7 de septiembre de 2015

Durante las noches solitarias... (Suscribo a los Rolling Stones)

Cuando esas semanas en las que todo está mal nos visitan, los hados deberían tener el detalle de elegir un momento ocioso. Para por lo menos, sentarte a divagar.  Pero cuando la mierda es con mayúsculas, tiende a tenerte muy ocupada, de día y de noche. En una muestra de retorcimiento suprema, eleva tu cortisol matinal  para que despiertes a las 6 am y llegue ya El Final del Día: yo no me podré dormir y pasaré el día agotada, arrastrándome por los pasillos, a ratos luchando con ataques de bostezos encadenados. En este estado deambularás como sonámbula, tirando a gruñona (me gusta más la palabnra inglesa, grumpy, evoca al tierno enanito de Blancanieves), pasando de las estupideces mayúsculas que escuchas de gente que, afortunadamente no ves a diario, pero explotando con un taxista que se pone a hacer un discurso "político" -no precisamente edificante- en tu carrera. 

En fin, que no puedo divagar, pero voy a colgar un par de fotos que reflejan mi humor y espero os gusten y, sobre todo, una canción. Con historia. 

El otro día alguien entró en una entrada del blog antigua en la que yo hablaba de mi pasado (oscuro) como locutora amateur en una radio libre de Vetusta (Radio La Granja), hace varios periodos geológicos. Y esa persona con el nick Radio Roncudo comentó que Juanito Comején, mi gran hombre en el control, seguía haciendo radio libre en un pueblecito de Galicia, y que sus programas se podían escuchar online. 

Tecleo y... de repente... esa música. Los Stones:

Through the lonely nights I think of you
Through the lonely hours I dream of you
I don't know why I do it, but I do
Why do you take it, what's wrong with you?

Era la sintonía del programa de Juanito, siempre a la medianoche de los jueves... "antes la hora del lobo, ahora, la hora del Comején". Escucharla, después de tantos anios, me transportó directamente a aquellas noches: yo estaba en los primeros anios en la facultad, con Fashion, que aún iba de colegiala, pegadas a la radio, oyendo buena música, a menudo cabreándome con el locutor, con el que debatíamos y divagabamos in situ el sábado, cuando me hacía el favor de ser el controlador del "Quédate", mi pograma.


Esta canción, maravillosa, me ha alegrado la semana, así que ahí va... Querría haberla encontrado sin imágenes: es mejor escucharla a oscuras, ya en la cama y si es posible, en la medianoche de los jueves. 

Volveré.









15 comentarios:

  1. Música en la noche.
    Estás ahí, tú. Decenas de pensamientos desordenados, cada uno más enrevesado que el anterior.
    Pones la radio.
    Una voz en la oscuridad.
    Habla despacio, sin prisas, con una vocalización nítida y precisa, tal vez preciosa.
    Y de pronto, un golpe de suerte. Una canción que te llega al cerebro. Las conexiones neuronales dejan de dar vueltas, y la música hace que el lóbulo derecho se relaje unos minutos. El izquierdo, muerto de la envidia, se deja llevar también.
    Con los ojos cerrados te dejas arrastrar hacia un gesto, una imagen, un ritmo o vete a saber qué.
    El caso es que unos tipos, una banda, un cantautor o un estribillo tiran del lóbulo y te arrastra hacia un paisaje agradable.
    Donde la música te lleva, y tu alma hace una pirueta.

    ResponderEliminar
  2. Ánimo Di!

    Yo no soy mucho de radio, me distrae, me cabrea y me acompaña poco aunque tuve una época de adolescente en que sí la escuchaba por la noche.

    Voy a escuchar la canción en tu honor. Y que sepas que en spotify tengo una lista "up" que a lo mejor te sirve para aguantar todo el día.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hey darlings, gracias por los ánimos.. DRIVER, la verdad es q, como describes, la radio por la noche es pura magia. Ahora, como MO, yo lo asocio con mi antes de vivir en pareja... irte a la cama con laradio, dormirte con ella... cuando duermes con alguien... pasa a ser tu radio :) Yo siempre escucho la radio, continuamente, cuando hago cosas q no requieren concentración (conducir, "cocinar", duchar, etc...) Me está dando la risa cn el cocinar... ahora viene quien dirá q es todo inventado!

    LUX, me alegra mucho q te guste la canción.. yo ya no sabía si es por los recuerdos q me ha encantado volver a escuharla, pero me confirmas q es chula... no sé porqué... me recuerda a "Late for the sky" de Jackson Brown, una canción que me encanta...

    muxus

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Así que ahora sos Di Vagando, pues genial¡¡¡ Siempre en la radio¡¡¡ Yo ya ves que he cambiado de día, de Jueves a Sábado, pero todo lo demás sigue igual, aunque pasen los años (que para eso están, para pasar). Un abrazo y a ver si no perdemos el contacto. Juanito Comején

      Eliminar
    3. Hola Juanito, que ilusión! Y la q me hizo cuando te oí en la radio... se lo conté a mi hermana q te manda abrazos.

      DI me bautizó una tal Diva, q tuvo la idea de comenzar este blog hace ya casi 6 años. Ella ya lo dejó, así q aqui sigo yo.... con el disfraz de Di, más de 20 años después (que 20 años no es nada) q aquel otro disfraz de agitadora de las ondas del sabado por la tarde...:) Mil gracias por todos esos ratos de radio.. y las broncas! :)

      keep in touch, quédate...nos oímos y leemos.

      xx

      Eliminar
  5. http://www.youtube.com/watch?v=I11t5mj9FOk&list=RDI11t5mj9FOk

    El chico de los vaqueros y la camisa blanca entró en mi coche.
    Se sentó en el asiento del copiloto, con un piano y una banda.
    El coche no es muy grande, así que andábamos pelín apretadillos.
    Se puso a aporrear el piano, a cantar suavemente y a dejar pasar los minutos.
    Al rato se incorporó su banda, armándose un buen cipote en mi coche.
    Cables, conexiones, amplificadores y una chica con voz fresca.
    ...
    Empezando así el día, quién sabe cómo la acabaría ?
    Podría pasar cualquier cosa después de aquello. Diez personas en mi pobre coche y tres toneladas de material, es mucho.
    En cambio a mí me pareció un equipaje ligero.

    Capaz de todo.

    ResponderEliminar
  6. Un beso, Di. No te escapes, otro más.

    ResponderEliminar
  7. Ánimo a esa Di-rectora. No hay nada más saludable que pasar los malos ratos con música. Muy buena la de los Rolling. Ha sido nombrar a JB y tener que pasar por aquí.

    Saludos a raudales.

    ResponderEliminar
  8. No es medianoche, pero es casi jueves y me voy a dormir en un momento, así que escuchar a los Rolling es como una nana. Y para que te animes, te mando un beso musical.
    https://www.youtube.com/watch?v=Y6wgQf4RYaw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Diiiiiiiiiiiii !
    ....
    Otra vez. Diiiiiiiii !
    ...
    ¡ que no se oye ! Un poco más fuerte, si no os importa.
    Diiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii !
    ...
    Bien, así está mucho mejor.
    Mucho mejor.
    Más mejor ?
    Mejorín ?
    Mejorando ?
    ...
    Sí. Mucho más mejor que mejorín y mejorando.
    Mejorivagando ?
    ...
    Oye. Esa palabra, mejorivagando ni existe ni existirá, listo.
    ...
    Pues acaba de nacer.
    Siempre hay un primer paso.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.