19 de noviembre de 2014

Scrooge analiza el anuncio navideño más vomitivo de la historia

Comienzan los anuncios navideños. En la isla hay competición sobre quién lo hace más empalagoso, supongo, o no se explica. Hadas que sobrevuelan la ciudad y hacen buenas acciones con su polvo de estrellas (a Mini le encanta), Alicia que se cae por el agujero tras el conejo y en su desplome se queda en ropa interior (admitamos que el grueso de las ventas de esa cadena es las bragas y la comida upmarket), niños con cara de idiotas mirando a través de una ventana nevada.... se ve por donde van los tiros?

Pero ah, no: este año, unos de los supermercados (sí, de los que venden cebollas, latas de atún, pan y tomates cherry) ha creado el siguiente anuncio para animar a la gente que compre su pavo entrufado, Prosecco, y Christmas Crackers. Atención:




Olvidé avisar sobre las sales Eno. Yo ya me las he tomado, pero la primera vez que lo vi fue duro. A ver, que no se entiende nada? Cómo sois: que van a hacer una donación a la British Legion (clink-clink). No son adorables?

Yo no sé qué pasa en este país con los militares: hay un respeto! Vamos, yo tengo mis recuerdos de juventud en la península donde "militares, parásitos sociales" era de lo más bonito que se les cantaba en las manis. Bueno, me diréis, tu visión es sesgada porque tenías un novio insumiso. O por casos (anécdoticos, me diréis) que me dieron a conocer la palabra de moda, corrupción, en plena acción. [Nota: un militar que ha escrito un libro denunciando la corrupción del estamento fue llevado a juicio]. O sea, del Gran Tema, allí, todavía, no se habla. El otro día, hasta el mismo Pablo Iglesias, cuando se le preguntó si quitaría las bases yankis de la península dijo "yo no quiero ver a ningún militar que no sea español en España". Ejpañol. Perdió un punto.

Volviendo a la isla, todos los 11 de Noviembre tenemos que soportar aquí la pesadez de las poppies. Son esas amapolas que vende la Legión para que todos los británicos se la pongan en la solapa en conmemoración de los caídos en la Primera Guerra Mundial, para sacar pasta (British Legion, clink-clink). Año tras año alucino de ver a la gente apoyando con ese gesto a la guerra, y en un divague hace años ya sugerí en su lugar la amapola blanca, en contra del militarismo. Este año, como era el 100 aniversario de la guerra, además han montado una exposición de amapolas de cerámica (que he boikoteado, por tanto no tendréis foto) en el foso de la Tower of London. 888,246 amapolas, tantas como caídos británicos, que han sido ya todas vendidas (suena el clink=clink de fondo de nuevo) para apoyar a, por supuesto la British Legion (clink-clink), o organizaciones como "Help for Heroes". Sin comentarios. 

Y ahora, el anuncio. El supermercado que para vender más arroz, gambas, yogur intenta dar glamour a algo tan triste como es una guerra. La famosa tregua del día de Navidad de la Primera Guerra Mundial. Que no se sabe si jugaron al fútbol o qué hicieron pero que representa "la humanidad", dicen. Por favor. Tal vez los pobres chavales allí enviados, muchos sin saber porqué luchaban, pudieran tener algo de humanidad y se intercambiaran chocolatinas (ahora, súper, os ha fallado el logo en la tableta del anuncio, por mucho que os dijeran los asesores históricos). Es a otros a los que les falta humanidad.

Total que el anuncio es patético, es horrible y debería sacar al Scrooge que todos llevamos dentro. Scrooge que odia la Navidad, empezando por estos anuncios. El espíritu de las Navidades pasadas: las burbujas de Freixenet en forma de 200 chicas con gorro de natación dorado. El espíritu de las Navidades presentes: Tiembla, sainsburys, unos pocos te vamos a boikotear!!!  Pero sobre todo tiembla British Legion (clink-clink) porque el espíritu de las Navidades futuras es que los que diremos no al militarismo seremos legión!

17 comentarios:

  1. Mini lo ha dejado claro: la Navidad es para los niños (la Empresa Humanidad Multitudinaria no se responsabiliza del estado mental catastrófico de los que siguen enterneciéndose con la fiesta cuan ya no son niños).

    Ejércitos, los va a seguir habiendo durante toda la Era de Acuario. Quizá cuando entremos en el eón A Todo Cerdo le Llega su San Martín, la cosa cambie. Así que vamos a su control. Me gusta que me hayas preguntado por Morenés, el Amo de las Puertas Giratorias:

    “Hablemos primero del ministro. Don Pedro estuvo en diversos puestos del gobierno de Aznar (1996-2004) siendo secretario de Estado de Defensa (1996-2000), secretario de Estado de Seguridad en el Ministerio del Interior (2000-2002) y secretario de Estado de Política Científica y Tecnológica (2002-2004) en el Ministerio de Ciencia y Tecnología. En el 2004, con la pérdida de las elecciones generales, reemprendió su carrera en el sector privado embarcándose en empresas como MBDA (misiles), Instalaza (recordada por las bombas racimo que vendió a Gadafi y que fueron usadas contra la población civil), Construcciones Navales del Norte o SegurIbérica. En el año 2001, la puerta giratoria se convirtió en noria y regresó como ministro de Defensa”.

    (Cita de http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2014/11/18/el-efecto-morenes/)

    Con los PEAS que se inventó el Gobierno Aznar, el país se endeudó en 30.000 millones de euros comprando material militar. Regresado Morenés, se han metido este año otro PEAS de 10.000 millones. ¿A que no os habíais enterado? ¡Ay, estos medios de comunicación tan democráticos, con sus estamentos financieros como grandes accionistas!

    PEAS no es, como yo pensaba, el inicio de PEASo pelotazos. Me lo buscan en Google.

    Eso sí, cuando Podamos mandar a la oposición a estos gobiernos de PPSOE, a Morenés le espera un despacho armamentístico tan grande como una plaza de toros.

    ResponderEliminar
  2. Es que hay una gran diferencia de percepción de lo que fue una guerra. Los ingleses pueden trazar una línea muy clara, a este lado los malos, que venían a jodernos, a este otro los héroes. Nosotros, ahí estás tú también, tenemos todo revuelto, y no entro en más, porque no tengo tiempo. cosa distinta es cómo se usan los dineros de las poppys. (337, el catcha)

    ResponderEliminar
  3. —¡¿Has visto el anuncio de Sainsbury’s?!

    —«¿Es el enemigo…?»

    —¿Cómo dices?

    —Que a mí me ha recordado a Gila.

    —¿Pero no te gusta? A mí, sí, ¡me ha hecho llorar y todo!

    —Entonces, un hachazo en tó el pescho te encantaría.

    —Ya estamos… ¡yo te hablo de sentimientos!

    —Y yo te hablo de que la publicidad actual es un timo. Te anuncian cosas distintas a las que venden. Sainsbury’s te vende buenos sentimientos (de tres al cuarto) en lugar de comida, ¡y encima sin tías buenas! Ya no respetan nada. Mira, es como si anunciasen una película de acción como dios manda ver a los varoncitos y luego, ya estabulado el personal, les largaran un remake de Los puentes de Madison dirigido por Barbra Streisand.

    Los puentes por Babra… ¡pues no creas que es mala idea!

    ResponderEliminar
  4. Hola panda, todos firmes... NAN me ha encantado lo de PEASo pelotazos... joer. Yo conocía ejemplos mas de andar por casa.. a esos (yerno de una vecina) q se "iban a la reserva", cobraban una pasta y luego se montaban una gestoría ni los cuento (pq eso era/es legal)... pero de verdad q yo me hice antimilitarista beligerante cuando un novio q tuve hacía la mili. Había terminado medicina así q teóricame estaba en un buen puesto (ahora, cómo pueden poner de médico a uno q acava de terminar la carrera de medicina, for fucks sake) y las cosas q me contaba semana sí semana también... increíble.

    IRE, buena observación.. igual es q los espaniolitos estamos acostumbrados a q los q van a "defender a Ejpania" nos den al pueblo llano...

    LUX, ríete pero es q seguro q hay gente q ha llorado... Si es q me van a hacer abrazar a las tías buenas risitas de Freixenet estos de sainsburys!

    abrazontes guapos

    di

    PS: CESITA y ORDENATAMARISA< mejorad!

    ResponderEliminar
  5. Es curioso cómo una misma canción puede ilustrar cosas completemente opuestas. La música que se oye de fondo es "Leaning". Esta canción también sale en la inmensa "La noche del cazador" de Charles Laughton. La empieza a cantar el cura malo que quiere matar a los niños, y da muchísimo miedo oírle. Entonces, Lillian Gish hace un contracanto para enfrentarse a él y defender a los niños abandonados. A mí me parece mucho más emocionante y sobrecogedor que en el anuncio.
    http://www.youtube.com/watch?v=ZGN0LG6owDI

    ResponderEliminar
  6. En realidad sería maravilloso que todos fuéramos, no buenos, sino excelentes así no existirían las guerras ni el dinero que las provoca. Incluso si no existiera el tabaco no habría muertes (ya que se le achacan todas las enfermedades habidas y por haber).
    Pero el maligno/a existe y si no hubiera sido por unos uniformados americanos me temo que por estos andurriales llevaríamos todos la cruz gamada colgada del cuello.
    Así que no se si tenemos que seguir con la famosa frase de "si vis pacem para bellum", solo para alumnos de letras.

    ResponderEliminar
  7. Tendrías razón. jota, si no fuera porque preparar las guerras ha traído, más que la paz, más guerras. Claro que, o se prohíbe para todos o no hay salida.

    Pero aún teniendo que haber ejércitos, si no los supercontrolamos, las companies de armamento nos lobbiezan (variante de "lobotomizan") y hacen que nuestra renta se gaste estratosféricamente por encima de las posibilidades. 10.000 millones de Peas, a sumar a los 30mil de Aznar. Todos sin devolver y presionando por recortes en sanidad, educación, cultura, dependencia, todfo tipo de gastos sociales...

    Es una vergüenza.

    Ese es el tema que estoy tratando.

    ResponderEliminar
  8. Vale. Ya estoy aqui y ya he visto el anuncio.

    Las guerras son horribles y lo peor que tienen es que la gente que las monta (hay un excelente video ensayo de Adam Westbrook sobre los orígenes de la I Guerra MUndial como una lucha de egos absurda) siempre está a salvo, los soldados y más en la I Guerra Mundial marchaban a morir sin tener ni idea de qué estaban haciendo....

    Pero a mi lo que me jode del anuncio no es el militarismo...es la mierda de la ñoñeria y el apelar al sentimentalismo banalizando los actos buenos de la peña. Es el mismo tipo de anuncio que el de la loteria de este año aqui.

    Hasta las narices de los publicistas buenrollistas que se reunen y dicen "vamos a hacerles sentir cosas y así sus instintos compradores se activaran"...vamos a apelar a que sean buenos y compartan para que así compren nuestros productos y nosotros nos forremos.

    Un asco auténtico.

    ResponderEliminar
  9. Lo malo de que una empresa pretenda venderte chocolate haciéndote llorar es que suele conseguirlo. La navidad es lo que tiene, que saca al hortera que muchos llevan dentro, y además lo enmascara tras toneladas de buenrollito y su pizca de morro. Cómprame este chocolate, tron, que mira si soy guay que hasta te cuento una historia de llorar.
    A mí me gusta la navidad. Como me gustan otras fiestas. Cada una con lo suyo. En verano las fiestas de calle, de beber y trasnochar, de terrazas hasta las tantas. Y en invierno las de calor humano, las fiestas de reencontrarse con gente (si, ya sé que a algunos es mejor no encontrárselos, y bla, bla, bla). Lo que odio profundamente es que el personal se aproveche de la situación y pretenda que lo que hasta hoy era negro, sea blanco, solo porque es navidad.
    Y una guerra, a la que van soldados como esos, sin saber para qué, a morir por una patria que en el mejor de los casos pasa de ellos, seguro que tiene momentos en los que algunas personas se ponen en el lugar del que tienen enfrente y sufren con él, y entienden el absurdo en el que ambos están metidos. Pero me niego a que alguien pretenda venderme chocolate con eso. Ni lotería, muy bien traído Molinos, que eso también se las trae.
    Y si, cesita, en la peli es tremendamente sobrecogedora la canción. Se siente miedo de verdad y no como en el anuncio que se siente la mentira por todas partes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de ponerse en el lugar del otro en las guerras debe ser muy frecuente, Marisa. Y también la guerra psicológica basada en la comida y las canciones. Mi abuelo me contaba que en la guerra lo que más recordaba era el aburrimiento. Más que el miedo, que era mucho. Y que lo de las canciones (oir al enemigo cantar TUS canciones, que también eran las de ellos) te llenaba de deseos de desertar y mandar todo a tomar viento. Esto también lo cuenta Orwell en "Homenaje a Cataluña". Decía que cuando estaban en las trincheras se hacían campañas para provocar la deserción. Una de las más efectivas era gritar por megafonía: "¡tostadas con mantequilla!...¡estamos desayunando tostadas con mantequilla...!

      Eliminar
  10. Sí, el personal está muy pasado de pedalada, se le ha ido la olla, y estamos rodeados por un atajo de mindundis sin imaginación que creen que todo vale. Pero el mayor problema es que les vale. Les compran el anuncio, el de la lotería y esta moñada, y además venden con estos anuncios.
    ¿Qué pretendo decir?...ni lo sé. Estoy en plan Nán.
    Catcha 201
    Algo sí tengo claro, cuando se pierden ciertos límites sociales, y se pierde la sensibilidad que los inspiraba, como el no uses una tragedia para vender, no uses una desgracia para vender, cuando eso se pierde, perdemos después la capacidad de darnos cuenta cómo nos están destrozando la sensibilidad.
    Porque no venimos de fábrica con un ideario de valores sociales, qué gilipollez. Muchas veces algo nos repugna sin saber por qué, pero si nos sobreexponen, deja de darnos asco.

    ResponderEliminar
  11. Catcha 3662

    Vista de fondo, salón de mi madre, la tele, la duquesa de Alba era la duquesa del pueblo...¿?...
    Qué cercana era ella, sí, a las subvenciones concedidas a dedo...
    Hacemos el anuncio de colonias?

    ResponderEliminar
  12. ¡Eh, tú; sí, tú: que te he visto asomar el morro! Mira, si entras que sea para decir algo. Ya está bien de husmear e irte de rositas. Luego no te lamentes para tus adentros de que sólo haya doce comentarios: doce cometarios, y doce comentarios, y doce comentarios…

    Yo, por predicar con el ejemplo, te diré que aunque sigo dándole vueltas y vueltas a cómo festejar el ocho de diciembre (5º aniversario de este nuestro blog) aún estoy en mantillas. Por más que me empleo me está resultando difícil, dificilísimo.

    A propósito, ¿el premio cuál es?

    No es que me importe que haya premio o no, ¡por favor, estaría bueno! Es que me si no hay premio paso.

    ¡Gandules, que sois todos unos gandules!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quieres guerra ¿Eh? Tú...y Carlota, tu particular Rosa de Tokio...

      Para que te entretengas mientras vuelve el resto de korrintxe te pondré un video que me ha encantado: cómo se hacen las telas para los kimonos (ya sé que no tiene nada que ver con nada, pero me gustó tanto que quiero que lo veais:
      https://www.youtube.com/watch?v=qEDWKQgIdiU

      Ahora tienes inspiración para hacer un haiku de esos con los que siempre ganas

      Eliminar
    2. C.S, no conocía la historia de la Rosa de Tokio. ¡¿Cómo es que no han hecho una película de ella?!

      El vídeo es muy bonito y didáctico; las especies de mangas pasteleras para las reservas, arena, agua de cola… qué bien explicado. Bien pensado, lo que hacen es una serigrafía pero, eso sí, todo mucho más elegantón y pulcro, no como en los talleres occidentales llenos siempre de ñorda hasta el copete; ah, y sin monos, batas o babis: ¿has visto lo limpitos que van todos si necesidad de guardapolvo alguno? Asombroso. Cachis, si es yo debería haber nacido escandinavo-japonés...

      Y ahora este haiku clásico de Kobayashi Issa:

      Preguntada por su edad,
      la niña en su nuevo kimono
      extendió cinco deditos.

      Por cierto, ¿qué pensaría este gran haijin de los tuiteros que creen haberle descubierto el mundo a los 144 caracteres?

      Eliminar
    3. Creo que sí que hay una peli, Lux, pero no la he visto. Y es una historia bien chula, porque a la pobre Iva Toguri la obligaron a hacer unos anuncios por la radio como los del post de Di y luego encima la encerraron por traición. Dicen que tenía una voz estupenda.

      Me ha gustado mucho el haiku de los cinco deditos. ¡Qué mona!

      Eliminar
    4. C. S., como Carlota in pectore de esta página, di a primera hora de la mañana órdenes de activar inmediatamente el correspondiente protocolo y, efectivamente, al poco me confirmaron mis fuentes de que hubo película: Tokyo Rose. Cifradamente me trasmitieron que fue dirigida por Lew Landers en 1946, e interpretada por Byron Barr, Osa Massen, Donald Douglas, Richard Loo, Keye Luke, Leslie Fong, H. T. Tsiang, Larry Young, William Chalee, Chris Drake, James Millican, Albert Ruiz, Blake Edwars y Lotus Long (como Tokyo Rose).

      —Cojones, pero qué desagradable es esto, no conozco a ninguno ni un poquito… —manifesté con tacto.

      Aunque, bueno, bien visto, aquí hay un filón de actores no ya secundarios sino terciarios , cuaternarios, quinarios y senarios.

      C. S., organicémonos, ¿avisas tu al Sr. Snoid o lo hago yo?

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.