19 de julio de 2012

Las Olimpiadas Republicanas de 1936


Con este divague declaro inaugurada una nueva sección de "di-stintivos" del divlog: LOS DIVAGUES OLÍMPICOS!!! Sí, era necesario. En Londinium llevamos ya meses con el tema y, qué mejor reportera para la visión alternativa a la BBC que la que firma, que no tiene entradas para ningún evento oficial y ni siquiera tele? (Necesito una pantalla urgentemente para ver aunque sea la famosa ceremonia el primer día de Danny Boyle, director cuyo uso de lo visual me apasiona). 

Pero divago. Hoy de lo que quería escribir es de las "Olimpiadas que nunca fueron", la Olimpiada Popular de Barcelona en el verano de 1936. Barcelona? 1936? No fue el infame año de la Olimpiada en Berlín, en pleno auge del nazismo? 

Sí. Pero estaba claro que Berlín iba a ser una plataforma de propaganda más del régimen fascista, así que muchos atletas decidieron no participar en el carnaval nazi, desfilando ciegamente delante del Führer, y boicotearlo. En realidad, solo la URRS y España boicotearon completamente los Juegos de Berlín, pero en otros países, sindicatos y asociaciones de trabajadores tenían claro que Berlín no era kosher. 

 Pero el recién elegido gobierno del Frente Popular decidió que, además de boicotear los Juegos de Berlín, intentaría robarles la gloria siendo los anfitriones de los Juegos Alternativos, una quincena antes. Barcelona ya tenía instalaciones de la Exposición Internacional de 1929 (como nota personal, La Yaya, entonces de 9 años, recuerda visitarla con sus padres). Tenían estadio, bandera, villa olímpica, símbolo y carteles de propaganda tan bonitos como el que incluyo (me recuerda a un libro que tengo de carteles de propaganda de la República, preciosos). Atención a los tres musculosos atletas del cartel, uno blanco, uno negro, otro asiático. Gran contraste con Berlín, obviamente, donde lo ario era Trending Topic

 Una de las más grandes delegaciones de atletas venía del Reino Unido. En aquella época, la izquierda se tomaba el deporte muy en serio y los comunistas británicos de los años 30 jugaban al cricket, futbol o hacían travesías en el countryside, a la vez que hablaban de la Revolución. En total unos 6000 atletas de 22 países llegaron a Barcelona, de los Estados Unido, Escandinavia, Francia, e incluso disidentes alemanes. 

 Cuentan que el ambiente en Barna esas semanas de preparación fue épico (oh, las noches de fiesta en Barna!). No existía aún la mercadería de los sponsors olímpicos que hacen que hoy en Londinium nos prevengan de usar esto ni aquello en ningún evento privado o no-oficial. El perfil del atleta era “deportista y de izquierdas”, tal vez menos preparados que los que iban a Berlín en lo físico, pero definitivamente, más amueblados en la sección ideas. Para los que la camaradería y todo eso del (dónde ha quedado?) “espíritu deportivo” era algo todavía digno de luchar y creer. 

 Imaginemos su pérdida de inocencia: estos hombres y mujeres presenciaron cómo, apenas a unas horas de la ceremonia de inauguración, Franco y sus secuaces iniciaban una revuelta militar en contra de la República democráticamente elegida, que cambiaría nuestro país y nuestro destino trágicamente, y de la que aún no nos hemos recuperado. 

 El deporte y la política se han mezclado a lo largo de la historia, los 11 atletas israelíes asesinados en Munich en 1972 son un ejemplo claro, pero más cercanamente, cómo no recordar los famosos bloqueos de nuestra adolescencia (USSR y EEUU). La historia de la Olimpiada Popular de Barcelona, a la que intentaron asistir gente con el coraje de decir que no a lo que les parecía incorrecto, tiene que ser conocida, y todos los atletas que tuvieron que volver a sus países sin competir, recordados. Muchos se quedaron para luchar por la República. Pero esa, es otra historia. 


* Nota: Este divague está adaptado de un artículo del Evening Standard de J Freeland que comenta el libro “Pantehon", de Sam Bourne.

31 comentarios:

  1. Los rojos siempre hemos gestionado mal los tiempos. Sería para reír si olvidamos que para ese 20 de juliol ya habían fusilado a unos centenares o miles.

    Ardilla, que es muy campechana (es el único rasgo borbónico que le veo) se fue de Madrid encargándome que le grabara la ceremonia esa. Le dije: "Antes me corto el dedo que darle al botoncito rojo para grabar esa mierda". (Omito la respuesta por si algún niño lee este blog).

    Pero, ah, la cosa ha cambiado mucho. Un gafapasta como yo, que hace una muesca en la patilla derecha de la gafa cada vez que lee El Quijote, no puede dejar de grabar un espectáculo de Danny Boyle. Grabaré la ceremonia, mi corazón esnob no saldrá herido y en cualquiera de esas discusiones tontas podré decirle: ¿Cómo que no te quiero? ¿Olvidas que te grabé la Ceremonia?

    ¡Tres en uno, el mejor lubricante del Mundo Libre!

    (Y por favor, si te ha tocado comerte las Olimpiadas, te *o*e*, pero no nos des demasiado la paliza).

    ResponderEliminar
  2. Dos veces nombras a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas por sus iniciales y las dos te equivocas, camarada. Que sepas que la Komitet Gosudarstvennoy Bezopasnosti no ha desaparecido, simplemente está manteniendo un perfil bajo. Y estas cosas se saben. Un respeto.

    Por lo demás reconforta ver que lo de que las Olimpiadas y la propaganda vayan de la mano no es una novedad...

    ResponderEliminar
  3. Camarada Jefe Basa, con el debido respeto, disiento: con lo de "perfil bajo" peca usted de un optimismo basado en un Argumentario de la época de Beria. Como no actualice el Material de Información de Nuestra Oficina, me hago un ERE-kiri.

    Por lo demás, sabe perfectamente que la Agente Di es muy animosa (ya le he enviado a Usted algunos informes confidenciales alertándole del peligro de mantener abierto este Centro de Rojización) y cuando escribe URRS, combina la URSS con la exclamación Tres URRaS (sin "h", a lo vasco, y comiéndose la "a".

    En cuanto al USSR, la única explicación (contra la que le previne a Usted en el IC 174, Anexo IV) de que de tanto vivir en Inglaterra se está haciendo proclive a los USA.

    Para evitarlo, si tuviera a bien mirar si nos queda algo del oro de Moscú, comprarle una casita de nada con bonito patio arábigo andaluz, palmeras, etc. en Marrakesh, contrarrestaríamos fácilmente su revisionismo capitalista.

    En los 11 meses en los que no podría habitarlo por cuestiones laborales, me ofrezco, sin sobrecoste salarial, a servir de guardián del palacetillo.

    ResponderEliminar
  4. Ay ay ay, me estoy riendo tanto con los Camaradas-petardo NAN y BASAJA... Vale, sí, necesito un editor.... Nan: los USSR es en lo unico q tengo disculpa es el inglés (no los USA): "Union of Soviet Socialist Republics"("Back in the USSR" de los Beatles y aun había otra ochentera q no recuerdo-Diva help!)

    Tb me gusta lo del "Centro de Rojización" para el divlog (creo q Diva nos hara boikott aquí...)

    AH, NaN, lo de sufrir los olimpics conmigo no es negociable. Vienen órdenes de allá arriba.

    Veo q alguien al menos tinee criterio (Ardilla)

    Os mando muxus

    Firma: Agente Di
    PS: Este mensaje se autodestruirá

    ResponderEliminar
  5. Ah, claro, es que yo lo cantaba así: "baquín de llúasesor"

    ResponderEliminar
  6. ¿No era "Born in the USSR" del Boss? La ochentera que te falta es la del ataque preventivo de la URSS... Propaganda, camaradas, todo propaganda.

    NáN, tus explicaciones no me convencen... A ver si voy montando un Comité...

    ResponderEliminar
  7. He encontrado la ochentera... no he podido ver todo el video, pero lo q he visto, da miedo.. ahí va..

    http://www.youtube.com/watch?v=TU5ZT_ui87k

    ResponderEliminar
  8. Miedo me da que durante estas olimpiadas no nos den un susto, pero así como mundial o europeo, lo que pase primero. Es broma, más o menos.

    ResponderEliminar
  9. ¿mayor del que nos han dado hoy, con la Prima de Riesgo a 607 en cuanto el País Valenciano ha pedido un rescate (perdón, que se dice pulpo a feira) de 3.000 millones, por la herencia recibida de los socialistas que gobernaron hace 18 años? Me parece difícil, pero Nicky Montoro y sus amigos de Little Italy quizá lo consigan. ¡Ánimo muchachos!

    Que digo yo que, bien mirado, el cartel es una mierda, porque la gran O, al ocupar todo el espacio, parece que es la primera letra de las dos palabras, y solo lo es de la primera. En realidad lo que leo es Olimpiada Opopular.

    Claro que si cogemos solo el dibujico, que es chulo, y convertimos la O en un simple círculo que contenga el Aguilucho, el texto sería:

    LIMPIADA
    POPULAR

    Una pancarta magnífica para llevar a las manis contra los recortes (mientras no me recorten la mano de llevar la pancarta).

    ResponderEliminar
  10. Gracias XISCA, como siempre tambien porser mi PR en twitter (un muxu muy grande!). Parece ser q la security para entrar a la villa olimpic deja las aduanas de los EEUU en juego de ninios, pero como apuntas, los q nos pueden dar un susto están allí, en palcos VIP...

    Será triste el contenido de tu primer párrafo, Nan, pero me estoy riendo... q si pulpo a la vinagrette, q si los 18 anios... Con el cartel no te metas, o te hago una serie de los carteles esos tan chulo q te decía (q seguro tienes, pero por molestar). LO de Opopular mola, es así como brasileiro. La limpiada popular empieza a ser una cuestión de supervivencia.

    sEGuimos restransmitiendo desde el corasao de la city olímpica

    reportera más di-charachera

    ResponderEliminar
  11. ¡A mí el cartel me encantó! Y la idea del aro olímpico rojo separado del resto porque los colores están en la piel que sujeta la bandera, me ha parecido una idea la mar de sugerente para una olimpiada alternativa a la de Adolf. (Claro que confesaré, así, en voz baja y esperando que no se lo conteis a nadie, que a mí la estética fascista de los 30 me pone: ¡Esas pelis de Leni riefenstahl!)

    ResponderEliminar
  12. Exijo una rectificación estética: Leni Riefenstahl fue una flor en un estercolero estético nazi: la pintura imitaba muy mal a la estética soviética que quedó después de que fusilaran a todos los artistas modernos que habían apoyado la revolución (o se suicidaran ellos mismos).

    La estética fascista (de Italia), sí fue, en cambio, realmente esplendorosa en todas las artes. La gran estética fascista española la llevaron a cabo personajes, como Ridruejo o Sánchez Ferlosio, que abandonaron acojonados el Régimen en cuanto vieron lo que era. En pintores, ni uno, pero en arquitectos imitadores de los fascistas italianos, nos dejaron el racionalismo más puro y hermoso (como el de Nuevos Ministerios); el resto, se dedicaba a usar granito serrano para complacer el execrable gusto de Franquito, que se le ponía dura con todo lo que le recordara a El Escorial como gran avance de la técnica y la belleza. (Supongo que la braga faja que empezaba rozando las tetas le parecería elcolmo de la picardía). ¡Ay Franquito, que no solo nos has torturado y asesinado, sino que hiciste que nuestra vida fuera fea!

    ResponderEliminar
  13. Me encanta Leni, NáN. ( a estas alturas no creo ni que haga falta reivindicarla) Y la estética soviética de los 20. Había puesto un comentario sobre el gusto de lagarterana de Don Francisquito, pero no salió y me temo que no merece la pena repetirlo.

    ResponderEliminar
  14. No soy un experto y seguro que hay alguien más, y esa se revindica sola (los artistas se reivindican en su obra, no en su pensamiento), pero del arte nazi poca cosa más hay; si es que la hay. De España que era fascista, mejor ni hablemos, porque es una historia de sangre y soledad. La sorpresa es la Italia fascista.

    El cartel tiene ya la estética creada en el estalinismo y aceptada con fervor por los nazis y los fascistas españoles: hombres de brazos robustos, con la camisa arremangada, sosteniendo un símbolo patrio (puede ser una bandera, un arma o una herramienta de trabajo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los nazis leni y......déjame pensar.....¿a lo mejor Emil Jannings? ¡la espalda más sujerente y expresiva del cine alemán!

      Eliminar
    2. ¡ah!... y en España hay a quien le gusta Dalí. (Yo no soy una de ellas) Encuentro su obra bastante pastelosa, pero el personaje que representaba (su auténtica obra maestra) era una genialidad (ya ves que he tenido que pensar un buen rato para que se me ocurriera alguien)

      Eliminar
  15. Queridos Nan y CS... jo, estoy en un momento de esos de "exaltación de esto del blog", pq mis grandes lagunas culturales se van llenando gracias a vosotros. No conocía a la Riefenstalh, y no he visto ninguna de sus películas. Sin embargo, me he metido en su web, y he descrubierto unas fotos impresionantes, particularmente las de los atletas. AQuí va el enlace

    http://www.leni-riefenstahl.de/eng/photo/olympia/17.html

    De nuevo, gracias!

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡qué fina y qué amable eres, Di!

      Eliminar
  16. Cierto, C.S., no sé si tienes la suerte de conocerla, pero la delicadeza, en este caso, no impide que sea una amigota. (Y ya sabes para qué están los "amigotes"). Estas conjunciones no son frecuentes: hablar del último libro de X en un bareto con serrín en el suelo. Claro que ahí el Peda marca mucho, no es lista ni ná la víbora esta eligiendo pareja.

    En cuanto a los blogs y la posibilidad de una amistad "extensa", no tengo para ellos más que bendiciones = como diría Andreíta (la hija del aeropuerto sin aviones), que se joda twitter, con su límite de caracteres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, NáN. No la conozco más que por lo que escribe. Vivo en un pueblo pequeño y hace relativamente poco que me he aficionado a cotillear en blogs ajenos. Pero ellas han sido tan amables que me han abierto las puertas de su casa. Para alguien como yo a quien la gente de capital le asusta un poco, ha sido una sorpresa gratísima.

      Eliminar
  17. Bueno, pero Dalí procedía de un grupo cuyos miembros fueron fusilados, sometidos a un exilio interior cerrado o simplemente exiliados. No sé bien dónde pasó la Guerra, pero en 1939 ya había sido estigmatizado por Breton con el anagrama Avida Dolars. Y del 40 al 48 vivió en Nueva York, rico y famoso. Regresó a Cataluña en el 49, con un catolicismo renovado, su surrealismo apolítico y rico: el Régimen lo podía aceptar.

    A mí me encantaban sus cuadros vistos en ilustraciones en libros, pero cuando pude ver una retrospectiva con sus cuadros reales, se me cayó el alma a los pies: era un mal pintor con grandes ideas. Un antecedente de Warhol.

    De todas maneras, el que dijo "El surrealismo soy yo", una patochada semejante a la de Aznar diciendo "El milagro económico soy yo", puede ser discutido, aceptado o rechazado en su arte o en su vida... ¡¡Pero ni de lejos se le puede considerar un artista fascista". (Es difícil encontrar algunopotente; no he conseguido localizar ninguno...).

    Ah la ciudad, la recorro sin que haya pasado nunca el menor miedo; pero cuando voy al pueblo y paseo por el monte, cada "ruidito" me hace sudar de pánico.

    ResponderEliminar
  18. Hola guapos... es la primera vez q se me elogia con los adjetivos "delicada y fina", me hace sonreír y os doy las gracias.

    CS, nosotras también somos chicas de pueblo: si miras las entradas de la serie "Vetusta" verás de dónde vengo y aunque algunos lo han tomado como desprecio a mis orígenes, es más bien falta de conexión con cierta parte anquilosada y facha de la tal vetusta. Luego hablo mucho de Londinium pq verdaderam no me canso de pasearla y me creo a veces tocada por una varita por la suerte de vivir aquí. Pero tmabién en Vetusta me quedaba colgada de alguna calle del centro con arquitectura algo más bonita, o con la catedral (q no la basílica!), o con la bibilioteca de la antigua facultad de medicina. Y, por supuesto, con sus tapas! Eres muy bienvenida aquí, lo corroboro, y gracias por tus aportaciones, me hacen mucha ilusión.

    Sobre Dalí, con 13 años visité el museo de Figueres con el cole y me gustó mucho. Supongo q todo eso era nuevo para mí. Más tarde, ví sus cuadros colgados en paredes de museos del mundo y me quedé, como vosotros, totalmente decepcionada (hasta el tamaño era cutre), y lo puedo decribir con una palabra: ANAL.

    hugs

    di

    ResponderEliminar
  19. Queridos CS y NAN... mirad lo q he encontrado en un cartel en la calle... me encantaría ir, pero no creo q pueda...

    http://alexhamel.com/en/propaganda-and-the-olympics/

    un muxu

    di

    ResponderEliminar
  20. Me alegra que reabras esto. Si la pusieran aquí la peli, no me la perdería, pero el debate posterior se conoce ya antes de empezar. Los hechos son:

    1) Leni era nazi hasta las cachas.
    2) Su concepto de la belleza lo ponía al servicio de la ideología nazi con ardiente generosidad.
    3) Leni era una artista como la copa de un pino.

    Si yo hubiera sido miembro de la inteligentsia de una resistencia armada activa, mi primer objetivo habría sido "Asesinar a Leni". Porque usada como propaganda, creaba una relación directa entre la belleza de la ejecución de los deportistas alemanes y la bondad de los soldados que ocupaban Europa.

    Pero ha pasado el tiempo y podemos disfrutar de sus imágenes sin que no den ganas de invadir Polonia. Se ha roto el enlace entre esa belleza y esa bondad. También Caravaggio era un "mal chico", y Rimbaud no enturbió ni un centímetro su gloria por el hecho de ser un pequeño cabrón.

    Desconozco cuántos artistas alemanes, opuestos al nazismo, vivieron su vida, o parte de ella, sumidos en el terror. Sí conozco bastantes casos de artistas rusos que se entregaron a la Revolución y luego fueron asesinados o tragados por el terror. Pienso en las “sesiones de la cerilla” de Anna Amájtova: si la hubieran pillado con un poema escrito en una cuartilla, habría ido a la cárcel; si esa cuartilla se la hubiera pasado a otro para que la copiara y pasársela a otro, y hubiera sido encontrada por la policía, habrían ido a la cárcel. Así que recibía a un amigo o amiga, y le leía un poema que había reescrito para él o ella. Se lo aprendían de memoria y entonces Anna encendía una cerilla y lo quemaba. Vivía en la URSS, pero no era una artista soviética. Leni, en cambio, sí fue una artista nazi.

    Así que por lo que hemos ido construyendo todos en los comentarios, quedan sin respuesta tres preguntas fundamentales:

    ¿Por qué el arte nazi de Hitler fue una mierda, es decir no existió para la historia del arte, con escasísimas excepciones (conozco la de Leni).

    ¿Por qué el arte fascista de Mussolini fue importante?

    ¿Por qué al arte fascista de Franco le pasó como al de Hitler?

    Encontrar la respuesta a esas tres preguntas significaría un avance.

    ResponderEliminar
  21. Buenas preguntas. Así, sin mucha reflexión, se me ocurre que el ideal estético del fascismo pretende una exaltación romántica de lo clásico como vuelta a un mundo perfecto de héroes mitológicos que nunca existió. O que sólo existió en Roma, donde la teología imperial tenía como objetivo la sacralización de la pax romana que era consecuencia del sometimiento de los pueblos a la diosa Roma y al Señor hijo de Dios, el emperador (esa inquietante idea de Augusto que tanto éxito tuvo). Así que el fascismo italiano no tenía más que salir a la calle para construir sobre cimientos sólidos. En Alemania el arte bueno suyo es el romanticismo y su exaltación de lo medieval, pero los nazis querían ser imperiales y no medievales. Así que se inventan una tradición magnificando una época en la que los germanos a lo que se dedicaban era a incordiar a Roma desde sus chozas al otro lado del Danubio. En eso, el rayo de Zeus le dió victoria por K.O. al martillo de Thor. Lo de España es el resultado de haber tenido un dictador carente de gusto que tomó una estética heredada de la Falange de Primo de Rivera, que, como decía Valle-Inclán, era el hombre más cursi de España. (¡qué cantidad de bobadas acabo de decir!)

    ResponderEliminar
  22. Es importante plantearse preguntas, pero lo es más arriesgar respuestas. De las respuestas de todos podemos ir haciéndonos una idea de conjunto válida. Por razones de espacio, me limito a unos rasgos del arte nazi.

    Creo que das una respuesta válida a la parte reaccionaria (público) del arte alemán, pero ese arte tuvo una revuelta y contestación de muchos artistas pre-nazis; y la volvió a tener en la posguerra. En el prenazismo, Alemania contó con dos grupos de arte moderno tan potentes como “El puente” y “Jinete azul”.

    Centrándonos en el arte nazi, y pasando de la anécdota (en realidad significativa) de que Hitler fue un más que mediocre y fracasado pintor de barrio, lo importante son las directrices del Gobierno Nazi (copio de la entrada “Arte Degenerado” de la Wiki):

    “Arte degenerado es la traducción de la expresión alemana Entartete Kunst, adoptada por el régimen nazi en Alemania para describir virtualmente todo el arte moderno y prohibirlo en favor del llamado «Arte heroico». Este arte fue prohibido en territorio alemán, menospreciado como «no alemán» y por sus connotaciones e influencias bolcheviques y judías,”

    “«Arte degenerado» también fue el título de una exhibición montada por los nazis en la Haus der Kunst en Múnich en 1937, que consistía en obras de arte moderno caóticamente colocadas y acompañadas por etiquetas de texto ridiculizándolas, exhibiendo en las etiquetas explicativas el precio desorbitado que las autoridades alemanas anteriores a 1933 habían pagado por ellas, en tanto el pueblo sufría las consecuencias de las ingentes reparaciones de guerra alemanas y de la tremenda crisis de 1929. Diseñado para inflamar la opinión pública en contra del arte moderno, la exposición viajó luego a muchas otras ciudades en Alemania y Austria.”

    “Mientras los estilos relacionados con el arte moderno eran prohibidos, los nazis promovían pinturas y esculturas que estaban más cerca de lo tradicional y que exaltaban los valores de «sangre y tierra» de pureza racial, militarismo y obediencia. De manera similar, la música se esperaba que fuese tonal y libre de la influencia del jazz; se censuraban las películas y obras en las que sonara.
    La teoría era la siguiente: el arte heroico simbolizó el arte racial puro, la liberación de la deformación y la corrupción, mientras que los modelos modernos desviaban de la norma prescrita de la belleza clásica. Los artistas racialmente puros produjeron el arte racial puro, y los artistas modernos, racialmente inferiores o degenerados, producían obras degeneradas.”

    Los artistas de la lista de prohibidos llenan ahora los mejores museos del mundo, pero fíjate en los estilos prohibidos:
    Dadaísmo Cubismo Expresionismo Fauvismo Impresionismo Surrealismo
    Podemos deducir de esto que la inexistencia de arte nazi significativo no es una casualidad, sino el efecto de una causa: un paréntesis en el desarrollo de la Historia del arte alemán. Curiosamente, sin embargo, sí aceptaron con ganas el Arte Soviético: cuando la URSS se había cargado igualmente del desarrollo del arte y había creado el “cartelismo” de proletarios de brazos fornidos y camisa arremangada. La izquierda prosoviética española (¿y quién no lo era, entonces, cuando desconocíamos los gulags y creíamos que era un modelo de Estado esperanzador) aceptó encantada ese modelo. También lo imitó el arte falangista. De tal manera y durante tiempo que yo, que nací en el 48, tuve el placer de contemplar cientos o miles de imágenes, en las calles y en las ilustraciones de los libros de texto, de contemplar a muchos Camaradas Españoles que no eran sino proletarios rusos travestidos de caballeros españoles.
    Creo que se da la paradoja de que años más tarde, incluso antes de terminar la guerra, hubiera sido difícil que la izquierda sacara un cartel así, porque el olímpico del primer plano, por muy oriental que sea, es un icono falangista. Pues la camisa es más azul que morada, que sería el color necesario para componer la bandera republicana.

    ResponderEliminar
  23. Les faltó añadir el magenta. ¡Seguro que los pobres no tenían presupuesto para encarecer los carteles con un color más!

    ResponderEliminar
  24. jua, juá: pues tienes razón: mira, un ajuste que podemos pedir al Gobierno: una bandera monocroma y sin ningún dibujo ahorrará una pasta.

    ResponderEliminar
  25. ¿Por ejemplo una negra con una A? ¡Saldría baratísima!

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.