12 de marzo de 2014

El capitalismo, locura de juventud?

No puedo divagar, es una de esas épocas. Un día espero no muy lejano contaré "qué hago cuando no divago": trabajar, trabajar, compas de piso, trabajar, spa, trabajar, duelos de traducción, trabajar, la revolución, trabajar, conquistar el universo, trabajar, intentar olvidar ciertas recetas, etc. Mientras tanto aquí se organizan sesudos debates, concursos, se comparten así-llamadas-recetas, se me vitupera, y no tengo tiempo físico para meterme en el fango. Por las recetas casi me alegro.

Un amigo que me escribe en papel (el último ludita) desde Vigo me mandó esta viñeta de El Roto. Me pareció un resumen perfecto para la última de Scorsese "El lobo de Wall Street", donde hasta te encariñas con Dicaprio y sus excesos... parece un tío simpático, y ya no sabes si estás viendo a Leo en "El gran Gatsby" de Baz Lurhman bañándose en champán o a un chorizo vendehumo. Qué gracioso... una locura de juventud. 

Mientras tanto, los que tenemos mucha suerte trabajamos, dormimos, trabajamos, corremos, trabajamos, leemos, trabajamos, trabajamos... etc. Los que no tienen esa suerte, pagan las locuras de juventud de los otros con su futuro vacío y su miseria.


84 comentarios:

  1. O sea, q te gustó la peli y te dejó patrás, ¿no?. Me han dicho q es como algo plano, cuentan sin tomar posición.

    ResponderEliminar
  2. Mi vecino, un hombre muy mayor, solo se arrepiente de "haber trabajado tanto, con menos también hubiéramos pasado". Vivimos en un mundo contradictorio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Mi tío abuelo Sebas, de mayor empezó a hacer locuras de juventud. Le cambiamos el pistolón por un revólver de plástico y se divertía igual pero ya no mataba a nadie.

    Hay que robarles todos los bolígrafos y plumas a todos los altos ejecutivos del FMI y el Banco Mundial porque, esto va en serio, están asesinando de hambre y necesidad a cientos de millones de personas para que 60 millones (el 1%) vivan en el superlujo. Eso es el nuevo capitalismo. No se ha dejado de hablar del último crack y ya se empieza a comentar que viene otro. Vaya M de Sistema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al hilo, y con tiempo, merece mucho la pena escuchar esto:
      http://www.ivoox.com/poder-financiero-made-in-spain-el-satan-der-audios-mp3_rf_2915073_1.html

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Fíjate que a mí el Roto nunca me ha parecido nada del otro mundo, y eso que a mis allegados de más confianza les parece buenísimo...No sé. Será algún fallo en mi educación.
    Lux dice que él divaga sobre todo cuando se está mordiendo las uñas hasta las cutículas mientras hace cosas "ansiosas" del curro (¿como esperar ESA llamada de teléfono? ¿Llegó por fin? ¿Buenas noticias...? ¡Lo que no puedes borrar es mi prodigiosa menoria!)
    Yo vengo aquí a charlar. Con vosotros puedo hablar de todas esas absurdeces que no le interesan a nadie (las llego a comentar con mis compis de trabajo y llaman a servicios sociales pidiendo una camisa de fuerza), puedo ser intensa o friki y a nadie le parece de mala edicación ni fuera de lugar (y si os lo parece, teneis la cortesía de no demostrármelo) Puedo compartir las historias de los tiempos de maricastaña que me han llamado la atención, charlar sobre esos libros que nadie ha leído, de esas pelis que nadie ha visto, de mi adolescente obsesión por cambiar el mundo...¡Qué caray! vengo aquí porque me lo paso bien y porque me molais.

    ResponderEliminar
  6. Hoy he hecho el célebre arroz. ¡Un escándalo de bueno! Lo único que no le puse fué la morcilla de cebolla. Sólo encontré de arroz, y me pareció un poco redundante ponérsela a un arroz, así que me la salté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia decisión. Espero que de postre no pusieras arroz con leche.

      Me pasa como a ti con este blog. La única diferencia es que en el curro soltaba las mismas chorreces que aquí. ¡No te ponen camisa de fuerza! Pero cuando me encontraba con el Director de Marketing y Ventas por el pasillo, me saludaba con un "¡Salud, rojo!" que era contestado, en su mismo volumen estentóreo, con un "¡Salud, facha!".

      Eliminar
  7. Tras ver la peli, se entiende mucho mejor el chiste. No hay manera de pensar en el capitalismo como un sistema asesino. Más bien parecen una panda de jovenzanos haciendo de las suyas, con poco fundamento, pero tranquilos, que ya se les pasará.... La peli da para muchos debates (uno de ellos sería el tratamiento sobre las mujeres, en esa peli y en Scorsese en general, tiro la mano y escondo la piedra), pero la visión de unos HP atracando practicamente a un montón de ingenuos hasta hacerse de oro, es casi orgásmica. No se si el objetivo es criticar o directamente que nos muramos de la envidia.
    Como me prodigo poco (me da tiempo de leer, pero para escribir necesito un estado de espíritu del que carezco últimamente), diré que se agradecen las recetas, incluso las chorreces que dice Nan. No todo en la vida van a ser sesudos debates. O sí.
    A mí me cuesta escribir, pero me gusta leeros.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Leer este primero (que lío)

    Hola, qué mon@s sois... me encanta lo q habéis escrito del pequeño patio q se ha convertido este blog. Bueno, yo debería estar trabajando ahora (un día os cuento), pero he minimizado lo otro y me escapo... Decía q es curioso pq son 4 años de blog, y desde la distancia puedo ver cómo ha cambiado y lo q es ahora, y me encanta.

    Al principio estábamos solas Diva y yo. Para mí siempre tuvo esto un trasfondo de diario... escribía lo q me pasaba (y con esto me refiero libros, pelis, etc), escribía de londinium y luego era un poco un "manifiesto"... un poco el "Salud, roja!" q decía NáN. Al poco tiempo, como dijo uno de lso divagantes de la época "ya sabemos todos del pie q cojeamos". En esa época inicial Diva y yo entrábamos en otros blogs y comentábamos. Era algo para aprender y a al vez para establecer una mínima comunidad. Sin Diva esto (el q alguien nos leyera) nunca hubiera pasado...ella ya entraba blogs mucho antes de proponerme esto, yo nunca había leído uno. Ahora apenas leo blogs, salvo algunos muy contados por razones sentimentales q me unen a los q los escriben, y prácticam no comento. Mi unica campaña de "márketing" es colgar el divague en twitter. Hay gente maja en twitter q me lo retuitea! Alucino.

    Pero yo sigo pensando q sois solo vosotros los q leéis. Me resulta imposible pensar q puede haber alguien más como vosotros, leyendo frecuentemente, q no se haya dado a conocer. me pasaba en al radio pirata q estaba de estudiante... creía q no había nadie al otro lado (y no había, os lo aseguro).

    No me acuerdo de la cronología de los divagantes del patio... pero me encanta-y esto puede parecer raro a alguna gente- q el nivel sea más alto q el del divague. Es como sentirse orgulloso de los amigos de uno, q te gusta presumir de mira que amigos tengo.. pues así.

    me pasa como a Lux, q cuanto más liada estoy,más quiero escirbir. Es como cuando teníamos examen y entonces te dan ganas de limpiar. NO, en realidad es q cuando estás muy liado te están pasando muchas cosas.. tengo varias historias q os encantarán, pero ahora no puedo ponerme con un divague normal, solo chorradillas q me cuestan 3 minutos como esta de hoy, pero q tb me gusta hacer pq lo de compartir. .Sobre lo q dice Cesita y Nan de lso compas del trabajo, vosotros me conocéis mejor q la mayoría de ellos. No escondo lo q pienso allí, pero evidentemente no le das la brasa a todo el mundo con todo, como aquí... :)

    Y los temas tras 4 años inevitablemnte se van repitiendo.. "el tema" de cada uno.. lo q dice marisa de scorsese, por ej, su tratamienot de las mujeres... cada uno tenemso nuestros temas recurrentes q supongo q han atraído y repelido a gente cuanod ya han dicho "bueno, ya he leído todo lo q tenía q leer sobre las mujeres q diga Di".. lo entiendo. Se trata de q para mi, como es uno de "mis temas", cada vez, a partir de un ejemplo distinto, sea vivido, sea vicario, me parece nuevo.

    (sigo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo que más mola de tus post feministas ( y de casi todos), son los ejemplos. Si un día escribieras:
      "Creo que hay que luchar por la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres y creo que todavía queda mucho camino por recorrer" me volvería loca bajando el cursor por lo menos hasta la Antártida para ver dónde estaba el resto del post. ¡La forma, como siempre, es lo que interesa!

      Eliminar
  11. (me he enrollado.. lo q hace una por no currar...)

    Una vez alguien me dijo en el pasado q los divagues parecía q me tomaban mucho esfuerzo, q eran como "trabajos escolares"... no sé, hay auténticos tochos por ahí de Max Weber, o de psicoanalisis o de Popper o por no hablar de algún libro etc. He de decir Lux, sobre tu comentario, q nunca fue ninguno una obligación o una paliza de escirbir... como me interesan los temas simplemente doumentarme sobre ellos me divierte y salen... eso sí, me resultan mucho más fáciles los q me salen así de corrido.... los "relatos" siempre cuestan más...

    No se establece una obligación negativa hacia los divagantes... a veces la vida no te da, otras te quedas en blanco... tengo un divague titulado "writer's block", otro "semanas como hikikomori", otro de cuando volví tras mi mes de apendicitis... claro q hay "gaps"... lo q no me gusta es no poder meterme en el ajoc uando estáis, peroc omo sabéis no puedo entrar en el trabajo y las tardes son cortas... mas si tienes q terminar informes.

    Total q tengo curiosidad en qué evolucinoará esto.. pq en 4 años ha demostrado ser un organismo vivo, q cambia, es como en una novela, q los personajes se le rebelan al autor...

    ... claro q aquí no sois personajes,s ino personas de carne y hueso! que lujo

    G R A C I A S

    y vuelvo a lo mío...

    xx

    di

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Jó, Lux, esa una respuesta buenísima a los dos comentarios de Di. Reconozco mi predilección por contestar cuando me dan un puñetazo en un ojo.

    Por poner panceta en un arroz al horno, ve a Belén y pídele perdón al Niño, que está llorando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Primero te pones a hablar de metafísica y ahora tienes escrúpulos con la comida no Kosher? ¿quién eres tú y que has hecho con nuestro NáN?

      Eliminar
    2. En los arroces soy un purista. El arroz al horno es un milagro procedente de los tiempos de escasez, de cuando se comía productos cárnicos una o dos veces a la semana. No es para que vengan nuevos ricos a turbar su pureza.

      Arroz, garbanzos, rodajas de patata y una cabeza de ajo en el centro. ¡Ni un paso atrás! (o adelante).. Vamos, hombre, mujer.

      Eliminar
  14. Ya, Lux...debería llamarme más la atención, porque está muy bien resuelto todo...igual es por la textura del rotulador, que me parece un material como guarrón y de trabajo escolar. No es que Antonio López quiera pintar todas las células, es que es un embotellador de memorias tristes, un melancólico, alguien que quiere pintar el tiempo de las cosas y no el instante...el latigazo. Y para pintar tiempo...se necesita tiempo como materia pictórica (Eres un malo: ¡Castigado a copiar veinte veces todo lo que has borrado este mes!)

    ResponderEliminar
  15. Di, el mérito de dejarnos pasar al patio a decir nuestras tonterías mientras movemos el pie haciendo circulitos como los niños cuando se embelesan en sus historias, es vuestro, y todo vuestro.
    Se nos va la olla mucho, ahora a las recetas de pobres, nos enfrascamos en disquisiciones a cual más abstrusa, nos contamos nuestras vidas, y nos decimos lo encantados que estamos de conocernos y padecernos. Unos con más gracia y otros con más gracias. Pero somos unos pesados, vaya, y no nos pesa, o nos pesa poco porque habeis puesto este magnífico local, que es vuestro, y nos dejais usar el patio.
    Gachies.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...¿Y un arrocito con pescado...? A López no se le despluma. Mi honra está en juego...¡y de aquí no me muevo! (sobre todo después del atasco que he sufrido por un imbécil que no me dejaba mover del hueco del aparcamiento en el infernal Mercadona)

      Eliminar
    2. Antonio López, como tu decías, pinta el tiempo. Otros hperrealistas los soluciono con una mirada, pero El Maestro me deja patidifuso. Claro que El Roto me encanta: son medios diferentes: actualidad e Historia.

      Un arroz con pescado, o con verduras, o con productos de cerdo, o con marisco (¡¡¡nunca paella mixta!!!), o con.... ¡¡Excelente!! Pero soy fiel al arroz al horno que me impesía que se me vieran las costillas.

      De Mercadona y el Sr. Roig, ¡ni hablemos!

      Eliminar
  18. Bueno, sí, pero no, pero wue es que sí que vale que está muy bien este pequeño intercambio de opiniones sobre la conveniencia morcillil en tanto que no acabe en la incontenencia de los chorizos -sean del tipo que sean, incontinencias y chorizos-, mientras no olvideis de colgar esas recetas de pobres que teneis guardadas en los cajones, al fondo, en la carpetita azul descolorida que pone por si acaso las recetas de la abuela.

    Que molan. Que tomo nota de esas recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te desatiendo, Ire. Es que empecé a beber a las 6:30. Seguí haciéndolo en una conferencia sobre iconografía stalinista (era, gracias al Altísimo) en un bar. He dedicado más de una hora en regresar a casa (un trayecto normalmente de 5 minutos). Me niego a sacar del cerebro las recetas dela abuela.

      Eliminar
    2. Querido Nán, lo primero las cosas del alma y después atienda a las cosas del comer. Entiendo que venías embelesado por maestría con la que el maestro acerero dispuso las aceras, tan bonitas, tan grises en ls capital - cómo olvidar las calles adornadas con los gneises de la sierra de...hmmm,,,lo he olvidado, vaya, pero de alguna sierra-, tan llenas de chicles pisoteados.
      Cuando quieras y te apetezca y eleve tu espíritu lo haces.

      Eliminar
    3. Oye, me gusta mucho más tu historia de mi regreso a casa que la mía verdadera. Así que borro la de mi memoria y me quedo con la tuya.

      En cuanto a recetas, no tengo. Hago algunos platos que me alaban sinceramente, pero no sabría contar cómo. Añadamos que la comida me interesa muy poco. Que sea lo más sana (y pequeña) posible me basta. Aquí estoy hablando de gastronomía, pero lo hago solo para chinchar a Lux.

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Se preguntaba Baroja si debía escribir "Azvinareta bajó en/con/de zapatillas". En esto de las preposiciones hay lío muchas veces; las más, por costumbres locales. Y por economía de lenguaje. Las pizarras de los chiringuitos de playa y los menús de restaurantes serían gigantes si se escribiera "arroz con marisco hecho en paella". Por otra parte, es costumbre nombrar un plato por el recipiente "en" el que se hace: el país está lleno de "cazuela de". Así que "Paella de marisco, verduras, conejo..." me vale más.

    La paella/arroz del senyoret, que cierto que es gustosa, lleva a malos entendidos. No se llama así por los ingredientes fastuosos, sino porque va todo bien cortadito y las gambas peladas, así que el señorito no se tiene que ensuciar las manos para comerla.

    Una última cosa que me revienta: nací comiendo paellas de todo (menos el arroz al horno, que se hace en cazuela de barro, como el arroz con costra y algunos otros, por lo que no se llaman “paella”), pero con el falso crecimiento de los valencianos, empezaron a pensar que era de buen gusto llamarles “arroces”. Y sobre todo los alicantinos, que nacemos con un gen anti-Valencia hasta que pasamos unos años allí y se nos quita, encontraron un estúpido modo diferenciador: los valencianos comen paella y nosotros arroces. ¿Desde cuándo, hijos míos? Lo mismo con las “fallas”, que pasaron a llamarse “hogueras” o “fogueres”.

    Dejo para el final el asunto-bomba, el de Antonio el de Tomelloso. Creo que te equivocas, el de "qué bonito en lámina pero qué atroz visto como pintura es Dalí”. Me he pasado horas en exposiciones suyas, mucho tiempo con algunos cuadros, vistos de lejos, de cerca y de media distancia y te aseguro que resisten la prueba Cum Laude. Ahí hay pintura y de la buena. Entre otras cosas porque a cada cuadro le dedica un tiempo atroz, lo guarda cuando cambia la luz, lo saca al año siguiente y sigue. Las pinceladas, los retoques, los cambios, van acumulándose formando una red material de pigmentos.

    Pero su pecado es ser figurativo a destiempo, por eso no es una “marca”.

    ResponderEliminar
  22. Me gusta el realismo, mucho. Me gusta lo que llaman hiperrealismo, y me gustan los cuadros que describen cosas. Dicho esto...
    Yo no he visto ningún cuadro de Antonio López, sólo las reproducciones de los mismos. Me gustaría tener una opinión, pero sin ver las pinceladas, no la tengo. He oído varias veces lo de pintar el tiempo, que es una expresión que no acabo de compartir, sobre todo porque se mezclan los dos significados que serían time y weather, y la cosa queda muy viscosa de entender, ya agarras lo de time y se te escurre lo de weather, y viceversa.
    Pero sí le he visto en algún corte de un documental, y parece que sufriera de un estrés constante de intentar agarrar el momento por donde se deje agarrar y meterlo en un frasco, y que no puede, y que está muy estresado porque se le escapa el momento, y bueno, no quisiera ser él.
    Hay cuadros suyos que me encantan, sus interiores casi siempre me maravillan, pero algunos matices de color no los acabo de encajar.
    Luego, efectivamente somos poco críticos con las artes plásticas porque se mezclan las sensación de arte con la sensación de inversión que te meten por todos los sitios que tienen que ver con arte. Ni menos, ni más.
    Y sí, el figurativismo está muy devaluado -¿se nota la mezcla de goce estético on interés comercial en esta frase hecha?...¿No?...pues deleitense con la siguiente frase- pero con la crisis el valor de dicho arte figurativo se vuelve más sólido.

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Pues tú tambien señalas algo que me chirría, Lucho, hiperrealismo y Antonio López no acaba de rimar. Ya he dicho, me gustan mucho sus interiores, y veo demasiada espátula, y demasiada mancha azulada para llamar a eso hiperrealismo. Que no voy de entendida, vaya, no sé como se hace el hiperrealismo, y sólo sé que hay quien lo trabaja sobre fotos y quien lo hace sobre la realidad-talcuallavemos, y Toño, vuestro mutuo amigo lo hace sobre la impresión de la luz, que se va a otra cosa que se le llama impresionismo, por muy realista que sea.
    Dalí es Dalí, me gusta su pintura, y aunque lo vea de cerca y me lleve un chasco -que no prometo que me lo lleve- me seguirá gustando su pintura.

    ResponderEliminar
  25. A ver: vamos por partes (maldita sea mi estampa. No me he podido resistir)
    Lux: comparar a Antonio López (o a cualquiera) con Velázquez, Rembrandt o Goya es empezar haciendo trampa. No vale comparar a los mortales con los dioses, porque siempre salen mal parados. Eso es como decir que Tomás Bretón, el de la verbena de la Paloma, es mal músico porque no se puede comparar com Mozart o con Bach. Es que esos que dices tú y algunos otros como el pintor de Altamira (¿o la pintora? -con esas manitas tan pequeñas seguro que era chica) son peña que juega en otra liga. Con quien hay que compararlo es con lo que se expone en sitios como Arco o la feria de Basilea. Entonces empezamos a hablar.
    Antonio pinta como un neurótico. Sí. ¿Y qué? También lo hacen Botticelli o Van Gogh y eso no los hace mejores o peores pintores.
    En cuanto a Dalí como padre del monologuismo, estoy completamente de acuerdo. Las entrevistas son lo mas genial de toda su producción. Me parece un gran dibujante, pero lo mata ese gusto por lo pompier que tanto le divertía. De todas formas este gamberrismo "contra-todo" debe ser una característica de los ampurdaneses. Por esas tierras deben tener este gen de serie. Dalí, Plá, Boadella...(¿hemos hablado alguna vez de Ramón Fonseré?...) son todos monologuistas cojonudos.
    Sobre las clasificaciones: ¿demasiado azul para ser hiperrealista, Ire? ¿Qué diablos es ser hiperrealista? Antonio López pinta como Antonio López. Otra cosa es que los que escriben los manuales de historia del arte quieran meter a la gente en un capítulo concreto para que no les queden los índices más gordos que el texto. Esas divisiones son simplemente metodológicas, pero no creo que haya que hacerles ningún caso.
    Y ahora me voy a hacer la comida. Haré pasta. Iba a hacer arroz, pero la reflexión sobre los recipientes y sus metonimias me ha sumergido en un piélago de dudas de tal calado que he decidido preparar otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  26. Ser hiperrealista es pintar las cosas tal cual. Si pintar es un engaño, que lo es, el hiper es llevar el truco al extremo. Ves un cuadro hiperrealista desde la distancia conveniente y dices a) es una foto, esto vale tb para los dibujos, o b) es así como lo veo, tío me has cortado un trozo de realidad y la has metido en un lienzo, papel o pared. El azul de la luz es un truco de impresionistas que me saca de quicio. No me gusta el impresionismo pero sí en pequeñas dosis, tal como lo usa Toño. Sus lavabos no son comos los veo yo o nadie, a ninguna distancia, son etéreos y a grandes manchas en algunos ángulos del cuadro. Si tú ves un reflejo descrito con un manchurrón, si ves un brillo azul, eso no es hiper, es truco de la descomposición de colores del impre
    Y ojo, no le quito el mérito al impre. Me encanta Sorolla en la parte que lo toca, pero no puedo con la pandi francesa, no me gustan, me dan patrás. Salvo el único que usa la impresión sólo para describir, Renoir si no recuerdo mal.
    Sobre teoría yo no puedo estar a tu altura, no tengo ni la nomenclatura ni los conocimientos de técnica que tú. Pero si que pinto, y cuando veo una mancha sé que es un mancha, y Toño usa la mancha azul, gris, colores fríos muy a menudo. Que igual a lo mejor lo hace con la gama caliente, puede ser, pero el azul me llama la atención porque me saca de quicio en las sombras de la carne. Salvo mis Sorollas y Renoires, pero todos tenemos nuestras filias.
    Eso no es hiperrealismo, técnica que yo no manejo en óleo, que no sé que impresión le da a los entendidos en arte pero que a mi me gusta; de hecho en lápiz yo lo intento de tanto en tanto, sin lograrlo. Pero me lo paso bien, porque si no ¿pa qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes una paella, puedes hacer paellas de lo que te dé la gana.

      Lo difícil es tener paellera o paellero, porque son los cocineros especializados en paella, y para eso hay que ser muy rico y muy tontolhaba.

      La pasta está muy rica. Y es un alimento excelente.

      Eliminar
    2. ¿Pintas, Ire? ¡Qué bien! Eso me interesa. Y, ¿se pueden mirar tus pinturas en alguna Web, o en algún sitio? No sé si tienes blog.

      Un saludo

      Eliminar
    3. Estaban en Deviant.Pero es que era como yo te miro a ti a cambio de que tú me mires, una red social al fianl cuyo ritmo me era pesado de seguir. No me dedico a eso, y perder tanto tiempo en promocionarme es pesado.
      Más que nada dibujo, y acuarela, y mucho animal y mucho paisaje, poca figura humana. Lo del óleo estoy empezando y si alguna vez tengo el acto de insesatez las volveré a subir. Gracias Jose Luis.

      Eliminar
    4. Que pintes creo que da otro valor a tus comentarios, Ire.

      Eliminar
    5. Lo digo muy bajito...cuando termine -tardaré- el que estoy haciendo pondré un enlace ;), Jose Luis, sólo por gusto, no espero que le guste a nadie, lo que busco es que yo me lo pase bien haciéndolo y que me salgan cosas de la imaginación.

      Eliminar
    6. Pero se oye, a pesar de lo bajito. Quizás lo interesante de esto, y el apuro que da, es que, si somos sinceros haciéndolo, nos retrata y dejar entrever, al menos, cómo somos, aunque sólo a quien sepa mirar, también es verdad.

      Eliminar
    7. Sí, nos retratamos en lo que hacemos, y yo a veces paso vergüenza pintando o dibujando delante de otra gente, una vez se lo dije a la profesora, que al no copiar estaba exponiendo cosas que se me pasaban por dentro. Me contestó que es así, pero que suele percibirlo mejor el que a su vez también se expone a los demás.

      Eliminar
    8. Creo que sí, que es así. No trata exactamente de lo mismo, pero hace algún tiempo un alumno de música, adolescente, me dijo que cuando escuchaba música se... emocionaba. Le dije que era normal que le pasara eso, y me alegré, de que se emocionara y de que me lo dijera.

      Eliminar
    9. Pues lo que te contó ese chico demuestra que no quiere esconder esa sensibilidad contigo, así que debes hacer algo muy bien, porque los adolescentes son muy susceptibles con lo que muestran.
      El arte debería dejar de avergonzarse de conmover. En música aún se considera bueno llegar a la emoción de la gente, pero en pintura...se ha corrompido la cosa, hace tiempo, para que sea arte tienen que decirnos que es arte porque ya no hay quien se aclare a simple vista por su propio criterio, y eso ha corrompido la pintura y lo ha descabalado todo.
      Luego, uno que lo haga bien, se retrata con lo que hace. Con los temas que escoge, con la pincelada, con los colores, en fotografía con la luz, el encuadre...bueno este es tu terreno, pero cuando haces esas fotos sabes que estás exponiendo tu forma de ser, que muestras cosas que no dirías así como así. También ocurre que repites patrones de otros, en pintura, en foto, en escritura, en música, te los apropias sin darte mucha cuenta.
      (Pero aquí hay gente más habituada a los pinceles que yo que están muy calladitos).

      Eliminar
    10. Bueno, la música, así, en general, creo que tiene connotaciones positivas, afortunadamente. Así es más fácil todo. Quizás la música es, de todas las artes, la más abstracta, y la que menos se necesita "entender" para disfrutar con ella. Nos retratamos con todo, pero con estos tipos de actividades (pintar, dibujar, escribir, interpretar, componer, fotografiar...), hechas de cierta manera, nos delatan, por acción o por omisión, porque decimos algo o, precisamente, porque no decimos nada. Pero somos aficionados, nos está permitido equivocarnos, y no tenemos más presión que la que nos impongamos. Que puede ser toda, también.
      No entiendo de pintura, desgraciadamente, aunque intento arreglarlo poco a poco.

      Un saludo

      Eliminar
  27. En realidad, para que veas Cesuchi hasta qué punto me puede resultar difícil hablar de estilos, yo juzgo los cuadros con un simple "me gusta" o "no me gusta", no este es de la escuela lo que sea y por tanto...
    Dalí es un Me gusta 100% en muchos cuadros, Toño es un 100% en bastantes cuadros, y Monet es un No-No-No! 100% en el casi 100% de sus cuadros. Juan Gris es un absoluto NO al 100% en el 100% de sus cuadros. Y Altamira es un SI al 100% en un 100% de lo que conozco.
    Así es como yo me planteo las cosas de las pintura. Luego intento entender por qué me gusta o no, claro ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese criterio tuyo de "me gusta" o "no me gusta" es el mejor Ire. Te gusta algo cuando se produce en tí eso que NáN llama "una fulguración". Yo soy una ferviente devota del criterio fulgurativo. Ves, lees, oyes algo y ¡Riáss...! Te salta un enanito por dentro y sabes que es tuyo. Luego puedes estudiar y practicar y aprender cosas que te sirven para apreciar cosas no fulgurativas...pero nunca será lo mismo.
      En cuanto a por qué te gusta ese tipo de pintura se me ocurre que puede ayudarte esta explicación: te emociona la "visión de lente". No todos los pintores ven las cosas con visión de lente. Es muy distinta de la visión de ojo pelado. Hay un libro muy interesante sobre la historia de la técnica pictórica de David Hockney que se llama "el conocimiento secreto". Él se da cuenta de que, aproximadamente hacia 1420 se produce un cambio en la forma de pintar los objetos. Se hacen más hiperrealistas, se empiezan a representar matices que son imposibles de captar con el ojo pelado. Esto coincide con los descubrimientos sobre óptica y lentes, con la aparicción de cámaras oscuras y sobre todo, con el uso que empiezan a hacer los pintores de esa herramienta mágica e invisible que se llama cámara clara.
      (Aquí un docu de la BBC sobre el libro. http://www.youtube.com/watch?v=oqDwBXG_EdU
      es un poco largo. si tienes tiempo, míralo a partir del minuto 13. Creo que lo encontrarás fascinante)
      Pues bien: todos esos que te emocionan y que has citado utilizan la cámara clara en sus obras.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. A mí también me marcó ese libro. Y estoy convencida que no sólo está "ben trovato", sino que además "è vero". Siempre me ha interesado mucho cómo cambia el arte gracias a la ciencia. Cómo un descubrimiento que tiene una utilidad aparentemente muy diversa (la óptica, la química, la mecánica) luego es aprovechado por los artistas de manera que todo cambia. ¿Qué tal la historia de los alquimistas y el invento de la pintura al óleo? ¡Todo cambió! Lo que no sé es por qué en estos gremios se da tanto el secretismo. Es algo que comparten con los cocineros. Me acuerdo que una vez estuve trabajando en las vidrieras de una célebre catedral. Aquello tenía tantos siglos de mierda petrificada que sólo conseguimos quitarlo con nanas y KH7. En el informe se puso que la limpieza se había hecho ¡con agua desionizada! ...todos mienten....pero como todos sabemos que mienten hay que tomárselo como cuando estás en casa ajena de visita y te preguntan "¿Quieres lavarte las manos?"... Mi abuelo, que era un gamberro, si le preguntaban algo así contestaba: "Muchas gracias, pero ya me las he lavado el en poste de la esquina" Y estas cosas...no se deben decir.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Admirado me tenéis de vuestra hondura en el tema. No sabría distinguir la TEA de la DEA y la ETA ni aunque la vida me fuera en ello.

      El "secretismo profesional" se da en todos los gremios profesionales. Un amigo mío pintor comenzó de "ayudante" de un famoso retratista. Durante un año , solo le limpiaba los pinceles (imprescindible usar papel del diario ABC), le montaba y nosequeaba los lienzos, después le iba haciendo las mezclas de `pintura... y había una raya en el suelo que no podía traspasar, pues desde el otro lado se veía lo que estaba pintando.

      En el segundo año, ya podía dar pintura a una chaqueta, etc. Y los secretos se fueron revelando.

      Eliminar
    6. Todos esos fabricantes son como el druida Panoramix. Cuando te dan la receta de la poción mágica te dicen que es agua hervida con algunas hierbas. Seguro que lleva muérdago cortado con una hoz de oro. Y seguro que ramita de perejil también. Sólo eso o la sosa cáustica explicaríann los mágicos efectos del KH7. ¡Es un producto extraordinario!

      Eliminar
    7. Bueno...eso de los secretos de oficio está hasta institucionalizado. No hace falta más que mirar cómo se las gastan las compañías farmacéuticas. Me acuerdo que hace años tomaba una medicina para el dolor de estómago que costaba un ojo de la cara y que te tenías que tomar en las dosis indicadas por el brujo de la tribu, pues de lo contrario te podían pasar cosas horribles. Parece que ahora que se les ha caducado la patente ¡se acabó la magia! Vale cuatro perras gordas y la recetan como "por si acaso" cada vez que te tienes que tomar una simple aspirina. Se llama Omeprazol.

      Eliminar
    8. Pero es baratita y si tienes que tomar anti-inflamatorios más de dos semanas, imprescindible.

      A los escritores hay que pillarlos en estado nebuloso a las 3 de la madrugada para que te cuenten sus secretos de alcoba. A partir de las 4, te cuentan ya cómo han escrito el libro.

      Eliminar
    9. ¡Ahora es baratita! Hace veite años costaba como 3000 pts. (Una fortuna para aquellos tiempos) Y venían menos pastillas en el bote. ¿qué pasó? ¿Se dieron cuenta de que no hacían falta hoces de oro para cortar el muérdago? ¿nos timaban entonces? ¿Quisieron que el sueldo de los investigadores que lo inventaron lo pagaran sólo los enfermos de los primeros cinco años? ¿Alguien descubrió su secreto?...

      Eliminar
    10. Gracias por el enlace Cesita, voy a verlo ahora, me encanta la idea. Y a mirar quien es Hockney.
      Sobre secretismos, todos somos descendientes de las logias medievales. Al artista le dan misterio, y es más prestigioso decir que eres capaz de captarlo todo a simple vista porque se supone que tiene ciertos talentos que los otros no, (no es verdad, todo se ejercita). A la farmaceutica le da dinero, directamente, que es lo que quieren por delante del prestigio.
      Quien sepa limpiar bien los pinceles, que me enseñe. Soy un desastre.

      Eliminar
    11. Por cierto, hablando de gente que se esfuerza en darle veracidad a algo que es imposible que vean ni vaya a ver nunca, tenemos un filón en la paleoilustración. A ver si os gusta lo que hace Mauricio Antón: http://chasingsabretooths.wordpress.com/
      o Emily willoughby http://emilywilloughby.com/

      Eliminar
    12. Lávalos con jabón Lagarto o con Fairy. Y luego mételos en suavizante para pelo. Los aclaras y ...¡niquelaos!

      Eliminar
  28. Cuando salgo de ver cuadros realistas (estoy pensando en mis favoritos, Félix de la Concha, el José Manuel Ballester anterior a la fotografía, Clara Gangutia, Jesís Ibáñez... y Antonio López) me doy cuenta de que el mundo es maravilloso y se me había olvidado el modo de mirarlo. Por eso los admiro: los nombres que he puesto siempre añaden algo, que no sé qué es, por lo que no son hiperrealistas. Me pasa casi lo mismo con estos últimos, aunque echo en falta eso que no sé lo que es.

    Desgraciadamente, Ire, cuando veas juntos varios cuadros de Dalí posiblemente te decepcionarás.

    ResponderEliminar
  29. Sí puede ocurrir Nán. Mi forma de ver un cuadro es ver si me transmite algo,Juan Gris me deja totalmente plana y por eso no me gusta.
    He visto muchos dibujos hiperrealistas que me enseñan paisajes magníficos como si hubieran estado ahí, y no existen. Lo que aporta el tío es toda su imaginación, nada menos que eso, un inmenso regalo, y me la brinda tan trabajada que me creo que eso existe, cuando sé que no. Y ese juego me chifla.

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué buena gente los del Registro Civil. ¡Y pensar que Gallardón quería cerrarlos y pasárselo a los Registradores de la Propiedad!

      A mí me parecía impropio.

      Eliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  32. Vuelvo al segundo tema central de Di, es ese capitalismo feroz de los Mercados, vorazmente codicioso y estafador, y en muchos casos alardeador hortera de sus lujos, que representa tan bien la película imprescindible de Scorsese.Copio un extracto de una noticia de hoy en El País:

    "Incluso con la policía detrás de él, su nombre en la prensa todos los días y un buen grupo de personas deseando ajustarle las cuentas, José Luis Aneri seguía saliendo todas las noches de juerga, como si nada de lo que estaba pasando fuera con él. Dormía de día y vivía por la noche. En uno de esos desfases, Aneri acabó subido en las mesas de un local de la capital, ya en las primeras horas de la mañana. El propietario llamó a la policía. Cuando llegaron los agentes, Aneri, desde la cima del mundo empezó a tirarles billetes.

    Aneri, de 34 años, siempre alardeó del dinero que llevaba en los bolsillos y de su capacidad para hacer millonarios a otros."

    Cierto que nos enteramos de muy poco. Por ejemplo, esta escena de el millonario subido a la mesa y arrojando billetes a la policía no sucedió ayer, pero no salió en su momento, sino ahora, que es un árbol caído. Además, salía todas las noches y escenas así debieron producirse a montones. Es decir, los Medios temen hablar de los poderosos con grandes abogados y no nos cuentan lo que saben.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo que más me molesta de esta gente es lo horteras que son. ¡Tirarle billetes a la gente desde la barra de un bar! ¡Qué cosa tan macarra y tan de mal gusto! En otros tiempos los corruptos al menos tenían gestos elegantes. Esto de los billetes me ha traído a la memoria la historia de D. Rodrigo Calderón, secretario del Duque de Lerma, el valido de Felipe III. Este hombre fué una especie de Bárcenas de la época. Ante las continuas protestas por la corrupción y la mala administración del Reino, Felipe III destituyó a Lerma y Calderón fué juzgado por corrupción y condenado a muerte. Camino del patíbulo, mostró un valor y una compostura extraordinarios, y se dedicó a ir tirando monedas a la gente mientras avanzaba la comitiva. De él viene el dicho de "Tiene más valor que Don Rodrigo camino de la horca". ¡Eso es un corrupto con clase! y no esos mindundis que les regalan a sus compañeros de celda unas bermudas viejas. Sobre este episodio escribió villamediana estos versos:
      “Éste que en la fortuna más subida
      no cupo en sí, ni cupo en él su suerte,
      viviendo pareció digno de muerte,
      muriendo pareció digno en vida”.

      Eliminar
    2. Villamediana, qué bueno. Me ha encantado la historia de Rodrigo Calderón.

      Fíjate que es una de las cosas que más me gustó de la peli: que te deja en el dilema de si te joden más por estafadores o por horteras, Al menos, el lobo de WS estafaba a personas semejantes a él en la codicia. Es como en los timos clásicos, en los que yo encarcelaría al timador y al timado. Lo peor de Aneri y todos los Gurtel, Bigotes, eristas andaluces, PAC y demás moñas es que nos estafan a NOSOTROS, el dinero de nuestros impuestos, sin que nos podamos defender.

      El artículo completo en

      http://politica.elpais.com/politica/2014/03/15/actualidad/1394912796_744418.html

      Eliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué raro es el verbo "asir"! ¿Cómo es la primera persona del presente? ¿Yo aso?... (creo que era "Yo asgo", pero nunca se lo he oído decir a nadie)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Gente, muchas gracias y un pequeño tirón de orejas. Amiguitos, vosotros estais muchos más hechos a los pinceles que yo, que apenas estoy empezando con los oleos. Contad, contad cositas.
      Me voy haciendo con los periódicos, y los muelles. Me ha encantado la descripción de los estados de decadencia de los pinceles, y tengo varios entre el segundo y el cuarto.
      El docu genial, Cesita. Mira que me emocioné cuando veía las imágenes proyectadas, y me decía que son iguales a sus retratos. La luz cérea, las caras de alguna manera con los rasgos suavizados por esa luz cremosa, pero a la vez bien iluminadas, el clarooscuro -que siempre me llama la atención Caravaggio, o el españoleto, porque me pregunto que dónde pudieron ver cuerpos humanos tan iluminados en contraposición a fondos tan tenebrosos, y en el docu lo vi-, las perspectivas del escorzo -otra pregunta que me hacía, no tenían papel a mantas para dibujar una y otra vez hasta que aprendieran....
      Me lo creo, de verdad que me lo creo.
      Pero esto no explica las Meninas, ¿o sí?.
      Así que lo de pintor de cámara es totalmente literal...

      Sobre el final, me llamó la atención lo mismo que a Lux. Exactamente lo que ha copiado. La pregunta es ¿hasta que punto nos engañamos diciendo que lo que imita perfectamente una foto es real?. ¿Qué caminos se pueden abrir si queremos pintar de nuevo lo real que vemos con nuestros dos ojos?. Me llamó la atención lo que dijo de Cezanne, quería reflejar la perspectiva que ven de verdad nuestros ojos. Interesante, inquietante.
      -----------------------------------------------------------------------------------------
      Sobre la corrupción, me parece que lo que denotaba de verdad la amplitud de miras y elegancia de esa época fue el tratamiento que le dieron al tal noble corrupto. Tal como son nuestros tiempos nos enteraremos de que se reconsidera la horca cuando se empiece a elevar el precio del cáñamo. Y así nos va. No les pasa nada, pero nada. Y si les pasa, salen a los dos días y acaban con la carrera profesional del pobre que se ha atrevido con ellos, como ha hecho Blesa.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Yo los pinceles los cuidaba muchísimo cuando era autónoma. ¡Si es que casi les cantaba nanas y les ponía Nenuco! Desde que soy heterónoma, lo justito para que duren la campaña. Y que sepas Ire, que yo no pinto. Y cuando pinto, hago como Lux cuando escribe: lo borro todo porque me parece una caca. Los pinceles los uso, pero lo que es para rellenar los huecos...

      Eliminar
  34. 77 comentarios? Paso de vosotros...no puedo ni leerlos ahora.

    Panda de loros incontinentes.

    ResponderEliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y también habla Quino de Cortázar! (Otro de los gigantes favoritos de Di) Por lo visto, una vez le preguntaron a Cortázar qué pensaba de Mafalda. "Eso no es lo importante" -contestó- "Lo importante es lo que Mafalda piense de mí"
      (¿Seguro, Lux, que esa entrevista no es un montaje tuyo, una de tus historias inventadas, para hacerle la pelota a nuestra anfitriona y que te siga dando todos los premios?)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  36. Lux...he leído tu comentario a las 6:30 de la mañana entre las lágrimas por el madrugón...me he reído. Y no te metas con Ariel, es amor platónico del verdadero...me voy a ir con NáN de farra arrastrada a vre si así me lo encuentro...pero sin conocerle.

    ResponderEliminar
  37. Conozco a Diva personalmente, a Nán de hace tiempo aunque no personalmente, pero a los demás creo que no los conozco de nada, ni siquiera su nombre real. Bueno, es un gusto leer vuestros comentarios, aunque normalmente no participe.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. No disimules Jose Luis, que eres Quino.

    Lux, Lux, mardito er pensamiento sobre la perspectiva desde un punto. Ahora a ratos busco info sobre fotos que imiten el sistema de visión humana. Que no puede ser, porque el órgano central de la visión humana es el cerebro, pero...¿cómo pintaríamos lo que en realidad vemos?. Cezanne era un jashondo y yo me cagüen la estampa de Hockney. Y tú te levantas recién peinao. Sois todos unos impresentables, ya me lo decía mi asesor fiscal.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.