an

27 noviembre 2017

"Red Star over Russia": Por la noche en la Tate Modern

El último viernes de cada mes la Tate Modern hace "lates": está abierta hasta las 22:00, hay una serie de actividades y barras de bar por todos los lados. El viernes 24 era la noche para celebrar la exposición "Red Star over Russia" ("Estrella Roja sobre Rusia"), una Revolución en cultura visual (1905-1955). Las actividades estaban relacionadas con Rusia: charlas, documental en continuo (puedes entrar y salir como quieras), vodka (supongo en las barras), cabaret (más bien un teatrillo, terminaba cuando salimos de la expo) y lo más característico, mujeres vestidas con monos de trabajo y panuelos rojos en su cabeza que dirigían algunas de las actividades en grupo. Por ejemplo, en medio de la Turbine Hall de repente empezó a sonar La Internacional y un corro gigante de gente de las manos hacían pasos dirigidos por ellas. O a la entrada de la expo, una mujer de esa guisa hacía de modelo (siempre en posiciones revolucionarias), y la gente osada (Mini) las dibujaba. O más tarde, también en la Turbine Hall, estas mismas mujeres dirigían una sesión de "Fiskulturnik" (ejercicio físico copiado de viejas grabaciones soviéticas): una llevaba un megáfono, otra sacaba carteles con lemas marxistas "Trabajadores del mundo, uníos", y por fin la que hacía los ejercicios-muy energéticamente- a la que los pobres londiniumses cansados tras una semana laboral intentaban seguir. 




La exposición me encantó-bien es conocida mi pasión por la imaginería soviética; en particular la última sala con pósters de propaganda. En su mayoría la exposición proviene de la colección personal de un diseniador gráfico, David King, que comenzó a coleccionar todo tipo de piezas relacionadas con esta época en Rusia, y terminó con unos 250,000 objetos. En la exposición hay cuadros, fotos, recortes de revista o periódicos, objetos personales.

Ya comentamos en la serie de viajes Rusia, o en el divague sobre la exposición del Museo de Disenio, que muchos artistas creyeron que el arte o la arquitectura eran herramientas de cambio. Hasta entonces, el arte había estado colgado en las paredes de las élites: a partir de ahora, el arte se hizo accesible a millones gracias a impresiones, posters, tarjetas, etc. Esta iconografía llegó a gente a lo largo y ancho de la URSS: compartieron un lenguaje visual. 

Posters en diversos idiomas se pusieron por las calles, estaciones, fábricas: el mensaje era que la Revolución estaba poniendo el poder en las manos de los trabajadores. Había también trenes de "agitprop" (agitación y propaganda, me encanta esta palabra), con vagones con cine, o para exposiciones, clases, teatro... y llevaban el tema de la Revolución a zonas lejanas. 

En la última sala están mis posters favoritos, de Nina Vatolina, con mujeres "empoderadas". En la mitad del SXX, el "realismo socialista" dominaba la cultura visual de los URSS-una uniformidad que comenzó a ser rechazada por artistas como Kababov tras la muerte de Stalin en 1953 (hace un par de semanas, precisamente, vi la comedia-sí, comedia- del mismo título, dirigida por Armando Iannucci). 

Pero algunas imágenes valdrán más que un divague muy largo, así que aquí termino. Antes de irnos nos columpiamos un rato en la última instalación del otro lado de la Turbine Hall de un tal Superflex: "Un dos tres columpio!", mientras, en el fondo, la mujer del megáfono sigue increpando a las masas a seguir con Fistulturnik intensivo: Un dos tres, y arriba!
















12 comentarios:

molinos dijo...

Me encantaría esa expo. La imaginería rusa tiene mucho atractivo. Yo tengo en mi despacho dos posters chiquititos con propaganda rusa sobre sus logros espaciales. Y los compré en Londres :)

Elena Rius dijo...

Muy muy fan de las imágenes de la revolución rusa Y lo de la gente con monos y pañuelos rojos en la cabeza haciendo gimnasia soviética me parece lo más. ¡Qué lástima perdérmelo!

Luxindex dijo...

Los pañuelos de color y la gimnasia rara ésa me llaman la atención. Y lo noto porque me desvían de lo que más me gusta y a lo que vuelvo: la rusa maciza de la tercera y última foto como prefiguración de John Travolta en Saturday Night Fever.

Lo siento, perdón.

(Estoy queriedo contestar a C. S. y a NáN en el post anterior, pero me he atrancado)

Di Vagando dijo...

Hola lovelies... MO, y yo tengo un astronauta de madera articulado de la misma exposición! :) ... maniana va MIni con el cole al MUseo de la Ciencia, y me dice q se acuerda cuando fue con vosotras...

ELENA, aquí tienes más imágnes, o por lo menos mejores q las mías...http://www.tate.org.uk/whats-on/tate-modern/exhibition/red-star-over-russia Tb os he puesto el video al final del divague. Y sí, lo de la gimnasia (perdón llamémosla por su nombre, Fiskulturnik) era lo más... con música de fondo q te daban ganas de invadir algo! LUX, no disimules con "me llaman la atención"... sé q estás ya cambiando tu gym matinal por el Fiskuturnik!

Por cierto, por supuesto aquí, pese a hablar de cultura soviética el "Exit through the gift shop" opera igualmente... y vendían no solo libros posters y magnetos sino también cojines! (el poster q me gustaba a mí estaba agotado!!!) Comercializan hasta lo más sagrado babies

love

di

Elena Rius dijo...

Gracias por el vídeo, Di, me han encantado los trenes decorados con figuras de obreros y soldados, desconocía su existencia. Aquí solo tenemos cruceros con las imágenes de Piolín y sus amigos... hay que ver lo bajo que ha caído el mundo capitalista. Lo del Fiskulturnik alguien debería enseñárselo a los de mi gimnasio, que solo ofrecen cutreces como el zumba o el bodypump (que, la verdad, no sé en qué consiste, sólo el nombre me echa para atrás). ¿A que molaría decir "me voy a mi clase de Fislkulturnik"?

Anónimo dijo...

http://www.bbc.com/mundo/noticias-38536979

Creo que te gustará Di.

Di Vagando dijo...

Sí, ELENA, está chulo lo de los trenes, yo tampoco lo conocía... y eran usados para llevar la Revolución a rincones de ese megapaís... era una suerte de evangelización, vaya. LO de Piolín es muy fuerte, pero sobre todo q lo usen, q lo hayan incoporado a su léxico ministros y gerifaltes ... muy severo.

Fistulturnik al poder!!! Yo me apunto (con mis limitaciones, hay q ver cómo se movían las Fraus de la Tate!)

love

di

PS: Has visto qué chulo ha quedado lo de Cortázar en el divague del reloj? Gracias!

Di Vagando dijo...

MIl gracias Anónimo de las 20:59!!! Me han gustado mucho las aventuras de Igor en el futuro!! cocinas automáticas! ciudades subterráneas! despertadores con manitas!!!

HUgs

di

molinos dijo...

MIrad lo que he encontrado hoy, mirad que fotos más chulas. Di, te van a encantar.

http://rosphoto.org/events/heritage-revolution/

Elena, me he reído a carcajadas con lo del Fistulturnik en vez del zumba XD

Elena Rius dijo...

¡Ja, ja, ja! ¡Impagable lo del despertador!

Elena Rius dijo...

Lo del reloj de Cortázar es sin duda el perfecto broche final. ¡Toma ya, señores anunciantes de relojes!

Luxindex dijo...

El despertador manual (no analógico ni digital ¡sino directamente manual!) es, como dice Elena y Di, lo mejor sin duda.

Y ahí los soviéticos acertaron en sus predicciones: : ved si no.

(Casi he terminado mi contestación gráfica y bibliográfica a C. S. respecto al uso del césped en la Antigüedad)