con colacao con otra especialidad de Tiovin, q sugiero como rito de paso iniciático para esos novios antes de q nos los traigan a casa. Si pasan eso, van bien. :)

    LUX: a mi loq me gustaría hacer por primera vez otra vez es leer algún libro, ver alguna peli o (momento croissant) q me pusieran a Mini otra vez encima recién venido de la tripa... snifff

    muxus!

    x

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bomarzo, eh? El caso es que me suena...
      No se si va a ser una buena entrada en esta familia. Casi prefiero que sean capaces, con la boca llena de madalens y colacao, de decir Pamplona sin escupir.
      Por otro lado en esta casa la prueba del algodón es muestro basajaun particular, coyo abrazo debe superar cualquiera que se precie de yerno. Eso y saber hacer ajoarriero, chilindrón, bailar la jota, tocar el txistu, ser guapo por supuesto y MUY IMPORTANTE ¡¡¡¡Que odie las tiendas de campaña!!!!

      Eliminar
    2. Acepto a Marisa como portavoza de las madres vascas, Se la vé enseñá.

      Eliminar
    3. Me estás recordando la peli de ocho apellidos vascos, Marisa, pero en plan como la haría Alex de la Iglesia. Hablando de zuzto...

      Eliminar
    4. Bueno, yo portavoza de las suegras no me lo pido. Por lo que a mí respecta, ese es un conjunto vacío.
      De los apellidos no digo na, con que sepa cocinar y recitar a Sabino Arana a al vez, vestirse de zampantxar como dice Di mientras bebe katxis (lo de Bomarzo, se lo perdono, pobrecico) y bailar un aurresku a la vez que sube montañas nos vale. Somos gente de buen conformar. Alex de la iglesia, cuevas..... mira por donde me estás dando ideas. Quien dijo miedo?

      Eliminar
    5. Eres una antigua Marisa. Ahora tengo entendido que vale con bailar un aurresku mientras se baja montañas. Ya sé que es un cambio de la tradición, una blandenguería, pero hay que saber adaptarse,

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Saber cocinar, bailar un aurresku vestido de zampantxar mientras sube una montaña...hace falta que sepa jugar a palas para completar el tópico. Y que vaya mucho a comulgar.

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Jajaja, muy buena, lo que pasa es que tienes tanta guasa que me imaginaba que le ibas a dar una vuelta de tuerca a la historia y que no tendría un final terrorífico, pero admito que por unas líneas me he sobrecogido.
    Quiero añadir un apunte así sin sentido: ¿Soy la única que en la imagen de la montañista en el saco ve un croisssant relleno de chocolate? ¿De verdad no es un mensaje subliminal?

    ResponderEliminar
  16. ¿Alguien me ha llamado? Que sepáis que Basajaun solo hay un.

    Yo creo que lo de comulgar, ir a misa y confesarse (por ese orden) es fundamental. Y jugar al mus y beber vino de la bota, ir a los toros y decir momentico. Llevar txapela y albarcas, decir hostia! seis de cada cuatro palabras, y tener la familia llena de curas y monjas.

    ResponderEliminar
  17. Yo veo más bien un cuerno de chocolate, pero se acerca a lo del curasán breva, sí. Di ya nos llama hienas, así que no pasa nada por pedirle que photoshopee la foto para que sea más curasán y más breva.

    Lux te las das de katxi vasco, pero borras igual que cuando eras valenciano.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no sé lo que es un curasán breva, sinceramente. ¿Uno con sabor a higo o con forma de ello? Seguro que lo ha hecho a posta. La chica de la foto se disfrazó de curasán relleno de chocolate por carnavales con su saco de dormir y triunfó. Mírala qué feliz posa en la foto.

      Eliminar
    2. Yo creo que es gastronomía-ficción, todo el mundo sabe que la historia es completamente de ficción...

      La chica triunfaría en carnavales sin duda, pero no se sabe bien si por el disfraz o por hacerse el desfile rodando :).

      Eliminar
    3. Tengo que decir que es ahora cuando leo la contestación de Di hablando del por qué de la foto. Soy retrasada. ¿Y una hiena? O_o

      Eliminar
  18. Katxi vasco, Lux? Tú también, hijo mío? Cuantas veces hemos de decir que vasco se es o no se es. Por dios y por la patria y por los fueros, menos bromas con esto que es muuuuuy serio.
    Yo sigo sin pillar por dónde va la cosa, del curasan breva digo. Es un curasán relleno de chocolate? Una metáfora de condones o algo así? Supongo que los tios fanes de Mari Trini deberían surtir a la sobrinada de estos artilugios. No se, cuanto más leo el divague más me reafirmo en lo que me suena a mí esta historia. Amigos borrachos bajo un puente? Válgame san apapucio. Pobres padres y madres, pagando colegios caros a estos retoños.

    ResponderEliminar
  19. Usease, Marisa, que ser vasco es una cosa binaria. O sí o no. Pero ser andaluz y de costa es ser una cosa nebulosa, por eso Lux es valenciano y katxi del mismo Bilbao; es que los andaluces somos así, nebulosos, un poco de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicho así, suena muy bien. Nebulosa..., me puedo apuntar ser andaluza y de costa?

      Eliminar
    2. Claro que sí. El primer paso es hacerse una ruta de tapas ;).

      Eliminar
  20. A mi, de verdad, me mola ser andaluza. Porque se puede ser andaluza y cualquier otra cosa, desde irlandesa, vasca o guineana hasta rubia a ratos, alta según el tacón y sosa -no hagais caso del estereotipo de las pelis y canal sur, muchos andaluces somos sosos como una cerveza templada inglesa, y secos como el esparto-. Y se puede ser andaluza y comer curasán breva sin inmutarse.

    ResponderEliminar
  21. Yo me pido como Di de pequeña: ciudadana del mundo. El vetustismo me da risa-pena. Y el vetustismo de suegra vasca peneuvista (lo que en casa llamamos una "Maritxu Aguirre"), que conozco muy requetebién, me parece, simplemente, insufrible.

    ResponderEliminar
  22. Sí, de verdad que no quiero que se tome mi pequeño alegato pro-andalú, en el sentido de semoslosmásmejores, sino como llamar a que cada uno sea de donde sea (y quien no lo sepa, nací y pasé la primera infancia fuera de Spain y para mí mi tierra, que no mi gente, es donde crecí en esos años) , y sepa que puede estar formando a la vez parte de otro grupo.
    Marisa es una tía cojonúa que se ríe de los tópicos de su tierra, olé por ella, y me he reído mucho con lo que dice.
    Pero los que hacen del hecho de nacer en un sitio un signo de superioridad son insufribles.

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Hay madre. Yo también nací aquí, y el gazpacho...es mucho gazpacho. Y eso en que me convierte? En voluble o en soluble, en viajera o en dominguera?. Jexus, que dudas!!!

    ResponderEliminar
  25. Yo nací en una ribera del Arauca vibrador
    soy hermano de la espuma
    de las garzas y de las rosas
    soy hermano de la espuma,
    de las garzas, de las rosas
    y del sol
    y del sol.

    ResponderEliminar
  26. Todos somos solubles, pero sólo Lux es autoborrable.
    Me encanta lo de felona, (eso qué é pisha?), porque me lo dedica a mi sola.
    En este blog todos somos hienas (Rita eso es un saludo simpático de Di, lo dice con naturalidad y una sonrisa, ¡hola hienas!, ¡hola chusma!. Pura cordialidad).
    Pero sólo yo soy felona. Ña, ña, ña.

    ResponderEliminar
  27. Qué panda.. no tengo nada q decir salvo :

    1. Q me he reído con la invocación al HIGO de Rita con el croissant-breva. NO es la breva en toda la península, aparte de un higo grande, un elemento de pasteleria? Pq si es q no, la tenemos montada. Y no me mintáis!

    2. Sobre el tema vasco, he hecho un mini-divague para maniana donde os podéis enzarzar a gusto. Entended q una ya principalmente divaga para dar carne a las hienas.

    3. Lo del gazpacho es otro tema. Imaginad qué deprivados estamso los norteños q yo en mi casa natal NUNCA probé el gazpacho. Que mi primer gazpacho fue ALVALLE, y q lo sigue siendo... lo compro aqui por un ojo d ela cara y me encanta. Andaluces de Jaén y Sevilla y tos, podéis liaros a recetas de gazpacho pq en mi casa el Peda spr se pasa de ajo y se hace imposible (estoy en el país donde huelen el ajo comido hace 3 días). Se q me arrepntiré de esto pq hace no mucho dije

    NO TOQUE MAS! digo NO MÁS RECETAS!

    muxus

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mañana, todos con la ikurriña al abrir el ordenador. Pásalo.

      Eliminar
    2. "Pásalo"... los divaflautas atacan.. :) LOL

      Eliminar
    3. Aclara que aquí no se ha invocado a mi higo, que lo tengo muy tranquilo. Jajaja. Primera noticia de que una breva es un elemento de pastelería.

      Eliminar
    4. Es que no entró el otro comentario.

      Di, la breva es la hermana mayor del higo. La higuera puede dar brevas a principios de verano e higos en septiembre-octubre -de memorieta, igual fallo en las fechas-.
      Yo brevas en curasanes no he visto, pero sí en diversos dulces, es verdad.

      Rita, es que la Di tiene esos momentos, el otro día, sin ir más lejos, se estaba duchando con Stephen Hawkins, según Nán, que es un gran intérprete si quieres que alguien le saque punta a una frase escrita rápidamente . La frase era algo como "eso decía en la radio mientras me duchaba Stephen Hawkins". En fin, a gustos...
      Tomamos nota sobre la no invocación. No sigo porque me estoy partiendo de risa.


      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.