4 de septiembre de 2012

See you in September o HH #10

Queridos divagantes volvemos a la sección de Horror Hits que tantos momentos de grima me han proporcionado y que gustosamente compartiré con quien ose seguir leyendo.

Inspirada por el mes actual me vino el otro día a la memoria un tema de un grupo de los 50 ó 60 (que más da) llamado The Tempos que cantaban el inconfundible tema que hoy nos ocupa: "See you in September". La canción alcanzó máxima difusión cuando la incluyeron dentro de la BSO de la película American Graffiti.  Esta "balada clásica" como algunos la califican fue durante mi época de estudiante martillo de herejes, voz de la conciencia, aviso a navegantes etc hasta el punto de insultar a la radio, al locutor, a los Tempos y la madre que los matriculó.

Las chicas que compartiamos piso teníamos por costumbre estudiar escuchando Radio 80 serie oro (como ya comenté en el post que da inicio a la serie HH). Es cierto, estudiar, lo que se dice estudiar, estudiábamos poco, nos cundía poco decíamos. Eso sí teníamos una cultura musical de los clásicos, oldies but goldies, que ya les gustaría a muchos. Entonces las asignaturas duraban un año y tenías una convocatoria en febrero como mucho (que podías liberar o no) y si no las de junio y septiembre. Con tanto tiempo por delante siempre nos ocurría lo mismo. Llegaba junio y lo habitual era estar super agobiadas por no haber hecho las cosas a su debido tiempo y haber procrastinado todo el temario para el final del curso. Así que cuando nos hallábamos estudiando como locas en junio para intentar aprobar loquefuera, por la entrañable emisora nos llegaba la tonadilla: Seeeee youuuuuuuuu in Septeeeeeeemberrrrrrrrr...uuuuuuuuuuhuhhuuuuh......

Lo mejor que le podía pasar a la radio es que le cayera algún proyectil encima mientras que alguna de nosotras corría a cambiar de emisora o a bajar la voz mientras tocábamos madera. Lo ideal era interrumpir la canción justo cuando empieza el soniquete raro, antes de que comience la melodía de salsa cutre. Sólo así se nos iba el mal fario. Creo que no llegué a oir la canción entera nunca.

Lo peor de todo es que muchas veces The Tempos acertaron en su pronóstico.

Todavía hoy cuando la oigo me da dentera. Ahí va.




I'll be alone each and every night
While you're away don't forget to write
Bye bye, so long, farewell,
Bye bye, so long 

See you in September
See you when the summer's through.
Here we are saying goodbye at the station;
Summer vacation is taking you away.

Have a good time, but remember
There is danger in the summer moon above
Will I see you in September
Or lose you to a summer love

Counting the days 'til I'll be with you
Counting the hours and the minutes, too

Bye, baby, goodbye, bye, baby, goodbye
Bye, baby, goodbye, bye, baby, goodbye

Have a good time, but remember
There is danger in the summer moon above
Will I see you in September
Or lose you to a summer love.

30 comentarios:

  1. Pues ni por la letra caigo en qué canción es. Tendré que esperar a casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es conocida, ya me dirás si la oyes.

      Eliminar
    2. Comprobado, no la había oído en mi vida. Como bien dices, no me perdía nada.

      Eliminar
  2. ¡Ay, esos grupos vocales de hombres pulcros y repeinados, o de mujeres vestidas como para sacar un molde y ponerlo sobre una tarta nupcial! Ellos debían de ser jóvenes, pero parecían cuadros medios cuarentones de un supermercado de la periferia.

    El viento que producía el movimiento de caderas de Elvis y el chaparrón de los nubarrones de la música negra, los barrería de la faz de la tierra. A veces, las historias acaban bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo porqué borrar a Elvis o la música negra. Me gustan los dos.

      Eliminar
    2. No, no: Elvis y la música negra borraron a los grupos vocales. De hecho, dejaron de existir.

      Eliminar
    3. También me gustan algunos grupos vocales...

      Eliminar
  3. Este tipo de canciones me recuerda aquel "Vuelo 605" y al susurrante Angel Alvarez enseñándonos las canciones con las que se habían enamorado nuestros padres. Imagino que escuchándolas una y otra vez se harán odiosas.

    http://www.youtube.com/watch?v=kTmKjwcsHpw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De lo que deduzco, Jota, que, como yo, usted ya tiene una edad.

      Eliminar
    2. Buena deducción. Yo nací en los gloriosos años 50 en los que hubo un hecho que cambió a la humanidad (sin contar el principio de la guerra fría) como fue el nacimiento del rock and roll.
      Unos chavales, oiga, unos chavales.

      Eliminar
    3. No me gustan los susurrantes... ni en la radio ni en las canciones. Vaya video te has calzao... ¿De donde has sacado eso? Me acuerdo de Tola pero de Angel Alvarez ni flowers. Si es que soy una cría...

      Eliminar
    4. Bueno es cuestión de gustos pero este hombre fue un maestro de la comunicación y gracias a él pudimos conocer mucha música de USA. Claro que aquí en la capital del Reino éramos privilegiados porque teníamos la emisora de los americanos de Torrejón que no paraban ni en SS como mandaban lo cánones.

      Eliminar
    5. Si eres una cría, sí. Resulta que Ángel Álvarez tenía un amigo (o familiar) piloto, que comandaba el Vuelo 605 y le traía vinilos angloamericanos fresquitos. Era la única posibilidad que teníamos de oír cosas alucinantes. Por eso el programa se llamaba "Vuelo 605".

      Eliminar
  4. Algún añito le saco: los horrorosos cuarenta, pero bastante al final.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Diva, por ceñirnos solo a lo musical, uno de los grandes hits,que oí en la radio hasta la saciedad en los primeros 50 (las modas duraban mucho), era esta canción:

    "Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera, me da leche merengada, ¡ay! que vaca tan salada, tolón, tolón, tolón, tolón."


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YA estamos de nuevo con las vacas... que culpa tendrán.... I love that song!!!!

      Un cencerro le he comprado, y a mi vaca le ha gustado, se pasea por e prado mata moscas con el rabo tolón, tolón....

      Eliminar
    2. Esa canción la tradujimos al latín en COU para la fiesta de fin de curso:

      Lac vacam habeo ferendam
      Prae caeteris excelentiam
      mihi dat lactem vagulatim
      ¡Oh prodigium venistatis!
      Tolon, tolon

      (Nótese el "tolon" sin acento: ¡en latín no hay palabras agudas! También hicimos una versión griega, pero no sé cómo poner las letras...)

      ¡Cuéntalo, NáN, a los demás también nos gustan las anécdotas!

      Eliminar
    3. Perdón: "prodigium venustatis" quedaba vien para "qué vaca tan salada"...mucho más horaciano. ¡Dónde va a parar!

      Eliminar
    4. Joer, mis clases de latín fueron tan coñazo que solo las pude aprobar copiando y es que hay maestros y maestros... Los míos no fueron de los mejores...

      Me encanta la versión.

      Eliminar
  6. Si te contara la historia de esa canción... Pero es larga y no me apetece.

    ResponderEliminar
  7. Parte 1 de la respuesta a la peticionaria Diva Gando (de los Gando de toda la vida)

    No necesito que me repitan que diga algo: para echarme a hablar, con la primera sugerencia es suficiente. Al que no le interese la historia de la canción, con no leerlo, ya está.

    El Maestro Morcillo era un músico como la copa de un pino, como la familia de la que procedía, y la guerra le pilló tocando jazz con negros en la rive gauche de París. Enterado de que su hermano había ido a parar a un campo de concentración, y queriendo ayudarlo, mientras la mitad de media España soñaba con cruzar la frontera hacia fuera, él se presentó en la frontera pretendiendo entrar. Iba con una pequeña maleta, vestido con un deslumbrante, pero ajado por el largo viaje, traje blanco de jazzman y un portainstrumentos con una trompeta; o el instrumento que más estuviera tocando en ese momento. Y por supuesto, como llevaba años fuera, con su pasaporte de la República.

    Y entró. Y lo subieron a un camión y lo llevaron a un campo de concentración.

    Como no había estado en España durante la Guerra ni en años anteriores, de poco se le podía juzgar: hasta los mismos campocentristas se daban cuenta de que acusarle de haber salido de España en el 34 sin un pasaporte franquista, carecía de fundamentos. Y como además al tipo le interesaba la música exclusivamente, no le parecía mal (tampoco bien, pero en eso supongo que no insistió) que gobernara Franco (o la Duquesa de Valbuena, si vamos al caso), así que no representa problema o peligro alguno para la unidad de la Patria.

    Así que lo dejaron tranquilito y aparcado en el campo de concentración, a la espera de lo que dispusieran los Designios de la Historia.

    ResponderEliminar
  8. Parte 2

    Como los designios tardaban, alguien cayó en la cuenta de que no había hecho la mili, así que lo traspasaron a un cuartel como soldadito español (soldadito valiente), llegando allí en el momento en que intentaban crear una banda de música. Se hizo amigo del director de la banda, que comprendió la burrada de tener ahí a un musicazo así y lo licenciaron, viniéndose para Madrid con una carta de presentación para uno de los dueños de Pasapoga.

    Contratar a un genio de la música en aquellos momentos, sobre todo si era un rojo de mierda, era apetecible; y sobre todo, barato. Se convirtió en el pianista y arreglista de la orquesta.

    Todas las noches iba a escucharlo un señor de bigotito, que lo invitaba en los descansos y le decía que era, en su corazón, un letrista de canciones. El M. M. se bebía lo que fuera gratis y se negaba a que siquiera le enseñara los poemas. Hasta que un día, el dueño del Pasapoga le pasó un papel con la letra de “tolón, tolón” y le dijo que el señor del bigote era el comisario de una de las comisarías de Centro. Que esa misma noche tenía que sonar una canción con su letra. Y el M. M. pensó que en 10 minutos iba a componer una MPEUP (mierda pinchada en un palo), para que el refinado público silbara y a él lo dejaran en paz. Esa noche la tocó y fue un éxito escandaloso: tuvo que repetirla varias veces. Así era el público que iba a la sala de fiestas mejor y más cara de España. A olvidar de dónde les había venido el dinero en ese año 40, cuando el país estaba en la miseria (dejo que si alguien, amablemente, ha llegado hasta aquí, haga sus suposiciones) bailando la conga y desaforando con la vaca que daba leche merengada, ay qué vaca tan salada.

    El Maestro Morcillo (omito, desde el principio, el García interpuesto) dejó de cobrar como un pianista rojo de mierda y se convirtió en una estrella. El disco se repetía sin cesar en la radio y llovía el dinero. Se hizo amigazo del letrista, quien también abandonó la carrera policial porque los dos se estaban haciendo millonarios con esa y otras coplillas de ese jaez. Y aquí paz y después gloria, que tampoco voy a contar la vida entera de ese señor; que, por cierto, no volvió a tocar jazz en París. Aunque dicen las malas lenguas que al cerrarse la Sala de Fiestas, Morcillo y otros instrumentistas se quedaban a tocar jazz mientras los de limpieza limpiaban. Claro que también hay quienes dicen que a las 12 sale el fantasma del castillo.

    ResponderEliminar
  9. Que historia!!! No se me va a olvidar. No tenía ni idea. Me ha gustado. Muy bien Fernando!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué buena! ¡Ahora mismo voy a buscar más cosas de ese señor!

    ResponderEliminar
  11. ¡Pero si es el de las bandas sonoras de Jess Franco! ¡Uno de mis directores pop-bizarros favoritos! ¡Qué puntazo!

    ResponderEliminar
  12. Incapaz de escucharme la canción y sus 27 comentarios... los interpreto como muchas ganas de divagar!!! Yo también, denme timepo!

    ResponderEliminar
  13. With the ability to actually alter the texture and condition of the hair with clever and fashion-forward hair styling products,
    Rusk Being products are sure to intrigue the hair product lover in all of us.
    s Therapy Treatment line, which is a lightweight replenishing treatment that
    protects and maintains hair condition. The professional hair merchandise of Loreal are effectively currently being sold all more than the world
    in about one hundred thirty different countries.



    Look into my website hair products

    ResponderEliminar
  14. Actually it is not that hard to download flight simulators.
    Nowadays with flight simulators you can have lots of
    fun out of these games and besides all this you do not have to
    spend thousands. The students are imparted cost-effective training
    into experiencing and learning how situations of emergency can
    be handled. If you are looking for some excitement beyond just
    flying, the Jane's series of combat flight simulators is the best place to look. In general, it is something manufactured, to pretend to be (or simulate), something else more valuable.

    Have a look at my blog ... simulator

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.