an

14 abril 2022

"Ese coche merece ser beatificado" (Isle of Wight 1)

 Jueves (de Dolores). Día de la República, Cumple de Tiovin, 14 de Abril de 2022

El contraste entre Londinium y el resto del país se ha tocado ad nauseaum en este blog, así que me salto ese párrafo y vayamos al lío. Eso sí, remito al divagante que no lo recuerde por ejemplo al divague "Crónicas de ese país extranjero, Inglaterra" , cuando en medio de la pandemia y atrapados en la isla subimos una semana a Yorkshire (un viaje maravilloso, a pesar de lo que diga Mini) a enfrentarnos con esa realidad. Esta vez, a modo de introducción, solo comentaré que hay una razón por la que los habitantes de la City salimos tan poco "de fin de semana": salir (y luego entrar) de la urbe es un horror, que se replicó por supuesto el jueves cuando salíamos de mini-vacaciones, con la añadida extra diversión de tener que estar a una hora en un sitio para coger un barco. Pero no nos adelantemos. 


Antes de eso: Wolfy, mi sufrido corcel, un Mini Cooper que me vendió mi amigo Wolf (de ahí el nombre), lleva más o menos parado desde que comenzó la pandemia. Sí, hay que tomar una decisión sobre él, pero en esta casa esas cosas toman su tiempo y mientras tanto ahí está el pobre, triste en su trocito de calle de "permiso de residentes", esperando que se requieran sus servicios. El Peda, que es el que lleva la cuenta de estas cosas, me dice que en 2021 se le puso gasolina dos veces y que desde Septiembre 2021 ha hecho 140 kms. Por qué tiene estos datos en su cabeza, yo tampoco lo sé. 


Antes de partir a estas "vacaciones nacionales", a Fashion (entendida del motor, dice) se le ocurre recordarme que mire cosas como "el aceite". Buf, ese drama otra vez. Le digo al Peda que deberíamos bajar, un par de días antes, a ver si "está todo en orden". Por supuesto, esto nunca pasa y la misma mañana  de salir, me pone un mensaje desde abajo, que "necesita una mujer, no se le abre el capó". Este es el nivel al que nos enfrentamos. Es lo que tiene el feminismo: bajo, y abro el capó sin ningún problema. Ja. Claro que ya dicen que en el país de los ciegos el tuerto es el rey. 


Entranias de Wolfy, así las vio JAL

 Ahora: lo de dentro. Jesús, José y María. En primer lugar, de dónde sale esta cantidad de polvo, que casi no deja leer los iconos. Será por eso que hay dudas sobre qué es cada cosa. El Peda localiza lo del aceite y hace eso de sacar la varilla y todo en orden. Pero, alerta: hay un depósito transparente que está sin líquido, con un símbolo (esto se lee, no está tan guarro) que indica lo que podría ser "no limpiaparabrisas" (eso sé dónde echarlo). No sabemos qué es, luego mensaje -con foto- a Fashion: “¿Puede ser el anticongelante?” Y la experta, que no sabe!!! Que su Mini es nuevo y es diferente, dice la tía. Timadora.  Llamo a mi padre, él apuesta por el anticongelante, pero claro, no lo puede garantizar, con esa foto. Todo esto en la calle. Subo a casa a un tutorial de Youtube y entonces entra en el chat JAL, cuñado en el más amplio sentido de la palabra y además futuro bombero, que acaba de pasar el examen de "camión bomba" (esos rojos con mangueras), credenciales no le faltan. Pues bien: que tal vez sea el "líquido de frenos", que si no va a rosca no será el anticongelante por la presión. Ahí me hunde en la miseria, porque lo del anticongelante ya lo he hecho otras veces. Pero varios tutoriales más tarde se retracta, es el anticongelante (que su Mini es nuevo, ni ni ni, dice; yo diría, que le quiten el carnet de bombero!). Pero le perdono porque nos manda este valioso documento (¿se aprecia el París-Dakar del tema?) que yo cuelgo aquí como función “divulgación” tan conocida de este blog y también porque otra de sus múltiples utilidades es la de diario o cuaderno de notas. En el futuro, siempre podré siempre recurrir a esta entrada cuando se me vuelva a olvidar la anatomía del motor.


Desde el ferry,
de fondo el observatorio de Portsmouth

Todo esto significa que se sale de la ciudad con más de media hora de retraso sobre la hora prevista, y aquí entra el "jueves de dolores". No sé si el gobierno decide hacer obras justo siempre en festividades, pero el caso es que en el barrio de Tooting nos encontramos con un atasco del horror (vamos a perder el barco), por fin nos metemos en la A3, hay que hacer parada técnica porque uno de los miembros del equipo (y no soy yo) "no aguanta" (vamos a perder el barco), y llegamos a Portsmouth donde hay el ritual de perdernos en destino (vamos a perder el barco), aunque ya se había factorizado esto en el cómputo de tiempo inicial y de hecho nos perdemos "pero poco". Entramos en la terminal del ferry en el minuto en el que aseguran "cierra el check-in", y la app no funciona. Quiero bajar a contarle nuestra vida al señor de la casita, pero me paran los pies (el Peda odia cuando le cuento mi vida a la gente, él simplemente no da nunca explicaciones). Por fin, sin necesidad de contarle lo de Tooting e incluso lo del anticongelante y mi cuniado, embarcamos, subimos a cubierta, y la Isla de Wight está ahí, a 30 minutos frente a Portsmouth (ciudad natal de Dickens y sí, si hubiéramos planeado mejor tal vez podríamos haber visitado su casa, pero más de Dickens otro día).



Detalles del hotel: "Qué bonitos",
dijo la cabrona de Fashion

Al llegar a la isla, nuestro destino es un pueblo costero en el sureste llamado Shanklin. Tras las disensiones habituales en esta familia para reservar alojamiento (yo apostaba por una granja, se me olvida que Mini va a hacer 14), ganó el “con vistas al mar, por si llueve”. Así se acabó en "Villa Mentone", con fotos de grandes balcones al océano, claro que un colega mío que se vino a jubilar aquí dejó caer en un email "no es particularmente lujoso". Que un inglés te diga esto, no puede significar otra cosa que palabras mayores, pero opté por reírme -en claro estado de negación. Cuando llegamos: en primer lugar, lo calificaremos como un sitio "con mucho carácter". En recepción hay flores frescas y lo que la dirección entiende como detalles de glamour, a saber:  pavos reales de oro y zafiros (en imagen), y sofá decorativo con cartel que dice "para mostrarse solo, no sentarse". ¿Alguien da más en cuanto a fantasía? ¿Un sofá para mirar? La que maneja el cotarro, una tal Salma, podría ser la explicación de todo esto: ella misma es como sacada de las mil y una noches. Y no solo el establecimiento está regentado por indo pakistaníes, sino que la clientela está formada en su mayoría por minorías étnicas-entre las que nos incluimos. 


"For display only: no sentarse"
Quién podríá querer sentarse
en una recepción?

Cuando subes a las habitaciones el lujo asiático desaparece y vuelves a UK. Estamos en un caserón victoriano, con moquetas de cuadros a lo Burberry's por todo. Eso sí, nuestra habitación tiene un ventanal enorme por el que entra el mar, con una mesita y sillas para tomar el té delante (por supuesto, como buen hotel inglés hay "tea facilities", tu tetera con todos los sacramentos-os reiréis pero yo esto lo echo en falta cuando viajo "overseas"-más allá de los mares, me encanta esta palabara). Los cabezales de las camas son como de Henry VIII, estoy por dormir sentada. 

Shanklin, bajando a la promenade

Como ya quedó claro en la serie de Yorkshire, muchos de los pueblos costeros aquí tienen dos partes: a pie de playa hay una "promenade", que es un paseo aderezado con una serie de establecimientos del horror, e.g. restaurantes que cierran pronto, tiendas "El ma
ñico" (ie. recuerdos del lugar) y el concepto "arcade" (salas inmundas con máquinas de marcianos, o de pescar patitos). En las playas suele haber casitas de madera (en algunos sitios pintadas de colores, oportunidad fotográfica) para guardar tu parafernalia playera. Siempre huele a Fish & Chips y a algodón de feria y es, por definición, la deprimencia máxima. Fuera de temporada, se podría ir a filmar una peli de terror, por ejemplo. Esta promenade está unida con el resto del pueblo por unas escaleras interminables, porque aquí entra la segunda parte: hay acantilados. En Shanklin (y en Yorkshire también lo vi) hay incluso un ascensor para los vagos o jubilados, que hay muchos. Observación de Mini: "yo nunca veo ancianos en Londinium y ahora lo entiendo, están todos aquí". Por situarnos, Villa Mentone está arriba del acantilado y bajamos a cenar a la promenade (en las dos imágenes las fotos están tomadas desde arriba, no tuve valor para sacar la playa desde abajo). 

Esa mole es el ascensor "art deco"

Bajando a cenar

La cena es en el Steamer, recomendación de Salma, un lugar con decoración marinera que me hace sentir un poco Queequeg, así que genial. El Peda se atreve con un "chowder" que es una sopa de pescado que se hace con nata y vino blanco y que me trae recuerdos de otros viajes. Esto suele ser un tema de conversación, por alguna razón, cuando estamos cenando de viaje: ?os acordáis de tal sitio donde pasó esto? Me encanta cuando Mini recuerda cosas de hace un montón de tiempo, por ejemplo de 2014, cuando tenía solo seis anios. "?Os acordáis cuando cogí un loro?" (hoy lo cogería "por dinero", dice. Su padre le ha tenido que abrir los ojos sobre que "no funciona así", que fue él quien tuvo que pagar porque sujetase a aquel espantoso loro -aún hiperventilo de recordarlo).  Vuelta por las escaleras, que definitavamente ayudan a bajar la cena. 

Corolario: un día lleno de éxitos, estamos aquí, tras estar en un tris de perder el ferry y con un coche cuyo motor no hemos quemado. Hip hip hurrah por Wolfy que nos ha traído sin pestanear. Igual va a tener razón Fashion con lo que dijo el otro día: "ese coche merecería ser beatificado".

Techo del Steamer

14 comentarios:

  1. Tengo amigos, amigas más bien, de Lviv, donde hubo siete muertos ayer. La literatura a veces es balsámica, consuela. Bueno, este post es todo eso y más cosas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo de la hostelería británica daría para muchos chascarrillos. Pero lo de esos pavos es tan, pero tan hortera...en fin. Me alegro q el pequeño wolfy os haya llevado y espero q traído a casa, es evidente que el tamaño no importa, torres más grandes han caído estos días. Aunque no tiene perdón vuestra indolencia con el pobre, gasolina dos veces en el año y ni una mirada al aceite, poco os pasa para lo q podría...
    Muxus

    ResponderEliminar
  3. Ohhh que buen post. YO estoy con mi coche más o menos conmo vosotros. He pasado de hacer 40.000 km al año a que se me olvide donde lo tengo aparcado. La última vez que eche gasolina fue en febrero... y solo medio depósito.

    me encanta lo de "el capó no se abre necesita una mujer"...muy del Peda. Y a muerte con él, aunque negaré haber dicho eso, con lo de no contarle tu vida a la gente, mi madre siempre hace eso y me saca de quicio. MI madre cuenta su vida, la mía y otra vida mía que se inventa y que ella adorna con como le gustaría que yo fuera.

    ResponderEliminar
  4. Me sumo cien por cien a los comentarios de Moli, incluido lo de no contar mi vida a la gente (de hecho, ni siquiera pregunto por las direcciones, prefiero perderme por mis propios medios).
    Sensacionales los pavos de oro y zafiros. Aunque siento que nos falta una foto de las moquetas Burberry y de la habitación, cuyo horror puedo barruntar, pero un documento gráfico siempre ayuda.

    ResponderEliminar
  5. Hola darlings! Veo q he tocado algunos puntos dolorosos... pero antes, gracias, ANDANDOS, me alegra q esta tontería nos haya hecho desconectar un poco... si se lee la prensa no hay razones para la risa, desde luego. Abrazo para ti.

    A ver, vuelta al tema doloroso, MARISA: sé q ha sido insensible por mi parte presumir de Wolfy cuando vosotros fuisteis abandonados vilmente lejos de la vieja iruña. AHora, mírate hacia dentro y pregúntate si es q no le hacéis bien el mantenimiento.

    MO y ELENA: mi contar la vida a la gente nos ha librado de MUCHAS buenas. La q spr recuerda el Peda del principio de los tiempos cuando me conoció es q le conté a un poli q me estaba multando por doble fila q "había bajado a pagar unos xmas de artistas q pintan con la boca". Es mal ejemplo pq el tio pasó de mí, pero muchas veces funciona.
    ELENA, lo de no preguntar por calles o direcciones es de tío total, por supuesto tb sufro esa cruz en mi vida (yo soy muy de preguntar), y tb la de q se me rechace cuando está aparcando y digo "bajo a indicar?".

    Sabía q os gustarían los pavos (MARISA, a ti tb). Jo, no tengo foto ni de las moquetas ni de la habitación, qué dejadez la mía... Si os metéis en la web veréis una como de Versalles, pero esa no era la mía :)

    Y por zanjar ya este tema y q no os hagáis ilusiones: no hubo colada, para 3 noches me llevo toda la ropa interior.

    muxus, besos

    di

    ResponderEliminar
  6. Necesitas desesperadamente un Javi. Yo tengo a Javi (AKA "mi verdadero amor") que es mi mecánico. Naturalemnte, nuestra amistad deriva de haberle contado mi vida primero. Javi es un tío que, cuando una pieza es cara, se va al desguace a buscar una igual por cuatro perras. Que viene a casa a recoger el coche para pasar él mismo la ITV ("Porque a tí seguro que te van a poner problemas, que son unos cabrones") Que me deja un coche siempre que llevo el mío al taller (A veces, cuando hace malo, el suyo propio, que es de los que no necesitan cadenas para la nieve). Un Javi hace que tu vida sea mejor, más feliz y segura. ¡Ponte a buscar un Javi de inmediato! (Te diré que, con esa foto, te hubiera explicado exactamente lo que había que hacer. O mejor: te hubiera llevado al barco en su coche apto para la nieve y "ya si eso, cuando lo revise, te dejo las llaves del tuyo en el buzón...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CESI, tú sí q sabes... no es q necesite un Javi en mi vida, es q lo exijo!! (y eso q el nombre me da un poco de contra-transferencia pq, quién no ha tenido un ex llamado javi?) O sea, alguien a quien le puedes contar tu vida y él encantado? LO de dejarte su coche y todo eso es ya obsceno... sinceramente, un suenio.... es q es como para no quitarse el coche (auqnue haya q hacerlo, como es mi caso). Yo ahora tengo un senior mayor llamado Mark (temo q se me jubila cualquier día) q bastante bien, pero antes tuve a unos italianos que vamos... y antes, cuando dejaba estas cosas en manos de mi compa de piso, millonetis, q llevó al pobre Wolfy al concesionario oficial Mini ... todo reverencias, y complimentary drinks y llamarte "sir", y luego, tracatrá... manos a la cartera!

      POnga un Javi en su vida... besitos lovely

      di

      Eliminar
    2. ¡Buahhh! Yo una vez fui (de acompañante, claro) al taller oficial de Mercedes y aquello parecía una clínica privada. Los currantes llevaban unos monos tan blancos que ni acabados de estrenar (Seguro que los someten a un proceso de blanqueado óptico conforme los sacan de la tienda) ¡Con decirte que hasta llevaban corbata debajo del mono! ¡Y la herramienta! Es imposible que la usen de lo brillante que está. Contra eso mi Javi no tiene nada que hacer, porque su taller es un antro negruzco "adornado" con posters mugruentos de coches de los '90. Claro que después te cobran 500 pavos por un cambio de aceite...

      Eliminar
    3. CESI, tu visita al "taller" de Mercedes nos daría para una serie de divagues. Herramienta brillante! Mecánicos impolutos! No daban champán como "complimentary drink"? Esperar en tumbonas calientes? (de esas de spa, no se malinterprete)... en fin...

      besitis

      di

      Eliminar
  7. Acompañado por los gorgoritos adecuados , me espera el Yorkshire de tu vida algorítmica (hay que ver el mogollón de datos que se te van "escapando")... pero quería ilustrar de ya un asuntito muy importante... a saber, las imágenes que complementan un texto (como me gusta esta frase)... pero más, sumándole escrito, porque una imagen es otro texto, a base de pixeles o así, pero palabras igualmente, clavables como las basadas en el abecedario ( o alefario si uno es muy precortázar)...

    Y es que me encanta esa "cómica" imagen ochentatera, de esa especie de ejemplar salido de la pantalla... pero no me lío plus... iba ajugar con unas analogías entre los muros herrerianos o el barroquismo pictórico y las imágenes como ventanas, incluso dándole la vuelta para hablar del exceso de huecos en un muro, que lo hacen inservible como coraza de una intimidad sobrevalorada... en fin... bicos semibarrocos... que pienso seguir a vuelta de un vídeo de la típica excursión (coincidencias cósmicas habemus), que no tiene pinta de ser tan interesante como estas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y confirmando lo dicho, no hay como un vídeo bien monatado paara guantar 20 minutos de NY, ciudad que no aprecio un pimiento (más bien resulta una jodida guindilla) hasta ersulte "algo apetecible"... el garn poder de las imáages (paalbras o farses) bien hilvanadas...

      Ya me lanzo, así que frenada al canto, que el Wolfy me queda algo escaso de envergadura (mucho mejor que wingspan).. pero eso de pasear por una promenade sí que resulta adictivo... y un café, al cabo de hacer dos recorridos y medio, cara cualquiera de los extremos del paseo... hasta me valdría en Atlantic City...

      Bicos paseantes...

      Eliminar
    2. Hola MV... ahhhhh, mi vida algorítimica es lo q la gente llama mi vida 2.0? Querido, no es q se me vayan "escapando" datos, es q tú aquí eres nuevo, llevo 11 anios escribiendo mi vida y si hubiera algún incauto q se hubiera leído todo esto, tendrían el máster en divagando... tú estás en "primero de di" (quién dijo narcisimo bloguero?), por eso aún energético y positivo. Date tiempo. Como leí una vez en una guía de viajes (frase excelsa q se puede usar y adaptar a toda situación):

      "Tikal will exhaust you before you exhaust Tikal" (el juego de palabras en inglés es mejor, pero viene a decir "Tikal te agotará antes de que tú agotes a Tikal").

      Pues eso.

      También hay fotos (aunque blogger no deja lucirse ahí, las saca pequenias y feas). Aviso q hay algunos q entraron y nunca salieron - si los encuentras por ahí, dinos.

      Bicos

      di

      Eliminar
    3. Algo de neo sí que tengo, pero si me llegas a conocer en primero de Matrix, podía hasta ser asustante (fantasmagórico)... en fin, que no se lo que significa (para el mundo real) tu vida 2.0 (además, yo le sumaría un punto, por lo menos).. pero la cosa es de una ambigüedad extrema... porque todos tenemos mucho de algoritmo, aunque pretendamos vivir (con él) como si no existiera... como siempre acabo con el duo Heráclito/Parménides, que me tiene fascinado desde los 30 y pico (con pala incluida)...viene a ser algo como lo del barroquismo que llevo en la piel, cuando detesto (?) todo el oropel barroco... será mi faceta más algorítmica?

      Bicos minibarrocos...

      Eliminar
    4. Hola MV, te veo muy tocado con los algoritmos. Ya sabes q es la manera de entender el mundo actual pq es lo q toca en mates ahora, hubo un tiempo en que el modelo era la máquina de vapor (Y se hablaba de tener emociones a presión y necesitar soltarlas, freud y tal) y ahora se concibe a los organismos como algoritmos bioquímicos pero quiém sabe, cuando las mates traigan un nuevo modelo q supere al algoritmo?

      hugs

      di

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que los divagantes continúen divagando.