4 de junio de 2010

La primera regla de Fight Club es que no se habla de Fight Club

Comienzo incumpliendo la primera máxima de Fight Club (El Club de la Lucha), pero para qué estan las reglas si no es para romperlas. Esta novela saca al pequeño ácrata que alguna vez hubo en ti.

"Fight Club" (Chuck Palahniuk, 1996) tal vez no sea el libro a leer cuando estás en medio de una crisis. Crisis de cualquier condición: mental, laboral, física, de futuro, de valores, de sociedad. Fight Club es el libro que te ayudará a "tocar fondo" si aún no has estado en ese oscuro lugar donde se oyen las cosas como con sordina. Pero El Fondo no está carente de ventajas: es el lugar preciso para tomar impulso (en cualquier direcci♀n), y puedes bloguearlo luego.

Yo empecé Fight Club en plena forma y, de repente, la novela fue como una crónica de mi crisis, inanunciada y terrible. Y no pude seguir leyendo. Pero es tan bueno, me estaba gustando tanto, que lo terminé cuando se empezó a atisbar un embrión de luz al final del túnel. Fight Club es salvaje, inmisericorde, agresivo, cruel, cínico, reflexivo, iconoclasta, ácido, enervante.

Tal vez sea aventurarme el escribir que el libro de Palahniuk es para gente joven. Por supuesto, no hablo del divino tesoro cronológino: hay viejos de 20 años y gente traviesa y juguetona de 60. No quiero divagar aquí sobre la madurez (hay inmaduros de 40) o el estar dispuesto a irse de copas hasta las mil a los 55 (que es lo que alguna gente entiende por comportarse/ser joven). La juventud es un estado mental que nunca puede tener quien se toma a sí mismo demasiado en serio, y/o que le parece que ahí afuera (casi) todo está bien.

Dice Palahniuk que Fight Club es una "historia de amor". Definitivamente, la relación de Marla Singer con el narrador es atipíca e interesante: nada que ver con tu chico conoce chica convencional. La relación de Marla con Tyler Durden es tan compleja como la del narrador con Tyler. Un triángulo? No sé. Como dice el narrador en un punto "This isn't about love as in caring. This is about property as in ownership" (esto no es amor en el plan de te importo. Esto es propiedad en plan eres mío). Con razón el narrador le dice a Tyler en un punto que Marla no necesita un amante, sino un "case worker", un profesional que trabaje en su caso.


La novela va de vivir salvajemente. Los animales salvajes no se hacen viejos: mueren antes en la refriega. Muy salvajemente: no sólo flirteando con, sino abiertamente en el otro lado. Morir sin cicatrices es un oxímoron pues implica no haber vivido. Las cicatrices pasan a no ser únicamente metafóricas, sino reales. Puñetazos, lejía, lo que quieras.

Y es que el fondo de lo que Palahniuk plantea es que hay una generación perdida de hombres jóvenes que han crecido sin referencia paterna. Los padres ausentes, y estos chavales educados por grupos de mujeres que se han ayudado entre ellas pretendiendo que no importaba. El padre del narrador "inicia una nueva familia en una ciudad diferente cada seis años". "Franquicias" más que familias. Describe a la perfección lo que se han convertido muchas vidas del mundo así llamado desarrollado: tienes una cocina llena de frasquitos con condimentos, pero no hay comida real en la nevera. Tienes un apartamento y unos muebles (Ikea) que antes te pertenecían. Ahora les perteneces a ellos. Y es que si no sabes lo que quieres, acabas con muchas cosas que realmente no quieres. Gente que trabaja en cosas que odia para comprar más cosas que no necesita. Y todo eso pasa factura.


Pero hey, no todo son malas noticias. Porque cuando no tienes nada que perder, tienes un poder inmenso. Evidentemente esto conduce a un anticapitalismo feroz, donde la metáfora es llevada a extremos: Tyler hace jabón con la grasa desechada que roba a las clínicas de liposucción. Jabón que vuelve a vender, a precio de oro, a los ricos gordos que se succionaron la grasa previamente.

align="justify">Te ríes con Palahniuk. No sabes bien si es risa histérica, pero risa al cabo. A Tyler la música alta le produce estreñimiento. Los boikots antisistema de Tyler en sus trabajos nocturnos de camarero (imaginen, imaginen "The nouvelle cuisine of anarky") o como proyeccionista de cine (infiltrando nanosegundos de pornografía en Mary Poppins). Ah, y además de las ideas, el tío escribe bien: "the front of Bob's shirt was a wet mask of how I looked crying" (tras llorar abrazado a Bob, se entiende).


Luego vino la película, para mí muy buena: me gusta la estética de Fincher. Y los actores, inmensos: quién sería un mejor Tyler Durden que Brad? Quién tiene más cara de decimonónica anémica que Helena Bonham-Carter para dar vida a la fronteriza Marla? Y Edward Norton, el narrador sin nombre.

No sólo me he saltado la primera regla de Fight Club, también la segunda.


Y es que la segunda regla de Fight Club es que no se habla de Fight Club.

15 comentarios:

  1. Me las apunto, Di. Las dos.

    Me encanta Ed Norton. Siempre.

    ResponderEliminar
  2. La película es buenisima. me da pena haberla visto porque por lo que dices el libro debe ser mejor.

    ResponderEliminar
  3. Venga, venga, otro libro para leer!!! ni que tuviera todo el tiempo del mundo... Quereis acabar conmigo o qué?

    Buf, buf, buf... Tengo prisa, prisa, no llego, no llego...

    "¡Dios mío!¡Dios mío! ¡Qué tarde voy a llegar!"

    Alice in Wonderland

    ResponderEliminar
  4. Teresa, esta bien Norton. Pero en esta peli se lo come el personaje de Brad (Tyler Durden), me temo. Es incendiario.

    ResponderEliminar
  5. Viveiro: a mi a veces tb se me escapa el hablar/escribir en terminos de "es buena/o" en lugar de "me gusta" (en este divague, sin ir mas lejos). En esta peli coincido contigo, me gusta, y probablemente sea buena.

    Pero remontandonos a otros divagues y/o blogs, a mi Reverte y su escritura mercenaria no me interesa nada. Para ti "es bueno". Yo no se si es malo, solo se q, habiendole leido, no me gusta. Podria explicar porque aunque ya he escrito muchas veces q busco yo en un libro.

    Puedo hacerte una pregunta? (no hay preguntas indiscretas, recuerda...): de donde viene lo de "no he tocado un libro de Cortazar ni creo q lo haga".

    Hugs

    di

    ResponderEliminar
  6. Ay mi Div-alice, a un libro nunca se llega tarde

    La Reina Roja

    ResponderEliminar
  7. A mí Fight Club me gustó porque me pareció una historia fresca, una nueva forma de contar algo muy manido, porque sorprende y te ríes. Luego ves que la historia prende en la gente, que se convierte en un libro de culto para ciertos grupos marginales, que el caldo de cultivo está ahí, pero sin pasarnos, porque al final se convierte en un artículo de consumo más, como esos muebles de Ikea... En eso, en integrar la crítica anti-lo-que-sea como parte de lo mainstream, los americanos son unos expertos. Se trata de vender, a unos unas cosas y a otros lo contrario, pero vender al fin y al cabo...

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Di Vagando, por tu comentario en el blog, y me alegro de provocar esas minicasualidadesblogueras. Hace poco, en un post titulado 'Carta' coincidí también temáticamente con el blog de Justo Serna, y así se lo comenté. La blogosfera es un pañuelo, y tal.

    Por cierto, ayer vi a Chuk (Palahniuk) en la feria del libro. Le hice una foto y todo, pa una amiga fan.

    Saludos y hasta la próxima

    ResponderEliminar
  9. "Una historia fresca". Estas fatal Basajaun, ya pareces un bloguero predecible. A mi me parece fresca "Nenuco", pero Fight Club me parece mas bien sofocante.

    Claro q con el toque final a lá Perez Reverte...

    Hugs todos

    di

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias nauGrafo! me alegro un monton de verte por aqui... y q envidia me das: en la Feria del libro, con Palaniuk. No puede ser una casualidad, q como decia Sabato, "no existen" (las casualidades)

    Hugs

    di

    ResponderEliminar
  11. ¿Y que me dices de "una historia refrescante"?

    Uno tiene muchos registros e intenta ponerse siempre a la altura de los foros donde escribe. Normalmente lo consigo. El Camaleón, me llaman.

    ResponderEliminar
  12. "Una historia refrescante" es el nivel que usas en tus entradas en "Le Monde Diplomatique"?

    ResponderEliminar
  13. Cierta desilusión con el Club de la lucha.
    Mucho escenario pero la carne se queda sin hacer.
    Lo antiamericano desde lo americano
    pufffffffff una vez mas.
    Cien puntos una vez más al comentario
    del gran jefe Basaja.
    Brad Pitt un millon de veces mejor en Babel
    Grande como siempre Gonzalez Iñarritu.

    No digo que este mal,
    pero en algun momento me suena a cacaculopedopis
    para llamar la atención.
    Quizá el mensaje de que hay que llegar al suelo
    para poder rebotar sea lo que más me ha gustado.

    La propiedad te engancha al pasado
    y hasta la revolución acrata
    toma colores de franquicia Mc Donald

    NO me ha llegado.

    ResponderEliminar
  14. He hecho una referencia a este post en mi blog
    al que por cierto
    no está Vd de seguidora,
    !!muy enfadado estoy!!
    Yo solo hablo de la peli
    que por "su culpa" acabo de ver.

    http://ordenadoyescondido.blogspot.com.es/2013/06/el-club-de-la-lucha-pelicula.html

    ResponderEliminar
  15. TXELOS< te he comentado... tienes razón, como loqueleo no está enlazado no me meto... lo enlazo luego y así vere cuando actualizas... una pregunta, por qué escribes solo 3-4 palabras por línea?

    muxu

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.