2 de noviembre de 2016

"Purity" de Jonathan Franzen

"Purity", la última novela de Jonathan Franzen, tiene 563 páginas y me la he leído en menos de un mes. Esto es record para la lectora tortuga que soy. Ah, es que es un page turner, uno de esos bestsellers que no se pueden dejar? No será basura comercial? 



Franzen es mucho Franzen. Lo primero repetirme, porque esto seguro que ya lo escribí en los divagues de sus novelas anteriores, "The corrections" y "Freedom": Jonathan Franzen describe a los personajes como si fuera psiquiatra, de hecho, a veces una se pregunta si solo un profesional de la salud mental podrá captar las sutilezas de muchos de los que se pasean por sus páginas. Solo por esto merece la pena leerle, por su manera de dibujarnos el mundo interior de los personajes, los que les hace ellos: que pasó en su infancia (solo en los centrales profundiza aquí), qué les hace saltar, por qué se relacionan como lo hacen, y deciden lo que deciden, acertando estrepitosamente o más frecuentemente, fallando como elefantes en cacharrerías. 



Ah, las relaciones: su constante comentario sobre las relaciones y los sentimientos le habría matado desde el punto de vista "literatura de calidad" si fuera mujer. Claro, serían "cosas de las que escriben ellas". Pero como es tío y hetero, da igual, Time le puede dedicar una portada con el famoso "Gran Novelista Americano" y ya está. No me indigno con Franzen, sino con la sociedad. 

Nota: durante la lectura de "Purity" he atravesado una época de feminismo-extremo, que siempre está ahí pero ahora especialmente virulento. Así que la novela y la bloguera han chocado como dos trenes de mercancías: todos los tomates desparramados en la cuneta. 

Por partes. Por qué algunas feministas odian a Franzen? No les gustan sus personajes femeninos, no les gusta el sexo que describe (alguien ha visto "Red Road" de Andrea Arnold? El sexo en esa película, sin saber quien la ha dirigido, sabes que es una mujer-y no, no son florecitas y velas, ni de lejos voy por ahí). En "Purity", hay mujeres positivas y negativas, igual que hombres, y a mí esto me ha parecido la tendencia en todas sus novelas. El caso es que ningún personaje es del todo positivo, y así tiene que ser. Quienes lo somos? Igual esos seres existen, yo hasta hace poco lo creía, pero tranquis: ya no. Dime de lo que cacareas y te diré de lo que careces.

Sobre el sexo de "Purity" hay un personaje que me fascina: está obsesionado con el cunnilingus (os acordáis del impagable Portnoy?). Franzen lo describe muy bien: tanta es su fijación, que prefiere una vulva que una cara. Me parece remarcable que un hombre haya creado este personaje en lugar de lo más típico que sería el que simplemente quiere que se la coman a él (sufro porque mi suegra me lee-pero ella me regaló "Deseo" de Jelinek, no hay más preguntas).

Lo que es indudable, y da al ojo, es que absolutamente todos los personajes femeninos de esta novela tienen algo en común: la belleza física. En serio, Jonathan? Tú también? Tú qué estás divorciado te casaste con una tía porque tenía las piernas bonitas, como dice el adagio? La Grande Bellezza se torna, en mí, La Grande Perezza. Me empiezan a cansar los tíos, me aburren, me aburrís, si me estáis leyendo, con esta imbécil idolatría de la fachada. Tío: callo y miro al cielo, y bostezo, y paso de ti. 

Pero el bueno de Jonathan sigue siendo uno de los pocos hombres con los que hoy me iría a cenar, pese a todas las babies de su novela. Igual el pobre no lo puede evitar, pero le medio perdono porque sus "gender politics", su manera de ver los aspectos de género en la sociedad occidental, sigue siendo de lo más interesante (siquiera sea porque  lo nombra!) que he visto en un novelista. Por ejemplo, en la descripción del reparto de trabajo en una empresa, se queja de que los tíos están metidos en un cuarto escribiendo código y las tías llevan las relaciones públicas, el diseño web, esas cositas. Cuando una de los personajes quiere un hijo y su pareja no quiere ni oir hablar, se nota que Franzen siente su dolor. Que es un dolor que escuece como pocos, cuando el tic tac está sonando de fondo. O cuando el padre de otra enferma, y sus hijos se lo podrían haber llevado, "si no hubieran sido hombres". Así, le toca a la única hija. 

Claro que Leila, este personaje, es una más del elenco de esta novela que tienen "daddy's issues"... Problemas con el papá, o el concepto de papá, que le lleva a liarse con un tipo exitoso 20-30 aňos mayor. Franzen usa el verbo "trade" (que se puede traducir como "hacer un cambio", pero que también significa "comercio" puro y duro), para describir a estos tipos que "se quitan a la mujer de su edad y se pasan a una joven", como quien se cambia el coche. En un punto, Leila, del brazo de su profesor-escritor-hombre exitoso, se ve a sí misma en una fiesta desde fuera, como lo que es su función: "ser joven, y fresca y algo exótica para excitar la envidia de los escritores que aún no habían cambiado (trade) a sus mujeres por una más joven, o que no lo habían hecho recientemente". De verdad, Leilas del mundo, que creéis q el seňor ese tiene más ganas de bugaboo (marca de carritos de bebé, para los despitados)? A menos que él también sea idiota, y sí, otro bugaboo, incremento de riesgo para ciertos desórdenes nada simpáticos (sí! amigas! Ahora el "semen viejo" también es mierda, no sólo nuestros óvulos!) y el karma con mayúsculas que deben disfrutar sus mujeres abandonadas viendo al yayo en el parque. Pero divago. No sé si Franzen lo ha planeado, pero este libro debería ser de obligada lectura para cualquiera de esas jóvenes que se enamoran de su papá, y de la vida fácil. Oh aquella escena en la cama en la que el papá universal le dice a la joven (a otra joven, el libro está poblado): "Oh, eres tan guapa!". Y ella, que no es tonta (por una vez) le dice: "Quieres decir que soy tan joven". Touché. En la novela encontramos a estas mujeres en diversas fases de su vida, y cuando ya no son jóvenes más sienten, "el enfado feminista de una mujer mayor con su yo-joven". Qué duro debe ser eso. Y qué sin remedio. 


Otro de los temas de la novela es el mundo de las filtraciones en internet. Wiki-leaks y Assange/Snowden estarán en la cabeza del lector, inevitablemente, y el "Sunlight Project" y Andreas Wolf, podrían ser trasuntos de una organización y un líder carismático de estos. Wolf es el personaje en el que Franzen se detiene más, y con su descripción, construye un verdadero cuadro clínico. Desde su infancia en Berlín Este, hijo de la élite del partido, complicada relación sus padres, lo que se llama enmeshment como la copa de un pino con su madre (culpemos a la madre, Tiosig!) y prácticamente intraútero queda claro que, como mínimo, tiene problemas severos en el area personalidad: egocéntrico, narcisista, megalómano, manipulador, impulsivo, impaciente, sin empatia, sin remordimiento, mostrando sus sentimientos para su beneficio. Lo que viene siendo un psicópata. El enamoramiento ("de la chica más guapa que puedas imaginar": 15 o 20 aňos menor, sobra decirlo) le hace redimirse... Oxitocina!! Todas las hormonas to'locas! Pero claro, como buen sicopata de libro, el pobre se aburre. Pero no cuento las tramas de los libros en mis divagues: solo añadir que no menos fascinante es el proceso de creación de su "sunlight proyect": sí, divagante, todo altruismo.


El proyecto que termina como un grupo de chicos y chicas hackeando en medio de la nada en Bolivia. Esta es para mí una de las mejores partes del libro: en primer lugar porque el centro de operaciones, donde los geeks codifican y ellas hacen el equivalente moderno de sus-labores, está en un paraje remoto de este país maravilloso: uno de los lugares donde más remota me he sentido (y eso que no he estado en Los Volcanes, donde Franzen seguro que sí porque es uno de esos paraísos de ver pájaros, su extraňo hobbie). Me he identificado tanto con uno de los personajes, que se nota lo vive como yo lo haría:

"Left by herself, enveloped by the chirping of frogs and the murmur of flowing water and the smells, the smells, Pip experienced a moment of happiness purer than any she'd ever felt. It ad to do with being naked in clean water and faraway from everything, in a remote valley in the poorest country in South America, but also with her courage to be alone in the river" (p.250)

Algo muy interesante pasa en Los Volcanes desde el punto de vista psicológico, y se puede empezar a entrever lo que estos gurús hacen en las mentes de la gente, especialmente aquellos más jóvenes, vulnerables, predispuestos. Una chica, con la cabeza bien amueblada, comienza a presentar con los primeros síntomas de lavado de cerebro, que todas (de los chicos no se habla, pensemos en un habitación cerrada llena de autistas) en esa especie de secta han sentido: envidias entre ellas por el tiempo que el líder pasa con cada una, atracción inexplicable, que la cabeza niega pero el cuerpo sigue como hipnotizado, sesiones de sexo donde Wolf, obsesionado con el cunnilingus se asegura que la interfecta querrá más, la interfecta diciéndole cosas como "quizás si me lo ordenas. Me gusta cuando me das ordenes. Tal vez tenga una personalidad esclava", mientras que se da cuenta de lo mal que está, pero igualmente lo dice, para concluír preguntándose si hay diferencia entre ser presa entre los dientes de un lobo o estar enamorada.

"The rightness of the phrase preyed upon was becoming evident. The feelings of prey in the grip of a wolf's teeth were hard to distinguish from being in love".

El libro tiene más partes: quien haya leído sus anteriores novelas, "Purity" se dará cuenta sigue un esquema singular: largos capítulos de más de cien páginas donde distintos personajes, en distintos puntos temporales, son introducidos. Hay un capítulo, en el que el libro se me hace pesado. Ni que decir tiene que todos al final acaban estando relacionados, y que, no dando ningún nombre, me estoy asegurando que aquí no hay espolier posible: es demasiado confuso. Solo diré que el otro personaje masculino principal se enamora en su juventud de una rica heredera que rechaza su fortuna y que es autista. Durante 130 páginas, Franzen nos describe hasta la naúsea porque esa relación fracasa. El personaje femenino es una enferma, esta claro (grandes miguitas-guía que deja Franzen para que vayamos entendiendo su sicopatología: "obsesionada con los olores", por ej). Está claro que esa relación no va a ningún sitio y tanta información de su obvio desmoronamiento me sobra. 

Por supuesto, hay mucho más, y los temas constantes de este autor sobrevuelan la narración: la preocupación por el planeta, sobrepoblación, critica de America: el primer pais en poblacion carcelaria, en consumo de carne, en cabezas nucleares, emisiones de CO per capita. Si estos temas también te mueven, quiero decir, si tienes corazón-el libro es imposible que no llegue.

Por fin, me muero por hablar de las múltiples referencias a "Great expectations", una de mis novelas favoritas. Para empezar, la novela comienza con un personaje llamado Pip, que no tiene dinero, ni padre, y al que quiere encontrar. Hay una Miss Havisham recluída y enloquecida, a la que solo el falta el vestido de novia. Hay convictos escapados, asesinatos, benefactores misteriosos e historias de amor infelices. Franzen, como Dickens, introduce mil personajes en el ambiente social de su época. Y en ambos casos, es imposible dejarlos. 

















44 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Ando ya hace tiempo intentando leerme algo de este buen hombre, pero vuestros comentarios me atormentan.

    El Sr NaN ya me dijo en su dia en este mismo foro que empezara por Las correcciones. Acudo a vuestra sabiduría para que me digais si coincidis en las apreciaciones del sabio NaN o mejor empiezo por otro.
    Estimada Dtra cree Vd que este autor me satisfará o mis alteraciones mentales por Vd ya conocidas haran incompatible una lectura sosegada con el estilo del autor.

    Abrazos mil.

    ResponderEliminar
  3. Lux se me ha representado Landelino, el cunilingus y Rita Barbera en un mismo pensamiento desasosegante y recurrente.

    Me ha maltratado Vd noviembre en un bucle del que no sé salir!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Aj, cómo sois.

    MO, bien apuntado pero nota: no es The Corrections (aquí ya incluyo a TXELOS). Quiero decir q este parece más un libro "de aventuras" donde más cosas pasan. No es de extrañar q LUX no recuerde las corrections, pq no pasa casi nada... describe la milieu de una familia q está preparando navidad... y sus altibajos. Para mí su grandeza, como spr digo, es su descripción de la gente... por lo tanto la "trama" no me importa. Con ello quiero decir q si Franzen me hablara de la observación del cormorán moñudo, probablmente tb me gustaría.

    TXELOS, no puedo saber si te gustará. Me inclino a q no, pq no hemos coincidido creo q NUNCA en un autor o libro. Y yo iría por orden, o sea, corrections y luego si te gusta, Freedom y este.

    LUX, me he reído con tu confesión. Sin embargo, lo de Landelino me parece POCO para tu desviacion... a tan poco se cotiza el pecado? Yo pensaba q tenía yo mala suerte con los tíos q me rodean, pero ya veo q es generalizado. MIra, ayer me hablaban de un tio (q yo spr q pienso en el pienso en vampiro flácido, así pálido, ojeras y tirillas), q es muy gracioso, ingenioso, listo. Una amiga mía le amaba y estuvieron mucho tiempo viéndose para tomar el té y tal, pero mi amiga es sobrepesada y pecosa (auqnue lista, divertida etc) y el tio decía, así, sin rubor, "q el solo se enamoraba de modelos". En serio: un académico! Y el tío se casó con una! Tiene una hija de 18 meses y ayer me dice otro conocido común q se estan separando acrimoniosamente. Ahora el busca otra "modelo". Pereza.

    Oh y LUX, lo de tus problemas con el olvido de nombres de genitales. El otro día pense q habia llegado a mi tope (como un vaso) con el inglés... en serio, miré un libro leído hace poco, donde alguna palabra estaba anotada.. y no las recordaba en abslut.. o sea, no se me quedan (no son de uso diario). Vale, tengo 45 palos. Pero TU???? con esos vocablos q se aprenden en la adoelscencia, q quedan grabados en las zonas mas plásticas de la memoria, q son fundamentales pq el lenguaje hace la realidad, y lo q no tiene nombre NO EXISTE? joer LUX! Un mapa mudo! Yo no digo q los uses, asín tésnicos, pero chico.... sobre cunnilingus, sabrás q viene de cunni, vulva y lingus, etc. O sea, cunni no es como cuni en cunicultura.

    me hacéis hablar de unas cosas!!!

    love

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. A mí me pasa como a tí, Lux. Perpleja me quedé cuando me enteré de que esas cosas tenían un nombre...¡nada menos que en latín! Bien sabe Dios el amor que yo siento por la lengua de Virgilio, pero lo de emplearla en según qué contextos se me hacía excesivo incluso para mí, que soy muy aficionada

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. ¡Y luego dirán que la ambigüedad es uno de los problemas del latín! (Cómo has puesto esa carita?)

      Eliminar
    5. "Esas cosas tenían un nobre"... ya lo decía Victor manuel: "nada sabe tan dulce como su boca/solo alguna cosa q no se nombra". Paíííís.... crecimos no nombrando.

      Pero yo me pregunto: para un divague, queriendo nombrar el concepto, LUX y CESI, cómo lo habríáis nombrado, ya q en latín no mola, "sexo oral", "comerle to'lonegro"? AMbas me gustan también... :)

      Eliminar
    6. Bueno, Di, ni Lux ni yo tenemos blog, así que nunca nos veríamos en esa tesitura. Por otra parte yo recibí una educación sentimental (y me temo que Lux también) en la que se pensaba de forma muy nominalista: si una cosa no tenía nombre no existía y, por tanto, no podía practicarse. (Y todo esto a pesar de que la susodicha educación abominase del nominalismo con todas las fuerzas de su escolasticismo de salón) Sin embargo la realidad, terca ella, hacía que uno fuera descubriendo Mediterráneos a cada paso y le hacía pensar que era el único afortunado sobre la faz de la tierra que había tenido tan felices ideas. ¡A lazo tuvo que cazarme el Sr. Snoid cuando me dirigía exultante a la oficina de patentes para mostrar la mundo mis descubrimientos!

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    11. Babies, tengo aqui a un amigo y me voy a Hampstead pero quiero comentaros :

      A. CESI: Y quién tuvo una educación sentimentla aqui q no fuera el libro de Flaubert? Nadie: de sexo no se hablaba, o como mucho como "reproducción", el "mecanismo" etc. NO estás sola.

      B. LUX: Insisto: todos tuvimos educación represora. Y: no me habéis contestado cómo preferís ver ese acto referido por escrito. Y: Quién ha dicho q yo abogue por q se use esa expresion in situ???? Vale, yo NO la uso. La he usado en un texto, como hubiera usado "felación" en el otro caso. Os hubiera parecido esto correcto? Y: alguien dice "felación" en plena amatoria?

      Una solución quiero!

      love

      di

      Eliminar
    12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    13. Ay ay ay... qué risa...no sé cual me hecho reir más.. los monjes? DReyfus? Clinton!! (perdona, pero en el caso Clinton-becaria no hubo felacion, no? ah, sí, lo q no hubo es colación). Por no hablar del concepto "desperatarme a la nutria"? LUX< tío, pero de dónde sales? Te das cuenta q si Franzen se guglea y llega, en una de la sprimeras entradas, aquí, y se encuentra con estos subdivagues le va a salir no un libro, sino los episodios de una serie? (peor q la de las islas jonicas)

      Por último> sexo bucal no me gusta. A mí bucal me suena a higiene dental. No me mola. Pero en italiano sé una expresión soez (gracias, davide, compa de piso del Peda) q sonaba como "fame un bukino" y q queria decir "hazme una felación/cunnilnguus". A saber cómo se escribe...

      xx

      di

      Eliminar
    14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Lux, berlin y Franzen son muy distintos, la.experiencia de leerlos es Como la niche y el dia... Se esta en otro chip.

    Que coqueto eres con los capotes... No te lo voy a echar , si eso te soy con el latigo con eso de "a mi me gustan Las guapas pq el mundo me ha hecjo asi... PQ nadir me habtratado con amollll"

    Y cunnilingus, un latinajo en negro sobre Blanco es spr bienvenido...

    Hugs

    Di

    ResponderEliminar
  6. Confusa porque no quiero caer en la pose "me parece interesante" he buscado en tesauro, es sugestivo o atrayente según lo presentas.
    De nuevo, me gusta como escribes y admiro la capacidad de seguir todos los hilos dispersos que puede tener un libro y presentarlos de forma fácil, con la habilidad de un malabarista.
    Un día de estos me daré cuenta de que estoy empezando a leer novelas otra vez, qué le voy a hacer...era un gusto que perdí hace mucho, a los 24 o 25, porque la realidad...el ensayo...el descubrir el mundo me atrapó y las historias de personajes de ficción me empezaron a aburrir o a cansar, no hay tiempo para todo, algo se pierde y algo se gana con cada cambio.
    Mujeres guapas, bueno, creo que entre muchas cosas el tio quiere vender, o no se toma unos cuantos guiños a Grey y su anatomía con las adictas a la lengua de Wolf?.

    Porque las mujeres que tienen interés por si mismas no tienen aún anuncio que las venda, y yo estoy pasando por una fase en la que me planteo qué es lo que nos gusta de verdad y qué es lo que nos han vendido que nos tiene que gustar...y lo segundo es tanto...piensa tan solo en la comida que vamos a probar por que nos la recomiendan.

    Me pierdo el sentido de esta frase: Hablan(culpemos a la madre, Tiosig!) y prácticamente intraútero.
    Tiosig es Sigmund?
    Ser intrútero es ser muy pegado a la madre pero de mala manera?, o se me ocurren muchas cosas más.

    Ah, Divblog, que sois buenos en esto, cual es la guia para tratar con un narcisista?

    ResponderEliminar
  7. Esto de enmeshed es la segunda vez que me sale hoy, y nunca lo había oído antes...enmeshed y narcisismo van de la mano?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. IRE, gracias! Bueno, si lograra q volvieras a leer novelas tras todos estos anios ya me podría retirar (soy en realidad una agente de las editoriales novelescas). No, en serio, cuando escribo trato de huir de la trama y contar lo q me ha afectado a mí, por algo esto es un blog PERSONAL, no literario, n fotografico ni nada de eso.. es un blog narcisista en estado puro.... LOL.

      Tiosig, sí, perdón, aquí se me ha ido la pinza, es tio sigmund freud... culpemos a la madre! cosas mías, ya sabes. Lo de intraútero era un juego de imágenes para hablar de una realidad, para indicar q hay cosas q son NATURE, y q interactúan con la NURTURE (o sea, lo biologico q interactua con el ambiente), y creo q decia q Wolf era así ya de serie, aparte del ambiente en el q crece q es la pera.

      Enmeshment es un concepto para describir una relación patlógica, tipicamente ppadre /madre con hijo/hija... unidos de una manera dependiente, por la q uno no crece ni se independiza, ese rollo. No tiene porqué ir unido con narcisismo, pero sí con tema de dependencia emocional y a veces incluso relaciones de amor-odio, tipo ni contigo ni sin ti...

      hugs

      di

      Eliminar
  8. Hooooola
    solo por si te interesa. Mira quien me acaba de comentar aquel post antiguo de Carlos y Alicia

    https://elchicodelaconsuelo.blogspot.com.es/2010/07/he-encontrado-en-el-caos-una-reliquia.html?showComment=1478470671913#c902597360688072120

    Muaksss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alaaa! Qué ilu!!! el pispísimo Carlos q además ya no es un joven bohemio viviendo en un ático en el tubo con su guitarra, q "quiere seguir cruzando el río para ir a tu casa amor mío" (casas separadas) sino q empana sanjacobos a sus churumbeles!!!

      He's one of us
      he's one of us
      he's one of us!

      Dale besos de "los de la radio"

      di

      PS: He echado de menos tus pufffff en las conversaciones de arriba.... :)

      Eliminar
  9. NOTA: un saludo divagantes desde el lecho del dolor. Ya sé que me hacíais ocupada como asesora de imagen de Donald, pero no: tengo un dolor de garganta atroz y por las tardesnoches solo pienso en meterme en la cama con mileconlimón (yaya, ven!) y sentirme sorry for myself. Varios divagues a medias pero incapaz por otro lado de rematarlos y remataros...

    muxus y volveré

    di

    PS: Entiendo q el Pitoniso q solo pedía "colaciones" ha borrado por excesiva respuesta....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra querida Di:

      Esperamos que te mejores muy pronto. El dolor de garganta da pena. ¿Por qué? No lo sé. Otros dolores dan malhumor o hacen que te acoquines, que te ensimismes. Pero con la garganta entra pena de uno mismo. ¡Qué cosas…! Eso, que se te quite pronto. ¿Afonía? ¿Voz de camionera cazallera? ¿Fiebre?

      Aunque sea un asunto marginal, respecto a mi nueva trayectoria laboral, me está yendo muy bien. Viento en pompa, perdón, popa. De hecho, estoy valorando franquiciar. En cualquier caso, ¡¡la recaudación será cosa mía!!

      Eliminar
    2. ¡Di mudita! ¡Pobecita!

      ¡¡¡¡Enhorabuena,Lux!!!! ¡Por fin una buena noticia!

      Eliminar
    3. Disculpa, C. S., lo de la nueva trayectoria laboral era el remate de una bromita o juego de palabras entre felación y colación (y legación, delación…). Resulta que la noche de las elecciones en EE.UU. aposté aquí mediante un comentario por la clara victoria de la Clinton. Al día siguiente, abucharado por mi pifia, borré el comentario y escribí este otro:

      «Vista mi adelantada perspicacia en lo de las elecciones de EE.UU. he decidido darle un giro a mi vida profesional y, naturalmente, he querido que fueseis los primeros en saberlo.

      ANUNCIO CLASIFICADO

      POTORRONISO* Hombre maduro, serio y limpio, se ofrece para cualquier adivinación. Resultados garantizados 100% en 30-40 años. El profesor Luxindex visita blogs. Forma de pago: Basta con una colación y la voluntad (con voluntad me refiero a dinero, no a la voluntad que se ponga en la colación).

      (*) Potorro-niso: Pito-nisa en género masculino.»

      ¡Si no tuvieseis la manía de no borrar vuestros comentarios no habría que dar tantas explicaciones ☺!

      Y tú, amiga, ¿tienes novedades al respecto?

      Eliminar
  10. Acabar un post de sexo oral con dolor de garganta resulta peculiar cuando no sugerente. Pufffffffffff

    ResponderEliminar
  11. Estoy mudita (q no debería afectar esto del bloguerío) y soñolienta (q sí)! Me caigo de sueño todas las noches, y hoy, también durante el día...

    Pero CESI< no sé si LUX se refiere a su nueva trayectoria laboral en el bloguerío... con él nunca se sabe..

    TXELOS, tu sí q me comprendes... (Nota: tus puffs los tengo un poco pervertidos pq se sugieren SSS... tu y tus desordenes)

    love

    mudita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, anda mudita. Miel y limón. Vegan version melaza y limón. Muchos mimos desde Sp :).
      Lux, en medicina china relacionan los resfriados con la tristeza. Sí, surprise surprise, hablo de medicina china.
      Nueva carrera, Lux?, ánimo!!!!. En serio y también por soleares :D.
      Lux, sí, tengo que negociar con un narcisista. Tremendo y surrealista, sí.
      Y...bueno, puedo decir, seño, seño!, se me permite decir que dada la anatomía femenina, las lamidas no suelen provocar desencajamiento de mandíbulas. Yo conozco a mucha gente que las llama lamidas, pero si os gusta más cunilingus...

      Eliminar
    2. Di, hoy tenía el pálpito de que habría un post tuyo sobre Leonard Cohen. ¿Va a mejor el constipado?

      Eliminar
    3. El amor y la tristeza.

      Recuerdo que con 19 años me di cuenta que siempre que una muchacha me hacía tilín me acatarraba. Aquella extraña relación entre la atracción y el resfriado se me quedó sin resolver hasta que muuuchos años después leí sobre una investigación de no sé qué universidad (digamos la Complutense de Escocia Adolfo Suárez Sean Connery) que decía demostrar que cuando uno se enamora se le bajan las defensas del sistema inmunitario. ¡¿Cómo se te queda el cuerpo, Ire?!

      ¡¡Pues NO estoy de acuerdo!! Al acabar de leer el artículo tuvo un arrobo: Es al revés; los días anteriores a que un resfriado dé la cara, uno (me refiero al ser humano en su conjunto) es más facilón para lo sentimental, ingiere más proteínas y llora, otra vez, con lo de Chanquete.


      Y ahora, llega el momento Elena Francis:

      En cuanto al Narciso, el problema lo tiene él; tú sufres las consecuencias, pero el problema lo tiene él. Y no lo digo como triste consuelo sino como algo a tener en cuenta estratégicamente: dórale la píldora con cierto disimulo, no así como así, si es mentira el halago y con rotundidad si es cierto; y, por otra parte, hazle ver que tus acciones son siempre beneficiosas para él. En cualquier caso, en cuanto te lo puedas quitar de encima, hazlo.

      Eliminar
    4. Estos días dan para muchos posts. Voy a hacer un pequeño homenaje particular a Cohen. Hay un vendedor de cupones que pone música en la puerta de entrada de un centro que está muy cerca del hospital donde estuvo mi madre. Así que uno de los primeros días de su último ingreso salimos mi hermana y yo a la plaza, y escuchamos el Hallelujah de Cohen. Mi hermana permaneció ajena a la música, pero para mi el efecto fue inmediato, una avalancha de emociones a la vez. Para terminar de dar fuerza a la escena un voluntario de la lucha contra el cáncer que estaba dos plazas más allá de lo que se describe como atractivo, vino también al oir el estribillo, tarareándola por lo bajito, igual que yo.
      Una de las líneas de Hallelujah dice "the baffled king composing hallelujah". Es una obra maestra de mostrarnos en nuestra arrogancia desnundos ante lo que es la inspiración, una sensación que buscamos como dependientes toda la vida. En una línea que viene después de unas pocas en las que te describe cómo se van uniendo las notas.

      Cohen era un genio.
      La música de Cohen me regaló un momento de triste alegría en la enfermedad de mi madre.
      El recuerdo de ese momento es todavía mejor regalo que vivirlo.

      Eliminar
    5. En fin, este noviembre da para muchos posts, no olvidemos el trumpetazo. Di mejoría, hay que gritar mucho a partir de ahora :).

      Lux: jeje, el cuerpo se me ha quedado tembloroso. Ahora comprendo que los ojos húmedos de tontolín con los que me mira mi siamés se debe a que el otro día estuvo demasiado rato en el patio, con la que cayó, no es el afecto absurdo de un gato dado a los dramatismos extremos con esto de las emociones. En cuantito venga para que le acaricie le meto dos pastis de vitaminas y ya verás como lo arreglo :D!.

      Y Dra Francis :), gracias. Esto es cierto, llevo dos meses encajando insultos. Parece que esta última semana está más relajado y empieza a entender lo de que mis acciones le reportan beneficios...a ver si terminamos esto, si es posible. Una de las cosas que me ha enseñado esto es que la gente no se atreve a señalar a los Narcisos :(.

      Eliminar
    6. Es muy bonito, muy emocionante, lo que has contado, Ire. ¿Será que la vida nos retiene porque hasta el momento más desconsolador puede reservarnos un mágico chispazo de belleza como el que nos has relatado?

      Leonard Cohen…

      ¿Cuál es la diferencia entre un mujeriego y un seductor? Esta pregunta que cualquier mujer sabría contestar al instante, los que no somos ni mujeriegos, ni seductores, ni mujeres, desconocemos la respuesta. Pero Cohen sí la sabía. Y yo, al escribir este comentario creo, humildemente, intuirla. Me explicaré.

      Cohen, era un caballero de vida tranquilamente destemplada que igual abusaba del morapio en las giras que se metía seis años a monje no sé qué; un depresivo siempre de buen humor (y sin llegar a cínico, asombroso); un cobarde frente a los compromisos sentimentales (lo confesaba él) y un valiente (liberal) con su dinero, que donaba en grandes sumas a causas nobles (lo contaban otros). Y fue generoso siempre, cuando tuvo dinero y cuando no. Hay que recordar que su secretaria (o manager o como se diga) de toda la vida le tangó unos pocos de millones de $. Pues bien, él volvió a hacer giras (tras diez años sin hacerlo, quince sin tocar la guitarra y tener 74 de edad) y a volver a donar dinero a manos llenas.

      Era un asceta rijoso; un guasón de tono grave; de aspecto de patriarca mafioso; de imposible gitano judío; un andaluz de los antiguos; comprensivo y estricto (según Javier Mas); un tipo coherentemente contradictorio; un tipo inconfundible, único.

      Hay una entrevista muy simpática en la que la periodista, una pureta de muy buen ver, le explica que al confeccionar el cuestionario lo completó con la pregunta que quisieron trasladar un par de amigas. Ambas, sin haberse puesto de acuerdo, hicieron la mismísima: Pregúntale a Mr. Cohen si me haría el amor.

      Leonard se ríe. Se pone serio, pero sin azorarse, y afirma tajantemente estar lejos ya de esas cosas. Aunque uno siempre debe estar dispuesto a hacer excepciones, añade.

      Arte. Arte y figura.

      De sus miles de conciertos, yo me quedo con este ensayo . Es una prueba de sonido (Lucca, Italia, 9-7-2013) a puertas cerradas salvo para un grupo reducido de gente relacionada con la organización del concierto. Aunque en este video no se recoge, las numerosas sillas del patio se encuentran vacías, y el grupito al que me refiero se encuentra al fondo, a unos 300 m o más del escenario, tras las vallas de seguridad.

      Y me quedo con este ensayo porque, curioso que es uno, es como mirar a través de una cerradura. No hay glamour, todo es natural, en estado puro. Los músicos no van (como luego en el concierto) con traje de chaqueta con chalequillo y sombrero (uniformados con Cohen) sino con bermudas, gorritas, camisetas chillonas y gafas de sol para disimular los excesos que esa vida parece siempre comportar; el batería, macarra como todos los baterías, mordisquea un mondadientes; un técnico aparece para comprobar el buen funcionamiento del del Prompt-it (Leonard, 79 años a la sazón, era incapaz de memorizar las letras) y bromea con el cantante, que rír de buena gana; todos con rutinarias caras soñolientas… Menos él. Él va impecablemente vestido, concentrado, entregado. Al acabar la canción, les dedica una sentida reverencia al grupito de allá al fondo-fondísimo y les saluda con la mano y una gran sonrisa.

      Al ver esto pensé: Esto es, esto es: Cohen no ensayaba; Cohen sabía que cada momento es irrepetible. Ése fue su mejor poema, su mejor canción, ¡y lo que le hacía un seductor!

      Eliminar
  12. Aprovechando que estáis casi todos, empezando por nuestra anfitriona Di, bastante a por uvas, hibernaré de esta página lo que resta de mes. En realidad empecé a aletargarme de aquí anteayer; ¡y es que que anteayer, día once, comenzó en Nueva York el Campeonato Mundial de Ajedrez que durará hasta el 30 de noviembre! Y analizar ese es-pec-tá-cu-lo me va a tener más concentrado que un pollito comiéndose su primera lombriz.

    Para quien no lo sepa, se enfrentan el noruego de 25 años Magnus Carlsen contra el crimeo (va por Rusia, no por Ucrania) de 26 Serguéi Kariakin. Este último (aunque por ELO está en el 9º puesto), para llegar a este campeonato tuvo que ganar el Torneo de Candidatos derrotando, ahí es nada, a ajedrecistas como Fabiano Caruana, Viswanathan Anand, Peter Svidler, Levon Aronian, Anish Giri, Hikaru Nakamura y Veselin Topalov; es decir a los mejores del mundo exceptuando, naturalmente y de momento, a Magnus Carlsen.

    Os adelanto que Kariakin en la primera partida, pese a ir con negras, le consiguió unas tablas a Carlsen (el que va con blancas tiene ventaja pues arranca el juego y, al menos en las primeras jugadas, plantea lo que quiere, lo que tenga estudiado). Pero en la segunda, con los colores invertidos, ha sido Carlsen el que ha sacado las tablas; emoción, pues, en todo lo alto.

    Este prodigio, Kariakin, que aprendió antes a jugar al ajedrez que a escribir, o a hablar ruso sin estudiarlo regladamente; este prodigio, que tartamudea (no en las entrevistas pactadas —memoriza el texto— sino en las ruedas de prensa donde nunca se sabe qué pregunta saltará, y ahí viene la tartamudez) como nunca oí yo a nadie, me es simpático. Y no porque tartamudee sino por su actitud valiente, por su reflexivo arrojo y tenacidad. En fin, a ver qué pasa.

    Antes de retirarme me gustaría comentar otra cosa. Como sabéis, mantengo (por pura estadística) que la mujer es más mala que el hombre jugando al ajedrez. Y no sólo al ajedrez; escupiendo, por ejemplo, también es más mala. Pues bien, el otro día me encontré con esta maravilla .

    La niña se llama Lykke-Merlot Helliesen y tiene seis añitos. El derrotado es Simen Agdestein, 49 (por cierto, su hermano, Espen Agdestein es el manager de Magnus Carlsen). Simen no es un cualquiera y, por lo que se ve, la niña tampoco ☺. Simen es siete veces campeón de Noruega y número 171 del mundo; está en activo, no es un ajedrecista de vuelta haciendo bolos… Así pues, asombrosa y meritoria victoria. Sí, que es una simultánea a nueve tableros: ¡¡asombrosa y meritoria!!

    ResponderEliminar
  13. A mi juicio, lo más bonito del video es que la angelito juega como un demonio killer pese a llevar practicando sólo seis meses y no conocer del todo el reglamento (cuando corona el peón no lo cambia por otra pieza mayor —por una dama generalmente, pues es la pieza más potente—). Ella está ajena a todo salvo a su emocionada, y eficaz, concentración. De hecho, cuando despelucha al gran maestro (gran maestro no es un piropo sino un título que cuesta sangre conseguirlo), éste le tiende la mano en señal de rendición y ella pasa: le preocupa el tablero, no el ritual que propone el abuelete; entonces él (el tiempo apremia) pasa al siguiente tablero (donde también rinde) y vuelve atrás a tenderle de nuevo la mano a Lykke-Merlot; ésta, entonces, la acepta pero sin reparar en que ha ganado: ella sigue atenta al tablero y al reloj (el gran maestro no lo paró al rendir; una descortesía involuntaria fruto de las prisas). Sólo cuando la bandera del oponente cae (cuando se agota su tiempo, cuando el gato ya está ene el saco) alza llamativamente los brazos en señal de victoria (seis añitos, recuerdo, ¿cómo ser moderado a esa edad?). Y entonces aparece una amiguita y le da un abracito. El despipote femenino, vamos. Genial.

    Me llama la atención también la actitud de la otra niña que también le gana al gran maestro. Debe tener entre doce y catorce años. Moderada, respetuosa… ¡e implacable! Ole. Cuando al final de la demostración entregan dos premios a sendas ganadoras, la más mayorcita se lo lleva al pecho, al corazón, y no sé por qué ahí se ve la niña que aún es. Encantadora.

    En fin, que quiero agradecerle a Lykke-Merlot y a su anónima compañerita la oportunidad que me han brindado sin saberlo para dudar de algo que tenía claro: la mujer es más mala al ajedrez que el hombre.

    En fin, que estoy en esa edad en que mi única certeza es que me encanta desembarazarme de certezas.

    Nos vemos, Dios mediante, en diciembre.

    ResponderEliminar
  14. Hola lovelies, sigo chunga, pero mejor.. el dolor de garganta ha mutado a dolor de garganta menos intenso y tos. he dormido mucha horas el finde, y además he hecho de anfitriona de cena con dos amigas de madrid (las mismas q vinieron cuanod mi gripe el pasado febrero, piensan q puede estar relacionado), y he pintado 4 sillas, con ayuda de Mini (em la primera y parte de la segunda). Tambien he escrito un divague (q acabo de terminar) sobre el finde pasado (cuanod me agarre el catarro, creo, tanta calle), y he hecho berenjenas al horno. Teatro se evanta en ovación. Gracias.

    LUX, siento no haber colgado nada de Cohen... hablando de tristeza (y resfriados). A mí esto del resfriado me recuerda a Mia farrow, q en algún sitio leí q era la "permanentemente resfriada"... así un airecillo melancólico y el kleenex spr a mano.


    Sobre el ajedrez (LUX), me ha recomendado una peli titulada "Queen of Katwe", has oído hablar de ella? Qué chulo lo q mandas de la ninia dándole sopas al señor Goliat en el chess.... HA HA HA! Todo es lovely, pero LUX, esto no te debe quitar de tu certeza.. lo q necesitarías, insisto, son estudios, no anécdotas... (guiño). Bueno, q disfrutes del campeonato de ajedrez y nos vemos en diciembre...yo spr tengo muchas movidas en estas semanas del "building up for xmas" tb... y no son de chess... :)

    IRE, la anécdota de Alelujah es preciosa, gracias por compartirla..en situaciones así se da una cuenta del poder de los sentidos, la música, los olores... Animo con tu petardo del trabajo particular, peor no te dejes insultar.. eso no lo puedes escalar? malditos bullies! Y tienes razón q hay muchos temas estos días, pero es q lo de Trump, si me pongo a escribir, no acabo...

    Bueno, un hug

    di

    ResponderEliminar
  15. Gracias de verdad :).

    Di, es que no es por un tema laboral sino personal (sigo felizmente con el friki que me soporta, no se trata de eso).

    He visto el video de las niñas, y la pequeñita es una monada, con toda la gracia de la rapidez de movimientos de la infancia. Parece que en Suecia se toman muy en serio esto del chess, el campeón sueco -no el que se enfrenta a la niña, sino el que se enfrenta al Crimeneano que va por Rusia- tiene un mohín de estar siempre contrariado, ah qué aburrida es la plebe. Pues sí, me cae mejor el gesto del Crimeneano ruso y además con él aprendes una barbaridad de geografia actual.
    Pero la niña...no nos estará diciendo a todos que las diferencias quedan por debajo del cuello, y no por encima de él?...Lux?...
    Muchas horas de feliz torneo, apañero, ya nos lo contarás.
    Te pongo deberes para cuando vuelvas. Preguntadme por Gladwell y la token ladies, hablando de Trump..esto Clinton. Y por qué la llaman Hillary cuando no quieren decir Donald?. Oh qué días.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.