8 de septiembre de 2018

"El centro cederá" , el docu sobre Joan Didion

"The centre will not hold" ("El centro cederá"): seguimos en el mismo poema de Yeats que da título al relato y luego al libro de Didion sobre el que llevo divagando la última semana, "Slouching towards Bethlehem". 

La terraza se la hizo Indiana Jones
"El centro cederá" es el documental que sobre la escritora filmó su sobrino,  Griffin Dunne el año pasado. Verlo nada más haber leído sus artículos es un total dejá-vu, porque hay trozos que son literalmente párrafos de aquellos que yo había subrayado: sobre Nueva York, sobre John Wayne, sobre escribir, sobre tener un cuaderno de notas. También habla de su vida, su relación con el también escritor John Dunne y sobre la hija que adoptaron juntos, Quintana Roo (como el estado mexicano). Su matrimonio no es que fuera un jardín de rosas siempre, supongo que como todos los matrimonios, pero se querían, y su hija bebía demasiado, la parte oscura de un ser atormentado, pero con una zona luminosa que adoraba Joan. 

Su vida era la típica de escritores: en un punto alquilan una casa en una playa medio desierta en Malibú, donde les visitan músicos, escritores, actores... quién era el carpintero que les hizo la terraza de madera, las escaleras a la playa? Harrison Ford! Y así todo. Ella tenía manías de escritora: cuando un escrito no iba para adelante lo metía en el congelador. Con Dunne, se editaban el uno al otro, se leían y releían. Ver las paredes forradas de libros es una gozada. 

"El año del pensamiento mágico" es el libro que escribió tras la muerte inesperada de Dunne, de un infarto. Al poco tiempo murió Quintana, y finalmente, aunque le costó mucho, escribió "Noches azules". No he leído ninguno de los dos... me da miedo.

Ver a Didion en el documental ha sido para mí un poco como enamorarse. He colgado fotos en los pasados divagues para que cualquiera vea la belleza y el porte de esta mujer. Pero es su vivacidad lo que trasciende, ser guapa no es suficiente: tiene unos de los ojos más expresivos que he visto (y eso que frecuentemente se los esconde tras gafas oscuras). En el documental, en concreto en la entrevista actual que le hace su sobrino, vemos hablar a Joan, y quedo atrapada en su campo magnético.


Su cara es otra, parece que se ha deformado alrededor de la boca, que ahora es enorme. su cuerpo es el de una anoréxica: un esqueleto. Sus manos... podría escribir un divague sobre sus manos. Son unas manos que me recuerdan a personas muy mayores a las quiero, manos llenas de tendones y de huesos, y de venas enormes muy oscuras, manos muy, tal vez demasiado expresivas. Didion las pone frecuentemente frente a ella, como una actriz de teatro... usa muchísimo su cuerpo para expresarse, y es el cuerpo de una ancianísima, a ratos medio espástica, que superficialemente parece que se va a romper, que lo que diga no vaya a tener mucho sentido. Pero entonces, dice cosas como "oro" (cuando le pregunta qué supuso encontrar como periodista a una ninia de 5 anios tomando ácido cuando visitó a los hippies en San Francisco). El contenido de lo que dice es tan agudo, tan profundo, tan verdad... es increíble cómo funciona su cabeza. El cuerpo le está fallando, tan castigado como ha estado por la vida pero el cerebro... es una maldición o una bendición seguir teniendo esa clarividencia cuando el cuerpo no acompania? La gran pregunta. 

El centro cederá, las cosas se desmoronan.  Siempre. Y terminas el documental queriendo cogerle las manos. 


6 comentarios:

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Di Vagando dijo...

LUX, no sabía lo de la enfermedad q citas. En el docu dicen q sus amigos se empiezan a preocupar del peso q está perdiendo tras las muertes y ella lo niega, dice q ha pesado lo mismo de toda la vida y tal. Sin embargo, luego dice el de la obra de teatro q ella escribe q acaba pesando 75 pounds (34 kg!!) y q uno de sus objetivos al hacer la obra era "alimentarla", q engordara... y de hecho lo hace (un poco). Se ve q es una pesona constitucionalmente muy pequenita, además...

Yo tampoco conocía la marca Céline creo... o sí? Ya no lo sé... en todo caso, nunca he tenido nada de ellos, hagan lo q hagan...

Me ha gustado lo de Giacometti... tengo aquí un mini-giacotti (no pequenio, sino q lo hizo mini el anio pasado) y sí... cada vez q lo mire, pensaré en ella...

hugs

di

molinos dijo...

Tienes que leer El año del pensamiento mágico y Noches azules. Te lo he dicho un millón de veces... te servirán para entender el luto por un lado y la maternidad por otro.

Di Vagando dijo...

Sí, sí, lo sé MO... no sé si dije en blog o a alguien (ya me lío) q en el pasado pre-mini he leído cosas de padres q han perdido hijos pero ahora me da miedo... siendo ella igual me animo... veremos. Graches!

di

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Di Vagando dijo...

Cuando estaba embarazada empecé a ver una celebrada peli espaniola de terror, "el orfanato". No pude. Había leído "Paula" y "Joana" (poemas de Margarit, al q se murió su hija) y creo q otras, creo, pero ahora. Mini es superfan de un libro "Wonder", d eun ninio con la cara deformada y no puedo... fue a verla al cine con el Peda y unas amigas y yo me negué... el Peda lloró, y volvió a llorar cuando la volvió a ver en casa... no me siento con fuerzas. NO sé, no es mi momento...