21 de mayo de 2010

Es viernes. ¿Y qué?

So, what? ¿Qué se supone que debo hacer? ¿Estar contenta? ¿Optimista? ¿Contar chistes? Pues va a ser que no. Esta semana la tengo al revés. Me da por el espíritu de contradicción.

Empecé el lunes bien y acabo el viernes mal. Como dice Moli: hostil. Esa es la palabra. Efectivamente soy la enemiga de todos y de todo, por sistema. No se salva nadie, todos pagan mi hostilidad. Aunque esta vez voy a intentar no pagarla conmigo. Me trataré medio bien y si me desahogo aquí quizá logre la indulgencia necesaria para tener un poco de consideración para conmigo.

Hoy jueves, había empezado el día bien, después alcanzó cuotas tan altas como hacía días que no recordaba. Todo rulaba. Por la tarde se empezó a nublar y por la noche ya había truenos y relámpagos. Lo peor cuando te van a dar por el saco, es el disimule como de que no. Estoy muy preocupado por tí e intento ayudarte. No sólo fue que sí, que me dieron, sino que además recordé unas palabras que mi padre me decía y que corroboraban que el sodomizador era siempre el mismo. Ese fue el detonante. Cuánta razón tenía. Ya te he calado.

Lo bueno de ir al trabajo en coche es que puedes escuchar la radio, música, hablar por el móvil. Lo malo es que si has tenido un mal día, el coche es como la cámara de gas. Me ahogo en él. Ese tiempo que a días vas cantando, cuando vas de bajón es nefasto.

Cuanto más divagaba, más negro lo veía.  Lágrimas, rabia. La espiral iba en aumento. Mi vida, mi trabajo, mi casa, mis amigos, mi familia, yo, sobre todo yo. Me falta sitio en mi casa. Ver como es mi vida, los viajes al trabajo, los posibles accidentes, mis circustancias, lo que me ata, la mierda de ciudad en que vivo, la falta de tiempo, los fines de semana ocupados, los problemas por resolver, los asuntos que despachar, lo procrastinado, ver que no puedo cambiar, que me da miedo, fantasear con otra vida, con otro país, imaginarme la vida rutinaria que llevo para el resto de los días, sentirme poco empleable, no poder ir nunca a la Polynesia, o a Colorado o yo que sé, no poder regresar a México, sólo viajar cuando tenga 65 años con los viajes del inserso, no cobrar pensión, que el país se arruine, que me ponga enferma, que se pongan enfermos, lo frágiles que somos, lo raro que es vivir...ahhhhhhhhh!!!!

Menos mal que llegué al parquing. Sin embargo, a partir de ahí tampoco mejoró. Subir cargada con la compra, tocar por error dos botones en el ascensor, dejarme las llaves de casa en el coche, regresar a por ellas, encontrar a Consuerte rebozando pechugas de pollo y por ende la cocina rebozada, los pollitos peleando cuando se lavaban los dientes... Todo me sentaba mal.... 

Definitivamente ayer tuve un día azul y... rojo (gracias Anniehall). Será porque ha ganado el Barça la liga.

Resultado: una mami enfadada. Los pollitos acostados previo gritos y sermoneo, Consuerte cenando solo y yo escribiendo para no morder al perro.

Parece que se me pasa. Sigo triste no obstante. Viene a por mi la culpa.

Voy a dar ración doble de besitos a los polluelos e intentar acabar de cenar con Consuerte.

19 comentarios:

  1. Lo de ayer no fué más que un dia completo. Completo de todo. Pero piensa una cosa .... seguro que hoy viernes NO se repite lo de toda la semana (Murphy no trabajaba ese día)

    Happy weekend ¡¡¡¡

    K, ... kafeteando me ando.

    ResponderEliminar
  2. Pues anda que si te cuento yo el mio...(hay que conservar el humor). Gracias por tu apoyo.

    ResponderEliminar
  3. el chico de la consuelo21 de mayo de 2010, 11:32

    Puffffffff (con muchas efes)
    Semanita bloguera para borrar, tu con los tonos grises, celiacos, diabeticos,el viveiro al paro.
    Hablaré con Mr bloguer para que ponga el boton "borrar semana chunga".
    Muakssssssss (con muchas eses)

    ResponderEliminar
  4. Hola Gonzalo,

    Me alegro de verte por aquí. Espero que estés bien, por lo menos un poco mejor.

    Reitero lo dicho ayer.

    ResponderEliminar
  5. Dí que si, chico, vaya semanita!!!

    A ver si acaba pronto mayo también y junio lo vemos con otros ojos....

    ResponderEliminar
  6. Hola K,

    Gracias por tu comentario. De hecho tienes razón, muchas cosas no se repiten, otras a veces incluso empeoran y dejan en ridículo a lo problemas que tenías..

    En fin. Mañana celebramos cumple de Consuerte y otros amigotes y pienso verlo todo azul.

    Azul Bombay Sapphire.

    ResponderEliminar
  7. "Es viernes. ¿Y qué?" pues que es un día luminoso, que el campo está precioso, que tienes una familia, un trabajo, amigos, salud ¿qué más quieres?

    ¡¡Ánimo!! Que los nubarrones también pasan.

    ResponderEliminar
  8. Estoy en paro, sobrecualificado para cualquier trabajo al que me presento (tener un doctorado en España se ve como una amenaza mucho peor que el Antrax), no tengo independencia de ningún tipo, paso de los treinta por mucho, cuando lo consigo, vivo de alguna beca, no tengo cotizaciones a la seguridad social porque siempre me he dedicado a la investigación, ayer buscando trabajo me colgaron el teléfono directamente, así, a lo bárbaro, sin una despedida siquiera, no tengo hijos porque no puedo mantenerlos.... ¿De verdad queréis que siga?????

    Aún así, me siento afortunado con lo que tengo!!!!!!

    Ánimo a tod@s.

    ResponderEliminar
  9. Respecto a la ginebra... me encantan los gin tónics.

    Añade un poco de corteza de lima rallada... y un pelín de zumo... eso contenta a cualquiera.

    No es por autocitarme, pero en nuestro blog hay un post sobre el gintónic.

    Espero que todo mejore.

    ResponderEliminar
  10. Vagante,

    Realmente, lo eres, lo somos. Como decía a todo es relativo, todo depende. Lo que está claro es que cada uno cuenta la feria según le va en ese momento.

    Siempre he oído que buscar trabajo es de por sí un trabajo, no remunerado pero lo es. Así que muuuucha suerte a todos lo que no tenéis TODAVÍA, la suerte de estar trabajando. Mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  11. Hola anónimo,

    Hoy viernes, la cosa no ha mejorado. Me he topado con la administración y es que el "desconocimiento de la ley no te exime del cumplimiento de la misma"

    Otra vez se me retrasa todo lo que tenía que hacer ayer... Tengo más trabajo para la semana que viene y más gasto.

    ResponderEliminar
  12. Gracias niño,

    Me has hecho recordar que tengo que comprar tónica y lima...

    Me voy pa la mesa cero del blasco a leer el post.

    ResponderEliminar
  13. puffffff...cómo te entiendo...ha sido como si me leyera a mi mismo, lo malo es que lo mío no ha sido un día..llevo una temporada que madre mía...

    lo bueno es que o la palmo o renazco aún mejor...

    pero creo que hoy no va a ser....

    ResponderEliminar
  14. Hola Moli,

    Sí, sí, yo también llevo mala racha. Este 2010 no está siendo muy bueno, la verdad.

    Lo del renacer mejor, no lo he hecho nunca. Yo siempre creoq que renazco lo mínimo, más vieja.

    Se agradecería mandases unas instrucciones...

    ResponderEliminar
  15. Si, el 2020 está siendo un asco.

    Yo renací una vez hace mucho, y la verdad es que fui mucho mejor, esta vez no sé si voy a tener fuerzas...

    de todos modos por aquel entonces no tenia esta "comunidad bloggera" que quieras que no, anima bastante...

    a ver cómo va el finde..un beso y ánimo.

    ResponderEliminar
  16. Hoy se presenta bien

    Paella con amigotes. Consuerte y Manolo celebran su cumpleaños.

    22 adultos otros tantos pollitos.

    Lo veo todo azul sapphire. Tengo ya limas y tónica.

    Buen fin de semana también.

    ResponderEliminar
  17. Entonces tenemos planes parecidos: barbacoa de mañana y copazos de noche...

    lo mismo se nos pasa el bajón con la resaca de mañana...

    venga los gin tonics...

    ResponderEliminar
  18. Diva: qué duro es a veces ¿verdad? Pero ese extra a los polluelos y ese esfuerzo por cenar algo en compañía dicen muuucho. Por algún sitio hay que echarlo, pero sólo nosotras sabemos lo poquito que sale.

    ResponderEliminar
  19. Tu sí que sabes como hacer mejor lo bueno. Gracias por tu comentario.

    Besos

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.