6 de febrero de 2013

"Infinite Jest" me impide divagar


De un tiempo a esta parte estoy secuestrada, hipnotizada por un libro. Es una novela que me va a costar leer un año, lo veo, tanto por su densidad y grosor, como por el hecho de que releo páginas enteras, o casi memorizo algunos párrafos. También porque soy una lectora lenta, que subraya, anota, copia, y... divaga.

Estaba pensando el otro día, mientras copiaba un párrafo, que este libro no iba a poder divagarlo como hago con otros, en un divague higiénico con intro, desarrollo, corolario. Para "La Regenta" me salió una serie, y para "Oliver Twist", un par... tal vez intentando emular el formato folletinesco. Aquí no va a ser posible, así que he decidido hacer la serie as-I-go (pay-as-you-go, pero sin pagar).

El libro es "Infinite Jest", "La broma infinita", de David Foster Wallace. Merece la pena explicar cómo llegué a él, porque no fue una recomendación al uso, y es una historia muy chula. Hace unos meses vi una peli que me gustó (y para la que también necesité dos divagues), "Liberal Arts". El prota se encuentra con el chaval atormentado, el rarito con gafas en el café de la Uni y comenta algo sobre le libro que lleva bajo el brazo, que viene a ser el Libro Gordo de Petete, con nubes sobre un fondo celeste en la tapa. Hablan de que es de culto, de que su lectura no es fácil, y de que el autor se suicidó. En ninguna parte de la peli se explica nada más.

Los pequeños freaks salimos inquietos. Recurro al Gurú de Guardia, NáN, al que le doy los datos del párrafo anterior y dictamina: "Infinite Jest", David Foster Wallace. Lo gugleo y ahí está: el ladrillo con nubes soñadoras. NáN, eres un crack. 

El Gurú de Guardia, sin embargo, aconseja en su contra: primero has de leer sus relatos. Pero es demasiado tarde, las nubes ya vuelan hacia mi casa. "Pero NáN, non preocupare, tambien empecé por Rayuela, y no los relatos, y mira nuestra historia" (la mía con Julio).

Aún no llevo cien páginas, y habría divagables hasta bien entrada la noche. Pero dosificar es el verbo. De entrada, así escribe David...
 
"Reading while waiting for marijuana was out of the question. He considered masturbating but did not. He did not reject the idea so much as not react to it and watch as it floated away. He thought very broadly about desires and ideas being watched but not acted upon, he thought of impulses being starved of expression and drying out and floating dryly away, and felt on some level that this had something to do with him and his circumstances (...)"

  y esto continuará...





23 comentarios:

  1. Por alusiones, fue el azar de una librera sabia que me recomendó su primer libro de relatos, compré la primera edición traducida, del 2000 y repetí con el segundo libro de relatos cuando salió, en 2006. Y con todo lo que se ha publicado traducido (esta vez aparquemos el tira y afloja de las traducciones), menos el póstumo, del que no me fío porque era una carpeta en su disco duro “cuya forma última no la hizo él”.

    Te di ese consejo porque a mí me ha venido muy bien enfrentarme a IJ conociendo de cerca al chico... pero cada uno tiene sus métodos. Nihil obstat si la dicha es buena.

    Lo más chulo de tu divague es que también en tu caso haya sido el azar de una peli el que te haya llevado hasta IJ. Creo que es un autor que es como la manzana que le cayó a Newton: no puedes decir “lee IJ”. Nunca se lo he dicho a nadie, porque... empezar a leer a DFW es correr el riego de ser secuestrado (y eso es mucha responsabilidad) o de no estar in the mood of (y el recomendador corre el riesgo de que el otro le tire a cabeza el tocho, que es gordo y puede hacer pupa).

    Me sentaré tranquilo a leer tus divagues: Qué cantidad de información, de propuestas, se dan en las pocas líneas que has transcrito. Ellas solas bastan para conocer al personaje. Es un genio.

    ResponderEliminar
  2. Tengo el tocho con las nubes mirándome fijamente desde la libreria al lado de la cama desde hace 4 meses. No me atrevo, no se cual puede ser el mejor momento para lanzarme. Entretanto leo cosas variadas, pero me sigue mirando intensamente. Como sea tan intenso como mira... Como tu lo estás leyendo, igual me animo pronto... en cuanto acabe el que tengo entre manos. Mieditorrr.......

    ResponderEliminar
  3. Por el párrafo que pones no parece muy bueno. Parece escrito por uno de esos estudiantes norteamericanos de intercambio que cuando les preguntas a qué se dedican, contestan sin rubor: "soy escritor". A ver si con los siguientes divagues la cosa se vuelve más convincente.

    ResponderEliminar
  4. vamos a ver, C.S., cuatro líneas y media y ya sabes que el personaje está esperando al camello que le traiga la marihuana. En ese estado de espera inquieta, piensa en masturbarse, pero no lo hace, y el resto de las líneas piensa, y analiza como con escalpelo, en la cuestión filosófica/psicológica/antropológica de las ideas que se contemplan, pero no se convierten en acto, como nubes que pasan, y añade una frase que certifica que literariamente es el puto genio de finales del XX y principios del XXI: “los impulsos hambrientos de expresión, que mueren y desaparecen secamente”, y que eso está relacionado con él y sus circunstancias.

    He necesitado el doble de líneas para decir algo que me ayuda, a mí, a entender el funcionamiento de la mente.

    Claro que, para alguien que tras haberlo leído lo comparo con Shakespeare, un párrafo es esencialmente poco. En cada párrafo está la grandeza de William, pero hasta que no se han leído de él (William) suficientes obras, no es posible apreciar cada párrafo. La intensidad y precisión, creo que la podrás apreciar con lo que te he dicho.

    ResponderEliminar
  5. Parece que el tipo te encanta ¿Eh, Nancete? Estoy un poco a verlas venir. Eso, y que a mí el género sórdido-cotidiano me va regular. Soy más de lo trágico-humorístico del otro William, que sí que me vuelve loca. Reconozco que también puede ser una especie de enfermedad: Si como kiwis o berenjenas se me engorda la garganta y gomito. También me pasa con peña como Burroughs o Arthur Miller. Pero espero ansiosa vuestros comentarios. ¡Sean tolerantes con las intolerancias de una!

    ResponderEliminar
  6. Posí me encanta, y el William era Shakespeare (él es es Wallace). Lo comparaba a DFW con Joyce, pero ahora prefiero hacerlo con Shakespeare.

    Creo que no a todo el mundo le va a interesar (y no trazo diferencias entre los que sí y los que no). Así que dejo que lo Difienda (sic) la que tuvo las narices de hablar de él en público.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, si la Difensora ha tenido su fulguración es guay que comparta su emoción con nosotros y no tiene nada qué defender. En realidad lo que siento es un poco de envidia de su momento-epifanía. Aunque me da que me va a pasar con esta novela como con los callos: se los veo comer a quien le gustan y pienso: "¡Cuánto disfruta! ¡debe estar delicioso!" Entonces los pruebo y me saben, como dicen mis hijos, a "asquería".
    (Había pillado lo del otro William...)

    ResponderEliminar
  8. Vale, seré yo el que comente la similitud de Infinity Jests con Jests Extender.
    Lo estabais esperando....

    ResponderEliminar
  9. He tenido que buscar lo que era. No te creía hombre con experiencia en esas similitudes, Gonzalico. Te imaginaba como una especie de vigoroso caballero con largas...patillas a lo Vittorio Emanuele

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo stesso que C.S., Gonzalo. Has sobrecargado el motor de búsqueda de Google. Estoy fascinado. Me voy a hacer interrogador de antiterrorismo y usaré la caja dorada para alargar el tobillo, la rodilla, etc. Jamás había dedicado tanto tiempo a una web publicitaria. Ojiplático estoy.

      Eliminar
  10. Yo soy fan fatal, es un señor que me resulta apasionante, aunque sólo he leído un libro de relatos suyo, pero me flipa la no-ficción. Quiero dejar este libro para el final, cuando me haya leído lo demás, de momento me han regalado dos de sus novelas por mi cumpleaños...empezaré por ahí. Y leeré muy atenta todos tus divagues, si son spoiler-free, claro.

    ResponderEliminar
  11. Ah, aunque sea un poco autobombo, a DFW le dedicamos todo un mes en el club de lectura... http://clubdelectura2-0.blogspot.com.es/search/label/Hablemos%20de%20langostas

    ResponderEliminar
  12. Night night, por fín aquí.

    NáN, si no te reprocho, si ya sé de dónde vienes cuando dices no empieces por IJ.. solo quiero una vez más darte las gracias de habérmelo descubierto, azar mediante. Me encantaría poder ser secuestrada de verdad, con Síndrome de Estocolmo por todo lo alto… veremos lo q me dejan hacer esos días de soltera en Vetusta…

    CAPORALA, cuánto tiempo.. pero veo q conservas tu camiseta del club ;) Espero irte animando a leerlo… iré colgando citas entrelazadas con momentos personales. Por animarte, el Peda comenta las carcajadas q doy a veces…

    CESITA, totalmente no. No soy fan de la beat generation, no me gusta “On the road” (NáN dice q a las chicas no nos gusta), no me gusta “Naked Lunch”, no… esto es diferente. Tiene humor, tiene observación, tiene reflexión, tiene sinsentido. Es inabarcable. Un anio será poco para mí. Por cierto, el otro día estuve mirando los subrayados de mi Ulises, y llegué a la conclusion (NáN), q lo voy a tener q releer en inglés, pq algo fallaba… Lo tengo ahí, Penguin, desde hace anios, pero nunca me he atrevido…

    VIVEIRO, no te creas, has dado en el clavo, pq un extender de esos iría muy bien en la trama de la novela.. es más, no descarto q aparezca. O tb se puede usar el libro físicamente, como extensor, pq pesa lo suyo (de hecho, yo para la calle ahora llevo un “portable” libro de bolsillo-esto va a “alargar” aun mas mi lectura pq con frecunecia leo cuando me quedo atrapada en ascensores). Pero entre nosotros, interesa más el radio.. como era? r x pi cuadrado?

    BICHEJO-Nos encanta el autobombo, asi q avanti y gracias. Mis divagues nunca son spoilers-creo q lo fue uno (cuanod divagué sobre “El último encuentro”, y lo avisé). Me parecería imposible espoliear este libro-me da la impresión q es de esos q lo puedes dejar un día, q pasen tres meses, y volverlo a leer, sin problemas. Esto pasa cuando, como dice NáN, el fondo es la forma. Un ejemplo personal de esto me paso con “La saga-fuga de JB”. Leí 100 paginas, estabamos viajando.. cogí otro, el Peda cogió este, y le encantó. “Hay un loro”, me dijo… y yo, bueno, ytendré q empezarlo d enuevo si dices q esta tan bien… y me dijo: “que empezarlo… sigue donde lo habías dejado”. Y así lo hice. Sin problemas. Y me encantó. Un libro genial y a ver si algún día con tiempo busco lo del loro y os lo cuelgo…

    Muxus

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues mira tú por dónde, que el Ulysses también lo he leído en inglé... y no mejoró mi placer.

      Bien por haber leído relatos, bichejo. ¿Cuáles de los 3 libros?

      Eliminar
  13. Tengo como referencia gordota Moby Dick que lo tengo aparcado a la mitad como si fueran dos libros distintos porque cada frase es una enciclopedia y necesitaba refrescar el disco duro.
    Consultada mi cuueva de ali baba veo que tengo tanto este como el de las langostas como la niña del pelo raro...alguien de los sabios bich72 (jejeje) y Sr NaN me despejan la incognita de por dónde empiezo.

    Gonzalo majo, entre la felación canina y el alongamiento penicular me estás asustando!!!

    Por cierto Di, digale al jefe basaja si se topa con él por el londres nebuloso. que le he citado en el blog escondido. También a Ire y a CS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La niña fue el primer libro de relatos. Aunque ya es denso, es más fácil y luego permite ir reconociendo en los siguientes el desarrollo de los wallacismos. Empezaría por él.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. TXELOS< pero aún tienes ahí a Melville? Venga, dale, piensa en el primer párrafo... es todo así. El BASAJA estara de recolección.. . eso o negociando con lso empleados, así q preguntale a NáN. IRE y CESITA ya te habran visto...

      Por cierto IRE, "la conjura" es otro de mis libros de cabecera. Ignatius c'est moi...:)

      Eliminar
    4. ¡qué vas a ser Ignatius! Él es un desagradable y un guarro, y tu eres limpia y guapa. Melville sí que te pega, porque es el rey del divague (los divagues son lo mejor de sus novelas, Txelos) Hay una de él que me gusta muchísimo: Pierre o las ambigüedades. Y Bartleby es un mesías, un modelo de cómo se debe tratar a los jefes

      Eliminar
  14. Nán, leí "Entrevistas breves a hombres repulsivos", y me gustó, pero me perturbó bastante, porque parece un tipo distinto del que escribe la no-ficción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es distinto: la no ficción presenta el horror y la vulgaridad de la sociedad que todos acabamos copiando (el american way of dying); su ficción desmonta el interior de las personas. Formalmente, es el libro más difícil de escribir, pues los diálogos sin acotaciones son la pesadilla del escritor.

      Eliminar
  15. I uѕed to be recοmmended this website vіa my сousin.
    I am not certain ωhеthег
    thiѕ publiѕh is wrіtten by waу оf him as nοbodу
    elsе know such specifіc abοut my
    tгouble. You're amazing! Thank you!

    Here is my website :: facebook cuenta gratis

    ResponderEliminar
  16. BEST ROOFTOP BARS/LOUNGES IN TOWN  4 ROOFTOPS 3 DRINKS AND APPETIZER INCLUDED VISIT PLACES HIDDEN FROM TOURISTS ENJOY A DRINK WITH A BEAUTIFUL VIEW OF THE NYC-S
    new york club

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.