29 de abril de 2014

Toda la zuerte, chata!

Fashion, tras su aventura inglesa de casi dos años, ha regresado a la península. En contra de lo que le pasa a todo el mundo, a ella le dieron un trabajo mejor allí abajo con una consultora del Reino Unido. Esa es mi hermana!
 
Cuando me enteré que volaba a su entrevista, puse en marcha todos mis elementos de santería (incluído lo que dijimos en el río, altas horas), pero nada funcionó. Intenté llamar a la de Recursos Humanos respirando fuerte: me colgaron. Había dejado una alerta peligrosa en el aeropuerto: no me tomaron en serio. Incluso insistí en que se llevara un sandwich al que le eché aquello convenido: la tía lo debió tirar a la papelera. Total que, pudo poco pudo mucho, le ofrecieron el curro.
 
Una vez que volvió, me decanté por métodos más infalibles. La llevamos a comer Honest Burgers a Brixton Village-nótese mi carita de ovejita degollada con manta en una terraza. Nada. Le mentamos Brockwell Park, su parque favorito del mundo sidereal, y los beneficios que aporta a la agilidad de Nara. Rien. Le recordé la diligencia del NHS, las palomitas del Discount Arcade, los marcos del TKMax. Impasible. Le dejamos secretamente pastas de animal, salchichas Richmond, walnut cake. Pasando. Ya solo me quedaba el llanto y agarrarme a la pierna. Tampoco.
 
Usé a mi hija, lo hice. Que servicios sociales no me lean: la hice pretender el lloro, que me costó porque le pobre Mini aún recuerda el tener que repetir los spellings del dictado diez veces cuando fallaba palabras sencillitas como "shrimp". Cuántos psicólogos infantiles necesitaremos para intentar sacar ese trauma o el de comerse sus conejito de chocolate! Mini tendrá por fin una infancia functional, ahora que su tía nos abandona.
 
Total que Cal Brixton cerrará en un par de meses (lease en tono taciturno, casi gallego), cuando JAL la siga en su viaje de vuelta. Queda la esperanza de que la echen en un mes, y en eso estamos divagantes-cualquier sugerencia bienvenida. Aunque cabe que nuestra intervención no sea necesaria y lo logre ella sola: confiemos en Fashion que ha comprado billetes a Australia cuando era Austria! (o similar). Fallando todo esto, la única alternativa es que se asiente y se haga la Faraona del Poderío Fashion, y lo venga a introducir a UK (nos descubrieron, por fin nos descubrieron!).
 
Mientras tanto, volveré a colgar más fotos de este monstruo que es Londinium (pero que lo será menos a partir de ahora) para que quieras volver...

 

21 comentarios:

  1. Hip, hip hurra por la Fashion, que va camino de la Gloria (en un país que se parece cada vez más a un infiernillo, pero esa es otra cuestión). La foto de las paseantas no será de.... No, no puede ser, ¿tan alta está ya?

    Y después de las glorias, vayamos a las penas. Pobrecita Di, eso no se te hace a ti. Dos años de complicidad "soreral", incluso de cangurismo gratuito y de confianza.

    En fin, que te deja sola y descangallá. ¡Eso no se hace, Fashion!

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Nán...mini ya no es tan mini!!!

    Sobre Austria y Australia...yo tengo una conocida que le sacó a su jefe un billete para Estocolmo cuando lo que le había pedido era un viaje a Estambul XD.

    Dile a la Fashion que me contrate....

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ¡Así son las hermanas paqueñas! ¡Unas traidoras! Mira que dejarte tirada sólo por un curro mejor y más cerca de casa...¡No hay derecho!

    ResponderEliminar
  6. Suerte y alegría, y buen aterrizaje a todos. A los que vienen y a los que os quedais. Pero Mini por teléfono con el mar por medio puede ser un imán muy poderoso para una tía o tita, un efecto que aún no habeis tenido muy en cuenta.
    A ver, las costumbres lúdicas de Lux cada vez me tienen en vilo. Por favor, sigue, sigue explicándonos esto de viajá pá conosé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Oye, pues enhorabuena a la fashion. Y lo siento por lo que te toca, se acabó la buena vida de tener cerca la niñera. Con lo buenas niñeras que son las tías, sí, incluso la tía de Mini.
    En cuanto a la vuelta, no desesperes. Fashion es una mujer de culo inquieto, un culo de mal asiento y a no ser que le hay entrado una sensatez repentina (dios no lo quiera) encontrará las pegas suficientes en el nuevo curro. Al tiempo.
    Mx
    Marisa

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena a la tata, y ya era hora de que dejaras de explotar a la hermana.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. ¿alguien muy mayor está de cumple mañana?

    ResponderEliminar
  10. Qué memoria Cesuchi, ahora caigo. Felicidades, zoroniak y happybirthday a la chica grande. Que paseis un gran día.

    ResponderEliminar
  11. Sois más monos, mil gracias... vivo tan sin vivir en mí q no he podido ni colgar un felicidades a mi baby que cumple SEISSSSS. Esta tarde, entre tarta y regalos, pongo el libro de visitas...:)

    muxus moztruos!

    di

    ResponderEliminar
  12. Oh, pequeño detalle que olvidé... Día del trabajador (felicidades) y aquí estamos trabajando... es de los pocos países del mundo donde se celebra trabajando...

    muxus desde el curro, hasta la victoria siempre compañeros! :)

    di

    ResponderEliminar
  13. ¡Muchísimas felicidades!

    http://2.bp.blogspot.com/-t4iJNjkPNWU/T80i4Gc3KHI/AAAAAAAABGk/1lg5ppt9sxM/s1600/Tarta+mini+cooper-36+cumple+de+Fer+008.jpg

    ¡Qué mayor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja! ¡Te pillé! ¡Esto sí que no lo puedes borrar! Sería feísimo quitarle el regalo de cumple a una niña de seis...

      Eliminar
    2. Bien dicho. Cesita te obliga a mantener un acto eternamente.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  14. Di, sois unos pringaos.

    No podía ser de otra manera en un país en el que los festivos son "Bank Holidays". O sea, días santos de la Banca.

    ResponderEliminar
  15. Zorionak para Mini, y vaya tarta, Lux, existen también Maxi cooper?
    Feliz día del Trabajo a quienes festejan trabajando y a quienes no trabajan. Un buen día para que en la calle se enteren de que eso de que se acaba la crisis es otro cuento para niños. Historias para no dormir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.