24 de mayo de 2018

Philip Roth: Otro de los nuestros

Las horas de felicidad que me ha dado este hombre que se nos ha muerto hoy! Su sentido del humor, los temas que toca, su irreverencia, su maestría al escribir. Sabes cuando un escritor lo sientes como amigo? Así me siento con Roth. 

Hemos divagado sobre algunos de sus libros en el divlog: el desternillante "El mal de Portnoy" (o de cómo todas tus excentricidades sexuales, Roth las había imaginado antes), o "La mancha humana" (o divagar guardando secretos: Quién quiere jugar?), o la bestial "American pastoral". Todos estos divagues los podéis revisar en unos breves minutos, ya que todos destacan por ser sucintos y concisos.

Cada vez que se nos muere alguien así, recuerdo el relato de Cortázar en "Un tal Lucas": Burla burlando ya van seis delante. Cada uno tenemos los nuestros, aquellos de los que abrazaremos sus libros, o discos o tocaremos el póster de la peli que tenemos en el pasillos. El Gran Cronopio diría que con cada uno, se muere un poquito de nosotros. 

Yo lo que tengo claro es que con usted, Philip Roth yo he vivido mucho más. Gracias.

12 comentarios:

  1. Ay, ay, ay. El siguiente va a ser Richard Ford y también me va a dar mucha pena.

    De Roth lo que más me flipa es que es otro de esos que dices seguro que como persona no me gustaría pero como escritor le pongo un altar.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola babies.

    MO, por qué dices q como persona no te gustaría? Yo no sé nada prácticamente de su vida personal, ni recuerdo ahora ninguna entrevista. Lo q conozco a través de sus libros es un tío q ideológicamente me cae muy bien, y su sentido del humor me encanta... por eso digo q me daría bien como amigo.

    LUX, es fascinante lo q dices, de por qué algunos, en un punto, piensan q no tienen nada más q decir, y lo dejan. AL final, todos escriben siempre la misma novela. ALgunos, con cierta visión, lo dejan. Otros, simplemente no pueden dejar de escribir... Tb planteas tener la creación como profesión es una degeneración... no sé, tal vez cuando algo se convierte en obligación incluso creando, pierde la magia. A mí me cuesta mucho escribir académicamente y spr me digo q es pq me imponen una jerga y me siento encorsetada, pero tal vez sea pq es obligatorio... no sé...

    Viva la sublimación! se usa mucho en época de éxamenes, a algunos les da por limpiar...

    love
    di

    ResponderEliminar
  4. Estos tipos que montan el lío y luego se marchan, son la repera.
    Nos hacen pensar, o nos hacen pasar un buen rato, o nos enseñan algo para siempre.
    Y luego...
    Allá te las apañes.
    Pero hombre !!
    Eso no se hace.
    ...
    Dinos donde nacen esas margaritas azules, que igual me largo a buscarlas.
    Qué trabajo os cuesta !
    ...
    Ahí, calladitoa, dejándonos en la más grave de las situaciones.
    El desconcierto.
    ...
    Anda qué !
    Aunque sea un cuento corto.
    Un mensaje.
    Otra partida contra los rusos, Spasky !.
    Una buena historia de amor, nos conformamos con una buena historia de amor !

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Entre los poetas andaluces cabe destacar al Señor Lux, quien afortunadamente no nos ha dejado todavįa (si exceptuamos su costumbre de borrar sus comentarios, hábito muy mal aceptado por sus seguidores, quienes suelen comentar tal costumbre con un rotundo "otra vez me lo he perdido, carajo!").
    De su obra " Poemas desperdigados tras un finde atronador",nos complace traer uno cuajado de su especial lírica andalusí.
    LA PARTIDA ETERNA.

    ResponderEliminar
  7. LA PARTIDA ETERNA

    No, todavía no me toca partir.
    Ni ganas ni intenciones tengo.
    Que hoy nos toca vivir.

    La vida se me descubre,
    Como eterna partida de ajedrez.
    Con esos peones cachondos,
    que transitan por doquier.

    Con la monarquía en Moguer,
    que toda la peña se intenta comer.

    Esos caballos salvajes,
    que saltan de tres en tres.

    Los alfiles en diagonales,
    que te enfilan por joder.

    Y esas torres altivas,
    que cuando salen,
    suenan a duelo al amanecer.

    Qué es la vida ?
    Una eterna partida de ajedrez.
    ...
    No, todavía no me toca partir.
    Que tengo la partida a medias.
    Y claro, no quisiera hoy perder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Te recuerdo Lux que el ajedrez es el primer juego no sexista de la Historia.
    Mientras que el Rey se mueve casilla a casilla, en un lento movimiento de huida, nada masculino y más bien torpón, la dama o Reina se mueve con total libertad por el tablero, con finura y elegancia, no exenta de garbo y potencia, amén de un peligro que para qué las prisas, repartiendo mamporros a doquier, y estando a la vez en cualquier sarao que se precie, con inteligencia y multitud de matices propios de su naturaleza femenina, a saber.
    Posición estratégica, mamporro a corto plazo, estacazo a medio/largo plazo, corná al Rey y a cuanto súbdito le fuese fiel, desayuna peones, machaca alfiles y descuartiza cuantos caballos se le ponen a tiro.
    Un matriarcado donde el Rey, cobarde y lento, se tiene que conformar con un ridículo papel de secundón.
    Menuda dama la Señora Reina !!
    Como para ningunearla en el tablero !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Como homenaje particular, quiero resaltar lo que más me ha gustado de él, con mucha diferencia. Lo sacó SEix Barral y es una recuperación de tres novelas con Natham Zuckerman como protagonista ("La visita al maestro", "Zuckerman desencadenado" y "la lección de anatomía"), y como añadido, el epílogo de "La orgía de Praga".

    Leídas todas seguidas, estas novelas que suman 550 páginas te sacan del mundo (lo que es, creo, uno de los motivos por los que leemos).

    ResponderEliminar
  10. El título del volumen es "Zuckerman encadenado"

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que los divagantes continúen divagando.