12 de agosto de 2017

Salt del Molí, Talló y Pi: un gran día (Pir2)

Abro lo ojos, creo que ya debe ser hora de levantarse. Por supuesto me he despertado antes (qué horribles meses de, como un reloj, a las 5 o 6 am), y creo que entre sueños he visto al Peda irse a correr. Ahora está leyendo en la terraza, y al salir veo que hace un sol precioso. Por ahí aparecen los Jekes y Mini, que hay que bajar al cacareado desayuno del Bosrepós. Y es que los catalanes "desayunan salado" según dice Fashion  y el pan tumaca (pan con tomate) con embutido es el rey. Al bajar vemos que también hay jamón serrano y de york, fuet, queso, cosas más generales. De dulce, ponen "coca", una torta dulce de distintos sabores. A veces tiene piniones, o solo azúcar. También son riquísimas las saladas, y de hecho esto existe también en pueblos de Aragón (con tomate y pimiento) y nos saca de apuros en la playa en Grecia cada año. Nota: no hay en el desayuno butifarra (pese a que en la Cerdanya hay butifarra como no he probado en ningún sitio, blanca, negra, y bull). 

Casa de Viliella
Mini ha dormido con los Jekes en una habitación en la que han puesto una litera portátil, y las aventuras de la noche son parte de la conversación mientras desayunamos. Parece ser que, como Mini eligió arriba, Nara (la golden de los jekes) decidió unilateralmente a mitad de noche saltar a dormir en la litera de abajo. Fashion informa, entre fuet y coca: "me desperté por una respiración más bien fuerte en la dirección de la litera y cuando me di cuenta que era Nara me faltaron fuerzas para sacarla de allí a las 2 am; el mal ya estaba hecho".

Hoy vamos a nadar a un río (que en ese momento pensábamos que era simplemente el Segre, en un punto más alto que a su paso por Bellver), arriba en la montaña donde hay unas pozas geniales, asegura JAL. Tenemos que ir en dos coches porque el transportín de Nara ocupa demasiado. Ante todo, que nadie crea que la salida de Bellver es tan fácil como esto: hay que ir a comprar agua y snacks y hacer la fila más larga de la vida en un mini supermercado (paradojas, mini o super?), y demás... pero en algún punto de la aún mañana partimos en dirección Prullans.


Lavadero
Puerta de la iglesia
La carretera es espectacular, y al pasar Prullans comienza a serpentear, viéndonos obligados a parar para las obligadas fotos. Viliella es un pueblo muy pequenio y al lado de su lavadero dejamos los coches. Mini, esto es un lavadero (o un abrevador? ahora dudo) , aquí venían antiguamente las mujeres a lavar la ropa. Tengo un recuerdo muy vago, cuando era muy pequeña, tal vez de haber ido a alguno, en otro pueblo: pero ya dudo si es fabricación de mi mente. Viliella tiene una iglesia como todas en esta zona: de piedra, sencilla y para mi gusto maravillosa. Por supuesto con unas cuantas tumbas a su alrededor: esto lo comentaba la Yaya al ver fotos de alguna iglesia en la campiña inglesa, creo que no le gustaba. Subo a explorarla y está todo desierto: mi


Camino a las pozas
Hay que bajar caminando a las pozas un kilómetro y medio y los Jekes van equipados con palos profesionales (quiero decir, no encontrados) de esos de andar por el monte!!! Yo alucino. Se explican: es por las caminatas con Nara. Al llegar a las pozas, subimos a la mayor, el salto del molino: hay una cascada y un edificio derruido, que debió ser un molino, deduzco (qué encanto haber vivido aquella vida hace un siglo o quien sabe cuando allí). El ruido del agua me encanta, y el color... mmm. Hay gente que se sube por las piedras y se tiran al agua, debe haber profundidad suficiente. Mini quería, claro, pero va a ser que no.


Saltando al Llosa


Río abajo intentamos bañarnos y, al meter el pie: espera, esto DUELE. El agua está congelada, y quiero decir no solo fría, sino congelada. Por supuesto, solo JAL, Mini y Nara se meten completos y nadan. El resto somos gatos y con los pies nos vale. Nota: más adelante descubrimos que este río no es el Segre (ver Pir3), que está frío, pero normal, no San Petersburgo-frío. Este es el Llosa.



Por la tarde volvemos a Bellver y sigo en mi particular yinkana sentimental (hay que tocar cuantas más teclas posibles de aquellos veranos): cómo olvidar los helados de nata de aquella pastelería. Vamos a investigar. Bueno, en primer lugar aquella pastelería que estaba enfrente, un poquito más abajo de Casa Biayna es ahora una tienda de antigüedades (gentrificación? quizás?...) Les describo al resto de los integrantes, insalivando, los excesivos "cortes de nata". Alguien recuerda aquellas barras rectangulares en las que se ponía una galleta-oblea cuadrada en un lado, te cortaban el grosor que fuera, y nueva galleta-oblea en el otro? Las empezabas a chupar por los laterales y había de muchos sabores: vainilla, chocolate, hasta tres sabores!!! Bien: no hay ningún corte de nata como los de Bellver. El caso es que el primer día de exploración localicé otra pastelería con esas barras de helado, así que me dirijo con cierta prevención, porque algo me dice que en este mundo tan civilizado las pasteleras ya no te cortan un trozo, sino que has de llevarte la barra entera: y así es (a no ser que estés en Francia-véase mañana, donde la panadera te pone el croissant y el pau-au-chocolate con la mano, sin cortarse un pelo). A ver, que me hubiera encantado, y los cinco ahí meter la cara en el cuboide helado en la plaza. Hubiera sido un doble exceso porque ahí al lado hay una heladería civilizada, con sus barquillos o tarrinas, que es lo que acabamos haciendo. Todos nos pedimos cucuruchos: yo el de "nata de la Cerdanya". Mmm.

Talló, al fondo
Ya con fuerzas toca el paseo mítico hecho mil veces con la Yaya: Talló. Talló es un pueblecito muy cerca de Bellver con una iglesia espectacular (esta no es una sencilla iglesia de pueblo, esta es exagerada) y su cementerio  cada vez más grande, porque también es de Bellver. Cuántas veces he venido aquí de paseo, o en bici... la última vez, hace diez años con la Yaya y Nansi, que nos enseñaba todo lo que había cambiado el pueblo y las construcciones nuevas. Mi mayor temor es que en estos años todos estos chalets hubieran unido Bellver y Talló: no es posible que esto pase. Talló tiene un aire un poco tétrico precisamente por esta iglesia y su camposanto, y tiene que estar rodeado de campos y prados, no de chalets adosados. La Yaya me contaba historias de ella de pequeña corriendo al pasar las tapias del cementerio cuando venía de casa de algún familiar demasiado tarde y mi madre, las de la mayor diversión de ella y sus amigos adolescentes: ir caminando hasta Talló de noche, contando historias de miedo. La mayor parte de las veces, volvían todos  corriendo tras haberse metido miedos góticos unos a otros.

Cementerio de Talló
Aunque a la salida de Bellver hay muchas más casas que antes, Talló sigue estando allá al fondo, y disfrutamos mucho. Allí hago fotos, porque encuentro la casa de payés más auténtica, con el patio tal y como los recordaba. Le robo una foto a un anciano que debió ser el que mandaba en su día, que mira por la ventana, tal vez extrañado.
El payés en su ventana
El Peda ya ha corrido hasta Talló por la mañana, e incluso se ha llegado hasta Pi. Decidimos seguir por el camino mientras nos encontramos con vacas que hacen las delicias de Mini. Algunas son totalmente Milka y están muy sueltas; otras marrones están en una vaquería bastante grande. Mini y Jekes les dan de comer y cuando logramos despegarlos de los animales continuamos el camino hasta Pi (no os encanta como nombre de pueblo? en la zona hay muchos pueblos que se llaman con monosílabos: Das, Nas, Prats, Bor...) donde llegamos deshidratados. Pero en Pi hay un bar/restaurante muy pijo donde anuncian fiesta ibicenca por la noche, pero en cuyo porche aún no hay nadie, así que acampamos allí. Los 3 kms de vuelta a Bellver (por otro camino, no por Talló) son chulos porque está atardeciendo y los ocres de las fotos, con Talló al fondo, no son producto de ningún filtro...

Entramos por la Font dels Cucs, un arco de piedra que hace como una cuevecita y al fondo la fuente, hoy seca. Tengo una especie de flashback porque no sé si es esta u otra, que en mi memoria está mucho más en medio del campo, a la que iba yo. Al llegar a Bellver hemos quedado con unos familiares lejanos, de esos que hace siglos que no vemos. Puesta al día, y mañana pasaremos por la casa familiar a ver a su madre, que ya está muy mayor y con poca memoria. 

Hoy vamos a cenar al "Snack" que está enfrente del hotel. Es un edificio también de madera con techos inclinados que lleva toda la vida, que también tiene asador. El Peda, que tiene un cuenta-pasos, dice que habremos caminado unos 16 kms hoy....















12 comentarios:

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...

Leyendo esta entrada, Di, me ha pasado algo que hacía muchos: me ha entrado el hambre que de niño leyendo a Los Cinco y sus merendolas.

Coca…

La coca en llanda es la mejor de todas; NáN puede dar fe.

De esta tarde no pasa que busque el recipiente; este finde hago una, ¡por mi sangre!

Por cierto, C. S. (y aunque sé que en estas cosas me tomáis a pitorreo), he telefoneado a Indra Nooyi y sí: la sal cuenta. También me ha desembuchado las restantes especias para el auténtico KFC. Incluso me ha hecho un vídeo para que se vea el procedimiento y las proporciones. Lo enlazo en cuanto pueda. Pero de momento (por si acaso me pasa algo en lo que queda de tarde) que se sepa: sal, tomillo, albahaca, orégano, sal de apio, pimienta negra, mostaza deshidratada, sal de ajo, jengibre, pimentón y pimienta blanca.

Gracias, gracias…

C. S. dijo...

¡así que eran esas! Me faltaban la sal de apio y el jengibre y me sobraba el curry...¡Ajá...!

C. S. dijo...

De todos tus destinos vacacionales hasta ahora, creo que donde quiero que me lleves es a bañarme en esas pozas. ¡Las quiero!

Luxindex dijo...

Di, tú mira para otra parte.

C. S., como nunca he comido an cá KFC no tengo ni remota idea, ¿pero no parece que el del vídeo le arrea al pollo demasiado de todo (especialmente de pimentón)?

Di Vagando dijo...

CESI, LUX, os dais cuenta de q estáis aquí pasándoos alegremente información altamente confidencial, ni que esto fuera la internet profunda esa!!! Además, qué horror de video!!! q sale hasta el pollo rosa!! Vale, sé q has dicho q no mire, pero es como la peli "Dont look now" (qué gran titulo)...

CESI, qué ilu me hace lo de la poza!!! Y eso q las fotos no le hacen justicia a lo clara q estaba el agua... Y mira, este es tal vez el destino más plausible q te puedo llevar... no está tan lejos!

LUX, cómo ha salido la coca? Aun me río de q me compares con Enyd Blyton... y tienes toda la razón, siempre describiendo meriendas q spr tenian lo mismo, recordáis? Pastel de carne, cerveza de jenjibre (ha ha ha, ginger beer... qué traducción)

love

di

PS> voy muy lenta divagando pq estoy atrapada en lecturas q pronto os contaré...

Luxindex dijo...

Di, para hacer la coca primero tengo que encontrar el cacharro adecuado; sé que tengo al menos dos en el trastero, pero me da pereza rebuscar allí. Este fin de semana lo haré.

NáN dijo...

La Coca de Mollitas. Nada como esa.

(Perdonadme que esté un poco lejos de Internet)

NáN dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=bkRFOdtbHoQ

Dice que tomar coin abundante cerveza bien fría. ¡No señor! Se toma mojando en café con leche. Las mollitas, o molletes, caeal fondo y luego se toman sacándolas con una cucharilla. Después, o se pasea rápido o se echa uno una siesta digestiva.

Luxindex dijo...

NáN, yo me refería a la coca en llanda (o mal feta), pero la de las mollitas (nunca la probé, mea culpa) tiene, pese a las uñas pelín psicodélicas de la cocinera de tu enlace, una pinta excelente. Si tiene las uñas así, glup, ¡cómo tendrá el resto de la fanera! (Por fin pude usar fanera, gracias Di: ¡Oe, oe, oe, oe, oe-oeee).

Me gusta, ahora en serio, cómo la cocinera, tras amasar, detiene el plano un si es no es, se demora lo justo gustándose a sí misma como diciéndonos «¡¿Cómo se os queda el cuerpo al ver una masa bien hecha, una coca que aún no sabe su masa buena (que diría el poeta?!».

Confesaré algo: no hay nada que me gusta más en esta vida que cocinarles a las cocineras… y que les guste. Ni literatura ni pollas; amigos: ¡eso ES lo más grande en este mundo!

Yo, a esta señora de las uñas raras, le haría lo que fuese… ¿Una mudanza? ¡Pues una mudanza! Lo que fuese.

Di Vagando dijo...

NAN...Coca con cerveza!! Nunca lo había oído!! Yo con un té o, aun mejor, chocolate... mmm

LUX: "cómo trendrá el resto de la fanera"... me descubro ante ti.. has logrado ya pervertir la palabra para siempre. Y todo lo pervertido, mola... :)

love babies

di

NáN dijo...

Eso es lo que dice la de las uñas... lo mejor es comprarla hecha y no pensar en cómo tiene las uñas el panadero o panadera. ¡Y mojar en café con leche, te o chocolate!