19 de febrero de 2016

"Capitalismo Canalla" de César Rendueles

"Capitalismo canalla", un título bien chulo, es "una historia personal del capitalismo a través de la literatura" de César Rendueles, un profe de sociología de la Complutense. Como casi cualquier cosa explicada a través de la literatura tiene muchos puntos para interesarme, me lanzo a por el libro, tras escucharle una entrevista en Carne Cruda.

El libro recorre la historia desde el punto de vista del "canallismo del capitalismo", sistema económico que, Rendueles argumenta con la historia, no es el único posible. Una de las cosas que ya suponía (que estamos ante un cambio de paradigma/sistema, que durará un tiempo, y que no sabemos qué vendrá después, como pasó cuando se dejó el feudalismo por ej), se ha confirmado con este ensayo: el capitalismo está muerto, y ha pasado de caminar arrastrando los pies, como en las pelis de Romero, a correr que se las pela como hacen los zombies modernos. Da igual: sus días están contados.

Mi principal crítica al libro es que yo habría querido más literatura. Porque los libros a los que alude lo merecen: Robinson Crusoe (desde que conozco al Peda me ha contado que en Económicas les hacían leer la novela de Defoe), Moby-Dick (sí, soy pesada pero: el mejor libro nunca escrito), W o el recuerdo de infancia, Utopía, Las uvas de la ira, El Lazarillo de Tormes, Oliver Twist, Middlemarch, La lluvia amarilla, El disputado voto del Senior Cayo, Frankenstein, La Tempestead, El corazón de las tinibelas, Viaje al fin de la noche, etc...

Me va a quedar un divague un tanto inconexo y tal vez sin sentido: entono un mea culpa. Tal vez es porque me he quedado con esta sensación, tras leer el ensayo. En lo que queda de divague enumeraré las distintas fases históricas que recorre Rendueles, con algunos de mis subrayados. No sé si el producto final tendrá sentido... ahí voy:

El mercado generalizado es una excepción histórica
Vivimos en una civilización única en la historia. Por primera vez una inmensa cantidad de personas basamos nuestro sustento material y nuestra organización social en la práctica generalizada de tratar de obtener ventaja de los demás (...) venda caro, compre barato. La historia de la modernidad es, en primer lugar, la crónica de la subordinación de toda nuestra vida social a las relaciones comerciales. (...) La idea de que la competición tiene un fuerte componente autodestructivo y debe estar limitada era un elemento básico de la organización social tradicional (...) Hemos necesitado 3-4 siglos de entrenamiento para llegar a aceptar que el trabajo, la tierra, los alimentos básicos, el agua... son mercancías que se pueden comprar y vender. 

El surgimiento de un tipo de comercio muy peculiar: el mercado de trabajo
Cómo es que la gente tomó la decisión de trabajar a cambio de un sueldo? La respuesta es que no lo hizo en absoluto. (...) A lo largo de los siglos y en contextos muy diferentes, la gente que procedía de sociedades tradicionales ha mostrado una gran resistencia a responder a las necesidades del mercado de trabajo. (...) era habitual que la gente trabajara hasta que reuniera algo de dinero para abandonar el empleo hasta que lo volvieran a necesitar. (...) 

A lo largo de varios cientos de anios, millones de personas fueron perdiendo sus medios de subsistencia tradicionales y se vieron obligados a ofrecer su fuerza de trabajo. Fue un proceso lento, sangriento y complejo en el que tuvo un rol vital la desaparición del derechos consuetudinarios de la caza, pesca, los pastos, o la lenia. Cercaban los terrenos de cultivo, a veces en relación directa con otros intereses, como el desarollo de la ganadería en Inglaterra para el comercio de lana-procesos equivalentes con el aceite de ballena en el SXVI o del petróleo en el SXX. La caza furtiva se convirtió en un campo de batalla y Rendueles lo ilustra con el libro de Roahl Dahl "Danny campeón del mundo", que leí cuando tenía 10 anios. 

Los pensadores burgueses posteriores se dieron cuenta de la necesidad de contar con una masa de pobres desposeídos dispuestos s trabajar. Atención a las siguientes citas de autores del siglo XVIII y principios del XIX  sobre "la gestión de la pobreza": 

 Empezamos por Bernard Mandeville:
“Todo lo que hace aumentar la abundancia de un país contribuye a abaratar la mano de obra, donde se maneje bien al pobre. Pues lo mismo que se debe evitar que pase hambre, conviene impedir que reciba nunca lo bastante para poder ahorrar. El interés de todas las naciones ricas consiste en que la mayor parte de los pobres no puedan estar desocupados casi nunca y que, sin embargo, gasten continuamente lo que ganan. En una nación libre, en la que no se permite la esclavitud, la riqueza más segura consiste en una multitud de pobres laboriosos. Para hacer feliz a la sociedad y tener contentas a las gentes, aun en las circunstancias más humildes, es indispensable que el mayor número de ellas sean, al tiempo que pobres, totalmente ignorantes”.
Esta es de Adam Smith:
“Es un hecho muy conocido que la escasez alienta la industria y que el trabajador que puede satisfacer sus necesidades trabajando tres días semanales, permanecerá ocioso y embriagado el resto de la semana. En los condados donde hay manufacturas, los pobres no trabajarán nunca más horas de las que necesitan para alimentarse y atender a sus gastos semanales. Podemos decir sin temor que una reducción de salarios en las manufacturas laneras sería una bendición y una ventaja para la nación.”
Sigue Francois Quesnay:
“Es muy nocivo permitir que la gente se acostumbre a comprar trigo a un precio demasiado bajo. El resultado es que se vuelven menos trabajadores, gastan poco en el pan que comen y se hacen perezosos y presuntuosos. Los años de abundancia los granjeros tienen dificultades para encontrar trabajadores y siervos y son muy mal servidos por ellos”.
Continúa Antonio de la Gándara: 

“Los verdaderos imposibilitados e inválidos absolutos (pobres verdaderos) son muy pocos. Para cada uno de éstos hay cien pobres voluntarios. La caridad es la reina de las virtudes, pero si se aplica mal es un seminario del ocio y una escuela de holgazanería. El trabajar es cuesta arriba. El holgar y vagabundear con seguridad de sopa y sus cuartejos al paso para vino y tabaco es vida muy licenciosa”

Y damos paso a Thomas R. Malthus:
“Es muy importante para el pobre que nadie pueda considerar la limosna como un fondo sobre el que pueda contar. El pobre debe dedicarse a ejercitar sus propias fuerzas, desplegar todas su energía y toda su previsión, y considerar sus virtudes como su único recurso, considerando que si llegan a faltarle los otros medios de socorro no son más que un objeto de esperanza”.
Nota: Gracias al blog "Espejismos digitales", de donde he sacado estas citas. Suenan de rabiosa actualidad? Tristemente sí...

Conflictos políticos del inicio del capitalismo (que en buena medida hemos heredado) p90
Los europeos del SXIX comprobaron que el fin de las guerras religiosas, que durante casi dos sigos habían convertido al continente en un matadero, había dado paso a la transformación de la propia sociedad en un campo de batalla.

(...) Un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo se refiere a la conciencia generalizada de que el conflicto social es inevitable. Existía un desacompasamiento radical etre las conquistas políticas de la modernidad-la libertad religiosa y de conciencia, la racionalización de los códigos legislativos- y la situación material de las grandes masas desposeídas. 
 
Origen de la forma de organización laboral de la sociedad industrial
La instauración de los regímenes laborales típicos del capitalismo están ligados con el colonialismo y la esclavitud. 

Las principales innovaciones de la Revolución Indusrial tuvieron que ver con la organización del trabajo (...) Las fábricas textiles, por ejemplo, transformaban a los artesanos en trabajadores dependientes, privados del poder de negociación que antes tenían. Lo que conocemos como ludismo fueron un conjunto de revueltas populares cuyo objetivo era conseguir que el nuevo sistema productivo no rompiera los lazos sociales tradicionales y luchar para que  se incluyeran medidas tan avanzadas como el salario mínimo, limitación del trabajo infantil y derecho a sindicarse.  p 119

El esclavismo no es un residuo del mundo antiguo, sino un elemento central del desarrollo capitalista. En los inicios de la modernidad, el tráfico de esclavos no ocupaba un lugar central en las economías occidentales. Fue la economía industrial la que produjo una expasión sin precedentes del comercio de seres humanos p 124

Esta cita escalofriante es de Céline, "Viaje al fin de la noche": 

"Los indígenas, por su parte, no funcionan sino a estacazos, conservan esa dignidad, mientras que los blancos, perfeccionados por la instrucción pública, andan solos. La estaca acaba cansando a quien la maneja, mientras que la esperanza de llegar a ser poderoso y rico con que están atiborrados los blancos no cuesta nada, absolutamente nada. (...) No sabían, aquellos primitivos (los egipcios antiguos), llamar "Señor" al esclavo, ni hacerle votar de vez en cuando, ni pagarle el jornal, ni, sobre todo, llevarlo a la guerra, para liberarlo de sus pasiones. Un cristiano de veinte siglos, algo sabía yo al respecto, no puede contenerse cuando por delante de él acierta a pasar un regimiento. Le inspira demasiadas ideas." p138


La gran crisis económica, social y política de comienzos del SXX
Durante el periodo de entreguerras las instituciones democráticas solo sobrevivieron en cinco países europeos. Las sofisticación intelectual extrema se vio sustituida por una irracionalidad entusiasta. Los científicos leían a los griegos, los poetas, músicos y pintores vanguardistas era venerados como hoy las estrellas de rock. Sin embargo, unos pocos anios depués, los nazis declaraban un profundo aprecio por la magia, el ocultismo, y la parapsicología. (...) Se derrumbó la fe en un progreso económico ilimitado basado en el libre intercambio comercial, religión del siglo anterior. Durante los siguientes 50 anios, la ideología del mercado autorregulado sería considerada una quimera peligrosa. p 150

Winston Churchill, que creía que la victoria militar en la Segunda Guerra Mundial le aseguraría un segundo mandato, fue derrotado en las urnas por el laborista Clement Attlee en 1945. Los soldados ingleses, en su mayoría de clase trabajadora,  desafiaron así las políticas clasistas y liberales de Churchill. El gobierno de Attlee empleó esta energía para iniciar un programa de reformas muy novedosas, experimentales que cambiaron el país por completo: el desarrollo de las estructuras básicas del estado social europeo -la sanidad pública, nuestro querido NHS, los subsidios de desempleo, la jubilación- requirió de un inmenso entusiasmo político. p 171


Algunos callejones sin salida del proyecto de Estado del Bienestar
Con el desarrollismo de la década de los 60, al menos en Italia, la materia prima social del cambio político terminó por desaparecer. Se había consumado un genocidio cultural (...) En los anios 60, los jóvenes de los arrabales ya se averguenzan de ser proletarios e intentan parecerse a "los hijos de papá". p183

Fue entonces cuando vestir, comer, viajar o hablar como un idiota con la billetera llena dejó de ser algo ridículo y se convirtió en nuestro ideal de vida. Fue entonces cuando pertenecer a la clase trabajadora comenzó a ser motivo de verguenza. p 184

Hicimos lo imposble por vivir como ellos. El consumo de masas es una pálida imitación aspiracional del estilo de vida de los ricos. p.195

Pérdida de legitimidad social de las instituciones políticas y eocnómicas en la actualidad. 
Todo a nuestro alrededor está diseñado para que nuestros gustos mediados por el mercado sean nuestras principales senias de identidad p. 202

~~~~~

Se confirma, pues, que este conjunto de mis subrayados del libro no tienen sentido así, extirpados del texto? Empecé a escribir el divague con la intención de aclarar lo que me había quedado del ensayo, y me mantengo en una idea: los errores del pasado se siguen repitiendo. Que al mercado no se le puede dejar solo ya se dieron cuenta antes, y lo vamos a hacer de nuevo. Que lo que dicen los del Ibex 35 ya lo decían los pensadores aquellos de las pelucas blancas, y da aún más miedo, por lo que decía antes de "no aprender de los errores".

Cuando cierro el libro, en la última página, veo una frase que apunté en su día cuando el libro andaba por mis manos. Leía un artículo de la gente que escala hoy en día el Everest: ya no son aquellos montanieros puntuales del principio, ahora hay hordas que pagan miles de dólares por el privilegio, que incluye un sherpa. Lo que me chocó, y pondrá un punto final ilustrativo al divague sobre hasta dónde ha llegado el Capitalismo Canalla, es que cuando un escalador quiere saber quién es el escalador al que le lleva el equipo un sherpa determinado la pregunta es:

 "Who is your ownwer?" "Quién es tu amo?"












c

12 comentarios:

  1. Interesante divague.
    Resulta muy curioso observar que cuando he estado en momentos de mi vida donde el capitalismo me ha dado matarile (léase situación de desempleo, expulsión del mercado de trabajo, falta de protección del sistema ante enfermedades como la anorexia o la bulimia, desestimación de financiación bancaria o la inevitable aparición de repulsa social y posterior proceso de etiquetado como consecuencia de alguna de las anteriores desgracias ), mi vida ha mejorado notablemente.
    Me explico con un ejemplo.
    Ayer mismo me sentí muy bien.
    Escuché y ayudé, sólo a través de la palabra y al uso de ejemplos a un chico jordano que tenía graves problemas con una chica marroquí a la que estaba a punto de desposar.
    Un cipote del carajo.
    Una mezcla de problemas migratorios, culturales, humanos, donde subyacía la crisis económica occidental, aderezada con problemas de desarraigo cultural y religioso.
    ...
    Man, que así se llama el jordano, y yo, estuvimos dos horas hablando con el Corán y la Biblia por medio, en un bar.
    Y al final, ambos habíamos crecido y trazamos un plan para intentar resolver la complicada situación.
    ...
    No creo en los sistemas, pero la realidad es que sí creo en las personas.
    Y que el principio de solidaridad universal, la libertad de pensamiento, el honor y el respeto, siguen dependiendo de la capacidad de comunicación directa entre seres humanos, a pesar de cuantas diferencias sociales, culturales y religiosas nos limiten.
    ...
    Cada vez que entro en barrena según los criterios del mercado laboral occidental, más crezco como persona.
    ¿No es para mosquearse?
    ...
    Y sí, para satisfacer vuestra lógica curiosidad, me adelanto.
    El jordano musulmán se llevó a casa un regalo del madrileño católico.
    Mientras que saltaban todas las barreras y todos los prejuicios, por los aires.
    Porque allí, y fuera del mundo de las etiquetas, sólo había dos hombres libres.

    ResponderEliminar
  2. He leído tres párrafos del divague. No voy a leer más.

    Quiero este libro.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado el post Di.
    Tus retazos extraídos también tienen sentido.
    El libro sin duda, resulta interesante.
    Y si.....yo no me canso de repetirlo, los errores del pasado se siguen repitiendo, la historia se repite una y otra vez, lo que cambia es la melodía que le acompaña.
    Hay un libro interesante a raíz del texto que has escrito sobre él periodo de entreguerras que aborda los intentos democráticos que hubo en Europa en ese periodo y que bajo mi punto de vista, es muuuyyy interesante: Europa contra Europa de Julián Casanova (lo tiene Ro, por si se lo queréis pedir prestado).

    ResponderEliminar
  4. Quien no haya leído Viaje al final de la noche, de Luis Fernando Céline, no sabe lo que es la literatura (y no sabiendo esto, se va por la vida con rumbo errático). Un poco antisemita, el muchacho, (“Nadie es perfecto”, como se dice al final de una de las grandes pelis), y un pedazo de anarquista vital porque tenía un ojo maravilloso para ver la vida y sus trampas sociales. Y bien que pagó lo del antisemitismo.

    Todo lo que cuentas son los materiales con los que está construida mi cabeza ideológica, así que me sienta mal que lo cuentes como si fuera algo malo. Es por ello que:

    1) He llamado a mis abogados para que formalicen la creación de un sindicato llamado Manos Impías.

    2) Una vez formalizada la inscripción, pondremos una denuncia ante el tribunal más alto, por Ofensa a los Sentimientos Capitalistas, contra ese Rendueles (un mal bicho) y contra ti, autora de este post (otro mal bicho). Os vamos a sacar los higadillos. ¿O es que los joputas no tenemos sentimientos que pueden ser ofendidos? ¿Eh?

    ResponderEliminar
  5. Me lo apunto en los pendientes. Tiene muy buena pinta, pero sobre todo tiene mucho para reflexionar sobre hacia donde vamos y qué mundo queremos que habiten nuestras hijas.
    Esta mañana oyendo a Varoufakis en la radio francamente me daban ganas de echarme al monte. Y escuchar a Borrell que quizás la unión europea no era tan buena después de todo....en fin el despiporre.
    Los joputas no solo tienen sentimientos, es que aplastan los míos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias divagantes, no es q os tenga abandonados es q estoy mala con fiebre y muy Tirada. Acabo de descubrir q desde un móvil viejo escribo mejor pq está configurado en espanish así q desde aquí uno breve...

    Gracias DRIVER por compartir tus historias humanas con nosotros.

    MO, cuento una cosa... Rendueles dice en un punto "soy de seguir reglas pero no me gusta q me den órdenes", en uno de los capítulos q además habla de sus momentos de simpatizante con la insumision. Bien, yo soy un poco así: A mi me encanta la estructura, soy en mi trabajo muy lógica y ordenada. Si yo.escribiera un ensayo de "lo mío" seria tipo 1.2.4.c.... A ver, es un poco una broma, pero en este libro, como mi nivel del tema es bajo, yo he echado de menos estructura... Me ha parecido un sindios, como varios Divagues A lomloco... Pero igual soy yo.

    NO!!! Me encanta q hagas de celestina libril en el blog! Lol... He oído hablar del libro, pero yo soy muy dura con los ensayos... A no ser q me apasione el tema, me cuesta... Tengo el suyo de la guerra civil para estudiantes extranjeros y lo deje...

    Nan...quedo a la espera de tu nueva organización Manos Impíos...insisto: el kapitalismo esta muerrrrto... Como vetusta.

    MARISa, aun no he podido escuchar el programa de varufuckme, y eso q mi productividad de hoy ha sido para llorar... Soy un trapo!!!

    Os mando abrazos con viruses de nueva generación

    Di

    ResponderEliminar
  7. He encontrado el programa q dice marisa... Ahí va

    http://cadenaser.com/programa/2016y/02/19/a_vivir_que_son_dos_dias/1455901880_977700.html

    ResponderEliminar
  8. He encontrado el programa q dice marisa... Ahí va

    http://cadenaser.com/programa/2016y/02/19/a_vivir_que_son_dos_dias/1455901880_977700.html

    ResponderEliminar
  9. pues no va. Al menos dice "Programa no encontrado".

    Entretanto, mi primo García Fajardo, al que no conozco ni es familiar mío, ha escrito esto, que viene muy al caso de lo de "tirarse al monte", pero en fino.

    http://periodistas-es.com/cuando-no-quedan-por-perder-mas-que-las-cadenas-65344

    ResponderEliminar
  10. Vale, pues guglea esto q entonces si q sale

    "Lo que Europa ha hecho con Grecia es terrorismo financiero" | Diálogos | Cadena SER

    ResponderEliminar
  11. Nan, me has convencido. O tu no familiar. Vale como medida intermedia entre echarse al monte y echarse la siesta eso de echar del poder a los actuales gobernantes. Pero también te digo que con las noticias que hoy van saliendo, que si Psoe y C`s tienen un pacto por ahí que dará por saco al resto, casi me estoy arrepimtiendo de lo que acabo de decir. Voy preparando el macuto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joé. No me había enterado. Acabo de venir de la inauguración de una expo de dos artistas callejeros de Holanda (estaba matáo, pero no me quedaba más remedio porque la expo la había organizado yo).

      Qué depresión, tú. Qué aburrimiento. Cuatro años viendo los caretos de Riverita y Pdr Snchz, la pareja preferida de los niños y de las empresas del Ibex.

      Eso sí, a grandes males, grandes remedios. Me quedan 40 euros en la cuenta y ahora mismo me meto y me los juego en Bolsa. Seguro que en pocos días tengo 44. O 45, si las cosas se dan bien.

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.