12 de diciembre de 2016

"Eyes Wide Shut" en lo de los vecinos

Siempre me ha gustado este cartel:
cuenta una historia él solo
El sábado tuvimos fiesta en casa de unos vecinos que conocimos por la calle. Son españoles, él trabaja en el business del luxury y el poderío y viven en un casoplón tipo El Mueble en la calle lateral de la nuestra. Ya estuvimos en verano en otro sarao que montaron pero esta vez, recibimos invitación con la siguiente directriz: "Trae una máscara/antifaz".


El fantasma de Stanley Kubrick se me aparece: Tom Cruise entrando en el hall inmenso de una mansión perdida enmedio de la campiña, todos con máscaras y, lo que allí pasa, que tengo como borroso. La última interacción de la peli, sin embargo, se me quedó grabada: Cruise le pregunta existencialmente a Kidman, sobre su relación en el abismo, "Qué podemos hacer?" y ella contesta con un lacónico: "Follar". 



Oh, pero antes, o esto no sería divagando, tendréis que leeros porqué tengo un par de máscaras hechas a mano que vinieron desde Australia, desde hace ocho años.


No me gustan las bodas, de hecho he estado en poquísimas, con la excusa de vivir lejos. Todo me parece increíblemente cansino, tengo la impresión de estar todo el día "esperando" (a que vengan los pobres performers del día, los novios, a que se hagan fotos, al cocktail, a los entrantes, pescado, algoparabajarlo, la carne, la tarta con música nupcial y distintos niveles de horterada, al baile, a la recena! de verdad...). Para los impacientes como yo, una boda es de lo peor: no procede sacar tu libro, ni escribir tu blog, ni escuchar el último podcast del Newyorker... Claro que, igual dramatizo, a saber qué serán los bodorrios hoy en día con Twitter e Instagram (no lo quiero saber, en todo caso). 


Así son los Cotswolds





En el UK solo he estado en un enlace (qué bonita palabra, los cazadores cazados), y en algún aspecto fue tirando a poco convencional (si esto no es una paradoja).  Una compa de trabajo se casaba con un australiano varios años menor que ella y nos invitó a todo el equipo. La unión se celebraba en los Cotswolds, una zona maravillosa en el oeste del país, donde las mujeres de su familia habían heredado una casa. 


La tía abuela soltera, independiente y feminista, dejó en su testamento que su casa con jardín enorme (que terminaba en extensiones ingentes de idílico verde) de los Cotswolds iba ser heredada por todas las sobrinas, pero solo ellas. Los chicos quedaban excluídos (yeah!). 

Mi compa se compró el vestido de novia de segunda mano en la página web de Oxfam for £40, y allí mismo hizo su lista de bodas: nosotros le regalamos, entre otras cosas, cuadernos para colegion y una cabra para una comunidad de algún país africano. Los novios llegaron a la iglesia en un carruaje tocotó tocotó por las calles empedradas de aquel pueblo (era una boda, al cabo, no todo podía ser hippismo y flowerpower).  Luego, en el jardín de la casa montaron una carpa que fue donde acabamos cenando (pollo al curry, entre otras cosas: el catéring de las bodas inglesas no es tan enloquecidamente prohibitivo como las espanis), pero antes, estuvimos mucho rato por el jardín haciendo juegos y... eligiendo las máscaras!!! 



Mini baby!!!!!!

Resulta que a la madre del novio, allí abajo en Oz, se le ocurrió la extrania idea de hacer máscaras individualizadas, todas distintas, para cada uno de los invitados. Parece ser que los últimos días ella y sus ayudantes prácticamente no durmieron, porque el trabajo fue colosal. En todas había un detalle y una creatividad enorme. La del Peda era motivo "mago" la mía "romántica" (según me informaron luego). Mini no tuvo porque apenas tenía 3 meses! 


Aparte del bodorrio, fue un finde lleno de aventuras: alquilamos un coche y de camino a Painswick pinchamos en toda la autopista de 5 carriles (hay alguna foto mía dándole el pecho a Mini en la cuneta mientras esperábamos a ayuda en carretera)... por ello llegamos tardísimo y no sé cómo, en semejante oscuridad, encontramos el B&B (Bed & Breakfast, el equivalente de Casa Rural en el UK), que era por supuesto, una casona enmedio de la nada, rodeada de acres y acres de praderas con caballos, y al que se llegaba por caminos sin asfaltar como de peli de Tim Burton. La pobre mujer salió con linterna (o farol: "ah de la casa!") pensaba que ya no llegábamos. A la maniana siguiente descubrimos que... tenía piscina!!! Y siendo esto el UK, el agua estaba templada! (sí, en Agosto y aún así no se puede uno baniar con agua según sale del grifo-welcome al Norte de Europa), así que me di un banio mucho chulo, el único que me habré dado en el exterior en esta isla.

Nuestro B&B
Al fondo, el B&B
Reto: llega de noche























Pero divago: se que queréis leer sobre las máscaras. Antes, la reflexión unos días más tarde de mi antiguo jefe David: "Máscaras en una boda? Las máscaras sugieren cambio de identidad, promiscuidad, todos-los-gatos-son-pardos... cómo se les ha ocurrido hacer eso en una boda, el momento en el que hay que pretender amor eterno y que esas cosas no ocurren? Toda la razón: las máscaras son para ser malos. 


Con esa premisa, me pongo a desempolvar las máscaras del altillo, para la fiesta de los vecinos. Nadie se las habrá currado tanto, esto parecera un ejercicio de "show off" (presumir), me digo. Al llegar, lo confirmo, y además veo claro que es una macrofiesta, donde conocemos a muy poca gente. Di antropóloga-del-blog no se pone la máscara (paraójico, por pudor!) pero se pone su anteojos metafóricos de camaleón analista, tomador del pulso de una realidad que no es la mía-sino la del 0.0001%/

La fiesta la dan tres casas consecutivas: empieza en la de los españoles, y termina en la de David, que ha montado "una discoteca". Hay muchísima gente, toda la planta de abajo, que es muy grande, y está hasta arriba. Lentejuelas, terciopelos, pero también "ingleses", si se me entiende. Solo algunos llevan máscaras y en su mayoría se las han subido a la frente. Tenemos "small talk" con desconocidos. Un viejo le pregunta al Peda "qué clase de creativo es" (el viene "de parte del numero 22", que el tipo es creativo, y vendió su empresa hace 2 años-me da una pequenia arcada, no quiero ni pensar por cuánto). Soy testigo del momento en el que el Peda, viejo artista del pincel (y ahora limitado por "la falta de espacio, necesito un hangar") dice "no soy creativo". Un tal David, el del número 18, el que ha montado la discoteca, nos habla del horror del Brexit, y cuánto ama él a Europa, porque tiene una casa en St. Tropez, donde va una vez al mes (por un momento, tengo problemas para repartir mi odio entre los breiters y remainers como David que, no me malinterpreteis, es simpatiquísimo). Los camareros que sirven Moet Chandon me admiten que no son profesionales, que por eso llevan 3 minutos abriendo la botella. Para picar hay diversas bobadas, hasta que llegan ellas: dos de Alicante, la que vive aquí abogada que trae una coca riquísima y el highlight de la noche: ROSCON DE REYES!!!! ?Yo he hablado alguna vez de lo que me gusta esta pieza de pastelería? Pues esta mujer lo hace a mano, como los ángeles! Me cuenta el making off-cómo hacerlo (alma en pena: segunda instrucción y ya estoy perdida, poor executive function) y añade: "no hay nata como la inglesa, la Double Cream de Tesco, yo me la llevo a Alicante". Divagantes, la tía la monta!!! 19 años en esta país y no se me había ocurrido que esta nata en pequenio tetra-brik se puede montar, y sale esa gloria!!! Claro que, admitamoslo: no he montado nata en la vida. 

En un punto gritan: a la otra casa! A la discoteca!!! El Peda va por su tercer trozo de roscón, yo llevaría nata hasta en la máscara-si llevara. Porque sí, divagantes, no vemos el momento de ponernosla y, como Cenicientas, a eso de la medianoche nos tenemos que subir a la carroza (metafórica, no como los de la boda), para ir a relevar a la canguro de Mini. Nos damos una vuelta final básicamente cotilla por el numero 18-sección disco-, donde el salón  está despejado de muebles, oscuro, luces de colores y bola de espejos. David, dada su avanzada edad, sinceramente promete como DJ (ser cool para él serán tal vez los 80?), y solo nos queda imaginar que a partir de medianoche la gente comenzara a bajarse las máscaras de la frente, convirtiendo la cosa en una de esas leyendas urbanas, la swinging party británica, donde parejas aburridas tienen sexo intercambiable con otras parejas aburridas. 

Ya llevo dos eventos con máscaras y, por hace o por be, ni un "Eyes Wide Shut". A la tercera va la vencida, divagantes... no os fallaré!


22 comentarios:

  1. ¡Estuviste en un ballo in maschera! deberías haber ido vestida de Ulrica, la bruja adivina de la ópera de Verdi, que es el personaje que más te pega. Aunque esa máscara de tarta de nata hay que reconocer que combina perfectamente con el roscón (Pero tú ya lo sabías, ¿verdad? ¡Porque en realidad ERES Ulrica, la bruja adivina del baile!)

    ResponderEliminar
  2. Que te guste el roscón de reyes es gravísimo, no hay bollo más pesado en el planeta. ¿con fruta escarchada o sin?
    Los ingleses dan unas fiestas peculiares, nosotros fuimos una vez, hace más de 20 años a una fiesta de unos amigos de mis padres cerca de manchester, una amiga suya cumplía 50 años y habia que ir vestido con un "touch of gold". Qué risas nos echamos.

    ¡Qué toca esta semana? Ardo en deseos de saber a dónde nos llevará esta progresión....

    ResponderEliminar
  3. ¿Ese yeah! que sueltas porque la tieta independiente y feminista deshereda a sus sobrinos varones equivale a un "bravo"? Si es así, mi no entender.

    Es que estoy muy confuso porque he estado unas trece horas evitando a una tal doña Facunda (89 años) que se empeñaba en que le desabrochara un botón del camisón en una habitación de la 2ª planta de FJD. Que desasosiego.

    ResponderEliminar
  4. Me lo leeré, ahora no he tenido tiempo, y me arrepentiré...pero ¿Bridget Jones vestida de conejito en la fiesta del cottage!, es lo que me ha recordado el título y las fotos.

    Y a Jota, por tenerlo de vecino de arriba...al menos doña Facunda ataca en territorio comanche. Hace unos años, cuando vivía en la comunidad (pronunciése con acento de fatalidad), llamó a mi puerta un vecino para decirme que tenía inmovilizadas ambas manos por un corsé, que su mujer no estaba, y que si podía bajarle la bragueta.
    Así.
    Y así se volvió a su casa, después de llevarse el portazo en las narices.

    ResponderEliminar
  5. Hello my lovelies,

    "UN ballo en masquera"! Ulrica!!!! CESUCHI: te quiero... Qué pareja de sabios! Como spr, gracias por la referencia! Y sí! quiero ser Ulrica, sin saber NADA de la ópera, pero algo me dice q sí... :)

    "Roscón" y "gravísimo" en la misma frase, MO, he hace partirme el culo. Tú eres el ser extranio!!! A quién no le gusta el roscón?! Ah, sí, a un inglés de Bath del otro día (marido de una de Navarra), q me dice, así, con toda su cara "en la pastelería es en lo q Spain no supera al UK". Y yo: QUEEEEEEEEEEEEEEE? A esas tartas cubiertas de icing (azucar coloreado) duro? En serio, q ese hombre me llevó a replantearme si vienen de fábrica afectados en algún lóbulo cerebral..

    JOTA darling, qué será FDJ, allí donde se te insinúan las pipas facundo? Y sí, el yeah era bravo... no sé porqué la anciana pensaba q las mujeres no lo tienen tan fácil en la vida.

    IRE! Tu comunidad parece la de Alex de la Iglesia... no me digas q el q te pidió ayuda iba de Darth Vader??? Ya leerás pero no hubo conejitos de ningún tipo...

    love
    di

    ResponderEliminar
  6. Pues...llámame hereje, pero yo estoy de acuerdo con el tío de Bath. Me parece mucho más rico el chistmas pudding que el roscón de reyes, que no deja de ser un bollo suizo con pretensiones.

    ResponderEliminar
  7. Dios cuánta hambre tiene que pasar la gente... Y cómo se nota que no llevan en la isla 25 años.

    ResponderEliminar
  8. Sí, sí, justo como la peli de Alex de la Iglesia. Vivía en un edificio muy parecido, justo en una bocacalle de Ballesta en la época que se rodó la peli.

    ResponderEliminar
  9. Últimamente vivo prácticamente en la FJD, el mejor hospital de Madrid. El jueves me hacen allí una resonancia ¡a las 23:16! ¿Estamos locos o qué? Eso sí, gracias a estas gracietas el médico te pide una y en menos de tres semanas te la hacen... no como en otros tiempos, que desde que te la pedían hasta que te la hacían cambiaban tres veces de máquina.

    Mi pregunta intensa es que si el objetivo final de las más caras es follar sin freconocerse, ¿cómo llevan esos conos enormes arriba? ¡Me parecen un peligro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Creo que no lo has entendido bien: esas fiestas son fre-né-ti-cas. El cono apunta donde apunta y acaba donde apunta, o no. Sin miramientos. También es verdad que, últimamente, los más pusilánimes y melindrosos le incorporan que si periscopio, que si un GPS, que si un astrolabio… ¡Moñadas!

      (¿Pero vas a mejor, NáN?)

      Eliminar
    3. pues sí. A ritmo de caracol, pero en la dirección correcta.

      ¡Máscaras hechas como copia fiel de nuestra jeta. ¿No te has parado a pensar, muchacho, que la idea de la máscara es ocultar la identidad para hacer guarrerías hasta que empiece la Cuaresma? ¡Con lo que tú has sido para los Carnavales de Cádiz!

      Eliminar
  10. Cesuchi, no puede ser... no, no no...xmas pudding!!! Me dais unos disgustos... Pero habéis probado las tartas de nata y trufa? la tarta al whiskazo? la de nueces de Tolosana? La trenza de ALmudévar?

    BASAJA, lo dices por cesi? si es así, por una vez te doy la razon!

    IRE, qué grande... además eso edificios tb evocan "Rec", la has visto? Una escena al final, q pasa en el atico, es de lo más terrorifico q he visto en cine...

    Ah NAN< la FJD es un hospital! Me parto con la máscara con cono de mago, q es para metérsela a un ojo al partenaire!! La fiesta de máscaras se torna de Halloween! :)

    love

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  11. A mí las máscaras me dan grima. Todas me parecen una especie de amasijo de cráneo de gaviota adornado con retales de ropa interior femenina reciclada de la noche de bodas.

    Pero, aparte de la estética, carecen de ergonomía (los bordes de las máscaras siempre están mal rematados) y eso afecta a la salud. Al respecto, hay que tener en cuenta que en estas fiestas procaces se sonríe (sea con ganas o no, ahí no entraré) mucho, se charlotea mucho y, por último, al menos en España, se dan y se reciben muchos besos en los carrillos (que le conozco, le beso; que no le conozco, con más motivo le beso).

    Pues bien, dado que podemos definir Fiesta «como toda reunión con ánimo de jolgorio que, dure lo que dure, siempre dura más de la cuenta» los bordes escabrosos de las máscaras acaban dañando la cara.

    El borde superior se cebará con la frente a cada frase que digamos (a decir verdad, nos podremos si acaso librar con las enunciativas; pero con el resto —interrogativas, exclamativas, imperativas, dubitativas y desiderativas— tenedlo claro: una raspón con cada una).

    Por su parte, el borde inferior lo hará con los carrillos hasta tener consecuencias fatales: arañazos, laceraciones, heridas incisas y contuso-cortantes, abrasiones, avulsión de cuajo una cejas (si la máscara nos cae asín torcida) y en último extremo, muerte por fallo sistémico del careto, creo recordar. Ojo, pues.

    Por si fuera poco lo anterior. Son antihigiénicas; así estén recién hechas, son antihigiénicas. No sé, será que traen de serie algún tipo de pecado original o algo.

    Ah, ¡y pican!

    Ahora bien, tendría un punto que nosotros hiciésemos una fiesta así: muy anónima... Y lo que surja que surja.

    Pero nuestro reservado carnaval no sería de máscaras y disfraces sino de máscara y disfraz.

    Me explico. Lo primero que habría que hacer es montar un taller. Allí, todos los participantes nos haríamos una máscara mediante vaciado, es decir, que saliesen bien definidos, fidedignos, nuestros rasgos. Además, que llevas gafas, pues con gafas; que llevas, como NáN, barba (porque llevas barba, ¿no?), pues con barba (aunque luego te tires dos meses con pelotitas de yeso colgándote de la barba); que llevas el pelo raro como Di, pues con pelo raro, etcétera.

    Luego policromaríamos la máscara al óleo. Digo óleo porque pienso que sería la mejor técnica para acercarnos a reproducir ese cutis aterciopelado que tenéis todas vosotras y a esos rasgos montaraces a la par que airosos nuestros, los varoncitos.

    Bien, ¿qué mas…?

    Ah sí, haríamos túnicas talares de moqueta y de un mismo color. Lo del color, más que nada, por el descuento que nos harían en la tienda de tejidos; lo de la moqueta para evitar pliegues o frunces que delataran nuestra anatomía: buscamos el anonimato, no nos olvidemos, habría pues que uniformarse. Por eso mismo, entre la moqueta y nuestros cuerpo serrano nos entretelaríamos con mucha guata.

    Pero, ¿y la diferencia de altura? Todo está contemplado, perded cuidado.

    Por mucha diferencia de altura que hubiese entre nosotros hoy contamos con alzas para zapatos que están causando estragos en las empresas llamadas de trabajo en vertical (limpiar cristales en rascacielos y esas cosas). Por poner un ejemplo: Nicolás Sarkozy mide en realidad 12 cm (con los brazos en alto). Con eso lo digo todo.

    Conseguido todo, y ya revestidos, se sortearían las máscaras y cada uno, claro está, se pondría la que le tocara. Y saldríamos todos a un patio, porche, sala multiusos municipal… No sé el sitio me es un poco igual.

    Una vez reunidos, nos iríamos cada uno a su casa, que siempre hay muchas quehaceres.

    ¡¿Nos apuntamos?!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡vale! pero lo que no me acaba de convencer es que con las máscaras no se puede comer. Claro que siempre podría habilitarse un huequito para meter una pajita en la máscara...aunque no sé yo si me gustaría mucho alimentarme de puré de roscón de Reyes, que será lo que proponga Dí, que para eso es la anfitriona...

      Eliminar
  12. Por alusiones, LUX: ya no llevo el pelo raro!!! Que me he dejado crecer el flequillo, tras los abusos y presiones de TODOS VOSOTROS! Sí, sí... Ahora llevo una melena q se me vuelve para arriba así sola (muy rebelde) y parezco de los 50s.

    Sobre la fiestuki de máscaras del blog, a mí me parece perfecta pq ya sabéis q guardo mi anonimato con mil candados... nadie vio nunca a Di (y algunos del pasado pensaron q era un tío). Llevaban razón, soy un tío atrapado en un cuerpo de chica (véase apartado flequillo). Aquellos divagantes q se mosqueaban pq no ponía fotos ya no están... yo los entiendo.. y si todo esto es generado por un ordenador? Por eso os quiero tanto, a los de ahora, auqnue fuera Hal me querríais.

    LO de la moqueta, no pica? ah, la guata... sorry no hice comprensión lectora.

    CESITA... sigues reincidiendo...te voy a tener q llevar de patisseries por vetusta, o bien quedamos en donosti a comer una bomba de nata en Gros, q tb las hacen ricas (aunque nada como el Horno San Valero... q creo q ya no existe en vetusta... boo hoo)

    Un hug my lovelies

    di

    ResponderEliminar
  13. Fiesta de máscaras bloguera ?
    Interesante iniciativa.
    Me comprometo a participar con un cuento- en -más- carado ( es fácil, se trataría de un cuento de autor anónimo sobre un baile de máscaras donde los protagonistas beben y bailan alrededor de un piano en una playa griega, que se desarrollaría en un futuro inmediato ).
    Veis ?
    Me sacáis el jugo, cual naranja mediterránea.
    Abusadores !

    ResponderEliminar
  14. A NáN pienso sacarlo de los controles sanitarios y transformarlo en el hombre al piano.
    Avisado quedas, muchacho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, pero solo piezas muy cortas, tipo las de John Cage y Anton Webern. Toco 40 segundos y me tumbo media hora debajo de una mesa.

      Eliminar
    2. Adaptaré el texto, ritmo, enfoque narrativo y fonética a tu acompasado 40 x Media ( 40 segundos de piano y media hora de descanso entre pieza y pieza ).
      Se os da la mano y cogéis las cuatro extremidades más sus correspondientes anexos.
      Cómo abusáis !
      En fin, queda prometido el cuento.
      Cualquier dīa suelto un capitulillo al estilo luxciense ( un aquítepilloaquítemato).

      Eliminar
  15. ahora sí me lo he leído :).
    Es como un collage, según cambias de línea o de tramo de la misma, el decorado de fondo es totalmente distinto. Me he quedado con la extraña herencia de la tía abuela feminista, que no me acaba de hacer gracia como concepto abstracto pero que ya me gustaría tener o haber tenido una semejante. Pero salto a la dulce imágen de nuestra bloguera dicharachera amamantando en el arcén de una autopista de cinco carriles, y pienso que lo tuyo con los coches en las autovías british es vivir peligrosamente. Me gustan las máscaras, y ni de coña las llevaba a una fiesta de vecinos de esas, pero te pregunto que cómo surgió la idea, para ver si puedo exportarla a mi ambiente local.

    Pero, pero, y...pero..., no sabía que el Peda pintaba!. Cuenta, cuenta.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.