1 de agosto de 2015

... hasta pronto, Grecia! (P16 & P17)


Lo primero, mil gracias a Lux por este maravilloso collage de David Hockney, Gregory in the Swimming Pool (Los Ángeles, 1982). Parece un punto final perfecto para estas vacaciones griegas que han sido muchas cosas, entre ellas un azul verdoso tan transparente como este azul hockneiano

Del 1 de Agosto de 2015 tengo pocas fotos: baño en la pisicna de Thanos Village, empacar y autopista por el ecuador del Peloponeso hacia Atenas. Nada que ver con las carreteritas de la costa que hemos bordeado estas dos semanas, aunque igualmente hay puestos ambulantes vendiendo fruta y miel.

Llegamos a Atenas por la tarde, y cruzarla es el caos esperable: buscamos el hotel cercano al aeropuerto que hemos reservado porque volamos el domingo por la mañana, y hay que devolver el coche y esas comedias. Tras perdernos entre el tráfico, el ruido, lo excesivo de la capital, llegamos al hotel que está junto al mar, pero que es uno de esos horribles resorts llenos de franceses, donde la gente va a toque de corneta: Toca piscina! Toca desayuno! Toca cena! El shock de encontrar a toda esa gente "divirtiéndose" es considerable. Tras un chapuzón  y comprobar que el "talaso-spa" que tiene por nombre es solo pagando adicionalmente lo que ya nos parece una barbaridad (para nuestros estándares peloponesinos), nos vamos a cenar a una taberna típica a la que se llega por una camino oscuro. El lugar se acaba llenando, pese a estar en a mitad de la nada. Para elegir pescado, nos llevan a un frigorífico y nos los enseñan allí, tiesos. Yo no soy una madre, nunca he sabido ir a la pescadería y mirar a los ojos a los pobres bichos. 

Una noche sin novedad, y una mañana (P17), con los nervios típicos del día de devolver el coche (sorprendentemente no nos penalizan por su estado lamentable de polvo, ramas, patatas fritas, arena), esquivar a los secretas y volar. Esta vez el grupo se escinde en dos, con dos destinos: el Peda a Londinium, Mini y la que escribe a Barcelona, donde... la aventura continua. 

Gracias Grecia, por no fallarnos nunca y por estos días. Gracias divagantes por haberlo leído, o mirado las fotos- meses después. Una vez en el avión comienzo a intuir que tal vez, puede ser posible, quién sabe si la memoria me falla, quizás sea mucho decir... pero, sumándolo todo,  este ha sido el mejor viaje de nuestra vida. 


5 comentarios:

  1. Japiberdi?, cuándo es?, Lux ilumíname.

    Pues otra que se apunta para Grecia. Y además tengo uno pendiente a Sicilia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ire, si yo fuese la página de Di te contestaría así.

      Eliminar
  2. No han sido jroña que jroña (transliteración de χρόνια και χρόνια: años y años) pero sí casi cinco meses de una estupenda crónica que a todos nos hubiera gustado poder vivir… y saber escribir.

    De los paisajes paradisiacos que hemos visto, yo me quedo con sus pobladores: la Sra. Marianna y su hijo Petros; el amable panadero que asaba cordero; el avispado jovencito vendedor de entradas; el ensimismado guitarrista danés de la caravana; los abueletes-atrezzo de aquí y allá; los padres de Mary; la vikinga Petra y la vikinga Mia Martin; el fantasma de unos setenta años, triste y afónico, de un solitario castillo; la casa de Limeni (legítima personificación); la fotografía de la estrella roja de mar (por el mismo motivo que la casa de Limeni); la madre (dos hijos) cuyo padre de ella vivía en un pueblecito en to’ lo alto, ¡pero en to’ lo alto!, y su primo panadero-escalador... Y, por supuesto, cómo no, con la patente peluca del secreta Pelukas.

    Todo, todo, aliñado con la banda sonora de la boda griega del primer día y con Orange Juice, canción ésta que en mi casa, la vuestra, lleva varios días sonando, y bailoteándose, en todos las estancias y a todas horas (es un hit, vamos).

    En fin, que sólo resta ponerse en pie y aplaudir entre vítores a nuestra cronista, a Di, y a su intrépida familia: ¡Bravo, bravo! O mejor: ¡¡Ole y ole el arte!!

    ResponderEliminar
  3. ES MAñANA!!! Ire... y solo me faltan mariachis... ya verás qué celebración!

    LUX... sin celebración, solo con un mesnaje como tuyo, ya me doy por felicitada... EN SERIO, como dirian los ingleses.. it means a lot. :)

    muxus!

    di

    ResponderEliminar
  4. Ayer no me dió tiempo de poner el comentario gafapasta que se me ocurrió. Así que lo pongo el día del cumpleblog, pero aquí, discretito, para que cualquiera se lo pueda saltar.
    Me gusta mucho David Hockney. Hace algún tiempo hablamos aquí de su estupendo libro "El conocimiento secreto". En él decía que le interesaba muchísimo la pintura flamenca porque esos pintores buscaban una forma de representación que él también usaba en sus cuadros: la composición a base de un montón de puntos de vista distintos. (A diferencia de lo que hacía la pintura italiana, que usaba un punto de vista único y una perspectiva cónica. Luego me encuentro este cuadro y pienso en el tipo de relato le gusta a nuestra Di: Un montón de instantáneas con un montón de puntos de vista a los que luego los espectadores han de añadir el suyo propio. ¡Es tan Hockney! ¡Y tan flamenco! Grecia mola mil. Pero creo que el lugar natural para la reunión del korrintxe a de ser un sitio como Gante o Brujas. Va más con el estilo visual...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.