an

20 marzo 2022

Arturo Bandini, personaje de John Fante: "No se puede ser mala persona y gran escritor"

"Vive algo y
consíguete una máquina de escribir"
Bukowski dixit en  "On writing" 
John Fante nació en Denver en 1909, hijo de emigrantes italianos. Durante su vida escribió muchos relatos y cinco novelas, pero terminó como guionista de Hollywood porque su carrera como novelista no acabó de despegar. Es uno de esos escritores que alcanzó el estatus de culto al final de su vida y después de su muerte en 1983 por una casualidad: Charles Bukowski dio con "Ask the Dusk" ("Pregúntale al polvo") en la biblioteca pública de Los Ángeles y cambió su vida. Según él, nada de lo que leía le era cercano o hablaba de gente como él hasta que encontró a Fante y lo declaró "su Dios". Recuerda algo a la historia de John Williams y su encantadora "Stoner", aunque nada tenga que ver William Stoner con Arturo Bandini, el alter ego de Fante y protagonista de cuatro de sus novelas. Stoner es un melancólico académico y Bandini un cabreado joven que intenta escribir en medio de la precariedad: estamos en la época de la depresión americana, que todos imaginamos en sepia gracias a las fotos de  Dorothea Lange, y a los libros de John Steinbeck 

Arturo Bandini como nombre de personaje es maravilloso, y lleva en mi vida dos décadas (llegó vía el Peda, a quien llegó vía Bukowski). Pero solo como nombre, porque pese a tener tres libros del cuarteto de Bandini (editadas por Rebel Inc. Classics -la cuarta, dictada por Fante a su mujer enfermo en la cama en los 80 no la tenemos, de momento no la compraré) ahí en la estantería mirándome, aún no los había leído. Han caído del tirón, cronológicamente desde el punto de vista de la vida Bandini- niño, al adolescente, al joven-, que no es el orden de escritura: su primera fue "The road to Los Angeles" ("La carretera a Los Ángeles") que no publicó en vida, y que probablemente no quiso nunca publicar (dicen que tiene los fallos típicos de "toda primera novela"-más de esto abajo). En 1938 se publicó la de la infancia de Bandini "Wait until Spring, Bandini" ("Espera hasta la primavera, Bandini"), y "Ask the dust", considerada su obra maestra, en 1939.


"Wait until spring, Bandini" ("Espera hasta la primavera, Bandini"): La infancia de Arturito

Paseando a Bandini
Empecé bien: la primera ha sido mi favorita de la saga. Atención: el resto del párrafo (en realidad, los dos siguientes) es divague personal puro, así que quien quiera leer del libro que se lo salte. Pero es que esto he de escribirlo: lo de "esperar a la primavera" de su título que me trae muchos recuerdos de la Yaya. Cuando proponíamos cualquier plan, su respuesta solía ser "ya veremos, de cara a la primavera". Era una manera muy británica de declinar la invitación, porque ella no era capaz de frases soeces como "déjame vivir" o "ni de coña" o incluso "puedes esperar sentada, bandida". Luego, viajando oí una versión de esta frase, que siempre me partió un poco el corazón: tú vas como el turista blanco universal que eres por las calles de un país paupérrimo con tu mala conciencia, y la gente te ofrece quincalla, o llevarte a sitios, o lo que sea. Te sientes horrible de tener que decirles que no, pero igualmente lo haces, y entonces dicen "maybe tomorrow" (quizás mañana). Cuando todos sabemos que, si no hay mañana así en general, ese mañana mucho menos.


El libro que nos ocupa no se titula así en estos sentidos, pero esa es la ventaja del blog personal: escribes lo que te pasa por ahí (nótese mi capacidad, pese a ser educada por la Yaya, de frases soeces). De hecho, aunque a menudo sueño con que mi vida fuera viajar por el mundo (sintiéndome culpable, claro) haciendo fotos y escribiendo crónicas y divagues y que me pagaran por ello, a menudo me reconcilio con mi trabajo de día porque es lo que me permite la libertad, por las noches, de escribir estos párrafos que cualquier editor me diría: "nena, tú vales mucho, pero corta el rollo". Esto de alguna manera enlaza también con Bandini, pero con el tercer libro, en el que él intenta vivir de la literatura, no como gente sin alma como yo, que tenemos un Plan B que justificamos con párrafos como este, cuando lo que deberíamos hacer es check-in un hotel de dudosa categoría sin aire acondicionado pero con ventilador en el techo, y dedicar las noches a escribir, las madrugadas al Mal y los días a dormir la mona. Pero no quiero adelantar el tercer libro que vendrá más abajo. 


Llegó la primavera, Bandini

Cómo divago: volviendo a Arturo Bandini ni
ño, lo de la primavera viene porque él, sus padres y sus dos hermanos pequeños viven en un pueblo de Colorado, y es invierno, y son de origen italiano, y la nieve no es lo suyo porque su padre es albañil, y hace frío y sabañones en la obra. Hay varios temas en este libro pero por supuesto uno es la inmigración, la pertenencia (Arturo querría llamarse Arthur Jones y ser americano), el catolicismo como una manera de estar en la vida en un mundo protestante (Arturo era monaguillo pero no quería, e iba a cole católico pero soñaba con ir al público y sobre todo querría ser un buen chico pero nunca que sus amigos pensasen que lo era) y la dureza de crecer pasando hambre, que no pasa desapercibida al dueño de la tienda que "se compadecía de su madre con esa pena fría que los que tienen un pequeño negocio  muestran hacia los pobre como clase y con esa apatía frígida y auto-defensiva hacia cada uno de sus miembros".


El retrato que hace Fante de los padres de Bandini es maravilloso: el padre es un tipo carismático y terrorífico a partes iguales: "Nochebuena: Svevo Bandini venía a casa, zapatos en sus pies, desafío en su mandíbula, culpa en su corazón". Svevo desaparece por épocas: está teniendo un affair con la viuda del rico pueblo, de ahí la culpa. La madre es un ángel enredado en su rosario que finalmente, cuando la gota colma el vaso, al mejor estilo italiana de armas tomar, casi le arranca los ojos a Svevo. También se deprime, y no me refiero a "tía, se deprime". No: la descripción de Fante de una depresión clínica severa es para -la gente suele decir quitarse el sombrero, yo suelo decir- plantearse una dejar de escribir. Es una descripción preciosa en lo terrible ("sleeping the sleep that brings no rest"), te deja desolada por ella, por lo niños que están solos navegando con Arturo al timón, sin idea de cómo salir de ahí. 


Pero la grandeza de Fante es que luego, cuando estamos con Svevo en casa de la mujer rica que lo seduce, sentimos una especie de piedad por él: no por sus justificaciones y autocompasión, pero sí por verlo totalmente desorientado, sintiéndose inculto, inadaptado, idiota, inseguro a su lado, aunque no se lo admita a sí mismo; "no había habido tiempo es su vida llena de preocupaciones para libros. Pero había leído más profundamente que ella en el lenguaje de la vida, a pesar de sus libros ubicuos".  Solo triunfa en el éxtasis del sexo: "se rió del triunfo de su pobreza y su campesinado. Ella, esclava y víctima de su propio reto, llorando el glorioso abandono de su derrota, cada gemido su victoria (de él)." Pero, no importa las historias que él se contara, "eran extraños, con la pasión solo para ser el puente de la sima de sus diferencias".


El libro es mucho más, y en estos momentos me planteo que igual debería haber hecho un divague por libro en lugar de haberme metido en esta obradelpilar de tres-en-uno, de la que no sé cómo voy a salir. 


"The road to Los Angeles" ("La carretera a Los Angeles"): No soy yo, eres tú, Bandini


Paseando a Bandini: "Cubana",
Waterloo, Londinium
Flasheada por "de cara a la primavera" empiezo con el segundo (el primero que escribió). La familia ha cambiado (los dos hermanos menores son ahora una hermana que aspira a monja) y su padre parece haber muerto. Bandini es un adolescente de unos 17 que tiene que ir a trabajar a la envasadora de pescados (cannery, imposible no recordar la "Cannery Row" de Steinbeck), que describe magistralmente, incluídos los olores espantosos que le llevan a vomitar el primer día.  Pero el vómito es también metafórico: Bandini, inseguro de ser "dago" (italiano), es abiertamente racista con los filipinos que trabajan allí.


Bandini en Clapham Common,
Clapham, South Londinium
El problema con esta segunda novela es que formalmente no atrapa como las otras dos, y que es prácticamente un "estudio de personaje", y este es muy desagradable. No quiero dar la impresión de que si no me cae bien el personaje no me va a gustar la novela, pensemos en Julian Sorel, Becky Sharpe y tantos otros, pero en este segundo libro, Bandini y yo no hemos hecho click. Encima me ha hecho estar trabajando todo el rato, porque es imposible no preguntarse si el tipo está cuerdo o loco. Sus ideas sobre su genialidad como futuro escritor rozan lo delirante y su hablar pomposo -supone que así hablan los escritores- suena autista.
Bandini se autolesiona para estimularse (corte al que le echa sal!), según él "para sentirse vivo". Sus comportamientos, parecen a ratos los pródromos de algo siniestro. Su crueldad, injustificable. Cuando escribía, Fante seguro que no sabía que hay peor pronóstico en los niños con problemas de conducta que además son crueles con animales. Arturito ya había matado un pollo del corral familiar en su infancia -que, bueno, se acaban por comer- y es desagradable con los animales en general, pero aquí ya es un festival: hay una escena con los cangrejos que me resultó indigerible ("amused at his helpless gasping").


Bandini en Battersea park
Aparte de un cabreo vital que es entendible -y loable- en un chaval de origen pobre, su racismo, su machismo y su crueldad cuestan de asumir y justificar.  En general me suelen atraer personajes que se salen de los establecido, y que tienden a la rebeldía contra del sistema (ojalá hubiera expandido en "mi tema favorito: condiciones laborales en la época de las máquinas"), pero aquí no ha funcionado para mí. La evolución más interesante de Bandini es su ruptura con la religión, "la religión es propaganda de los que tienen para engañar a los que no", poco más hay.

Sinceramente, yo ahora me la saltaría: no es necesaria para "completar" y como "coming-of-age" de adolescente cabreado hay mucho por ahí que leer.


"Ask the Dusk" ("Pregúntale al polvo") : Bandini inamorato


Paseando a Bandini:
 un Council State en Brixton,
South Londinum


Aquí, Arturo Bandini es un joven que ha llegado a Los Ángeles donde se intenta mal-ganar la vida como escritor. Vive en un hotelucho, ha escrito un relato que ha sido publicado en una revista, y un día conoce a Camilla López. El carácter complejo de Bandini se ve reflejado en esta tercera novela en su relación con Camilla, que es camarera en un bareto y de origen mexicano. Lleva unas huaraches (sandalias) viejas con las que él se mete, y ella o bien le ignora o bien le devuelve todas sus pullas, pero no se deja avasallar ("I did not kiss her; she kissed me"). Porque Camila tiene "the sort of eyes a woman gets from too much bourbon, very bright and glassy, and extremely insolent". Camilla por supuesto está enamorada de un tipo tuberculoso que visualizo como a Michael Madsen en su caravana a la entrada del desierto en "Kill Bill". "Se está muriendo", dicen, a lo que Bandini contesta: "Aren't we all?" ("Y no lo estamos todos?")

Todos estamos muriendo, Budd
"Ask the dusk" tiene mucho valor formal, y habla de la experiencia de escribir. Cómo no identificarse, quién no sueña con "no hacer nada en todo el día aparte de escribir, o pensar en escribir", o con "una habitación para escribir al lado del mar". Está a punto de morir ahogado en el océano y, en esos momentos en que "respirar era lo único que importaba", "incluso entonces lo estaba escribiendo todo, viéndolo en una página metida en la máquina de escribir". Un escritor nunca evade una experiencia, todo es material: "Me senté en la máquina de escribir lo eché todo de la manera como debería haber pasado, tecleando con violencia".   Y for fin, llega su primera idea para una novela, "Y entonces como un sueño, llegó. De mi desesperación, llegó".


La mayor parte de la novela gira en torno a la relación López-Bandini, una relación de amor-odio, de ni-contigo-ni-sin-ti. Es enternecedor cómo Arturo quiere no volver a verla ("making resolutions about not seeing her was useless"), pero la razón nunca ayuda


"This is bad, Arturo. You have read Nietzsche, you have read Voltaire, you should know better. But reasoning wouldn’t help. I could reason myself out of it, but that was not my blood. It was my blood that kept me alive, it was my blood pouring through me, telling me it was wrong. I sat there and gave myself over to my blood, let it carry me swimming back to the deep sea of my beginnings". 


Paseando a Bandini:
Electric Av Market, Brixton

y siempre acaba volviendo y dándose cuenta de que su voz le hablaba "a sus huesos y a su sangre" y que eso "es estar vivo". Hacia el final, cuando Camilla enloquece, Arturo demuestra de verdad cuánto la quiere, y aquí es donde he conocido a otro Bandini. Ella se lanza en una huida hacia adelante tipo "Thelma & Louise
", pidiéndole dinero cada dos días -que él le gira a la oficina de correos de turno porque, por fin, han publicado su novela y tiene por primera vez pasta. Por supuesto esto podía terminar de muchas maneras, pero la que nos cuenta Fante que deciden Arturo y Camilla es maravillosa: qué bonito final.


Arturo Bandini lleva casi media vida conmigo, y ahora ya se va a quedar con derecho propio. No es un héroe byroniano, cuyas oscuridades te hacen colgarte más, solo es un emigrante que no pertenece (sobre el tema, qué capítulo el 6 de Ask The Dust habría que enmarcarlo), cabreado -como debe ser- con el mundo, con el que a su vez me cabreo yo inmensamente en el segundo libro, pero con el que me reconcilio por su pasión por la escritura y por su amor hacia el final del tercero. Este es el Bandini con el que me quiero quedar y el Bandini real porque, como dice Fante, "no puedes ser mala persona  y gran escritor".


23 comentarios:

  1. <> No conozco el mundo editorial, pero me parece que se ha deteriorado bastante, como para que esa frase no me parezca real en película alguna (si quiere ser "indie"). La tremenda ordinariez de la clase dominante (mediocre burguesía) actual, no da para eses niveles de "glamour".

    Y en relación con el perro del hortelano (en la interacción afectiva) y la huída hacía adelante, tan caóticas (mentales)una como la otra, queda para posteriores divagues...

    ResponderEliminar
  2. El algoritmo me cortó la frase inicial : "cualquier editor me diría: "nena, tú vales mucho, pero corta el rollo""...

    ResponderEliminar
  3. Jei MV... esa frase -el comienzo-, era un clásico por esa península cuando me fui...ya ha llovido algo, se os ha olvidado?

    Y Bandini no podría tener otra relación q destructiva: las de sofá no son literarias :)

    bicox

    di

    ResponderEliminar
  4. Olvidado no, como casi todo, prostituido "simplemente"... hasta el Metoo se acaba prostituyendo... y acabas de encender la mecha de esta falla que te viene encima...

    Porque releyendo me doy cuenta que salté un problemós que me lleva aqitando mi circuitado desde hace ya varios años... y es que me hice tarantiniano (fan nivel 80%, que es el máximo nivel permitido, para cualquier admiración, por mi especialista en salud mental... salvo seductoras sirenas y tal, que pueden superar el tope del 100%)... precisamente por ligar con mi pasado de Lafuente Estefanía (novelas de vaqueros) e incluso la Corín Tellado de turno... así que los relato AV del Tarantino son auténtico néctar (erótico)... pero ya digo, aparte de enlazar asimismo con mi tardía pasión por la literatura USA (pasada la fiebre yankee go home) y reconocer que la beat generation no cayera en saco roto... y lo mismo puedo decir del descubrimiento del Walt, que me permitió el Federico (espero ya no caer pesadito, pero estoy lanzado... impedido de censura mental... y tú tienes toda la santa "culpa")...

    En fin un saltico vetustino, para dar una pausa lectora.. y acabar (que pena!) con mi desconocimiento, por cierto, del Bukoswki, salvo lapidarias frases del facebook, donde "me tiene" ya fritito...

    Quería decir, pero se necesitaba otra pausa, para ralentizar la escritura, que ese rollo del clásico Dylan/Kerouac (sobre el escritos "maldito"y demás), que, no olvidemos liga con los grandes malditos parisinos... también me tiene un poco frito... y ahí lo dejo... (por ahora)

    Soy de naturaleza homérica, especialmente si tengo en cuenta que es de lo más moderno que te puedes echar a ala cara... o acaso no puede ser un simple algoritmo creado por el Olimpo?.. para mantener a cierto sector de la población idiotizada (en su sentido más griego) con un mundo de Narnia, que a todos nos parece poco disneyco y mucho germánico... es decir, como ghoético... y es que no lo puedo evitar , por encima del Tarantino yo tengo colocado al Mann, por poner un ejempolo "de mucha altura"... incluso sin la ayuda de un Hollywood difuminante (Circeiano?), puro Homero (no el Simpson, ese sí que es mucho Bukowski) y una constante odisea vital, sea en oceános de argazos, pescando blancas ballenas o habitando monótonas habitaciónes proustianas.. que ricas las madalenas!!!!

    Un par de bicos, que estamos en plena crisis...

    ResponderEliminar
  5. mmm... quieres decir q hoy en día hay muchas mujeres en posiciones de poder y no es siempre un fulano grasiento el q te dice algo así? #dreams

    De la Beat Generation no puedo hablar pq creo q solo he leído "On the road" q me aburrió mucho. Bukowski, eso sí, era otro tibio como yo pq trabajaba de cartero y uno de sus libros se llama "POst Office".

    Sobre tu último párrafo, estoy como Bandini: ahogándome en el océano, de momento solo importa respirar.

    And last but not least, me encanta q el bloguerío contemos con el 100% de tus respetos y Taratimo el 80% Graches, así tiene q ser. No decía tu Federico aquello de q la poesia no quiere adeptos, quiere esclavos? Aquí igual: semos muy sencillos :)

    Más Bicos

    di

    ResponderEliminar
  6. Uy, con el feminismo en pañales "temos topado amiga Sancha"... el problema es excesivo para un comentario... pero digamos que para mi, en esencia, todo empezó cuando varios machos tomaron el poder (lo de las amazonas , como lo del "carácter celta" de Galicia, lo tengo en la nevera mental) y decidieron que la mujer era "para lo que era" y santas pascuas... ahí empezó lo que yo llamo el injerto de un Síndrome de Estocolmo Clandestino, que padece el 90% de las mujeres del planeta (por ahora obviamos el asunto casi "metafísico" de los géneros)... y de ahí salió, por ejemplo, que la protagonista de la liberación edénica (Eva), queriendo conocer algo del mundo, pasó a ser la mera imagen de la traidora que nos injertó el pecado original... en fin, ya "de película" machista (y sin meterse en otras ruindades religiosas por el estilo)... pero claro, llegados al punto actual nos encontramos con demasiado sebo mental, tanto en el macho (sobre todo la versión hispánica) como en la hembra (hispánicus exemplus), que se siente mal si se revela contra su amo y señor (que aún, ni claro tiene que tal sea!!!) (y ahí está el famoso Síndrome)...

    Y por mucho que se venda la ideología de que el poder solo corrompe a los machos, sería una coña campera que la naturaleza nos hiciera tan diferentes... todo ADN, y aquí sí que podemos meter a los diversos géneros (incluído el No Binario), nos hace carne de cañón para ser atrapados por la adicción al poder... que la mujer comparte mejor sus tareas, que puede ser (por ADN) más tendente a ser comprensiva (a buenas horas estaríamos en este planeta, incluso como dinosaurios, si la mujer no se ocupara del cuidado de la prole!, todo eso es muy cierto... pero el poder corrompe independientemente del sexo... y sí, ya sé que es duro, pero por lo de ahora el ADN y el útero marcan cualquier intento de evitar esa condición... una cosa es estar "atada a la pata de la mesa", pero lo de concebir, hasta que exista el útero artificial cae de cajón natural... y lo de "cuidar, que el machismo no destroce a las crías humanas le seguirá tocando por los siglos de los siglos, hasta que se consiga una versión menos mediocere de homo sapiens, donde tenga cabida un macho sin machismo (por adn social)... y una hembra sin el SEC correspondiente...

    Me lanzo, y el tema no permite ir mucho más allá de Orión... porque por eses lares la vida de replicante suele estar demasiado jodida... aunque el Roy Bates no sabía mucho de como estaba la vida por el planeta Tierra (hasta que llegó y se enteró)... en fin...

    Bicos clónicos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BOas noites, MV: veamos, Feminismo 101.

      Quién dice q el poder no corrompe a las mujeres? (perdona, es q lo de hembra me suena a enchufe, soy de ciencias)

      Y lo de los babies en una coliflor está al caer. Vamos, q llegan a ser los tíos los q tuvieran q gestar y parir, y esto estaría solucionado hace tiempo.

      Y me estoy comiendo un muesli de mi fabricación q recomiendo, con fresas y pomegranate (por lo visto la fruta prohibida no era la manzana, sino la pomegranate).

      bico

      di

      Eliminar
  7. Empezaré por "Espera hasta la primavera, Bandini". Vivo cerca de Cálamo, Antígona, París... y lejos de la Pantera Rosa, a la que va más mi hija, aunque para la presentación de "Lectura fácil" me envió a mí, que hablé y todo con la autora. Yo no era el más mayor, como pensaba.

    ¿Cómo no voy a leer estos libros, o este autor, con la pasión con la que escribes de ellos? Creo que fuiste tú o Nán o los dos los que me incitasteis a leer "Las correcciones" o "El periodista deportivo" y después vinieron los demás. Menos "La broma infinita" creo que he leído los demás libros de Foster Wallace, incluido un libro de entrevistas que, como sucede con otros escritores, dejan entrever cómo hacen las cosas o lo que es la literatura para ellos.
    Hay una actriz, cantante, escritora que se llama artísticamente Rigoberta Bandini por Arturo Bandini y su actuación, o más bien sus canciones y puesta en escena como aspirante a representar a España en Eurovisión han generado cierta polémica que no he seguido al detalle.

    En fin, gracias por este post tan trabajado. Dará para mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AH ANDANDOS, vives en el triángulo librero de vetusta! NO conocía pantera rossa (bandera rossa!), qué gran lugar!!! Me pasaré cuando vuelva por allá... Oye y por qué no conocía yo a Cristina Morales? Ganó el Herralde con ese libro, no? Y qué te dijo? Has leído algo? Cuenta...

      Me alegro q te haya gustado el divague. No sé, a veces cuando escribo digo, mmm, hoy me gusta más, hoy menos, y por este no daba dos duros, lo escribí a trompicones, así q ... gracias! :)

      Oh sobre "Las correcciones" (a mí tb me lo introdujo NáN :)), ya sabes q Franzen sacó libro el anio pasado y aquí tienes una entrvista, en la q habla tb de DFW:
      https://www.librosyletras.com/2022/02/entrevista-jonathan-franzen.html
      Qué bien q lo hayas leído todo... a mí aún me faltan (inc. INfinite Jest, q lo tengo empezado...). "Entrevistas con hombres repulsivos" me pareció todo él la leche...

      TB conocí a Rigoberta Bandini hace poco... puse un video suyo, el de "IN Spain we call it soledad". No me extrania q haya elegido ese apellido... no sé quién dice q los mejores seudónimos son trisílabos ar-tu-ro ban-di-ni, gabriel celaya, bernardo atxaga, mariona calleja... :) (no fue planeado me acaho de dar cuenta ahora... :))

      abrazo

      di


      Eliminar
  8. La Pantera Rosa es una librería más especializada, pero será mejor que la veas tú. La presentación de libros se hace en lo que yo creía una bodega pero quizás sea un refugio antiaéreo. Cristina Morales firmó el libro para mi hija, que ya lo había leído y precisamente estaba en su ciudad, Granada, así que hablamos un poco sobre su ciudad y sobre Barcelona, que era donde vivía entonces. Fue muy correcta, simpática y normal, y su imagen, su estilo, era la de una chica antisistema, no la que solían poner en las entrevistas, mucho más convencional. Contó en la presentación del libro cómo había escrito los dos anteriores a "Lectura fácil", la censura que hay sin
    parecerlo en revistas o editoriales que no lo creeríamos, y lo que pretendía con sus libros.
    Me pareció, y me parece, una persona inteligente, muy dotada para escribir, y espero que conforme cumpla años todavía lo haga mejor. Solo he leído "Lectura fácil" pero el talento se nota, o lo noto yo, pero tú has leído mucho más que yo y tendrás más criterio, seguro. Aunque sea porque te interese profesionalmente lo leerás. Cuatro chicas con deficiencias intelectuales que viven en un piso tutelado por la administración catalana. Pero mezcla muchas más cosas y es interesante la forma, la estructura, ya que mezcla lenguaje jurídico, fanzine, lectura fácil y otras cosas. Pero mejor lo miras tú, siendo sincero. Hay algún momento panfletario, pero nadie es perfecto, y lo difícil es escribir un libro, más que comentarlo.

    Miraré la entrevista de Franzen, y muchas gracias por enlazarla. Y Pensaré lo de los trisílabos, no se me había ocurrido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ANDANDOS... sí, ya vi en lo q está especializada panterarossa. Las fotos q he visto de Morales en g-imágenes, con media cabeza rapada, ya parece antisistema, como dices y sí, menudo curriculum... miraré sus libros (ya he visto el tema de "Lectura fácil"). NOta: me fascina el tema uniformes (pienso en la época de la uni), la dificultad de pertenecer en esas edades como no te disfraces... un amigo me dijo: "tú ya eras inglesa antes de irte" (jajaja metafóricam, pero no por la ropa eh?)

      Si un profesional lee lo q escribo sobre libros, seguro se echará las manos a la cabeza pq no tengo criterio literario ni formación, pero agradezco tus palabras... :)

      Lo de los trisílabos me lo dijeron en casa, tampoco es mío... otro es pablo neruda pero no lo puse pq pablo es bisílabo... :) O Rubén Darío... ah pero elena ferrante? me van saliendo más...

      hugs

      Eliminar
  9. Me estoy tragando Bella del Señor (divague interpuesto como no!), en busca de lectura para un club de idem, pero no me hace tilín (como libro de lectura/club digo)... grupo de "amas de cas" con todo mi respeto y ganas de hacer en la vida algo más que precisamente "eso"... y acabo de pasar por el andandos y me volviste a enfranzenoar... así que decidí pensar un pouco en la posibilidad del Bandini... además la Rigoberta puede ayudar para los "comentarios reunidos"...

    Y empezaré por empapuzarme con la entrevista que sibilinamente deslizastes en un coment

    Así que si puedes sugerirme uno, para empezar la Route Bandini, pues serías agradecida cual Circe en fase de colaboración desmedida, aunque sea por imperativo olímpico (que si no ya veríamos!)... y piensa en las amas de casa que son mucho más que "amas de casa"!

    Por cierto, no se si se notó, pero el Franzen para mí es prácticamente desconocido, más allá de leer su nombre algunas veces (en listados varios)... como el Buk...

    Bicos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MV.. te estás tragando "Bella del Senior" libro o divague? Es un libro bestial... el divague fue ida de olla total pq no me pude organizar en absoluto para escribirlo con menos de 10.000 palabras. Asumida mi derrota, salió lo q salió. Recuerdo q una comentarista dijo "Ni lo intento", jajajaj. Luego leí "Comeclavos" q tb está muy bien, pero nada como Bella.

      A ver, J Fante y J Franzen, tienes razón, pero son distintos. Por empezar con John Fante, q es el del divague, este tiene un "cuarteto" de novelas q sale el tal Arturo Bandini. Yo empezaría, como Andandos, por "Espera a la primavera Bandini".

      Eliminar
  10. Que jodías sois las sirenas... vaya cacao mental me has montado con el Fante/Franzen y el Franzen/Fante... ya me parecía raro, cuando leí la entrevista con el Jonhatan, porque ese me sonaba bastante (pero con el Jonh me despistaba), mucho más que el del Bandini... en fin, debe ser la segunda adolescencia que, a veces, provoca algo de rapidez excesiva en la lectura...

    Y por otra banda, que dejar 11 comentarios en este mes, no puede traer buena suerte...

    E todas formas sigue vigente lo de recoemndar un libro del Fante (claroq eu ahoar puede valer uno del Franzen, e incluso del como tú dices DFW... s etara de buscar algo que hace pensar (eso es indispensable en este club de lectura)...pero que no sea en exceso retorcido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las sirenas es lo q tenemos: no queremos que lleguéis a Itaca (pq sabemos el secreto mejor guardado: q lo mejor es el viaje).

      A ver, el de Fante ya te he dicho arriba. AHora de Franzen, para empezar, tal vez "Las correcciones". Suele escribir sagas familiares largas con un análisis superfino de la sociedad americana. Tiene mucho sentido del humor (la escena q mejor recuerdo de corrections es el tipo -perdido en la vida, como casi todos sus personajes- oliendo el sofá donde le acaba de hacer un cunnilinguus a una tía cuando ella se va).
      Ideológicamente, es muy woke, un progre de libro, anticonsumo, no tiene hijos pq para qué, el planeta se va al carajo, etc etc... para mí un masaje.

      Purity tb me gustó mucho. Creo q sus perosnajes femeninos son muy reales, o a mí me lo parecen... Grandes descripciones de sexo-en esto tb nos entiende a las mujeres :)

      Freedon tb muy bien.

      Y luego empecé 27th city y me aburrió (es su primero creo). Igual no era mi momento o igual, como Fante, tenemos q ser más magnánimos con las primeras novelas... :)

      Y con esto y un bizcotxo, me voy a escribir serial...:)-con el q sois muy magnánimos, no me puedo quejar... :)

      di

      Eliminar
  11. Magnánimos, magno, maño. No estoy seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahá pq "maño" viene de magnus/magnum <<< magno. O sea, los maños sois grandes, darling.

      Eliminar
  12. Somos, o son, magnánimos, como dices tú, con tu primer "Serial".

    andandos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjaaj.. dícese del que tiene "benevolencia, clemencia, desprendimiento o generosidad"...

      "todo será necesario" :)

      Eliminar
  13. Como estás en fase crisálida (lo de pupa, uf, es muy vulgar, poco homérico) ya meto aquí algo de mi lectura "obligada".. llevo cuatro capítulos con el Bandini infante y se me ocurre que de las frasea apuntadas , bien vale esta una parisina misa...

    “abrazó con afecto los paquetes como si fueran la vida misma.”

    Pasaje de: John Fante. “Espera a la primavera, Bandini”. iBooks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :):) estoy en fase crisálida? qué bonito, gracias MV por recordarme esto:

      ¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
      (La princesa está triste; la princesa está pálida)

      (nota innecesaria: esta princesa no está pálida; nariz como un tomate del solazo q me ha dado hoy)

      BOnita la frase, hay muchas. Sobre la página 20 (mía), una descripción de Arturo maravillosa, por ej, o abro al azar y: "His upper lip curled with such gentle cruelty" (sorry, no puedo traducir sin sentimre traidora, q le traicione google translate...:))

      bicos de finde

      di

      Eliminar
  14. "Su labio superior se curvó con una crueldad tan gentil". Me lleva a dos cousiñas :

    Una, ¿que te parece la traducción del tío Google?... es para hacerme una idea "del nivel"... y otra, ¿que te parece esta traducción "Su labio superior se curvó con tan gentil crueldad"?... ya noto que es muy literal, pero prefiero usar la tendencia del inglés a usar adjetivos antepuestos, dado que yo soy algo homérico y me gusta escribir (no hablar) de "las rápidas naves" (que van a Troya) y no de "las nave rápidas"... en fin manías... aparte de que, mi trasteo con Duo, me lleva a notar que la ordenación de palabras del inglés tiene algo de caótica mecánica cuántica... (puede que exagere?)

    Y, por cierto, siguiendo con el canto de las sirenas (el NáN incluido), acabo de recibir (traducido claro, en modo pirata) esa broma infinita, que llevo años sin permitirle que me haga "reir"...

    Un bico en modo Sunday...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, google ha mejorado mucho en cuanto a traducciones, es una pasada. Pero supongo q donde no puede competir es en el detalle, en el matiz, en cosas q son incluso imposible de traducir para un humano pq el conpeto no existe en el otro idioma.

      Esta frase q dices yo la traduciría (y no es perfecta): "Su labio superior se curvó con una crueldad tan amable" o "con semejante amable crueldad".. prefiero el contraste de amable con crueldad q el de gentil... Traducir es como hacer ecuaciones...

      Suerte con La Broma Infinita...

      bicos

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que los divagantes continúen divagando.