an

02 septiembre 2021

Daunt Books o el oasis para escapar del ruido que me rodea.

 Siguiendo con el distintivo "Bibliofilia", recién estrenado en el divlog (ergo, tengo una misión, sorry), este finde estuve en Daunt Books, en Marylebone High Street. Es una librería independiente -tienen unas nueve en Londinium-, pero la de Marylebone fue la primera, fundada en 1912. Parece que era antes una librería de anticuario llamada "Francis Edwards" y que fue la primera del mundo "creada a medida" (sea lo que sea eso). Se especializa en libros de viajes, desde guías, hasta crónicas de viaje, pasando por historia o ficción de esa país.  Es encantadora...


No tengo una de sus tote bags, tranquis, pero a la izda hay una

Libros por país! 










Este es uno de los pocos días que logramos engañar a Mini para que venga a hacer algo con nosotros -  con incentivos tipo pizza e "ir de tiendas". Por las calles, tras esquivar una mani de negacionistas en Hyde Park, tenemos conversaciones "intentar-el-golpe-de-efecto", como yo las llamo. "Mummy, ¿por qué no puedes ser como las otras madres que hacen del ir de tiendas con sus hijas una "bonding experience"?" (Por dónde empezar a explicarle). O "Matar a un ruiseñor" y "La guerra de los mundos" (lecturas de verano del cole) me han parecido un rollo, mummy" (No entro). Y sigue: "¿Sabéis la novedad de Daisy de este verano? Ha salido del armario: es bisexual". Y yo: "¿a los 13 años?" Y Mini: "Mummy: eso es homofóbico" . Y yo: Que no! No sé, entiendo que alguien sepa que es gay a los 13, pero ¿bisexual? Y ella: "Pues ha estado pensando mucho este verano en una chica guapa del cole y ha llegado esta conclusión, es bisexual". Me mira así moviendo la cabeza muy rápido como diciendo "doh! evidente!". Yo miro a su padre en busca de ayuda, no la obtengo. Sigue Mini: "La hemos felicitado". Y yo, intentando la ironía: "¿Por qué? ¿Porque amplía sus posibilidades de ligue un 50%?" Y Mini: "Solo a ti te hace gracia esa frase- la hemos felicitado porque hace falta mucho valor para salir del armario". Buen punto. 

Esto es un ejemplo de las conversaciones que tenemos últimamente en casa, otras incluyen "quiero ponerme pendientes" o "quiero color en el pelo, mis amigas llevan highlights" o "Fulanita, la popular, tiene hickies"  (yo los llamaba "lovebites" o en el Pleistoceno en Vetusta "chupones", ahora son hickies). También habla de gente que bebe desde "Monster" (algo hasta arriba de taurina) hasta shots de tequila-con 13 años. No me creo nada. 

Ahora te vas a enterar, pienso -delante de la pizza- , ahora va mi -golpe-de-efecto, que además es una historia totalmente verídica, no como las tuyas niñata. Tengo una cuenta de correo electrónico en la que apenas entro, donde solo llegan publicidad del trabajo, cursos, alertas y demás. El otro día me meto a echar un ojo tras varios meses y, oh, qué es esto? Tengo como 15 emails de Match.com, una página de ligue. El primero: "Bienvenida a Match.com, Decentlady. Empecemos". ¿Empecemos? ¿Decentlady?  Ese bot no me conoce nada: ¿entrar en una página de ligue como Decentlady? No queda ahí la cosa: Me invitan a que cuelgue una foto, mis hobbies y eso.  Ahí está claramente mi nombre, mi email, y que soy "Mujer que busca Hombres". Todos los siguientes emails son fotos de tíos tipo: "Jeff (44), de Cincinatti está esperándote Decentlady". "Mark (36) de New Albany te está esperando Decentlady" , "Tony (38) de Louiseville te está esperando Decentlady". Y muchos más, no sé porqué he tenido bastante éxito con Louisville. Mini me mira con cara de resignación:

-"Mummy, no finjas, eso lo has abierto tú". 

Las reglas del juego hoy en día son: mi pulso no se eleva aunque mi madre se abra una cuenta de ligue, ante todo: hay que ser cool. Me pregunto si verdaderamente mi golpe de fecto no ha sido tal. Nota (que a MIni no ha interesado):  La resolución del tema ha sido bastante divertida -"no le podemos dar información por tema de confidencialidad": en serio? confidencialidad??? me mandan 20 tíos a mi inbox por día hasta que me doy cuenta y hay que respetar la confidencialidad de quien se ha hecho con mi email?  Guay. 

Pero yo estaba escribiendo de Daunt Books y oh, menos mal que nos quedan las librerías para escapar -al menos un rato- de todo este ruido a nuestro alrededor. Como apps de ligue-no-solicitadas (vosotros me creéis, divagantes), como el maldito Brexit de las pequeñas cosas: no hay personal en las tiendas o en el aeropuerto o en los hospitales porque tanta gente se ha ido. No hay cierta comida en Tesco porque no hay conductores de camión. No hay tubos de extracción de sangre- tenemos que ahorrar el 25% nos dicen en circulares. Y no entremos en las variantes y en Afghanistán. Pero no todo iba a ser terrible: hoy he leído una noticia relacionada con los libros -y por tanto con Daunt y todos los oasis de papel del mundo- que me ha hecho creer por un breve instante en el género humano. Un estudiante de Lincoln que bajó 70,000 artículos supremacistas blancos y que había sido identificado como potencial ameneza terrorista ha sido condenado por el juez a "leer a los clásicos" . Dentro de cuatro meses tendrá que volver al juzgado, donde se le preguntará la lección. Los libros incluyen a Dickens ("Historia de dos ciudades"), Austen ("Orgullo y prejuicio", Shakespeare ("Noche de Reyes"). "Piense en Tropolle y en Hardy". Genial.  ¿No se los podían también recetar a los negacionistas? Y a los brexiteros? Y a las niñas díscolas de 13?

4 comentarios:

Elena Rius dijo...

¡Ay! Los teens de Mini prometen ser muy distraídos... Estaremos atentos a nuestras pantallas.
Lo de las apps de ligues: el otro día, yendo en coche, nos quedamos ojipláticos al oír por la radio (sí, somos de esa generación que aún escucha la radio en el coche, imagino que los coches de ahora no deben ni tener una) el anuncio de una app para adúlteros. Es decir, no para ligar sin más, sino por si te aburrías en tu matrimonio y necesitabas un poco de variación (discretamente). ¿No es eso ilegal o algo por el estilo? Por lo demás: Go, Louisville!

molinos dijo...

Qué librería más chula. Lo de los teens es tema aparte y yo estoy a tope contigo con lo de que ir de compras no es una actividad que te una a tus hijas. Yo odiaba ir de compras con mi madre, odio ir de compras en general e ir con mis hijas es una tortura. La última vez, con María, antes de salir de casa las dos juramos tener paciencia y no enfadarnos con la otra... ibamos con pocas esperanzas pero salió bien. Eso sí, fuimos por absoluta necesidad. Nosotras para hacer cosas juntas, vemos una peli, vamos a un museo o a dar un paseo...y bueno, a comer o cenar por ahi de vez en cuando pero claro, en eso Mini tampoco cuenta contigo porque tú con un te y una rodaja de sandía te parece que te has dado un festín. En eso estoy con Mini a muerte.

Anónimo dijo...

Yo todo esto no lo veo nada claro. Creo que este post es denunciable ante la ley por poner cosas de tu hija menor con tono de superioridad moral en un blog personal que pueden leer señores con bigote.

Hay que dejar que los adolescentes se explayen, atender a sus malas caras y sus deseos de soledad, pagar sus caprichos, escuchar la música que deseen al volumen que pidan, olvidarse de nuestro pasado e inventar uno ad hoc, por supuesto jamás acompañarlas a ninguna actividad a la que la vean llegar con alguno de sus progenitores o , en caso extremo, dejar que conduzcan ellos. Nunca jamás pretender pertenecer a sus redes sociales y en ningún caso hablar de "cuando yo tenía tu edad" o sus variantes. No limpiar u ordenar su cuarto a excepción de que lo insinúen y nunca ordenar que lo hagan ellos con la coletilla ".....y si no lo haces....."

pareces nueva, coño.

Di Vagando dijo...

Hola darlings!

Sí, ELENA, el otro día lo hablaba con alguien, años muy entretenidos para el blog y para los amigos... watch this space. Y me ha encantado la app de ligar para emparejados...te imaginas apuntarte y encontrarte allí a tu pareja? Voy a mirar si la tienen en Louisville, donde soy ya claramene un mito. Crees q los puedo atraer como seguidores del blog? :):):)

Sobre lo q dices MO de las tiendas, Mini parece hija de mi hermana (tanto físicamente como con esos gustos). Las broncas, ponte en mi lugar: piensa en cómo visten las inglesas, no veas algunas cosas q aspiraría a comprar. Las dos últimas veces se ha ido con su padre, o sea, eso q me dijo del bonding se complementaba con "ninguna de mis amigas se va con su padre de compras". Pero el Peda le dice "te vas del bolo" cuando sale del probador y no hay drama. Sobre las cosas q hacéis juntas, yo tb tengo la lista definitiva de actividades  "desperately middle class" q hacíamos hasta hace poco y q ahora han pasado a ser no. 

ANONIMO: nos veremos en los juzgados :). Pero gracias por tus consejos sobre cómo sobrellevar esta travesía: "dejar q conduzcan ellos" (tú ya estás parece saliendo del túnel), "pagar sus caprichos".. estoy por darte las redes sociales de MIni (yo no, tranqui, ya conté lo de su cuenta de TikTok donde da "advice" al mundo) pq me da q le ibas a caer muy bien... :)

Besos

di