3 de junio de 2019

La autenticidad tenía un precio: cenar con loro. Naxos (Cícladas 7)

Lunes, 3 de Junio de 2019, Naousa-Naxos

Tras las emociones de anoche, un nuevo día soleado en la bahía de Naousa. F y el Peda andan muy atareados, llamando a Niko, el mandatario del puerto de Naxos, nuestra siguiente (y última) isla. F quiere asegurarse un lugar en el puerto para la noche siguiente, y el tal Niko, al que ya llamó ayer, dice ahora que llamemos a las 10. Quién lo iba a decir: hay fila para subir al Everest, para coger olas en la Zurriola, para crucifixion (visionarios, los Python) y tantos veleros privados que no hay sitio para amarrar. Qué mundo. 


Entretanto, F, que ya había dicho la noche anterior, cuando volvíamos tras una danza votiva que previno el hundimiento, que a la mañana siguiente volveríamos "a por el pan", me lo tomé a coña. Ja. Pero no, ahí está el tío bajando la zodiac de nuevo!!! Y además esta vez dice que va a poner el motor! Madre mía: esto ocurrió, fuí partícipe del proceso bajar el Evinrude de lo alto, e insertarlo en la hinchable, que ya hemos establecido su falta de credenciales. Aún me admiro de que no acabase en el fondo del mar, pero lo que me llena de total estupor es cómo logra F poner eso solo, cuando no hay nadie. Es un misterio. Así que se van él y el Peda, a por pan y casi se olvidan la basura (que ya se nos olvidó anoche). Pero definitivamente, F ya no tiene que resoplar y en un ratito los tenemos de vuelta, a tiempo para llamar a Niko que confirma que sí, que nos guarda un amarre. Me encanta oír hablar en inglés a F: nos cuenta que ha invertido media vida y mucho dinero en aprender, pero es negado. "Jelou, jear F, from Catalonia, Espein". Dan ganas de achucharle. 




Navegamos un rato a vela y luego motor. Hay muchos veleros, y también ferris llegando a Naxos, mañana nos iremos nosotros de aquí a Miconos.  Al llegar, el puerto está hasta arriba, pero logramos amarrar, con toda la pompa que conlleva, y marcarnos una ensalada de tomate con las cocas de espinaca de Paros. 



F se queda en el velero a no dormir la siesta, y nosotros salimos a comprar los billetes del ferri para Miconos. [Nota: hace su reaparición estelar la pasarela. Yo albergaba la secreta esperanza de que sería un puerto bajo, o que se me apareciera un santo, pero no. Nuevas comedias.] En Naxos es otro de los sitios que estuvimos con Minibaby, y enseguida comenzamos a recordarlo todo. Ahí está la Portara, los restos del templo de Apolo en Delos, un arco de mármol enorme con el que tenemos fotos con el bebé y ahora, 11 años después. Al otro lado de la bahía vemos lo que creemos fue el alojamiento que utilizamos entonces (Illiada Studios).


 

Tengo miedo de que Naxos sea otra Naousa, otro escenario de "Mamma Mía", con los adoquines de las calles bordeados por pintura blanquísima. Así que voy con cierta aprensión pero, vaya, aquí hay callejuelas que se salen del decorado-libro-de-texto-para-vender-quincalla-al-crucerista. En una esquina lo que venden es fruta, con gato merodeando entre las cajas. Hasta encuentro una casa deshabitada y no cuidadosamente desconchada para darle un aire bo-bo (bohemio-bourgeoisie)-o eso espero: imagina si de repente se cae el decorado y está detrás el equipo de direccion artística, "Sorpresa!" (esta foto se la dedico a Elena Rius). Fotos, calor, iglesias, incluso alguna señora de negro! (recuerdo a aquella yayá que en un restaurante, Babymini lloraba y la cogió y acunó ah-ah-ah, para que se callara y nos dejara cenar). 












Casa (no cuidadosamente) desconchada y deshabitada!!






 


Por callejuelas vamos subiendo al kastro, y arriba tomamos unos fredos en una terraza con vistas espectaculares. Bajamos por otro sitio, puerto, panadería a comprar algo para el viaje del día siguiente (y baklavas para F), supermercado y vuelta al velero a dejarlo todo, F ha salido. Menos mal, porque así no es testigo de un momento de desacuerdo-viajero severo. 


baklavas
 

Viajar con gente está muy bien, pero hasta amistades épicas se han visto a veces tocadas por el tour. Cuando viajas, estás en todo momento tomando decisiones: decisiones nimias, tontas, desde qué se come y dónde, hasta cuántos días en cada sitio, pasando por que la pesada de las fotos se anda parando todo el rato. Aún recuerdo en la uni a algún grupo de gente que salieron en bloque al inter-rail, y volvieron cada uno por su lado. Eso es un extremo, pero antes de viajar con alguien tienes casi que pactar un código no escrito y saber que esa persona y tú compartís una misma cosmovisión viajera. Si no, no funcionará. Todo esto porqué lo escribo, si yo no viajo en grupo, estamos dos adultos totalmente sincronizados en lo que le pedimos a un viaje, tras un mogollón de años viajando juntos, y un bebé, digo niña, digo monster de 11 años, con sus propias ideas. Y aquí estamos en el momento en el que Mini no quiere andar más, y yo quiero llegarme hasta la zona de Grotta, donde estaba el Iliada Studios. Les expongo mis razones: recuerdo que me encantaron las vistas desde allá, que me di un baño precioso, tal vez el primero en playa griega de roca, al que han seguido tantos. Al Peda se lo vendo, Mini es más dura de roer. Pero al final subimos a Grotta, y los estudios están siendo renovados, y las vistas siguen idénticas a los pasados 2000 años, con la Portara de fondo, e incluso bajo un poco hacia la playa, que hay escaleras porque es un precipicio. 




 





 
Uralitas como techo
Hoy es nuestra última noche del viaje, y hemos localizado una plaza, hacia dentro, donde podría estar bien ir a cenar. Como siempre, buscamos sitios con griegos y lo encontramos: es Elizabeth's Garden 
no exactamente en la plaza, pero en la calle que sube hacia ella. F está escéptico, pero se deja. El sitio viene a ser un garaje, con el  techo mezcla de uralita y emparrado. Mini y yo tenemos ganas de gyros, que no hemos comido en todo el viaje, y este es uno de esos restaurantes cutres que te dan gyros riquísimos. El dueño es muy simpático, nos enseña en una trastienda sacos de patatas cuando le elogiamos las patatas fritas: son de su propia huerta. El antro tiene muchísimo ambiente: primero un hombre que toca un acordeón a todo trapo, ciertamente molesto. Luego, el loro, que grazna a la menor oportunidad. El dueño es un miembro más de la fauna, y al final le regala helado de postre a Mini, porque nos había sacado a nosotros ouzo, y le parece mal. Pedimos repetir de patatas fritas, el dueño se viene arriba. Era esto antes o después del ouzo? El loro sigue gritando. 

De paseo de vuelta al velero nos encontramos con el otro Naxos, el de las terrazas con gente guapa tomando cocktails, los restaurantes para turistas, y las heladerías de diseño. No tienen loro. Al velero tarde, más ouzo en cubierta y leer y asumir que nuestra vida a los errolflynns se acaba...

8 comentarios:

Elena Rius dijo...

¡Al fin una casa normal, donde uno se imagina que podría vivir gente normal, y no turistas! Gracias por dedicarme esa foto, Di, definitivamente es la que mas me ha gustado de todo el recorrido por pueblos griegos.
Ahora bien, he tenido un pequeño sobresalto mientras iba leyendo: ¿"Iliada Studios"? ¿Es que estos griegos no respetan nada? Homero revolviéndose en su tumba, Aquiles más encolerizado aún si cabe y Atenea... para qué te cuento lo que debe de pensar la diosa. Sacrílego me parece emplear en vano el nombre de la Ilíada para bautizar lo que (temo) serían unos cutres alojamientos para turistas. En fin, triste época esta en que el mundo clásico se ha convertido en pasto de comerciantes. ¿Que será lo siguiente? ¿Unas figuritas de Lego que representen a Ulises y las sirenas? ¿A Zeus y al resto del panteón griego? ¿Teseo y el Minotauro? No, paro, que encima les voy a dar ideas...

Di Vagando dijo...

ELENA< te he puesto un par de detalles más de la casa. En un mundo e n el que la gente compra una silla nueva q parece vieja... color "distressed" o como se diga...

Y si, los estudios eran algo inmundos (recuerdo algo de óxido en los apliques), pero ahora ocn al reforma, yo los recoemdnaria, tiene una gran terraza con vistas... y pobrecitos griegos! como no van a usar su historión, sy mitología paraatraer turistas?! EStá lleno de hostales, restaurantes, bares llamados Afrodita, APolo, Eneida y todo. Y yo tengo unas botellitas de ouzo (regalo de Donia Concha el verano pasado) con algún dios o héroe... NO lo subi al blog, pero sí una caja de selección de algo con los dioses:

https://divagandodivagando.blogspot.com/2018/08/triste-adios-pelion-y-fugaz-cegadora.html

Compre compre! Yo no compro nada.

Hugs

di

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Di Vagando dijo...

Madre mía AVIDESA, LUX! SIempre me pareció un nombre, no sé, "pobre de espíritu", un nombre sin gancho, una mezcla de gamesa con avidez con pájaro. NO me gustaba. Me he reído con los nombres de los helados...tropezones, raspaduras... yo solo me acuerdo de un polo llamado Kolajet. Eso era un nombre! Y además de coca-cola.

Has estado en Beirut? El otro día leí un artículo precisamente. La asocio principalmente a Maruja Torres. Pero esa casa de Naxos, más bien mansión, no sé porqué está deshabitada... seguro q hay un lío de sobrinos herederos q son algo desastre y q no se ponen de acuerdo para la venta.

Y me ha gustado tu axioma del dinero/alcohol revela a las personas... yo aniadiría la manera cómo tratan a los q suponen por debajo de ellos (camareros si en restaurante, "servidumbre" los senioritos y etc etc). No sé si estoy totalm de acuerdo con lo de viajar juntos para conocerse. Viajar es una situación potencialmente estresante q no es nuestro estado basal, por ej, y en muchas situaciones las discrepancias vienen de distintos gustos: a algunos les gusta levantarse pronto y verlo todo, y otros prefieren más relajo, por eso es importante q con quien viajes lleve el mismo plan.

buen domingo!

di

molinos dijo...

A favor de las casas deshabitadas y desconchadas....aunque no tanto como para hundirse. En Los Molinos, que es un sitio nada gentrificado hay muchas casas abandonadas o siempre cerradas y me dan pena inmensa sobre todo porque pienso ¿Si tienes una casa así como es que no la usas?

Y las fotos del paisaje después de la discusión? Queremos verlas.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Di Vagando dijo...

MO< las fotos del paisaje tras la discusión son variaciones de la penúltima, q es la puesta de sol con el arco de fondo, pero me he cortado pq mi asesora Fashion dice "ya vale de puestas de sol en el blog"....

NO sé, LUX, estás contando una pesadilla de viaje... o sea, tener q "sufrir" lo q describes si no los disfrutas (los madrugones, la naturaleza, los museos) no suena a disfrutar del viaje. A ver, q se puede hacer alguna vez, pero un constante, yo no. IGual eso "saca m verdadera cara" impaciente, pero si viajas con alguien con quien no compartes la filosofía del viajar, a mí se me haría duro. Pero igual te refieres a cosas como esta: yo viajé con una compa de clase en 3BUP, no éramos particularmente mejores amigas, pero nos llevábamos bien. UNa cosa q me resultó dificil con ella es q , por ej, por la maniana había q salir de la habitación a hora X... las dos queríamos quedarnos un poquito más en la cama, , claro, pero una era la q tenía q levantarse primero para ducharse, y luego entraba la otra. Acordamos hacer turnos. Pero ella en su día no se levantaba, y la verdad... qué rollo, con 16 anios no estás para ser madre...

Ya no viajé más con ella.

di

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.